Facebook Twitter Google +1     Admin


Vanity Fea




Powered by Rollyo




Al arma social

20071026162709-bewarejustice.jpgCreía que no iba a tener que decir nada del asunto del macarra que le pateaba la cabeza a una chica en el tren. Lo normal todo el mundo (decente) sabe lo que hubiera sido: que la policía lo hubiera detenido, siguiendo las pistas del vídeo, y el juez lo hubiese enviado a la cárcel. Y punto. La página de sucesos, para quien se la quiera leer. Pero no. Resulta que ahora hay alarma social. Que no la causa un macarra de mala muerte, claro: la causan los absurdos legales y las canalladas de los jueces. A mí es el juez el que me alarma, y no el Seryi este loscojones. Primero, anteayer, que el fiscal no aparece, y el juez dice que bah, total no hay motivo de cárcel, que lo deje estar. Luego, con la alarma social, ya todo teatralizado, con focos ante la nación, y para que sirva de caso modélico, el fiscal retoma el caso (pide cárcel), lo retoma el juez, y resuelve que no, mira, que resulta que acerté a la primera. Que el macarra no causó lesiones graves (de intenciones aquí no se habla) y que no está demostrado que pueda volver a las andadas. Que a esta chica no le pasa nada. Así que a la calle, que no se acerque a ella, y punto. Esperando el juicio, que le caerán dentro de dos años seis meses de cárcel virtual (porque ni la pisará). Mensaje lanzado con señales luminosas a todo macarra viviente: que adelante, que se puede. Que al juez no le parece muy mal—sólo de boquilla.

Este sinvergüenza—este canalla de juez, ¿qué opinaría si a él le pateasen la cabeza en un tren, así por las buenas? ¿Se le arreglarían las ideas? Creo que ni así. Elementos como éste —y los hay a patadas, a patadas en la cabeza— son los que hacen que la justicia en este país sea lo que es. Para empezar, redactando las leyes que han redactado: siempre atentos a los derechos de los criminales, y sólo si no queda más remedio a los de las víctimas que pasaban por allí. El gobierno, con su política hacia los terroristas, lidera la comitiva: y en este país de borregos todos van siguiendo al que tienen por encima dando indicaciones con la ceja; así nos va.

Mención aparte merece el acobardado argentino, el testigo que tiene el morro de declarar que sí auxilió a la chica, pero que no le dio mucha importancia al asunto, "porque esto ocurre a veces en el tren". Hombre, y también te asesinan a veces, total cuestión de nada, seamos tolerantes. Este seguro que está en mejor sintonía con el juez.

También hay quienes dicen que bah, casos como este, a patadas, sólo que no los captan las cámaras. Que no hay que sacarlo de quicio, total si no hubiese cámara nos habría dado igual.

Ah, pero es que la cámara hace una diferencia. El observador cambia el fenómeno observado. Pasa a ser responsabilidad directa nuestra, porque ahora somos también testigos. Como el argentino. Y muchos prefieren seguir sentados, como el argentino. Y, segundo, la cámara proporciona una prueba directa al juez que ya la querría en otros casos. Aunque para jueces como este, me temo que nunca habrá prueba suficiente.

Total, que alarma social. Hay que joderse y tocar la campana. No por los macarras y matones, no: estos van de oficio en la existencia, son en teoría extraños a la sociedad. Alarma, por los funcionarios que dejan hacer al matón, para mayor comodidad propia, por no significarse. Así que a alarmarse toca, y a comentar la infamia de este caso —y de tantos otros de los de sin cámara— para que no se siga pudriendo el sistema, y para que las leyes y derechos no se vayan convirtiendo en imaginaciones. Para que no sea la patada lo que va a misa, y siente derecho, y luego ya veremos si se atreve alguien a denunciar. Cada uno que dé la alarma como pueda, de que esto es intolerable. En los blogs y redes sociales, o en familia o donde sea. Que la gentuza la tenemos sentada en la sala de vistas... frente al banquillo y con toga.

¡ALARMA! ¡ALERTA! (Dios qué cruz...).



Viernes, 26 de Octubre de 2007 10:04. José Ángel García Landa Enlace permanente. Quejas

Comentarios » Ir a formulario

garciala







Blog de notas de
José Ángel García Landa

(Biescas y Zaragoza)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
"Algo hay en el formato mismo de los blogs que estimula un desarrollo casi canceroso de nuestro ego"
(John Hiler)





Archivos

Temas

Enlaces


http://garciala.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris