Facebook Twitter Google +1     Admin


Vanity Fea




Powered by Rollyo




Veblen y la teatralidad

jueves, 20 de marzo de 2014

Veblen y la teatralidad

Una teoría sarcástica, pero certera, de la vida social.

La idea de la vida social como teatro la han promovido muchos: aquí hay unas referencias que van desde Platón hasta Arsuaga. A Sartre no sé si lo he incluido, por cierto—pero tiene un pasaje muy interesante en el que describe a un camarero que no se limita a servir bebidas, sino que representa de modo teatral el papel de camararero, con los gestos adecuados y un punto de ficcionalización de su propia actividad, o auto-imitación paradójica.

Santayana comentó cómo teatralizamos incluso nuestras actitudes y emociones. En el siglo XX se convierte la noción de teatralidad en un concepto crucial para la comprensión de la psicología social; más allá de las paradojas o humoradas a lo Wilde, se abre paso en la teoría "seria" la noción de que los roles sociales tienen una dimensión teatral. La noción de la teatralización de los roles sociales se convierte en un concepto clave en la teoría de Erving Goffman en La presentación del yo en la vida cotidiana. Allí expone cómo el mundo social aparece a la vez como una presentación y como una representación. Es decir, añadimos un plus de teatralidad a nuestra actuación social para desempeñar nuestro rol con más claridad y eficacia, y no puede entenderse la interacción al margen de esta teatralización que le es inherente.

Bien, pues si estas cosas las apuntó Santayana, y las teatralizó de manera magistral Oscar Wilde en La importancia de llamarse Ernesto, hay un contemporáneo de ambos que también añade una contribución crucial a la teoría teatral de la sociedad—Thorstein Veblen, en su Teoría de la clase ociosa. Desde luego, puede utilizarse este libro como una guía para el comentario de la comedia de Wilde. Pero aunque Veblen pareció a muchos de sus contemporáneos un tanto perverso o cínico, en tanto que filósofo social, no conviene confundir sus observaciones penetrantes con meros sarcasmos. Una muestra, una cita no más, sobre lo que ve Veblen de eminentemente teatral en la exhibición del ocio que las clases acomodadas no sólo practican, sino que difunden. Sobre los sirvientes—que tienen un papel no meramente práctico, sino también dramático:machiavelli

El primer requisito de un buen siervo es que demuestre ostensiblemente que sabe cuál es el lugar que le corresponde. No basta con que sepa producir mecánicamente ciertos resultados deseables; debe, por encima de todo, saber cómo producir estos resultados en la forma debida. Puede decirse que el servicio doméstico es una función más espiritual que mecánica. Gradualmente va creciendo en ella un elaborado sistema de buenas formas, especialmente en lo que se refiere a la reglamentación de la manera en que este ocio indirecto de la clase servidora ha de desempeñarse. (83).


Todo sirviente, no sólo el camarero de Sartre, ha de hacer lo que sea su tarea, limpiar el suelo, lavar la ropa o no hacer nada, pero debe hacerlo siguiendo un ritual y una etiqueta que son eminentemente teatrales. No sólo debe ser sirviente, sino exhibirse a sí mismo en tanto que tal—igual que el aristócrata ocioso debe comportarse como tal y no dar lugar a dudas de que no da palo al agua ni lo va a dar en su vida. Ni él ni su mayordomo, para así mantener a las clases trabajadoras a raya y a distancia segura (asegura Veblen que el trabajo productivo no sólo no dignifica, sino que envilece y es objeto de reproche moral en la buena sociedad).

Como se ve, Veblen distingue con toda claridad la diferencia entre la función social en sí y la teatralización activa de la misma. Esta noción es clave en su Teoría de la clase ociosa, y por tanto es este libro uno de los principales documentos del interaccionismo simbólico en su forma moderna—junto con obras de William James, George Herbert Mead, y, por qué no, el propio Wilde, una generación anterior a la de Goffman y Nelson Goodman.

Claro que esta teoría de la clase ociosa tiene un antecedente crucial en el siglo XVIII, la Teoría de los sentimientos morales de Adam Smith. Y, yendo un poquito más para atrás, las cartas de Lord Chesterfield a su hijo, sobre las maneras del mundo social, aunque aquí se mezcla la teoría con la práctica vivida de la clase ociosa, y hay menos distancia entre el analista y el hecho observado. Porque si bien una distancia entre el sujeto y su rol es crucial para esta teoría, le es beneficiosa una dosis mayor de ojo crítico, e incluso de desprecio irónico, a los buenos modales. Hay que ser un poco aguafiestas para exponer a la vista la teatralidad de la vida cotidiana. Veblen lo era un tanto. Goffman estaba más camuflado, un aguafiestas infiltrado en la normalidad, un tipo de cuidado, un Maquiavelo moderno. ¿He mencionado a Maquiavelo como antecedente de esta teoría dramática de la vida social?




VEBLEN Y LA TEATRALIDAD en Ibercampus.




—oOo—

Etiquetas: , , , ,

Sábado, 14 de Febrero de 2015 18:52. José Ángel García Landa Enlace permanente. Semiótica


Veo el Salto de Roldán

jueves, 20 de marzo de 2014

Veo el Salto de Roldán

Etiquetas: , ,

Sábado, 14 de Febrero de 2015 18:48. José Ángel García Landa Enlace permanente. Imágenes


Resuelto el misterio de los asesores

miércoles, 19 de marzo de 2014

Resuelto el misterio de los asesores

Nadie entendía para qué necesitaba Zapatero 600 asesores, Gallardón 400 y Rajoy los cientos y cientos que tenga. Todos los comentaristas políticos tirándose de los pelos, llamándoles cuentistas, hablando de despilfarro inexplicable—sobre todo habida cuenta de que al parecer no les asesoraban gran cosa, y en todo caso tampoco siguen sus recomendaciones... Pero la razón es muy sencilla, la explicó Thorstein Veblen en 1899, en su Teoría de la Clase Ociosa:

"La posesión y mantenimiento de esclavos empleados en la producción de bienes es señal de riqueza y valía, pero el mantenimiento de siervos que no producen nada es prueba de que se posee todavía más riqueza y más alta posición. Al amparo de este principio surge una clase de sirvientes, cuanto más numerosa mejor, cuya sola función es prestar servicios estúpidos a la persona de su propietario, para demostrar así la capacidad que éste tiene de consumir improductivamente una gran cantidad de servicio. De ahí proviene una división del trabajo entre los sirvientes o dependientes, cuya vida se emple en mantener el honor del caballero ocioso: mientras un grupo produce bienes para él, otro grupo, generalmente encabezado por la esposa, o por la esposa principal, consume para él viviendo en ociosidad ostensible. De este modo se demuestra la capacidad del amo para asumir un enorme gasto pecuniario sin que ello afecte su magnífica opulencia." (p. 85-86)



—oOo—

Etiquetas: , ,

Sábado, 14 de Febrero de 2015 18:45. José Ángel García Landa Enlace permanente. Cómo somos


La estatua del jardín botánico

IMG_6197De Radio Futura era, supongo que ahora de Radio Pasada será. A veces le canto esta canción a alguna estatua, y me acuerdo de cuando la oíamos hace ... ¿treinta años hará?  Junto al estanque me atrapó la ilusión.

 
 La estatua del Jardín Botánico









 

—oOo—

Etiquetas: , ,

Jueves, 12 de Febrero de 2015 16:26. José Ángel García Landa Enlace permanente. Músicas mías


Pluralismes scientifiques

miércoles, 19 de marzo de 2014

Pluralismes scientifiques

Avec Stéphanie Ruphy. Minute 5.

Etiquetas: ,

Jueves, 12 de Febrero de 2015 16:19. José Ángel García Landa Enlace permanente. Filosofía


Tiempo del relato

miércoles, 19 de marzo de 2014

Tiempo del Relato

Una duodécima parte de mi libro Acción, Relato, Discurso, que ahora aparece en la revista electrónica Cognition & the Arts eJournal, de la red de lingüística y ciencia cognitiva editada por Mark Turner.



En la SSRN:

Cognition & the Arts eJournal 6.5 (17 marzo 2014).*
2014
Literary Theory and Criticism eJournal 28 Feb. 2014.*
2014

Y en otros repositorios:
Tiempo del relato - en Academia.




Aspecto del relato


Etiquetas: , ,

Miércoles, 04 de Febrero de 2015 23:09. José Ángel García Landa Enlace permanente. Trabajos


De Filología

miércoles, 19 de marzo de 2014

De Filología

De Filología by JoseAngelGarciaLanda
De Filología, a photo by JoseAngelGarciaLanda on Flickr.

Etiquetas: , ,

Miércoles, 04 de Febrero de 2015 23:06. José Ángel García Landa Enlace permanente. Imágenes




EXCELHONOUR

martes, 18 de marzo de 2014

EXCELHONOUR

excelhonour
 





































Tengo, quizá, el honor de contar en mi currículum con el libro más gordo del mundo, que no es ni la Biblia, ni Clarissa, ni la saga de Juego de Tronos, sino mi Bibliografía, el Libro Librorum.

Bueno, quizá el libro más voluminoso sea en realidad la  Enciclopedia Espasa, o alguna enciclopedia china, pero esas no las ha compilado ni tecleado una sola persona. Mi bibliografía, sí. Hace diez años imprimí la mitad (renuncié a imprimir toda), y me salieron 26 volúmenes tamaño tesis doctoral. La encuadernación fue mi ruina; los puse encima de un carrito y se partió éste. 


Desde entonces no ha parado de crecer la Bibliografía, pero claro, ya no la volveré a imprimir, y menos a encuadernar. Digamos, por abreviar, que mide varios kilómetros de longitud, que es el Libro Gordo de Petete, la cosa más enorme jamás tecleada por el ser humano. Me río yo de la Patrología de Migne, o del libraco de H. J. Darger In the Realms of the Unreal.

Antes mi bibliografía era una sola Obra, muy gorda, eso sí, pero de baja rentabilidad—pues añadirle cien páginas más sólo aumentaba su tamaño en un uno por mil. Pero ahora, sin yo pergeñarlo, de repente ha estallado en mil "publicaciones"—por así llamarlas—diferentes. Su rentabilidad imaginaria ha aumentado, por tanto.

Voy encontrando trozos de mi bibliografía en los repositorios más extraños, como éste cuyo nombre me tienta a mencionarlo, Excelhonour. No sé si están ahí mis documentos de manera estable o si esta gente (o cíborgs, o lo que sean) van recopilando y tirando las cosas según los deseos o fantasías del usuario.

Sea como sea, parece ser que ahí está (al menos de momento) mi bibliografía sobre T. S. ELIOT.


De Eliot mismo no he publicado gran cosa yo mismo, aunque lo mencionaba en este artículo, a cuenta de aquel ensayo de Persse McGarrigle, "La influencia de T.S. Eliot sobre Shakespeare", y otras retroactividades literarias.

 




—oOo—

Etiquetas: , , ,

Lunes, 02 de Febrero de 2015 12:15. José Ángel García Landa Enlace permanente. Trabajos








Blog de notas de
José Ángel García Landa

(Biescas y Zaragoza)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
"Algo hay en el formato mismo de los blogs que estimula un desarrollo casi canceroso de nuestro ego"
(John Hiler)





Archivos

Temas

Enlaces


http://garciala.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris