Facebook Twitter Google +1     Admin


Vanity Fea




Powered by Rollyo




De comisiones

En plan gaceta departamental, o acta alternativa, informaré de que ha habido dos reuniones de comisiones a las que he asistido últimamente. En una, se finiquitó la comisión de Doctorado (la única que yo presidí en tiempos, y la que más trabajo me ha dado), y se inauguró la Comisión de Posgrado, ya de cara a la nueva normativa universitaria y las inminentes reformas de titulaciones. Aunque como de momento no está determinada cuál será la composición de esta comisión, allí seguimos de momento los doctores del Departamento en pleno.

Se habló de la nueva normativa para dirigir tesis o formar parte de tribunales (aquello de distinguir entre doctores de primera y de segunda). Serán doctores de primera, o por seguir la denominación oficial, "doctores con experiencia investigadora acreditada" (ver PDF): es decir, podrán dirigir tesis y formar parte de tribunales los doctores que tengan un sexenio de investigación o que cumplan una serie de requisitos alternativos en cuanto a méritos de investigación (libros y artículos publicados en lugares de reconocido prestigio). Quedó la duda de si esta segunda vía estaba abierta también a los profesores titulares sin sexenio, cosa que negaba el Dr. Collado, pero como la ley no lo dice, se acordó elevar una consulta. A mí me llamó la atención que una cosa que sí dice la ley es que el Departamento establecerá una relación de profesores encargados de dirigir tesis doctorales ­ y en la reunión se nos dijo, en cambio, que la determinación si alguien es "de primera" o "de segunda" se hará a la vista de propuestas concretas de dirección de tesis o participación en tribunales lo cual, a pesar de parecer menos desagradable a primera vista, es más "disuasorio" y se presta más a la indefensión y a la variabilidad de criterios. En mi opinión. Y además, qué jolines, la ley habla de hacer una lista, así que hágase. (Ver artículo 7.1 de la normativa de nuestra universidad, otro PDF, o artículo 10.2 del Real Decreto de Posgrado - PDF). Allí dice que la Universidad establecerá "en sus programas oficiales de posgrado (...) la relación de profesores e investigadores encargados de la dirección de tesis doctorales".

Claro, ya estamos con la ambigüedad de la redacción. Yo leo esto y entiendo que se refiere a una relación de personas que pueden dirigir tesis, no personas que ya están efectivamente dirigiendo una tesis (con proyecto de tesis aprobado, se entiende). Parece que la interpretación de nuestro Departamento (y seguramente de nuestra universidad) va a ser la contraria, la del (aparente) mínimo esfuerzo: no hacer la relación, sino dejar que "se haga" por selección natural. Esto tenderá a concentrar la dirección de tesis en pocas manos (aún menos manos, quiero decir). En la ausencia de una "relación" de todos los capacitados, ¿qué ve el alumno que se matricula en el programa? Pues que los "doctores encargados de la dirección de tesis" son Fulanito y Menganita. Los demás, interrogante, sean o no acreditables... Es una interpretación posible de la ley, seguramente. Aunque a mí me parezca perniciosa.

En otro orden de cosas, en esa reunión de la Comisión de Posgrado nos anunció la directora de nuestra revista, la Miscelánea de espantoso nombre, que renunciaba a seguir ocupando el cargo. Este es otro cargo que yo tuve durante varios años (varios años 90). Diez años estuve tecleando y maquetando, de ellos ocho fui el director de la revista. Y administrativo y editor todo en uno, que me la hacía a pulso. Con la colaboración, eso sí, de mis subdirectora y el Consejo de Redacción para la selección de los artículos. Bueno, pues ahora resulta que, según se dijo en la reunión, todo el trabajo que se dedique a la revista será por puro amor al arte. Los artículos que publiquemos en ella, valor cero, por ser de nuestro departamento (aunque hayamos llevado estrictamente lo del peer reviewing con informadores externos). Bueno, pues me podían haber avisado. En realidad ya me avisaron en la oposición, cuando me pusieron un uno sobre diez en el apartado "otros méritos" después de haberme escuernado diez años con la revista (amén de otros menesteres, claro). Un mensaje clarito clarito.

Con lo cual, les pregunté en la comisión qué razón podía tener entonces nadie para querer hacerse cargo de un trabajo no remunerado ni en dinero ni en horas, ni en méritos de investigación ni de administración. Pues ya lo veremos. Decían que necesitaban un webmaster, que si la Miscelánea es conocida por algo, es por su edición electrónica (que organicé yo, por cierto). (Claro que tampoco es que sea tan tan conocida según dicen los contadores, mi sitio web tiene como diez veces más visitas que la revista del departamento, y no es yo que tenga muchas tampoco). ¿Alguien se apunta a webmaster o director, por amor a un certificado? A mí que me busque Rita. No por vagancia, sino por principios. Y porque ya hice el hidiota durante diez años, al parecer. Aunque creo que hasta la fecha a las demás personas que han hecho el idiota con la revista sí les han contado los méritos: sólo yo desde luego he obtenido una calificación tan insultante como la que he dicho, UNO sobre DIEZ. ¿Alguien no ve la injusticia en esto? Pues que venga Santa Lucía y les arregle la vista.

Hoy hemos tenido otra comisión, esta vez para discutir el compromiso del Departamento con las acciones de protesta a favor de un título de grado de Inglés, y también para informar sobre el Plan de Ordenación Docente del año que viene y otras cuestiones de la Facultad.

1) El Director ha reconocido lo mal organizadas que habían estado en el Departamento las movilizaciones, con una asistencia mínima, y ha pedido colaboración. Los catedráticos le han respondido que es él el responsable de movilizar al personal, que se mueva como Director, y que aunque delegue alguna cosa, tiene que estar al frente directamente de entrevistas, iniciativas, marchas etc. El Dr. Collado ha llamado la atención sobre el escaso interés de los profesores más jóvenes y no permanentes en este asunto, cuando deberían ser los más interesados en la defensa de una titulación que afecta directamente a su continuidad en el puesto de trabajo. Pero desde luego en la reunión no ha habido ningún movimiento entusiasta (ni de mala gana) de sumarse a la organización de marchas etc. Yo he insistido sobre la iniciativa del Director para nombrar una comisión (por sorteo, he dicho) si no había voluntarios, y sobre algunos puntos básicos a la hora de preparar las manifestaciones: carteleo masivo, elaboración de una lista de correos electrónicos de alumnos, etc. Pero también he dejado claro que no pensaba encargarme yo hacerlo, "- Que lo haga JoseAngel, claro; - pues no, que aquí estamos noventa más los alumnos, y esto es cosa de todo el Departamento, ni siquiera de la Facultad de Filosofía y Letras solamente". También he llamado la atención sobre el nombramiento en falso de los anteriores representantes para el comité interdepartamental, pues la Dra. Onega figura en ese comité como representante mientras que a nosotros nos dice que no lo es; y el Director dice que en efecto no se nombró entonces ninguna comisión. Vale, pues no hay comisión: a estas alturas estamos aún sin comisión. Perfecto. Pues que se nombre ahora, y que informe, y que movilice, y que grite por los megáfonos y haga carteles. Y si no se nombra ni hace eso, pues apaga y vámonos. (Por cierto, en una nota más optimista, y consuelo de tontos, también les digo que la desmotivación y pasividad son parecidos en todas las demás universidades, no sólo en ésta)

(- Interés ninguno - me comentan - Nosotros estamos bien ubicados, pero otros ya veremos. Si no hay unidad en la profesión, cómo vamos a esperar que nos apoye nadie de fuera. Para las otras disciplinas somos los rivales, y viéndonos con tan poca fuerza, se nos van a comer con patatas.

- En cuanto a las movilizaciones, me dice otro, si no hay violencia nada, no nos harán ni caso.

- ¡Ja ja! ¡Sí! ¡Podríamos nombrar una Comisión de comisión de actos de violencia! )

Un episodio "curioso" de la reunión. Cuando el Director, Dr. Inchaurralde, nos dice que una persona sí se había ofrecido voluntaria para ayudar a organizar las movilizaciones, el Dr. Collado ha aludido con un tono de infinito sarcasmo y desprecio a que "quizá sea esa persona que todos conocemos que se apunta a todo" insinuando que era una especie de compulsión o debilidad mental perdonable de esa persona a la que se refería, supuestamente conocida por todos a decir del Dr. Collado, y que todavía ignoro quién es - ni sé si estaba presente en la reunión esa persona a la que se refería; por lo cual a pesar de las repetidas insinuaciones del Dr. Collado no sé exactamente cómo interpretar el grado de desprecio (que haberlo desde luego lo había, y mucho) ni la intención específica de ese comentario. Creo que a mí no se refería. Ahora bien, sí me queda claro que si el que una persona se presente voluntaria para ayudar merece este tipo de burla por parte del catedrático, quizá no haya que esperar mucho más entusiasmo por colaborar por parte de nuestro personal observador.

Una luz de esperanza que brilla en el horizonte para los "Estudios Ingleses" es que la nueva ministra parece haber dado un relativo paroncillo a la implantación de los nuevos títulos, o por lo menos no hace todo (deshace todo, dice el Dr. Collado) a tanta velocidad como la anterior ministra. Está más interesada en la reforma de la LOU, y mientras reforma la reforma igual nos plantamos en dos años, elecciones, nueva ministra y vaya usté a saber.

2) Se nos informa de cuestiones a nivel de organización docente de la Facultad. Por ejemplo,

- de la supresión de la tercera convocatoria de exámenes (tan aborrecida por los profesores). Como se anuncian protestas de los alumnos, el Decanato nos plantea concesiones, rebajillas en las notas, medias que permitan sacar aprobado, facilidades de matrícula. Se propone aprobar las facilidades administrativas pero no las tocantes a la evaluación.

- También se nos informa de la tímida introducción del Programa Tutor (por el cual se implanta la figura de un tutor personal de asesoramiento y orientación a los alumnos). De momento es voluntario apuntarse a él. Yo manifiesto que me parece muy importante que se haga eso, y que por eso esperaré a que se imponga obligatoriamente y de manera generalizada (en vez de ofrecer una especie de escaparate o globo sonda).

Y en lo referente al Plan de Ordenación Docente. bueno, pues no se ha hecho nada por fin. El Vicerrectorado parece adormilado, no saca normativa ni criterios al respecto, no sabemos si el nuevo Máster se va a implantar o no, suponemos que sí pero no hay indicaciones de cómo, no hay sistema de preinscripción, ni se sabe quién va a dar qué, todo se hará al final improvisadamente. No sabemos cómo se va a contabilizar nuestra docencia, ni las "descargas" de los investigadores pata negra. En cuanto a si habrá alumnos para la nueva titulación, de haberla, es todavía más incógnito.

Sí se nos comenta en la reunión que este próximo año académico será el último que veamos en nuestra actual ubicación: en mayo de 2007 pasamos a la demolición del edificio, y un desalojo durante tres años (al menos) hacia un destino todavía desconocido.

Ay, mi despachico, con sus libros amontonados, su estegosaurio llamado Philologia, sus tesis doctorales de los años ochenta, sus calaveras, sus macetas...! Con la expulsión empezará el siglo veintiuno, in my mind at least, un siglo de mudanzas e incertidumbres. Seguro que cuando vuelva por aquí, si vuelvo, tenemos una macro-oficina con mamparas, en vez de despachos.

 

Confusas enseñanzas, y POD

Comentarios » Ir a formulario







Blog de notas de
José Ángel García Landa

(Biescas y Zaragoza)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
"Algo hay en el formato mismo de los blogs que estimula un desarrollo casi canceroso de nuestro ego"
(John Hiler)





Archivos

Temas

Enlaces


http://garciala.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris