Blogia
Vanity Fea

Economía

España, un país empobrecido

España, un país empobrecido

 

(Audio de La Voz de César Vidal).

 

Los enemigos del comercio

 






Retropost (2006): 2400 kilos de patatas, y bajando

2400 kilos de patatas, y bajando

Publicado en Economía. com. José Ángel García Landa

"Estamos gastando lo que no tenemos" me dicen por la radio; "nuestra economía se basa en pilares no tan sólidos como los de nuestro entorno"...  Yo desde luego estoy en ese caso; hoy cobro, paga extra incluida, y ya se lo lleva todo de un bocado la primera factura que tengo que pagar. Tendré que vivir de patatas el resto del mes. Claro que patatas, hace apenas unos meses, menos de un año, con mi sueldo mensual se compraban en el super de la esquina más de 7000 kilos de patatas; hoy se compran 2400. Ya me vale de patatas, claro. Hoy comentábamos que la pérdida espectacular del poder adquisitivo empezó con el euro (100 pesetas = 1 euro, como indica el tamaño mismo de la moneda. Claro que nos dijeron que eran 160 y pico, y nos dieron 100...). Luego, con la inflación del ladrillo. En mi barrio, va el metro cuadrado a más de un millón de Lasantiguas. Y aún se supone que tienes que invertir en ladrillo; será en medio ladrillo. Menos mal que el Gobierno nos va a subir el sueldo un 3% el año que viene. Entretanto, yo casi estoy pensando invertir en patatas, para cuando me toque una por día.

Y de momento la semana que viene nos vamos, imparables, a París—a terminar de chafar lo que no tenemos.

Royalties en esterlinas


 

 

Etiquetas: Economía, Inflación
Retroposts

—oOo—

 

 

Before the Flood

 




Y aquí en español, Antes que sea tarde.

 

—oOo—

El mal gastado dinero público

El mal gastado dinero público

 

—oOo—

El síndrome de la Tierra Plana

El síndrome de la Tierra Plana

Publicado en Globalización. com. José Ángel García Landa

Comentario en el blog de fernand0, Reflexiones e Irreflexiones, a un post sobre el libro de Thomas Friedman La Tierra es Plana.
Es curioso que utilice la imagen de la tierra plana para describir al mundo globalizado, ¿no? Uno pensaría que precisamente es la esfera la que lo describe mejor, valga la rebuznancia. Me temo que sea por un síndrome capitalista que describe mi padre desde mucho antes que Friedman, el síndrome de la Tierra Plana. Según mi padre, el capitalismo es el sistema económico perfecto en una Tierra plana. E infinita. Donde pudiese seguir expandiéndose indefinidamente a un ritmo crecientemente acelerado. Pero desdichadamente, la Tierra no es plana, es esférica, con lo cual la expansión se encuentra consigo misma (con sus consecuencias y con el terreno quemado). Así pues hay razones para ser más pesimista que optimista con el modelo neoliberal-capitalista. Aunque quizá a los poderosos les vaya (nos vaya, vamos) siempre bien. Otra imagen más pesimista del mundo plano es la que aparece, para sorpresa mía, en la edición americana del libro de Friedman: los barcos del explorador-emprendedor protocapitalista cayéndose por el borde de una tierra plana. Esto sí que es desconstruir el argumento del libro mediante una ilustración. Porque plano o no, el mundo no es infinito; de hecho va encogiendo rápidamente, quizá hacia un Big Crunch.

Veo en la Wikipedia que algunos críticos de Friedman concurren con esta noción, por ejemplo este artículo de The Hindu; no hay solo flattering reviews, sino también flattening ones.

También me entero de que la infausta portada de las emprendedoras naves capitalistas cayendo por el borde de la tierra plana (ay qué futuro...
the argument falls flat) hubo de ser cambiada ya en los USA por la portada del mundo aplanado like a coin.
Uf. El Euro también luce una especie de mundito aplanado...  Desde que Europa eligió el Euro como su moneda y su símbolo, €, (¿Os imagináis que la Alianza Occidental pasase a llamarse EEUUro, o Dollar-Opa? ) no se había visto semejante delirio economicista.  

  La McDonaldización de la sociedad
 


 

 
Retroposts

—oOo—



Britain Breaks It

domingo, 26 de junio de 2016

Britain Breaks It

(Audio de Libertad Digital: Economía para todos: Gana el Brexit)

Retropost: Esclavos del iPod

martes, 14 de junio de 2016

Retropost #996 (14 de junio de 2006): Esclavos del iPod


Al parecer, hay otros esclavos del iPod. Según contaba el Mail on Sunday y he leído en la BBC.

Sería curioso (o escalofriante a veces) seguirles la pista a nuestros productos manufacturados, y luego a sus materias primas, hacia atrás. Más de un soponcio nos íbamos a llevar los del imperio del Sol Poniente.
El panóptico del consumo

 

Retroposts

 

La falsa austeridad

lunes, 9 de mayo de 2016

La falsa austeridad (audio de La Voz de César Vidal)

El descontrol del déficit

Retropost: Hostilidad a la opa

viernes, 25 de marzo de 2016

Retropost #778 (22 de enero de 2006): Hostilidad a la opa




El mejor comentario sobre la opa famosa [la de ENDESA] lo he oído hoy en el programa de Carlos Herrera: decía Adam Smith que el mercado era una mano invisible que acababa poniendo las cosas en su sitio; bueno, pues la mano invisible le acaba de dar un bofetón al gobierno que aún está que no sabe por dónde le ha llegado.

En Estados Unidos también pasan cosas de éstas, no crean: por ejemplo, hay una empresa californiana del condado de San Diego que quería comprar otra empresa californiana pagando los dólares a ochenta centavos (no le llegaban los centavos para completar el dólar porque le había dado muchos cientos de miles de ellos al partido gubernamental californiano, y claro, ahora había que mirar el centavo...). Así que esta opa hostil era apoyada no sólo por el gobierno de California sino también por uno de sus socios, el partido independentista del condado de San Diego, que acusaba a quienes se resistían a la operación de hacerlo por hostilidad a los Sandieguenses (este partido sostiene, como eje principal de su credo, que el condado de San Diego debería ser el Estado número 52 de los Estados Unidos). Ahora bien, cuando ha venido una empresa de Chicago que ha mejorado la oferta, pagando los dólares a dólar, una opa muy hostil para la opa hostil, han levantado las voces tanto el gobernador de California como los dirigentes Sandieguistas, diciendo que empresas extranjeras no deberían intentar apropiarse de los recursos básicos de California. Claro que el hecho de que los Estados Unidos sean un único mercado, y una Unión, a pesar de sus leyes impositivas etc. diferentes, plantea un pequeño problema para esta versión del patriotismo (pues en el juego del mercado, si se está, hay que estar a las duras y a las maduras). Lo más curioso es cómo a los de San Diego les ha salido de repente la vena patriótica, diciendo que California para los californianos, que qué pintan allí los de Chicago -- "¡extranjeros!"

Esperamos por tanto del gobernador de California un plan de acción completo para segregar la economía californiana de la de los otros 49 (¿50? ¿51?) estados. Al menos introduciendo la posibilidad de una ley del embudo que dé más margen de acción al gobierno.

(¡Ay mis mil millones de centavos...! dirá alguien... qué mal invertidos...)


Retroposts


—oOo—

Retropost: La macdonaldización de la sociedad

Retropost #700 (14 de enero de 2006): La macdonaldización de la sociedad



Me he leído este libro de George Rizter en su versión original inglesa (The Macdonaldization of Society, 1993) aunque existe traducción española (Ariel, 1996), y se lo recomiendo a todo el mundo que quiera entender mejor la globalización, el capitalismo, la precarización del empleo, o la irracionalidad de la racionalidad que invade al mundo desde que la Historia terminó con la caída del muro de Berlín. Es la aplicación a los servicios de lo que supusieron en la industria el Fordismo, la producción en cadena, o la Taylorización de los procesos de trabajo; y continúa la crítica de Max Weber a los sistemas burocráticos y deshumanizados. La macdonaldización es un paso más en la alienación y robotización del ser humano. El hombre macdonaldizado es desde luego el último hombre, sin atributos al margen de un big mac y una sonrisa reglamentaria. Ritzer reconoce las ventajas que aporta la macdonaldización, y sus tentaciones, pero predomina en el libro el tono satírico cuando no alarmado. Habla de McMédicos, McUniversidades, McAbogados, etc. ­ todo el fenómeno propio del capitalismo avanzado cuando se extiende la división del trabajo y la lógica de la calidad estandarizada (o sea, mínima) a los servicios, bajo la presión de la reducción de coste y la maximalización del beneficio. Termina proponiendo una serie de contramedidas, como evitar las cadenas controladas por multinacionales, poner palitos de humanidad en las ruedas a los sistemas "eficaces", o devolver a Correos el correo basura que nos llegue. Hay que evitar la rutina, hacer cada día cosas variadas y diferentes (¿debería dejar mi blog? - el ordenador tayloriza).
Vaya, hasta tiene un título en un capítulo, "The Future Is Now" que coincide con el mío de hoy, "Siempre es ya mañana". Dice Ritzer que la macdonaldización es el camino que nos lleva a las pesadillas de 1984, Brave New World y Fahrenheit 451:

Contrariamente a la propaganda de McDonald’s, y lo extendida que está la creencia en ella, los restaurantes de comida rápida y sus clones no son sistemas razonables, ni siquiera auténticamente racionales. Producen problemas en la salud de sus clientes y el bienestar del medio ambiente; son deshumanizadores, y por tanto contrarios a la razón; y con frecuencia llevan a lo contrario de lo que se supone que habían de crear, por ejemplo, conduciendo a la ineficacia más bien que a una mayor eficacia. (146, traduzco).

Un libro crucial, aunque algo anticuado ya, claro, hoy habría que añadirle en primera fila el impacto que ya han tenido los ordenadores a todos los niveles en la estandarización del trabajo, y lo que nos va a venir. Y los sistemas en red, claro, que llevan a más eficacia y más estandarización de los procesos. En cualquier caso, la lógica sigue siendo la misma, y este libro es de los que vale la pena leer para saber dónde estamos y a dónde vamos. Ritzer es pesimista: la macdonaldización del planeta es irreversible; pero nos pide que intentemos mitigar sus peores excesos, y resistir para retrasar el proceso:mcdonald

In other words, faced with Max Weber’s iron cage imagery of a future dominated by the polar night of icy darkness and hardness, the least the reader can do is to follow the words of the poet Dylan Thomas: "Do not go gentle into that good night..... Rage, rage against the dying of the light"

Aunque es una noche con brillantes luz de neón, y una sonrisa de reglamento pintada en la cara de Ronald McDonald.
(Comentario de Álvaro: "La sociedad está macdonaldizada. ¿Quién la desmacdonaldizará? El desmacdonaldizador que la desmacdonaldice buen desmacdonaldizador será").

Retroposts


—oOo—

The History of Economic Thought (Economic Ideas and Thinkers)

viernes, 4 de marzo de 2016

The History of Economic Thought (Economic Ideas and Thinkers)






The Economist as Philosopher: Adam Smith and John Maynard Keynes

jueves, 25 de febrero de 2016

The Economist as Philosopher: Adam Smith and John Maynard Keynes







Solving the Adam Smith Problem: Morality and Free Market Capitalism

miércoles, 24 de febrero de 2016

Solving the Adam Smith Problem: Morality and Free Market Capitalism

 







La descontrolada deuda pública

jueves, 18 de febrero de 2016

La descontrolada deuda pública (audio de La Voz)

La sentencia del Tribunal Supremo sobre Bankia

jueves, 28 de enero de 2016

La sentencia del Tribunal Supremo sobre Bankia (Audio de EsRadio)

200 videos on Adam Smith

200 videos on Adam Smith

Energy Future 2030

 

martes, 17 de junio de 2014

Energy Future 2030 - Closing Keynote




—by Rajendra Pachauri, a Nobel laureate expert on these issues.

The Crisis of Civilization

THE CRISIS OF CIVILIZATION