Blogia
Vanity Fea

Cómo somos

A Dilemma

miércoles, 22 de marzo de 2017

A Dilemma

 

Scott Derrickson @scottderrickson

Like the art you like, not the art you want to like.

i.e. 'do what you do, don't do what you'd like to do'?

Joseangelizándome

lunes, 20 de marzo de 2017

seeyou

Hoy me decía una compañera del departamento que uno de los catedráticos me ponía como contraejemplo, avisando del riesgo de 'joseangelizarse'. No tengo muy claro qué significa 'joseangelizarse' —más o menos algo en la línea de dedicarme a escribir blogs, o de ir demasiado uno a su bola, sin participar de los planes que elaboran los catedráticos para su propio bien y el de los demás. Supongo. O quizá significa pasar de la política departamental, y comisiones, y cosas así, quizá. Y es posible, sí, que me haya pasado en eso de ir por el departamento a horas propias o extrañas, sin tratarme mucho ni con propios ni con extraños. A veces también echo de menos los tiempos en que (como decía a los espectadores Homer Simpson atrapado en la jaula de monos del zoo) yo antes también era como ustedes.

Sea como sea, me alegro de haber llegado al nivel de dar lugar a que se acuñe vocabulario a cuenta mía. Aunque sea como contraejemplo—ya se sabe que lo que es ejemplar para un ejemplar, es contraejemplo para otro.

Y en cualquier caso, a mi edad ya deriva uno hacia la petrificación, a coger formas fijas, y a parecerse cada vez más uno a sí mismo (en realidad no paramos de hacer otra cosa, hasta  llegar a extremos de desconocernos). Vamos que si me joseangelicé en tiempos, el desjoseangelizador que me desjoseangelice, buen desjoseangelizador será....


Cómo somos

 

—oOo—

Retropost (2007): Desvíos de fondos



Carta que envío a

ANESVAD,
Henao, 29
48009 BILBAO
14/3/07


Estimados Sres.:

Les ruego por la presente que cancelen el envío de los recibos periódicos que vienen haciendo a mi cuenta corriente del Deutsche Bank, pues en las actuales circunstancias mi situación económica no me permite seguir haciendo contribuciones a su organización.

Ruego asimismo cancelen mis datos personales de su fichero.

Les agradezco la gestión durante estos años de mis donativos con fines de apoyo al desarrollo.

Atentamente,

José Ángel García Landa

(La verdad es que lo siento mucho por los leprosos, pero a estas alturas ya no se puede saber si esto les va a suponer alguna diferencia o no, tras la detención del presidente de Anesvad y anteriormente la destitución de otros directivos por apropiación indebida de fondos. Lástima, pues era yo socio desde el siglo pasado. Espero que la organización se depure y siga cumpliendo sus funciones, pero me temo que será sin mí. Aún me quedan Ongs que me envían por cierto cantidades desproporcionadas de papel y revistas, señal de unos importantes gastos administrativos que yo preferiría ver orientados otra manera. En fin, que las ONGs son, antes que nada, empresas, y puestos de colocación para occidentales. Aparte de lo que mucho o poco consigan hacer en el sur y el oriente, como efecto casi colateral).

(PS: Me llamaban de Telecinco, que han leído esto, a ver si quería participar en un programa que preparan sobre esto de Anesvad; pero he dicho que no, gracias. Espero que encuentren testimonios más interesantes que el mío. Y les deseo a las personas que siguen trabajando de buena fe en la organización que logren remontar el bache).

Aunando datos

 

—oOo—

 

Retropost (2007): Retrovisor interiorizado

A veces echo en falta, andando por la calle, no llevar retrovisores. No es que los eche de menos deliberadamente, vamos, que no es que me tiente instalarme unos en los hombros; lo que pasa es que espontáneamente a veces echo una mirada al retrovisor... y me encuentro con que no tengo retrovisor, porque no voy en mi moto (o coche), sino a pie. En la moto no ando escaso de ellos, parece la vespa de Quadrophenia, con cuatro retrovisores; y el coche tiene los tres de rigor, que creo que miro tanto como lo que tengo delante (no es que eso sea muy aconsejable, no...). Por la acera, me tengo que conformar con echar un ojo a los escaparates que pillan al bies. El caso es que, leñe, sí que vendrían bien unos pequeñitos, en la esquina de las gafas... Esto de los retrovisores es un caso curioso, y muy de andar por casa, que muestra cómo interiorizamos esquemas perceptuales no "naturales". Los saltos de secuencias en el cine son otro ejemplo. Los interiorizamos sobre todo si son convenientes, y nos permiten relacionar rápidamente dos imágenes con poco esfuerzo. Lo de volver la cabeza es un rollo, estamos deficientemente diseñados para eso, y la mitad de las veces no nos enteramos de lo que pasa a nuestras espaldas. Qué limitado se encuentra uno de repente sin sus retrovisores, abocado a la vista al frente; es como llevar anteojeras. Y qué práctica, la polvera de la femme fatale, para estos casos, o el bruñido mechero del investigador privado.
Moto EN
Parapraxis perceptual con desmaterialización televisada
—oOo—

Retropost (2007): Desconexión del sistema auditivo



He estado por la mañana entre amodorrado en la cama a base de couldinas, oyendo la radio, y completando este artículo sobre la neurología de la consciencia, que se me borró ayer la mitad. Bueno, pues la combinación de esas dos experiencias me ha hecho fijarme en una cosa que me pasa a menudo antes de dormirme (se nota especialmente si estás escuchando la radio). Conforme te vas sumiendo en la inconsciencia, tumbado en la oscuridad, hay un momento en el que se te desconecta el oído del cerebro. Bueno, a mí por lo menos me pasa. No es el momento de perder la consciencia: de hecho, siguen los demás pensamientos su curso, y hasta es posible fijarte en que has dejado de oír cosas. Y con un leve toque de atención, vuelves a conectar el oído, y nada cambia en tu percepción global excepto que la radio se conecta otra vez. Es un efecto curioso, exactamente lo mismo que si estuvieses controlando el aparato con tus ondas cerebrales. Creo que es un ejemplo práctico de cómo la consciencia consta de componentes autónomos procesados por el cerebro y cuya interacción y acceso al nivel de consciencia más elevado es controlable, hasta cierto punto, por medio de la atención y la voluntad. La desconexión del sistema auditivo es muy útil para dormirse, pero es un rollo si estabas siguiendo el programa.

Prosopagnosia 



Retroposts


—oOo—

Retropost (2007): Ley de Skitt y parapraxis



Últimamente se habla bastante de actos fallidos, lapsus linguae y otras calamidades, a cuenta de que nuestro presidente Zapa-tero es bastante dado a cometerlos y a socavar de ese modo la credibilidad de su propio discurso. Equivocaciones casuales e insignificantes, dicen unos; señal de las tensiones acumuladas, dicen otros allá; señal de falsa conciencia, dicen acullotros. El caso es que a veces las comete con avaricia reiterativa, o parece invitarlas, como en el famoso caso de los "accidentes mortales" o el de las "vidas sesgadas" por el terrorismo.

Quien quiera hacer lecturas profundas y reveladoras del asunto ha de acudir, claro, a la teoría expuesta por Freud en Psicopatología de la Vida Cotidiana. O por qué hacemos gestos reveladores de nuestras intenciones reprimidas. El caso es que he observado que los locutores que se ensañan con Zapatero por esos lapsi a veces los cometen ellos mismos al repetirlos, se trabucan, señal de que quizá teman estarse agarrando demasiado a un clavo que sobresale del discurso del escurridizo presidente.

Podríamos relacionar con este fenómeno la Ley de Skitt, según la cual un debate en Internet que se centre en denunciar errores de escritura o lenguaje en un participante, lleva pronto al denunciante a cometer errores similares. Según la Wikipedia, muchos la ven como una especie de maldición justiciera, o como un corolario de la ley de Murphy. Voy a introducir allí mi teoría. Yo creo que muchos de estos casos de error son parapraxis freudianas. Y es que nadie está libre de semejantes atentados mentales...
 

Leyes de Murphy de la interacción comunicativa



Retroposts
—oOo—

Retropost (2006): Con críos ni al cielo II

 
Con críos ni al cielo (II)

Publicado en Nenes. com. José Ángel García Landa

Está difícil la dinámica social navideña; bueno, para qué engañarnos, está difícil la dinámica social en general. Es difícil verse con los amigos, tanto en su casa (imposible) como en la tuya (difícil, difícil). Tampoco se presta mucho la cosa a quedar al aire libre, en invierno. Y en un sitio cerrado, con los críos... Ay los críos. Nadie los quiere ver ni en pintura. "Hola, qué tal, ¿quedamos a echar un café?" - "OK... ¿Será sin niños, espero?" - "Ejem, no; es que no los puedo dejar solos en casa" - "Ah, entonces no, lo siento. Estarán majísimos, por cierto, que hace tiempo que no los veo. Bueno, adiooos... ". A decir verdad, aunque a veces pasa esto, en realidad casi ni se plantea la situación, por convenciones occidentales.  En fin, reconstruiré mi vida social a partir de cero cuando crezcan. (Casi digo cuando se vayan de casa, pobrecicos). De momento, mañana embarcamos para Biescas (con el coche recién extraído del taller, que siempre nos falla a última hora), y allí los echamos al maremágnum de primos, que esos sí que los quieren ver, y los abuelos son sufridos.  Ya se sabe que a donde no llegan los amigos llega la famiglia. Y al parecer, los niños son de por sí una situación límite. En Occidente. 
 Con críos ni al cielo

 

Etiquetas: Diario, Nenes, Amistades

 

Retroposts

—oOo—


Retropost (2006): Sigo siendo WHO?

Sigo siendo WHO?

Publicado en Personales. com. José Ángel García Landa

Creo que sigo incluido en la edición para 2007 de Who's Who in the World. Al menos me llega esta oferta especial de Who's Who:

Dear José García Landa,

There are just a few days left for you to Save 15% off all items in the Marquis Who's Who Merchandise Catalogue. If you haven't already taken advantage of this exclusive savings... now is the time!

SAVE 15% through December 31, 2006!

Capture the accomplishment of your inclusion in one of this year's Marquis Who's Who volumes by choosing from our beautiful collection of commemorative keepsakes, such as the always-popular Mahogany Wall Plaque.


Mmmm....Mahogany Wall Plaque. Me tienta, me tienta ahorrar en estas cosas. Creo que lo voy a hacer. No por modestia, sino por ahorro.

 

 

Who's Who in the What?

 

Retropost (2006): El complot de los negros



- ¿Tú quieres argo? ¿Cómprass? Mira collar; figura. 
- Eu... No, no, gracias, nada.
- ¿Y tú? ¿Cómprass, alguna cosa? Brato.
- Bueno, si no tengo dónde meterlas... Y ahora por la noche, para qué quiero gafas de sol, hombre. No, no.
- Bueeno... Nadie compra. Adiosss.
(Salimos del bar...)
- Mira que son bien plantados estos negros. 
- Eso desde luego no se lo quita nadie.
- Mira, ahí tienes otro. "Compras, compras, barato". Nada. Estos pobres, la verdad es que no venden ni pa chinchetas. No sé si alguien le comprará algo en toda la noche.
- Bueno. A veces es la excusa. Yo creo que también venden otras cosas. Es la manera de irse metiendo por todas partes, ver gente. Y luego si hay ocasión también llevan otra mercancía.
- Anda ya. ¿Tú crees? Pues a mí ni se me había ocurrido. ¿Crees que son la misma peña?
(A nuestro lado va andando un negro con su carga de figuritas y collares. Bajamos la voz).
 - De todo habrá, seguro.  Pero algunos, no te quepa la menor duda. Mira. Este que llevábamos atrás se va ahora por la otra acera. Porque tenemos uno nuevo delante. Mira cómo se miran de reojo. Están controlando la calle, a ver si viene la poli. 
(El negro de delante va echando miradas al de la otra acera. De repente, aparece por el fondo de la calle un tipo joven con abrigo, bien plantado, hablando por un móvil. Inmediatamente se desvía el negro a un bar con un grupo de gente).
- Mira al fondo de la calle. Este ya no va a avanzar más, es su zona. Allá en la esquina tienes otro echando el ojo. Están organizadísimos.
- Bueno, esto puede que sea algo de verdad, pero la mitad películas que te inventas. No sé,  supongo que la poli estaría al tanto, ¿no? Se enterarán tanto como tú, digo yo, para eso les pagan.
- Ya, pero estos vigilan también.
- Es que esto que me cuentas parece el complot aquel de los ciegos. O el de los jorobados, qué novela era esa.
- O el de los jubilados, y por qué no. Eso era aquí en Zaragoza, te acuerdas, esa sociedad de agentes secretos de la tercera edad. De ellos sí que no sospechaba nadie. Si lo de los negros ya lo viste el otro día, mira si controlaban o no.
El otro día íbamos andando por la calle, cuando nos pasan cuatro negros corriendo a toda pastilla. Uno salta la valla del parque del Huerva y se esconde entre la maleza. Detrás vienen dos policías, uno lo ha visto, saca la pistola, lo encañona. "VAMOS, sal de ahí. No me hagas entrar que te tengo visto". Ese ha caído, los otros no. Apartamos deprisa a los niños, no sea que se escape alguna bala perdida. Los otros negros se han perdido de vista, pero en el semáforo siguiente hay uno parado, o que viene en dirección contraria, oteando disimuladamente de manera ligeramente nerviosa. Hay otro parado una manzana más allá, también observando.
 - Tienen un tramo asignado cada uno; igual que los policías están al tanto para pillarlos, estos están ojo avizor para detectar a los polis. Y se conocen unos a otros y así van tirando para adelante mal que bien.
Nos cruzamos en este momento con un grupo de personas deformes, de aspecto monstruoso, rostros quemados y paralizados, socializando juntos el sábado noche. Cambiamos de tema— a la conspiración de los feos.
La mirada del gato 
  


Retroposts
—oOo—

Retropost (2006): Polonio

Polonio

Publicado en Terrorismo. com. José Ángel García Landa

POLONIO: Va a venir al momento. Mostradle entereza; decidle que sus locuras han sido demasiado atrevidas e intolerables; que vuestra bondad le ha protegido, interponiéndose entre él y la justa indignación que excitó. Yo, entretanto, retirado aquí, guardaré silencio.
Nukez-les
  
Retroposts

—oOo—

Retropost (2006): Subo la media

viernes, 30 de septiembre de 2016

Retropost #1160 (30 de septiembre de 2006): Subo la media

En muchas cosas; por ejemplo, en kilos (100)—kilos de peso, que diría alguno. Pero también subo la media en algunas dimensiones de Internet. Vía Barrapunto, me entero de un informe sobre La difusión del español en Internet  realizado por la consultora Accenture para la Fundación Caja de Burgos y la Fundación de la Lengua Española   (ver noticia en El País); no sólo tenemos un bajo número de usuarios con respecto a países "de nuestro entorno" (de nuestro entorno hacia arriba, se entiende), sino que tenemos una baja ratio de páginas: "Si se divide el número de usuarios por el número de páginas del mismo idioma, el inglés tiene el ratio más elevado con un 1,47, después se coloca el francés con un 1,25 y el alemán con un 1,23. El de España, con un 0,58, es casi la mitad que el francés o el alemán." 

Bueno, pues yo contribuyo a subir la ratio, porque en lugar de 0'58 páginas tengo más bien varios miles (¿cinco mil? ¿diez mil?—ni sé cuántos); la mayoría de ellas páginas bibliográficas generadas automáticamente por Google a partir de mi bibliografía. Esas no sé si cuentan, la verdad; tampoco sé si un fichero de texto colgado en la red cuenta como "página web". Estrictamente hablando... pues sí. Sea como sea, acabo de caer en la cuenta de que tengo seis blogs al menos en potencia: uno, dos, tres, cuatro, cinco,  seis.
 
Tengo que empezar a bajar mi media.

(Oops, acabo de caer en la cuenta de que aunque subo la media de las páginas españolas, también subo la media de las páginas en inglés, porque en inglés está escrita la bibliografía).

 

—oOo—

Retropost (2006): Presuntos presos


Presuntos presos

Publicado en Ideología. com. José Ángel García Landa

"Presunción de inocencia" es una frase utilizada con demasiada alegría por la prensa, me parece. Entiendo el concepto un tanto fundamentador del derecho en el sentido de que generalmente no hay que considerar a alguien como culpable hasta que se ha demostrado su culpabilidad. Es un principio garantista que (incluso en nuestro ordenamiento jurídico excesivamente garantista) es saludable y muy de agradecer, sobre todo cuando te pasa eso que llaman los anglosajones being framed, que te hagan un montaje para hacerte pasar por culpable de algo. A mí desde luego me gustaría que me presumiesen inocente si lo era. (También si no lo era...).

Ahora bien, esto de la presunción de inocencia rechina bastante cuando deja de ser un principio inspirador general del derecho y se invoca preferentemente en los casos criminales más sonados, de manera un tanto incongruente — "bueno, hay que respetar la presunción de inocencia"... cuando los presuntos inocentes cantan tanto que han sido capturados mientras le cortaban el cuello a su señora en plena calle, o sorprendidos con una ametralladora y un saco atracando un banco... De los asesinados en estos casos nadie dice "los presuntos cadáveres". Y tenemos así, además, la paradoja (que hace parecer muy feo a nuestro sistema legal) de presuntos inocentes arrestados por la policía, encarcelados, obligados a pagar fianzas... Mientras, otros que son presuntos culpables para mucha gente, si bien no para la ley, se pasean "con cien mil delitos".

Vamos, que mal que nos duela, estos señores arrestados que digo no tienen nada de presuntos inocentes, excepto para algún incondicional, que todos los tenemos—y para la prensa, siempre. Para mí desde luego son (no me refiero a mi opinión sobre su culpabilidad, sino a lo que considero que es su status legal objetivo), o sea, son para la ley de facto, si no de boquilla, presuntos culpables, que por eso son enviados a prisión preventiva. Hasta que se confirme su presunción de culpabilidad, o se demuestre que no se puede demostrar su culpabilidad. Que no es lo mismo que demostrar su inocencia... aunque esta sí pase entonces a ser presumida por la ley, y bien que presumen de ella entonces los interesados.

Ajusticiamientos




 

Retroposts

—oOo—

 

Retropost (2006): Ajusticiamientos



Ajusticiamientos

Publicado en Ideología. com. José Ángel García Landa

Oía ayer una entrevista en la Cadena SER con una responsable del gobierno, la secretaria general de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo, comentando la oleada continua de agresiones machistas criminales, y quedándose sin saber qué decir cuando el entrevistador exponía la incapacidad de la nueva ley de violencia de género para introducir un cambio apreciable en la situación. (Quizá sea pronto todavía para ver sus efectos, pero la Secretaria de Estado desde luego no supo qué responder: ni eso ni otra cosa coherente). Ahora que lo que me impactó de la entrevista fue la manera reiterada en que la Secretaria de Estado se referia no ya a las víctimas y sus "verdugos" (extraño que este término sea de uso corriente ya establecido para asesinos y terroristas, pues un verdugo es un agente de la ley, técnicamente hablando)--no, la Secretaria de Estado iba más allá, y decía continuamente que esos maridos, exmaridos o "compañeros sentimentales" ajustician a sus exposas, compañeras o víctimas. Así, "ajustician", una y otra vez.

Esto lleva a uno a la desesperación. No cambiaremos, nunca. Una responsable ministerial consciente de la importancia del tema, supuestamente culta, feminista, etc. etc., hablando de la importancia de la concienciación social... y me dice una y otra vez que a las mujeres las AJUSTICIAN los asesinos. ¿Será posible un nivel tan bajo, tan inexistente, de conciencia lingüística—o de talento, sin más?

(Pues quizá sí: oigo a la ministra de cultura, Carmen Calvo, invocando los contactos culturales con los países árabes, con el ejemplo de que hasta Cervantes hizo una estancia en Argel... ohmyGod!!)

(Y una sorpresita: intentando certificar en Google la identidad de estas dos excelsas declarantes, me encuentro con que hay páginas de acceso prohibido en los servicios de Internet de las bibliotecas españolas... entre ellas la página de resultados DE GOOGLE que estaba consultando! Sin palabras me quedo).


Sacré langage



 

Retroposts

—oOo—

 

Retropost (2006): La música de otros



La música de otros

Publicado en Música. com. José Ángel García Landa


 
¿Por qué será que siempre nos parece tan inexpresiva, tan sosa, la música que nos recomiendan? ¿Por qué a nadie le gusta la música que le regalamos? Porque no es la música de nuestra vida, ni la música de su vida. (A menos que realmente sea compartida, claro: música que une a un grupo de amigos, etc.). A poca gente le gusta la música, realmente. Lo que nos gusta es la banda sonora de nuestra vida. El destino, y nosotros, somos los compositores o disc-jockeys, y pocas veces admitimos sugerencias de nadie. Casi nos desagrada que alguien intente que apreciemos su música.

(Algo parecido pasa con las fotos de otros. También aquí somos egocéntricos. He puesto fotos nuevas en la web).

Sarah Brightman Radio 
 






Retroposts

—oOo—

Retropost: À la recherche

Retropost #1055 (13 de julio de 2006): À la recherche


Ayer tras la manifestación me pasé por la FNAC, por la sección de literatura francesa, a ver qué recuerdos me traía, y me hice con un libro que me pienso leer este verano, y hasta he prometido regalarlo: Suite française, de Irène Nemirovsky. Pero se habían llevado el último ejemplar de la primera edición que había el otro día... grr... un recordatorio más de que hay que actuar impulsivamente, seize the day.

También, en busca del tiempo perdido, aunque no lo encontré, compré À la recherche du temps perdu, en un volumen sólo, me llamó la atención, 2403 páginas. También ayer, más experiencias proustianas, leía en Speech Acts in Literature:

sbEn cualquier caso comprendí la imposibilidad de saber de manera cierta y directa si Françoise me amaba o me aborrecía. Y así fue ella la primera que me dio la idea de que, al contrario de lo que yo había pensado, una persona no se presenta inmóvil y clara ante nuestros ojos con sus méritos, sus defectos, sus planes, sus intenciones para con nosotros (como un jardín al que miramos a través de una verja con todos sus límites extendidos ante nosotros), sino que es una sombra que nunca podemos penetrar, de la cual no puede haber conocimiento directo, sobre la cual formamos múltiples creencias, basadas en palabras y a veces en acciones, que no pueden darnos, ni las unas ni las otras, más que información insuficiente y en última instancia contradictoria – una sombra tras la cual podemos imaginar, con la misma justificación, que arde la llama del odio o la del amor.

O, sospecha más terrible, y más plausible, que quizá no arda ninguna llama: la de la indiferencia.

También me compré un disco de tangos de Calamaro, Tinta roja. Y esta noche estaré por el concierto de Noa. Vamos a Noa-Noa.

Algunas fotos nuevas.
Restlessness



Retroposts

—oOo—

La dramaturgia diaria

domingo, 5 de junio de 2016

La dramaturgia diaria

En El Gran Teatro del Mundo.

 

Retropost: Tecleaba con el ordenador apagado

Retropost #912 (10 de mayo de 2006): Tecleaba con el ordenador apagado

 

[... decían en las noticias de esa técnico de hospital que de repente sacó un cuchillo y empezó a apuñalar a todo Cristo. No, si ya la vaíamos rarita, decían sus compañeros de trabajo...]

Uff... qué mal yuyu da eso de teclear con el ordenador apagado, ¿no? Bueno, si me veis hacerlo, me avisáis, que a veces esto de la adicción te hace perder el norte.


Psicópatas de andar por casa



Retroposts

—oOo—

El precio de un refugiado

jueves, 5 de mayo de 2016

El precio de un refugiado

La Unión Europea acaba de poner precio a los refugiados sirios: 250.000 euros por cabeza. Es lo que les cobrarán en concepto de "contribución solidaria" a los países que no quieren admitir refugiados, por cada refugiado que no admitan de su cuota asignada.

Es feo a primera vista, esto de ponerle precio a la gente, cuando solemos cacarear que la vida humana no tiene precio, etc. (y luego no damos ni un duro, qué digo un euro, por salvar una vida tercermundista a través de una ONG). Es cierto que una vida puede tener un precio indeterminado, alto, altísimo, pero sólo si cae en el torbellino de la propaganda de los medios. Si no, salen baratas, y las bombas de alfombra de los Aliados, o los cuchillos garganteros del Estado Islámico, se las ventilan alegremente y sin comentarios.

El precio concreto podría discutirse, como decía Groucho Marx, pero nos aclara las cosas saber que las vidas tienen precio. Y tiraremos a baja, de hecho, por la ley de la oferta y la demanda. Me refiero a que alegremente cogería cada refugiado sirio los 250.000 euros que le dicen que vale, y les diría a los funcionarios de la Unión que se olvidasen de él, dinero en mano. Por eso habrá negociación a la baja.

Pero no me parece mal esta iniciativa de la Unión Europea, por aclarar un poco el panorama. Primero, de cara a los Estados que no quieren refugiados: por aclarar si lo que no quiere Vd. es musulmanes en casa, o si lo que no quiere es gastar dinero. Ahora se puede elegir modalidad, aunque desde aquí me sospecho que lo que no se quiere es ni una cosa ni la otra.

Segundo, porque de cara a cada país, incluidos los de "welcome refugees", los más enrollados que podamos concebir, se plantea ahora un dilema: con este millón de euros disponible, ¿quiere Vd. pagar un subsidio a familias sin ingresos, de ciudadanos de este país, que no lo tengan, o quiere Vd. acoger cuatro refugiados? En la partida de gastos sociales, digo.

Es un dilema a considerar, y es que el dinero a aflojar (y más si es por parte de uno mismo) aclara rápido el precio de las cosas que, supuestamente, no tienen precio. Y establece pronto las prioridades, porque cada cual sabe cómo administrarse las suyas sin asesoramiento, en lo que toca al bolsillo. Aquí por ejemplo, es prioridad regalarle muchos millones de euros a Cuba, a saber por qué. ¿Deberíamos gastárnoslos en refugiados? ¿O en pagar la deuda, visto que tenemos que pedir prestado para dar caridad?

Y oigan, quien sea partidario de gastar más dinero en refugiados, más de 250.000 euros digo, libre es de contribuir. Que nos pase sus cuentas con sus ONGs, de cómo se gasta libremente su dinero, y luego hablamos de cómo gastar obligatoriamente el de todos.

Wealth inequality in America 
 

 


—oOo—

El precio de un refugiado

jueves, 5 de mayo de 2016

El precio de un refugiado

La Unión Europea acaba de poner precio a los refugiados sirios: 250.000 euros por cabeza. Es lo que les cobrarán en concepto de "contribución solidaria" a los países que no quieren admitir refugiados, por cada refugiado que no admitan de su cuota asignada.

Es feo a primera vista, esto de ponerle precio a la gente, cuando solemos cacarear que la vida humana no tiene precio, etc. (y luego no damos ni un duro, qué digo un euro, por salvar una vida tercermundista a través de una ONG). Es cierto que una vida puede tener un precio indeterminado, alto, altísimo, pero sólo si cae en el torbellino de la propaganda de los medios. Si no, salen baratas, y las bombas de alfombra de los Aliados, o los cuchillos garganteros del Estado Islámico, se las ventilan alegremente y sin comentarios.

El precio concreto podría discutirse, como decía Groucho Marx, pero nos aclara las cosas saber que las vidas tienen precio. Y tiraremos a baja, de hecho, por la ley de la oferta y la demanda. Me refiero a que alegremente cogería cada refugiado sirio los 250.000 euros que le dicen que vale, y les diría a los funcionarios de la Unión que se olvidasen de él, dinero en mano. Por eso habrá negociación a la baja.

Pero no me parece mal esta iniciativa de la Unión Europea, por aclarar un poco el panorama. Primero, de cara a los Estados que no quieren refugiados: por aclarar si lo que no quiere Vd. es musulmanes en casa, o si lo que no quiere es gastar dinero. Ahora se puede elegir modalidad, aunque desde aquí me sospecho que lo que no se quiere es ni una cosa ni la otra.

Segundo, porque de cara a cada país, incluidos los de "welcome refugees", los más enrollados que podamos concebir, se plantea ahora un dilema: con este millón de euros disponible, ¿quiere Vd. pagar un subsidio a familias sin ingresos, de ciudadanos de este país, que no lo tengan, o quiere Vd. acoger cuatro refugiados? En la partida de gastos sociales, digo.

Es un dilema a considerar, y es que el dinero a aflojar (y más si es por parte de uno mismo) aclara rápido el precio de las cosas que, supuestamente, no tienen precio. Y establece pronto las prioridades, porque cada cual sabe cómo administrarse las suyas sin asesoramiento, en lo que toca al bolsillo. Aquí por ejemplo, es prioridad regalarle muchos millones de euros a Cuba, a saber por qué. ¿Deberíamos gastárnoslos en refugiados? ¿O en pagar la deuda, visto que tenemos que pedir prestado para dar caridad?

Y oigan, quien sea partidario de gastar más dinero en refugiados, más de 250.000 euros digo, libre es de contribuir. Que nos pase sus cuentas con sus ONGs, de cómo se gasta libremente su dinero, y luego hablamos de cómo gastar obligatoriamente el de todos.

Wealth inequality in America 
 

 


—oOo—

Retropost: Categorías obsoletas

jueves, 28 de abril de 2016

Retropost #887 (28 de abril de 2006): Categorías obsoletas



Leía esta semana en el ADN un artículo sobre las dificultades que encuentran los transexuales para ver reconocida su identidad sexual oficialmente; les requieren que se operen, etc. Debe ser una fase transicional ésta en la que estamos en España, mientras llegamos a la sustitución de la identidad sexual por la genérica, como decían que iban a hacer en el Reino Unido: es decir, que se considere irrelevante el sexo de una persona y se atienda únicamente a su género, o sea, su "disfraz sexual", que es algo elegido o al menos modelado por el individuo, y no algo con lo que se nace. Con lo cual el sexo pasaría a ser una categoría folklórica, sin validez ni reconocimiento oficial, algo así como el ser rubio o moreno, o tener los ojos azules o rojos, una irrelevancia administrativa. Cada persona determinaría voluntariamente la categoría, hombre, mujer (u otras: andrógino, neutro, ninguna, etc.) bajo la que quiere presentarse ante los demás, y una vez se ensanche el código civil, pasarían también a ser categorías administrativamente válidas. (Van apareciendo, eso sí, categorías múltiples folklóricas: "mujer que nació mujer", "mujer pero de las que no tienen de eso, ojo"; "hombre para gustos especiales", etc.). Y además, uno se pregunta que si el sexo es irrelevante, por qué habría que hacer cuestión del género. Está prohibida la discriminación por razón de sexo: presumiblemente se extiende esa prohibición a la discriminación por razón de género. En España vivimos un momento de transición curioso: tras la supresión de toda discriminación por razón de sexo (al menos a efectos legales) vino la supresión del servicio militar obligatorio, menos mal, porque hubiera supuesto un problema tener que enviar a las chicas a la mili en virtud del principio de igualdad. Y hace poco, el gran bastión de la diferencia sexual: el matrimonio. Ahora las categorías sexuales (y genéricas, supongo) son irrelevantes a la hora de contraer matrimonio. Con lo cual, ¿qué sentido administrativo, legal, queda para justificar la continuidad de los conceptos "hombre" y "mujer" como figuras legales? De acuerdo, hay cosas como embarazos, etc., pero la legislación aplicable a las mujeres embarazadas no lo es en tanto que son mujeres, sino en tanto que son embarazadas; las no embarazadas tienen tratamiento de hombre, con lo cual las categorías auténticamente relevantes son "personas embarazadas" / "personas no embarazadas". También está el tema de Leonor, marginal si bien con mucha importancia simbólica, que pronto se resolverá (supongo). Está la cuestión de los servicios de señoras... el escándalo público a ese efecto. Escándalo que carece posiblemente de base legal una vez se han suprimido las otras apoyaturas de la diferencia sexual: el matrimonio, sobre todo. Pues si hablamos de cuestiones de intimidad, pudor, control del deseo sexual, etc., desde luego no tiene mucho más que ver eso con el sexo de lo que tiene que ver con el género, o con la orientación sexual. Categorías obsoletasCon lo cual la actual clasificación entre baños de señoras y de caballeros no está mucho más justificada (legalmente hablando) de lo que lo estaría una división entre aseos para homosexuales, heterosexuales, homosexualas y heterosexualas. La arquitectura, sí, sería más complicada, pero una vez desmantelada la mitología sexual de Occidente uno se pregunta para qué la división en baños distintos (quizá sería más útil, como división binaria, la división entre retretes para guarros/as y retretes para gente limpia). Y desde luego si de anatomía hablamos, un transexual que nació hombre y no operó sus defectos debería ir al baño de caballeros. Es una situación curiosa, como decía, la de la identidad sexual en España hoy en día. Suprimida la ordenación sexual tradicional a efectos legales, parece insoportable sin embargo una situación en la que una diferencia socialmente tan relevante como la existente entre hombres y mujeres no tenga reflejo en la normativa legal. Se dice que es una de las categorías básicas que percibimos a primer golpe de vista en una persona: el sexo, o más bien la identidad sexual. Y la edad (que sí tiene reflejo legal, claro: niños, jubilados...). La orientación sexual a muchos también se les ve a primera vista, a otros no, pero parece que va por detrás en cuestión de prioridades perceptuales. Se suprime la relevancia tradicional de la distinción (para casarse, para obtener trabajo, o incluso estudios, antes; para ser obligado a ir al Ejército...) pero se mantiene la diferencia administrativa. ¿Por qué? De hecho no se ha suprimido totalmente a efectos administrativos la diferencia entre hombres y mujeres. Y además han venido a añadirse nuevas áreas en donde es relevante y aplicable, nuevas áreas de discriminación. Discriminación positiva (claro, positiva para unas y negativa para otros). Me refiero a las famosas cuotas mínimas de representación femenina (cuota mínima de representación masculina no sé si hay). Para eso necesitas mantener una clasificación. También promovió recientemente el gobierno una dudosa ley de violencia de género que penaliza a los hombres frente a las mujeres, endureciendo las penas si el agresor es hombre (en lugar de diferenciar entre personas fuertes y débiles, como sería de esperar en una ley que no discriminase por razón de sexo). Aparte de los argumentos positivos que puedan justificar esa medida, creo que al menos en parte viene motivada por un horror vacui legal: no es posible, sencillamente no es posible, que la categoría "sexo" se vuelva legalmente irrelevante, dada la significación social que tiene. El sexo no va a desaparecer de la documentación (V/M, S/Z...). Y por tanto, si desaparece su aplicación en algunos ámbitos, habrá de aparecer en otros. Las categorías se resisten a volverse obsoletas. Pero todo esto fluye que da gusto... plus ça change, vive la différence.

Una apostilla al matrimonio unisexual


Retroposts

—oOo—