Facebook Twitter Google +1     Admin


Vanity Fea




Powered by Rollyo




Yo, mi otro yo, y el de más allá

Si hay algún lector que siga con microscopio este blog (que no creo) se habrá enterado de que hay por allí una bronca entre blogueros en la que me he visto envuelto sin comerlo ni beberlo, por el siguiente proceso. A alguien se le ocurrió citar mi blog en algún sitio como ejemplo a no seguir, y algún bromista mal intencionado ha empezado a enviar comentarios por aquí y por allá haciéndose pasar por mí. Total, que cien por cien fiable que soy yo, únicamente y mientras no se diga lo contrario, lo que se escriba en este blog- y en su sección de artículos, porque en la de comentarios también podrían aparecer autocomentarios falsos. Je, quizá no borrarlos sería una manera de fomentar la autocrítica desde puntos de vista inesperados.

Esto, de momento, es una tontería, pero me interesan las consecuencias que puede tener para la comunicación a través de los blogs en general. Si alguien tiene a alguien que va a por él o ella, es relativamente fácil el cruzarle los cables comunicativos por este procedimiento. Los blogs son posibles, en última instancia, por el interés por la comunicación, y ese interés siempre será más fuerte, creo, que el interés por la destrucción de líneas comunicativas. Eso a nivel global. Pero la voluntad de destrucción puede muy bien salirse con la suya en casos locales concretos, en casos de personas que tengan enemigos, o se los busquen, o les salgan. Sobre todo si los enemigos tienen suficiente tiempo libre y carencia de intereses vitales como para dedicarse a impersonarles, en lugar de expresarse ellos mismos. La expresión a través de la suplantación puede volverse una forma de expresión y hasta de arte, no lo dudo, pero siempre será un arte parasitario que dependa de la existencia y continuidad de lo impersonado. Al margen de las consideraciones morales que merezca.

Otra cuestión no irrelevante aquí es el tema de los nombres y los nicks. Quienes aparecen en internet "in propria persona", sea dicho entre comillas, son más susceptibles quizá tanto a los comentarios negativos como a los ataques de este tipo a su persona, porque el juego al que están jugando no es exactamente el mismo al que juega cualquiera que se sienta en un cibercafé y se inventa un nickname para la ocasión. Es algo en lo que no parecen haber pensado los anónimos que a veces les vilipendian por su "intolerancia", o que si han pensado bien poco les importa, claro. Pero, en compensación, unas identidades en red son más insustanciales que otras - sin ánimo de ofender, que si hay un lugar adecuado para la carencia de sustancia es precisamente este entorno virtual.

Así pues, no se sorprendan Vds. si de repente parece que me he vuelto loco, y empiezo a decir despropósitos por aquí y por allá... será que no estoy en mis casillas. Aunque tampoco renuncio al derecho a echar piedras sobre mi propio tejado, faltaría más...

Sábado, 03 de Septiembre de 2005 11:31. Enlace permanente. Blogs

Comentarios » Ir a formulario







Blog de notas de
José Ángel García Landa

(Biescas y Zaragoza)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
"Algo hay en el formato mismo de los blogs que estimula un desarrollo casi canceroso de nuestro ego"
(John Hiler)





Archivos

Temas

Enlaces


http://garciala.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris