Facebook Twitter Google +1     Admin


Vanity Fea




Powered by Rollyo




Proyectándose por la web

A photo on Flickr

 

Los grupos de investigación, antiguamente llamados "cátedras", son instituciones potenciadas desde hace algunos años al aplicarse a las humanidades el sistema de trabajo en equipo de las ciencias duras. Antes aquí cada cual investigaba por su cuenta lo que su olfato le daba a entender, aunque naturalmente hubiese escuelas, tradiciones, maneras y circulillos. Ahora, además, tiene que haber "proyectos", proyectos subvencionados se entiende, que es lo que aglutina a un grupo como tal y le da entidad y le da sustancia: todo gira alrededor de la subvención, por simbólica que ésta sea a veces. Lo no subvencionado no es investigación oficial, y por tanto no cuenta para mucho. Claro que las contrapartidas son... pues lo dicho, la perpetuación de las viejas cátedras y sistemas solares de profesores jerárquicamente subordinados al director del equipo o catedrático, y la dinámica partidista que introducen estos grupos en el funcionamiento de los departamentos.

Por ejemplo, en nuestro departamento se han apoderado los grupos, con su sistema de votación en filas cerradas, de los estudios de postgrado, vedando la docencia en máster o la dirección de tesis a quien no pertenezca a esos grupos. Esto crea tensiones, lleva a conflictos, recursos, y hasta a contenciosos administrativos, que es donde estamos. Pero entretanto se resuelve, los grupos van campando a sus anchas no sólo por sus terrenos investigadores sino también por los docentes. Porque la unión hace que la fuerza te acompañe. A mí me parece genial que se investigue en pareja o en triángulo o en grupo, pero me parece menos bien las dinámicas feudales que contribuyen a instaurar estos grupos—especialmente en una atmósfera histéricamente jerarquizada como es la de un departamento universitario, ad maiorem gloriam catedram.

Ay, los catedráticos... tan parecidos a los titulares según la ley, y tan distintos de facto, pues son los que se cuidan de tener bien atados los hilos de quién se promociona y quién no, quién entra y quién sale. Su razón de ser como cuerpo, vamos. Los equipos son una maravillosa herramienta para esta Realpolitik —eso al margen de las investigaciones que hagan.

Bueno, pues una vez materializados en torno a un proyecto de investigación subvencionado, una de las formas visibles que adquieren los grupos o equipos de investigación hoy en día es haciendo una página web. En el departamento tenemos al menos dos páginas web de equipos de investigación oficiales: la del equipo de cine, y la del de literatura.

Los de cine (equipo del Dr. Deleyto) tienen una especie de blog a ritmo lento, donde aparecen reseñas de películas comentadas, aparte de la información sobre los miembros del proyecto, de las actividades del mismo y de información bibliográfica.

Y últimamente han estrenado web los del equipo de literatura dirigido por la Dra. Onega, "Contemporary Narrative in English Research Group", http://cne.literatureresearch.net — sitio en red que puede tener interés en visitar quien no lo conozca todavía. Allí hay una página con cada miembro del equipo y hasta su currículum y foto, y hay además una sección de información bibliográfica sobre algunas de las principales líneas de trabajo del equipo.

Esta web se nota que es diseño de encargo y de pago, sale una foto muy moderna, con la niña de Rajoy. Sin embargo la web es menos interactiva que la página del equipo de cine. En aquélla publican reseñas (¡pocas!) no sólo los miembros del equipo, sino también espontáneos, asociados o simpatizantes, y al ser un blog con comentarios, hay posibilidad de feedback—aunque, según he observado, no de re-feedback, puesto que los comentarios que pones quedan sin comentario a su vez ni respuesta, y no se origina realmente una conversación sobre la película, que podría ser una de las posibilidades interesantes a desarrollar. Pero bueno, eso pasa, o no pasa, dependiendo del interés, dinamismo, comunidad generada, etc. Por lo menos el sistema utilizado abre las posibilidades.

Como digo, la web de literatura es más cerrada—una página web tradicional, no un blog; es decir, algo más "tipo escaparate", que presenta la actividad sobre la que se informa como algo que sucede fuera de la web—no como un proceso que puede tener lugar allí mismo. No hay posibilidad de feedback al margen de enviar un correo electrónico al equipo; no hay comentarios públicos, etc. Pero es que en realidad tampoco hay nada sobre lo que comentar: como digo, el equipo presenta su actividad como algo que sucede en otra parte. Un equipo de investigación en humanidades produce básicamente textos, publicaciones, como resultado de su actividad, y aquí se nos informa puntualmente de las publicaciones producidas. Pero no se incluye una ni de muestra.

Exagero, claro, cómo no: algunas de las publicaciones (poquitas) están en sitios accesibles en red, y leyendo el currículum se puede llegar a ellas... pero eso ya es responsabilidad de la revista en cuestión, no de este sitio web. Yo, particularmente, encuentro curioso que un equipo con abundantísimas subvenciones públicas, qué digo, millonarias subvenciones públicas, no proporcione al público siquiera un poquito de los resultados, si no es pagando. Pagando al editor que sea, claro, porque el equipo no se autopublica, eso no tendría calidad... por muy acreditada que esté su calidad por otra parte. Hay que mantener la máquina de la calidad rodando, y eso significa publicar en sitios donde el público sea el pagano.

Yo he tenido disensiones serias con estos equipos que me caen cerca y sobre todo con sus directores, por la política territorialista que han alentado y la dinámica de partidos que han instaurado en el departamento. Como digo, en los tribunales está el contencioso ahora. Así que no se sorprenda nadie de que no me corte de hacer unos pequeños comentarios sobre la imagen pública de estos equipos. Aunque lo que digo se pueda aplicar a muchos más, supongo.

Es explicable que desconfíen las cátedras de las tecnologías con feedback, porque podrían aparecer allí publicados comentarios indeseados sobre la política departamental del grupo de investigación o apoyo mutuo. Hasta ahí, comprensible.

Pero tómese como crítica constructiva la siguiente. Un equipo subvencionado ampliamente para producir TEXTOS tiene la posibilidad de darnos a conocer algunos de los TEXTOS producidos. Sin perder dinero, ojo, que en las publicaciones académicas sólo lo ganan las editoriales. Creo que con eso mejoraría muy notablemente el desempeño de la función de un equipo de investigación, que es la producción y difusión de su investigación. Y se cumpliría mejor la función de la web misma, claro. Que si no está ahí para difundir, no sé para qué esta. Bueno, sí: para proyectarse por la Red, el gran escaparate del que no puedes escaparte... Pero la Red no es una foto fija de "otra realidad" textual y comunicativa—es el centro mismo de esa realidad. A ver si bajamos a ella, a dejarnos oír... o hasta a dialogar, si procede. Que no muerde.

En suma: se sugiere o requiere que los equipos de investigación subvencionados, para mayor bien de la sociedad e ilustración del público, difundan su investigación subvencionada por la web. Pública y gratuitamente. ¿Qué menos, trabajando para una institución pública, de una nación socialista, y habiendo recibido cuantiosos fondos adicionales para hacer lo que hacen?

Martes, 11 de Marzo de 2008 13:26. José Ángel García Landa Enlace permanente. Departamento

Comentarios » Ir a formulario

garciala







Blog de notas de
José Ángel García Landa

(Biescas y Zaragoza)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
"Algo hay en el formato mismo de los blogs que estimula un desarrollo casi canceroso de nuestro ego"
(John Hiler)





Archivos

Temas

Enlaces


http://garciala.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris