Blogia
Vanity Fea

Filosofía

Des valeurs. Une approche sociologique - Nathalie Heinich

Des valeurs. Une approche sociologique - Nathalie Heinich






—oOo—

Hubert Reeves - Le Temps






Steven Pinker: The Elephant, the Emperor, and the Matzo Ball: Common Knowledge as a Ratifier of Human Relationships

viernes, 24 de marzo de 2017

Steven Pinker: The Elephant, the Emperor, and the Matzo Ball: Common Knowledge as a Ratifier of Human Relationships








Representación y hermenéutica de las emociones

martes, 21 de marzo de 2017

Representación y hermenéutica de las emociones


1ª Circular

Jornadas Internacionales de Investigación Hermenéutica

Zaragoza, 20-21 de junio de 2017
Call for papers /  Llamada a la participación
“REPRESENTACIÓN Y HERMENÉUTICA DE LAS EMOCIONES” 
El Grupo de Investigación Consolidado HERAF: Hermenéutica y Antropología Fenomenológica H69 de la Universidad de Zaragoza organiza las Jornadas Internacionales de Investigación Hermenéutica, que este año se celebrarán los días 20 y 21 de junio de 2017 en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza. La dirección está al cargo de la Dra. Beatriz Penas Ibáñez.
Con el título Representación y hermenéutica de las emociones” invitamos a pensar en un tema abierto a la reflexión interdisciplinar, las emociones, su representación e interpretación. Se trata de acercarnos reflexivamente a las emociones humanas desde el debate sobre la relación entre la emoción, la sensación corporal y la cognición. Pensamos que la emoción es psicológica y social, individual y colectiva, por lo que invitamos a una reflexión centrada tanto sobre la individualidad como sobre la socialidad de las emociones, sobre el “yo” y el “nosotros”. 
Sin embargo, el sujeto no siempre sabe lo que siente, no siempre está presente ante sí mismo, sino que a menudo se enfrenta a una division de su experiencia interna que Freud articula en términos de ‘el inconsciente’. También puede pensarse como producto de unas políticas culturales de re-producción / representación de las emociones, explicación que va más allá de la ofertada desde el psicoanálisis y su concepto de la represión.
Se trata de pensar sobre las emociones desde planos de investigación convergentes como son la fenomenología, la psicología, la filosofía de la cultura, la antropología, la hermenéutica, la semiótica de la representación, o la crítica textual y cultural.

Estructura de las Jornadas:

Habrá 3 Conferenciantes invitados y una serie de ponencias durante la mañana y la tarde de los días de celebración de las Jornadas.
Quienes deseen participar pueden presentar sus propuestas antes del 1 de mayo de 2017, enviando un resumen de su comunicación a la secretaría técnica del congreso por correo electrónico a la dirección bpenas@unizar.es e indicando en el asunto “propuesta de ponencia”.
Su presentación deberá incluir:


Título de la ponencia, resumen entre 300 y 1000 palabras, 6 palabras clave, en formato doc, docx o pdf (sin que aparezca el nombre del autor/a para su revisión ciega).
-               En el mismo formato doc, docx o pdf, en hoja aparte, deberá indicarse con el título de la ponencia, el nombre del autor/a, la sección temática en que se inscribe, institución de procedencia y correo electrónico.
Cada ponencia dispondrá de 30 minutos para la exposición oral y 15 minutos para su discussion y podrá ser realizada por un máximo de 2 participantes.
La aceptación de su ponencia se comunicará al interesado/a antes del 15 de mayo de 2017, momento en el que deberá inscribirse en el Congreso y formalizar el pago de su matrícula en el plazo máximo de una semana para que su ponencia pueda considerarse definitivamente aceptada.
Las ponencias podrán, en todos los casos, formularse en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado español, así como en inglés, francés, alemán, italiano o portugués.
Publicación posterior:
Se publicarán las aportaciones seleccionadas.

Tipo de participación y tasas de inscripción:

Asistencia (con certificado):
-       Profesional: 25 €
-       Estudiante: 20 €
-       Jubilados y personas en paro: 10 €
Asistencia y ponencia (con certificado):
-       Profesional: 60 €
-       Estudiante o persona en situación de desempleo 20 €
Certificación: La inscripción en el Congreso da derecho a recibir el certificado de asistencia o asistencia y ponencia.
Reconocimiento con créditos ECTS: en trámite.

Consultas: Dirección del Congreso: bpenas@unizar.es

 

A History of the Infinite

A History of the Infinite

 





Proyecto de Filosofía Moral

Proyecto de Filosofía Moral



   
PROYECTO DE FILOSOFÍA MORAL
Del blog de la sociedad aragonesa de filosofia

Queremos presentaros un proyecto, que consideramos ambicioso e importante, acordado en la última asamblea de la S.A.F y coordinado por el profesor Pedro Luis Blasco. Se trata de la creación de un seminario o grupo de trabajo dedicado al análisis de conceptos, teorías y cuestiones de FILOSOFÍA  MORAL.  Aunque muchas de las cuestiones  acerca del funcionamiento tendrán que ser consensuadas y resueltas una vez se forme el grupo, os adelantamos algunas ideas de en qué consistirá.

La idea inicial es estructurar reuniones de trabajo en torno a tres  modos de trabajo 1: Seminario,  con un texto concreto acordado –un artículo, capítulo de libro u, ocasionalmente, película, libro, etc.- de un autor relevante, común para todos los participantes y sobre el cual cada uno desarrolla, tras su lectura detenida, un análisis a fondo y riguroso durante el intervalo de tiempo entre dos sesiones; en la reunión del grupo se exponen y debaten todas las aportaciones. 2: Texto libre. Se puede y conviene dedicar un apartado a tratar los trabajos de investigación –incipientes o concluidos- que cualquier participante desee presentar.  3: Información. La última parte de la reunión se podría dedicar a informar, quien tenga la noticia, de conferencias, congresos, novedades editoriales de libros y revistas, etc. El proyecto incluye la posibilidad de invitar a profesores de prestigio de fuera o dentro de la Universidad de Zaragoza, para participar en una sesión interna del grupo de trabajo y llevar a cabo conferencias en la ciudad. También se tiene presente la opción de publicar resultados de los trabajos realizados en el seminario. Por supuesto, no es necesario ser socio de la S.A.F para poder formar parte de este grupo.

Quienes quieran conocer más de cerca este proyecto y quienes deseen participar y formar el grupo de trabajo, se pueden dirigir a Pedro Luis Blasco por medio del siguiente e-mail:  pblasc@unizar.es Sería interesante tener una primera reunión hacia finales de Marzo.


—oOo—
 

 

También me apunto a la siguiente iniciativa (también en principio y veremos):

Hace unos meses, el Vicerrector de Política Científica convocó a todos los equipos de investigación pertenecientes al ámbito de las Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad de Zaragoza a una reunión, en la que expuso su intención de seguir completando el mapa de Institutos Universitarios de Investigación (IUI) de la universidad.

En la actualidad hay 10 IUI en nuestra universidad (entre propios, mixtos y adscritos), pero no existe ninguno, por el momento, en el ámbito de las Ciencias Humanas y Sociales. Como señala la normativa, los IUI son centros que agrupan personal, recursos y medios, para potenciar la multidisciplinariedad y fomentar la colaboración entre investigadores e investigadoras de diferentes ámbitos del conocimiento. La participación en el mismo es voluntaria y se realiza a título individual o como integrante de un grupo de investigación. En este sentido, queremos lanzar una invitación general a todas las personas que investigáis en el ámbito de las Ciencias Humanas y Sociales, para participar en un IUI que aborde de manera transversal el análisis de procesos sociales y culturales, independientemente del país, la época o la sociedad.

Las personas que, de momento, estamos impulsando esta iniciativa, a la que os invitamos a sumaros, impartimos docencia en las Facultades de Ciencias Sociales y del Trabajo, Educación, Ciencias Humanas y de la Educación, Empresa y Gestión Pública, y Filosofía y Letras, e investigamos en cuestiones relativas a estudios de género, migraciones, educación, comunicación e información, subjetividad, perspectivas histórico-culturales, lenguajes artísticos (cine, literatura...), representación y creación de modelos e identidades culturales, análisis del discurso...

Entendemos, que ésta debe ser una iniciativa abierta y conformada desde sus inicios con las ideas y aportaciones de quienes desarrollan su investigación en estos ámbitos. En este sentido, si tienes interés en participar en ella, te pedimos que nos hagas llegar un mensaje a una dirección que hemos habilitado al efecto (eqf@unizar.es), indicando tu Área de conocimiento, Centro o Facultad, Campus y líneas de investigación en las que trabajas.

Con todas las personas que estéis interesadas, convocaremos una reunión general para empezar a definir contenidos y líneas investigadoras comunes, seguir hablando con el Vicerrector y concretar las lineas de un IUI que sea lo más representativo posible de toda la investigación que se desarrolla en nuestras disciplinas.

Con el fin de no alargar el proceso y empezar a reunirnos lo antes posible, sería conveniente contar con vuestras respuestas en un plazo de tiempo prudencial.



—oOo—

Retropost (2007): Simulacros y aterrizajes en la dura


sorayama


Se ha muerto Baudrillard, a quien yo leía en un librito titulado Simulations, palabra en inglés, no en francés, pues el librito me lo encontré por el suelo en América—ese y otro titulado América, que también explicaba algunas características de mi experiencia americana.   Me intrigaba si a Baudrillard le escandalizaba la sociedad del espectáculo televisado, o si la disfrutaba como un enano; posiblemente las dos cosas, como a todo el mundo, pero en grado sumo, y eso le hacía más consciente de algunos aspectos y extremos de lo que teníamos ya entonces delante—y más que tenemos ahora que nos mudamos al ciberespacio. "La ilusión ya no es posible porque lo real ya no es posible"—bueno, ya será menos, aunque es cierto que la proliferación de imágenes da sustancia a lo que no la tiene, y nos hace dudar de la sustancia de lo que la tiene, nos perdemos entre nuestras fotografías; y perdemos el sentido, "la simulación sugiere", nos dice B., "que la ley y el orden podrían no ser sino un simulacro". Zapatero ha hecho mucho por potenciar esa impresión. Aunque nadie está inmune; he ido a estar de cuerpo presente (ITF) en una de las concentraciones contra su política antiterrorista, y están más penetradas por la mediatización de los medios (mucho más) de lo que lo estaba su supuesto original, el "espíritu de Ermua"; supongo que en realidad Zapatero capta mejor el espíritu de los tiempos, donde la imagen es todo y la sustancia quedó traspapelada. Ahora bien, toda imagen tiene su sustrato real, y a veces aterrizamos en la realidad de bruces, como cuando leemos la imagen de Baudrillard según la cual las Torres Gemelas son el emblema de "la duplicación del signo, que es la que destruye su sentido".... "Las dos torres del World Trade Center son el signo visible de la clausura del sistema en un vértigo de duplicación"... Hasta el fin de la historia tiene su fin, y su historia, según parece, y las torres eran algo más que un signo. Además de, digo. "La definición misma de lo real pasa a ser aquello de lo que es posible dar una reproducción equivalente", o sea, "lo que está siempre ya reproducido. Lo hiperreal"—frase que también sugiere (como su reflejo o torre gemela) la contraria: lo real será lo que escape a esta lógica de la hiperrealización, lo que produzca la impresión de lo único y contingente e irreducible. Recuerda Baudrillard que los "pilotos del Tupolev que se estrelló en Le Bourget pudieron verse morir en directo en sus propios televisores", una escena postmoderna de lo más, emblema de la satelización de lo real, y otras experiencias portentosas que nos reserva la postmodernidad multimediatizada. Cierto, y sin embargo, ya lo decía Ralegh, sobre la propia hiperrealidad de aquella su época, we die in earnest, that’s no jest. No sólo de simulacros vive, y muere, el hombre...  En compensación, a kiss is still a kiss, sometimes.

Qué es la verdad


—oOo—

Hacia una teoría social del cuerpo

Hacia una teoría social del cuerpo


 images/teixido.jpg

El número 2.4 de Cartografías del Sur contiene el dossier Hacia una teoría social del cuerpo: Líneas para pensar el entramado cuerpo, educación, política, editado por Eduardo Galak. Me citan allí en el artículo sobre Goffman. Está en red en Academia con todo el número 2.4:

Fraga, Eugenia. "Cuerpos naturales, cuerpos sociales: La socialización corporal según Erving Goffman." Cartografías del Sur 2.4 (Oct. 2016): 60-74. (Hacia una teoría social del cuerpo, ed. Eduardo Galak).
    https://www.academia.edu/29798855/
    2017

El artículo citado aparece con la referencia incorrecta a una "revista de la Universidad de Zaragoza", cuando debería decir el repositorio. Es éste:

García Landa, José Angel: "Goffman: La realidad como expectativa autocumplida y el teatro de la interioridad." In Zaguán 29 May 2009.*
    http://zaguan.unizar.es/record/3358
    2009





—oOo—

Searle on Perception and Intentionality

domingo, 26 de febrero de 2017

Searle on Perception and Intentionality






David Chalmers: ¿Cómo explicamos la consciencia?

viernes, 24 de febrero de 2017

David Chalmers: ¿Cómo explicamos la consciencia?





Searle on Perception and Intentionality

 




Jean-Paul Sartre - In Our Time BBC Radio 4

omingo, 19 de febrero de 2017

Jean-Paul Sartre - In Our Time BBC Radio 4






Persistent Philosophical Disagreement

jueves, 16 de febrero de 2017

Persistent Philosophical Disagreement







Goffman: El teatro de la interioridad

Presentamos aquí una teoría dramatística del sujeto, la identidad personal y de la interioridad del yo basada en, o quizás más bien contenida en, el capítulo que concluye el gran tratado de psicología social de Erving Goffman Frame Theory, ́Teoría de los marcos ́. Marcos interiorizados, en este caso, y que estructuran al sujeto por dentro, al igual que estructuran la realidad social entre los sujetos. Para entender la estructura de la realidad, y la estructura de nuestro propio yo, hay que releer a Goffman.


Goffman: El teatro de la interioridad

https://ssrn.com/abstract=2915322


English Abstract: We present here a theory of the subject, of personal identity and of the self's interiority based on, or perhaps rather contained, in the concluding chapter of Erving Goffman's seminal treatise of social psychology, Frame Theory. In this case we are dealing with interiorized frames, structuring the self from within, just as they structure the social reality between the subjects. In order to understand the structure of reality, and the structure of our own self, a rereading of Goffman is imperative.


Notes: Downloadable document is available in Spanish.

Keywords: Dramatism, Subject, Self, Social psychology, Goffman, Interactionism, Frames, Frame theory

Garcia Landa, Jose Angel, Goffman: El teatro de la interioridad (Goffman: The Theater of Interiority) (February 16, 2007). Available at SSRN: https://ssrn.com/abstract=2915322

_____. "Goffman: El teatro de la interioridad." In García Landa, Vanity Fea 16 Feb. 2007.
         http://garciala.blogia.com/2007/021615-goffman-el-teatro-de-la-interioridad.php
         2007-02-28
_____." Goffman: El teatro de la interioridad (Goffman: The Theater of Interiority." Online at Social Science Research Network 11 Feb. 2017.*
         2017
_____. "Goffman: El teatro de la interioridad." Ibercampus (Vanity Fea) 10 Feb. 2017.*
         http://www.ibercampus.es/articulo.asp?idarticulo=34439
         2017
_____. "Goffman: El teatro de la interioridad." Vanity Fea 15 Feb. 2017.*
       http://vanityfea.blogspot.com.es/2017/02/goffman-el-teatro-de-la-interioridad.html
         2017
_____. "Goffman: El teatro de la interioridad." Academia 10 May 2017.*
         https://www.academia.edu/32941977/
         2017
_____. "Goffman: El teatro de la interioridad." ResearchGate 11 May 2017.*
         https://www.researchgate.net/publication/316862143
         2017

 

 

—oOo—

Niccolo Machiavelli - BBC Documentary

domingo, 12 de febrero de 2017

Niccolo Machiavelli - BBC Documentary






Will Durant - The Philosophy of John Dewey

 




—oOo—

Giants of Philosophy - Jean-Paul Sartre

Narrated by Charlton Heston:






Phenomenology

Phenomenology





El filósofo más leído

miércoles, 8 de febrero de 2017

El filósofo más leído


Otra vez en ResearchGate me halagan con buenas estadísticas. Esto va por semanas. Esta vez me dicen que soy el autor más leído de mi departamento, y el autor más leído de las áreas temáticas de Teoría Literaria y de Literatura. Eso se supone que es lo mío (a menos que lo sea la Filología Inglesa), así que hay que estar de enhorabuena. Pero recordemos que mi titulación universitaria dice que soy licenciado y doctor en Filosofía y Letras. Y en filosofía tampoco me va mal, semana sí semana no:

Most read author in Philosophy



Filósofo no sé si seré o no seré, pero al parecer sí soy muy leído en Filosofía. Dicho pronto y mal, según ResearchGate, el más leído de todos. Sin duda más que otros mejores; y menos que otros peores.


Mi blog de filosofía



—oOo—

Retropost: Crítica de la causalidad


Mirando por la red, llego a la página de la Fundación Gustavo Bueno, que contiene gran cantidad de materiales interesantes. Algunos muy polémicos últimamente, como los relativos al último libro de Gustavo Bueno, Zapatero y el Pensamiento Alicia, en el que le zurra a la ideología y política del Presidente del Gobierno de modo inmisericorde; le pisotea hasta las muelas. Dice Bueno que ha escrito el libro por sentido de deber cívico, porque le avergüenza que su país esté presidido por un presidente que hace gala de un simplismo como el de Zapatero. Y le acorrala los argumentos simplistas con razonamientos lógicos que aspiran a no dejarle escapatoria. Si lo consigue del todo o no... quizá sea tema para otro ensayo comparable. Pero desde luego promete una lectura interesante.

Entre los materiales aledaños al libro me ha interesado un vídeo de Gustavo Bueno sobre la causalidad y el determinismo: "Respuesta a una pregunta formulada por Javier Pérez Jara: ¿Cómo es posible evitar desde el determinismo ontológico propio del materialismo filosófico el fatalismo ordo essendi?" 

Este es el texto íntegro de la pregunta:

¿Cómo es posible desde el determinismo ontológico propio del materialismo filosófico escapar del fatalismo ordo essendi? ¿Es el principio de symploké, propio del Pluralismo del Orden, el que podría fundamentar estas «bifurcaciones» que permitirían varios «futuribles» ordo essendi, y no un único futuro como es propio del fatalismo ontológico (pues la imposibilidad del determinismo ordo cognoscendi propio de la «futurología» estaría dada por los sistemas de caos deterministas, además del principio de symploké)?

Esta pregunta no está formulada con la intención de preguntar por qué es imposible conocer el futuro (y que por tanto los profetas o el Dios omnisciente son puros mitos metafísicos); se da por supuesta esta imposibilidad por la constatación del principio de Symploké y de los sistemas de Caos determinista. Lo que quiere señalar es por qué, desde el determinismo ontológico, no se cae en un fatalismo, aunque éste no podamos conocerlo (o sea, que los futuribles serían «ilusiones» producidas por nuestra incapacidad de predecir el futuro). Las «bifurcaciones» reales que al parecer tendría que haber para escapar del fatalismo ontológico son muy «fáciles» de explicar desde el indeterminismo ontológico que apele a la causa sui o a las emergencias metafísicas (explicaciones tan fáciles que de hecho son incomprensibles cuando vemos que tanto la emergencia metafísica como la causa sui designan procesos imposibles), pero desde el determinismo ontológico estas «bifurcaciones» que al parecer serían necesarias para escapar del fatalismo, me recuerdan al libre arbitrio de indiferencia, que es sencillamente ininteligible.

Gustavo Bueno afirma en sustancia que la concepción tradicional de la causalidad, de la Escolástica a Kant, era binaria, tipo y=f(x), siendo x la causa e y el efecto. Con esta concepción, nos vemos obligados a tener en cuenta una multiplicidad de universos, y dar cuenta de una primera causa sin causa (como hacía Kant, con el libre albedrío), si se ha de negar el fatalismo. El fatalismo implicaría que todo está en todo, y daríamos en un monismo donde todo en el Universo está encadenado inflexiblemente. En última instancia, esta concepción se remite a la causa única, Dios, y queda especialmente clara en las doctrinas ocasionalistas (en Malebranche o Geulincx).

El materialismo filosófico, explica Bueno, tiene en cuenta no un binarismo, sino que introduce una tercera variable h, de hylé, la materia (la causa material aristotélica). El efecto no aparece así en relación única con la causa, sino con la fracturación de un esquema de identidad. (Aquí subraya Bueno la importancia filosófica del principio de inercia de la mecánica moderna, que viene a negar la necesidad de una acción causal continua para explicar el cambio. Hay que explicar no ya el movimiento, sino los cambios de trayectoria o aceleración). La y es función de h y de x. Introduciendo h hemos disociado x ("la causa") que no determina a la integridad de h, sino a aquellas partes de h que producen el efecto. Y las relaciones causales se dan a dos niveles: de lo que llama texto (el fenómeno causal observable, medible) y lo que llama ultratexto (el nivel cuántico, pongamos, un nivel no manipulable). El sujeto operatorio, la teleología, etc., son fenómenos que tienen sentido a nivel de texto, pero no operan a nivel de ultratexto (podríamos decir quizá que el sujeto es un fenómeno emergente a nivel de "texto"). Al no poderse tener en cuenta los fenómenos ultratextuales en el cálculo, podemos conservar la noción de determinismo sin caer en un fatalismo. El fatalismo presupone una continuidad causal que no se da de hecho en esta concepción al haberse introducido la variable h y la disociación entre fenómenos "textuales" y "ultratextuales".

Bien, parece que esta teoría de la causalidad sí sería útil para coordinarla con el estudio de fenómenos emergentes (no una emergencia metafísica, sino interaccional-simbólica) y con la discusión sobre la reducción. En ese sentido me ha parecido interesante. Sin embargo, echo en falta una dimensión reflexiva o semiótico-comunicativa de esta cuestión. Es decir, que creo que no puede obviarse en la discusión de causalidad la crítica nietzscheana a la causalidad, que tiene una interesante dimensión retroactiva. Y perceptual-semiótica, también—dos aspectos que van bastante unidos.

Según Nietzsche, al establecer una relación causal, pasamos por alto que es la percepción del efecto la que nos lleva a remontarnos en el tiempo a buscar su causa. La descubrimos, o asignamos, y es entonces cuando queda establecida la secuencia familiar causa-efecto en su orden cronológico familiar: pero queda establecida una vez ha tenido lugar esa retrospección. Es decir, Nietzsche introduce un doble plano de relación: el ontológico, en el que la causa determina al efecto, y el epistemológico, en el que dado un efecto necesitamos asignar una causa (por cuestiones de índole práctico: éticas, pragmáticas, legales...). Y es fácil ver, dado este planteamiento, que el plano ontológico no es ni con mucho el prioritario, antes bien, es él mismo el resultado de una interpretación epistemológica. La disociación entre uno y otro es, o bien puramente regulativa, para explicar una teoría de la causalidad en dos planos (como hacemos aquí) o bien es el resultado de una disparidad de interpretaciones a la hora de establecer una relación causal dada. Si digo, "el imperialismo de EE.UU. fue la causa del 11-S", quedan contrapuestos un fenómeno (complejo) y una interpretación (entre comillas) simplista, en contraposición a otras igualmente simplistas como "el fanatismo de bin Laden fue la causa del 11-S"—que pueden aducirse como explicaciones causales de un determinado fenómeno.  El fenómeno, por un lado: las representaciones y narraciones del fenómeno, por otro. Pero es obvio que el fenómeno no existe como objeto (cultural, histórico, de debate, comunicativo, científico, etc.) al margen de sus representaciones. Casi deviene, de hecho, un epifenómeno entre la multiplicidad de interpretaciones enfrentadas. Tanto como el hecho causado en sí (que forma parte del pasado), adquieren promienencia, y orientan la acción, y la atribución de causalidad, otro tipo de fenómenos: planes, proyectos (de invasiones, por ejemplo). Y así, la atribución de causa entre dos fenómenos pasados viene modulada y orientada por fines aledaños, o proyectos actuales y futuros.

Hume creía que la atribución de causalidad es gratuita. La causalidad no se percibe como tal: se atribuye por hábito a secuencias repetidas de fenómenos. Las narraciones, que organizan secuencias causales interpretadas y valoradas, son un instrumento cognitivo de primer orden para comprender la causalidad. Para comprender la causalidad, el analizar las estructuras narrativas ayuda.

Las secuencias causales se asignan, podríamos decir, por distorsión retrospectiva, o hindsight bias. Volviendo al análisis de Bueno, podemos decir que la  relación indeterminada entre x y h queda determinada (a efectos discursivos) por la asignación de causalidad. Determinada, claro, mientras no se conteste o rechace la determinación, mientras no se conteste la atribución de causalidad o mientras no se someta a crítica la estructura narrativa impuesta sobre los hechos. El fatalismo, visto desde la teoría de la narración, es el triunfo absoluto del principio causal ignorante de su construcción semiótica, el triunfo del hindsight bias. Se ignora la flecha del tiempo y pasa a considerarse el orden de los acontecimientos como enteramente reversible; se equipara determinación hipotética y efectiva mediante una maniobra retórica y perspectivística: "ha sucedido y, porque antes ha sucedido x. De hecho ya sabíamos cuando sucedió x que iba a seguir y como su efecto".  La mitad de las veces decimos que lo sabíamos; y lo decimos... luego, a toro pasado. Nos llevamos sorpresas, claro: alguien se suicida, pongamos. Gran sorpresa. Pero luego, enseguida, ya se veía venir. Y se debió a... tal. Las causas de las cosas se ven más claramente cuando han tenido lugar los efectos. Pero antes de los efectos, está el conflicto de las interpretaciones. Y durante, y después, también.

Es decir, que lo que echo en falta, creo, en el análisis de Bueno es que se mantiene a un nivel puramente ontológico, mientras que la discusión de la causalidad es incomprensible sin tener presente cómo esa ontología deriva de una epistemología y una semiótica y una pragmática (a la vez que las fundamenta): la causa existe en un proceso hermenéutico de reinterpretación que pasa del efecto a la causa y viceversa. Una teoría materialista de la causalidad ha de incluir esta dimensión reflexiva, que dé cuenta del surgimiento de la causalidad como un esquema interpretativo y un fenómeno interaccional. La atribución de causas tiene una dimensión cognoscitiva, interpretativa, que no se puede soslayar en la discusión de este asunto, pues quedaría la propia teoría flotando en el aire sin sustentación material. La ontología materialista necesita esta dimensión reflexiva, precisamente para no hacer del mundo material un apriori idealista, y darle una sustentación (todo lo firme que puede ser) como un fenómeno de la experiencia, y como tal relacionado dialécticamente con los procesos de  interacción comunicativa. O, dicho de otra manera, necesita esta dimensión reflexiva para explicar la causalidad, y su percepción, como fenómeno emergente.

También la explicación narratológica evita la identificación de determinismo y fatalismo, por una parte porque ve en el último una especie de exacerbación del propio principio narratológico: contemplar el libro del destino como si estuviese ya escrito, cuando es un work in progress. Y, en última instancia, porque considera a ambos, determinismo y fatalismo, como dos historias, dos representaciones de la realidad que está siempre ya, narrativizada. Aunque el destino de toda narración sea volver a ser narrada de otra manera.

Azar y sentido


—oOo—