Blogia
Vanity Fea
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Wilhelm Wundt

viernes, 13 de marzo de 2015

Wilhelm Wundt



—del Diccionario de Filosofía de José Ferrater Mora (2001):


WUNDT, WILHELM (1832-1920), nacido en Neckarau (Baden), estudió en las Universidades de Tubinga, Heidelberg y Berlín. Fue profesor de filosofía en Heidelberg (1865-1874), de psicología en Zürich (1874-1875), y de filosofía en Leipzig (1875-1910). 
Wundt escribió extensamente sobre todas las disciplinas filosóficas, así como sobre psicología, incluyendo la llamada "psicología de los pueblos". Su obra forma un gran sistema que representa una transición entre las tendencias positivistas y materialistas y los intentos de renovación filosófica a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Hay en el pensamiento de Wundt elementos positivistas unidos a una fuerte influencia de la tradición del idealismo alemán, especialmente en sus aspectos voluntaristas. El centro del sistema se encuentra en la psicología, disciplina que, al entender de Wundt, sirve de puente entre las ciencias naturales y las ciencias culturales o históricas.

La importancia de la psicología en la obra de Wundt no quiere decir que sus puntos de vista filosóficos sean psicologistas; ni la lógica ni la ética se reducen para Wundt al estudio de tipos de procesos mentales.
En buena parte la obra de Wundt consiste en una generalización, obtenida mediante inducciones, de resultados de las ciencias particulares, así como del examen de las grandes tesis filosóficas. La generalización llega a su máximo al desarrollarse la metafísica.
Antes de presentar de presentar de una forma completa su sistema metafísico, Wundt trabajó intensamente en psicología, lógica y ética. La psicología de Wundt es experimental, pero Wundt da a 'experimental' un amplio sentido, que abarca datos fisiológicos, así como experimentos psicológicos conducidos en el laboratorio y examen de introspecciones. Las tendencias capitales en la psicología de Wundt son el voluntarismo y el"actualismo" o "activismo." Wundt rechaza, en todo caso, las tendencias hacia el substancialismo de los fenómenos psíquicos. El substancialismo resulta tanto de un materialismo como de un espiritualismo, y ambas posiciones son rechazadas por Wundt, por lo menos en psicología. En lo que se refiere al problema de la relación cuerpo-alma, uwndt defiende un paralelismo psicofísico. Éste no niega, a su entender, el carácter propio de los actos mentales, pero no hace de éstos substancias de carácter especial.
Aunque el pensamiento de Wundt no sea psicologista, tiene en cuenta datos y resultados obtenidos de la psicología al tratar otras disciplinas filosóficas. Wundt se ocupa de la lógica en sentido primariamente metodológico y epistemológico más bien que formal. Pero desde tal punto de vista, no puede descuidarse el examen de los "pensamientos". Por ser el pensamiento lógico un pensar en el que se manifiesta una actividad sintética, una apercepción activa que no puede deducirse simplemente del proceso de las representaciones dadas pasivamente, la lógica es una teoría de las formas del pensar sintético como fundamento indispensable de todas las ciencias y, sobre todo, como base de toda metodología científica. La lógica incluye en su parte general la teoría del conocimiento y en su parte especial la metodología científica, que Wundt ha tratado con minucioso detalle. Como segunda disciplina capital de la filosofía se presenta la ética. Ésta no es para Wundt una mera ciencia empírica, que se limita a describir los hechos morales en el curso del proceso histórico y a relativizarlos, pero tampoco es un saber a priori de los valores absolutos. La fundmentación de los valores moreles en el curso de la evolución humana se enlaza con una consideración normativa, en la cual la objetividad del valor depende de su función en el desenvolvimiento de las fuerzas espirituales y de su mayor o menor contribución a la concepción de una meta ideal en el desarrollo del espíritu, de una vida espiritual universal de la cual sea la Humanidad solamente una de sus piezas esenciales. Correspondiendo a esta concepción a la vez evolucionista e idealista, Wundt investiga con particular detalle la historia de los motivos morales a través de la evolución del hombre, investigación íntimamente relacionada con la psicología de los pueblos, en donde aparecen los diferentes grupos humanos en su realización del valor espiritual.
La filosofía de Wundt queda coronada con su metafísica, que rechaza toda intuición romántica y que pretende basarse inductivamente en las ciencias especiales, pero que no se contenta con los resultados de éstas por cuanto parte de una analogía del mundo con la actividad de la psique. La metafísica construye un sistema de hipótesis destinadas a satisfacer los deseos del sentimiento y la necesidad de unificación por la razón de los conocimientos particulares en una imagen coherente y completa de todo lo existente. Por la experiencia directa de la actividad psíquica el sujeto se aprehende a sí mismo como voluntad y actualidad; la forma en que se desarrollan los procesos del mundo físico, el principio de la causa aequat effectum, no son válidos en la esfera espiritual, donde la igualación es sustituida por el aumento de la energía. El problema de la diferencia entre lo físico y lo psíquico se resuelve metafísicamente por la primacía de este último, por la consideración de lo espiritual como fundamento de la materia y substancialidad del mundo objetivo. Las voluntades individuales, que se influyen recíprocamente, son sólo el camino que conduce a una voluntad y actualidad universal, que engloba la substancialidad de la materia porque constituye su fundamento, el principio de su creación. La reducción de lo substancial a lo actual en el sentido de lo activo constituye para Wundt la base capital de la metafísica y lo que permite pasar de la esfera metafísica a la religiosa, sin que la primera pretenda enunciar nada de lo que forma el contenido de las religiones positivas, pues Dios se ofrece para la metafísica únicamente como el principio de actividad suprema, como la síntesis más general y universal de las creaciones de las voluntades particulares. La divinidad como voluntad suprema es, consiguientemente, la expresión racional de la idea de Dios como creador de todo cuanto hay, como el fundamento de una evolución dentro de la cual quedan incluidos los procesos del mundo físico, la substancia material que es metafísicamente producto de la actividad del espíritu.
La filosofía de Wundt influyó sobre todo en dos aspectos. En primer lugar, en el desarrollo de la investigación psicológica, para fomentar la cual fundó, en 1870, en Leipzig, el primer Laboratorio de psicología experimental, del cual salieron importantes trabajos; algunos, en los Philosophische Studien (20 vols.) publicados desde 1881 y continuados en el Archiv für die gesamte Psychologie, pero especialmente en los Psychologische Studien a partir del año 1905. Pueden mencionarse al efecto a Julius Ebbinghaus (1850-1909), H. Münsterberg (VÉASE), O. Külpe (VÉASE), F. Krüger (VÉASE), Emil Kreapelin (1856-1926), E. Neumann (1862-1915), Gustav Störring (1860-1946), Otto Klemm (1884-1939), Willy Hellpach (1877-1956), J. Cohn (VÉASE), etc. —muchos de los cuales se distinguieron luego por su labor autónoma, ya sea en el campo propiamente psicológico, ya dentro de la filosofía—. En el terreno filosófico hay que mencionar especialmente como seguidor de Wundt, o incitado por su filosofía, a Friedrich Paulsen (VÉASE), quien a su vez formó un grupo de discípulos, dependientes de él y de Wundt, más pedagógica que doctrinalmente. Entre ellos puede mencionarse a Erich Adickes (VÉASE). También Julius Möbius (1853-1907) recibió, junto con las de Fechner, las influencias de Paulsen, que aplicó al estudio de la "patografía" o biografía patológica de las grandes personalidades. Sus tesis acerca de la inferioridad psíquica de la mujer y la afirmación de su "imbecilidad fisiológica" (Über den physiologischen Schwachsinn des Weibes, 1900) suscitó grandes polémicas y constituyó, dentro del presente siglo, el comienzo de una serie de investigaciones sobre el "papel metafísico" de la feminidad, en las que intervinieron entre otros Otto Weininger, Georg Simmel (VÉANSE) y Ernst Bergmann (nac. 1881). En cuanto a los filósofos más directamente influidos por Wundt, cabe citar a Raoul Richter, a Gottlob Friedrich Lipps y a Rudolf Eisler (VÉASE). Richter (1872-1912, nac. en Viena, profesor en Leipzig) se distinguió por su investigación sobre el escepticismo en filosofía, investigación aparentemente de índole histórica, pero que tenía por finalidad la busca de una superación de las posiciones escépticas en una concepción filosófica próximo al voluntarismo espiritualista y actualista de Wundt. Richter se consagró también a la filosofía de la religión, que trató, bajo la influencia de Nietzsche, en el sentido de una filosofía religiosa. G. F. Lipps (1865-1931, prof. en Leipzig y en Zürich) prosiguió las investigaciones psicofísicas de Fechner y se inclinó también en metafísica a concepciones afines a las de Wundt. Sin embargo, Richter y Lipps se inclinaron en la teoría del conocimiento al neokantismo.

Obras: Wundt, Wilhelm. Die Lehre von der Muskelbewegung, 1858. (La teoría del movimiento muscular). — Beiträge zur Theorie des Sinneswahrnehmung, 1862 (Contribuciones a la teoría de la percepción sensible). — Lehrbuch der Physiologie (Manual de fisiología, 1864). — Die physikalischen Axiome, 1866 (2ª ed.: Principien der mechanischen Naturlehre, 1910). — Handbuch der medizinischen Physik, 1867 (Manual de física médica). — Untersuchungen zu Mechanik der Nerven und Nervenzentren, 1871-1876 (Investigaciones para la mecánica de los nervios y de los centros nerviosos). — Grundzüge der physiologischen Psychologie, 1873 (Fundamentos de psicología Fisiológica). — Ueber die Aufgabe der Philosophie der Gegenwart, 1874 (Sobre la misión de la filosofía en la actualidad). — Der Einfluss der Philosophie auf die Erfahrungswissenschaften, 1876 (La influencia de la filosofía sobre las ciencias empíricas). — Logik. Eine Untersuchung der Principien der Erkenntnis und der Methoden wissenschanftlicher Forschung, 3 vols., 1880-1883. (I. Allgemeine Logik und Erkenntnistheorie. II. Logik der exakten  Wissenschaften. III. Logik der Geisteswissenschaften) (Lógica. Investigación de los principios del conocimiento y de los métodos de la investigación científica [I. Lógica general y teoría del conocimiento; II. Lógica de las ciencias exactas; III. Lógica de las ciencias del espíritu]). — Ethik, 1886. — Zur Moral der literarischen Kritik, 1887 (Para la moral de la crítica literaria). —System der Philosophie, 1889 (trad. Esp.: Sistema de filosofía científica, 2 vols., 1913). — Hypnotismus und Sugestión, 1892 (trad. esp., 1908). — Grundriss der Psychologie 1896 (trad. esp.: Compendio de psicología, s. a.) — Völkerpsychologie, comenzada a publicar en 1900, 3ª ed., 10 vols 1911-1920 (trad. esp. del compendio de esta obra en: Elementos de psicología de los pueblos, 1926). — Einleitung in die Philosophie, 1900 (trad. esp.:  Introducción a la filosofía,  2 vols., 1911). — G. Th. Fechner, 1901. — Sprachgeschichte und Sprachpsychologie, 1901 (Historia y psicología del lenguaje). — Einleitung in die Psychologie, 1901 (Introducción a la psicología). —Naturwissenschaft und Psychologie,  1903. — Kleine Schriften, 2 vols., 1910-1911 (Escritos breves). — Probleme der Völkerpsychologie, 1911 (Problemas de la psicología de los pueblos). —Sinnliche und übersinnliche Welt, 1914 (Mundo sensible y mundo suprasensible). — Erlebtes und Erkanntes, 1920 (Vivido y conocido). — Además, múltiples trabajos de psicología, lógica, metafísica y teoría del conocimiento, sobre todo en la serie de los Philosophische Studien, en el Archiv für die gesamte Psychologie y en los Psychologische Studien.
Bibliografía: E. Wundt, W. W.s Werk – Bibliographie, 1927.
  Véase: E. Koenig, W. W., Seine Philosophie und Psychologie, 1902. — Gerhard Heinzelmann, Der Begriff der Seele und die Idee der Unsterblichkeit bei W. W., 1910. — Xenia Bernstein, Die Kunst nach W. W., 1914 (tesis). —G. Pelka, W. Wundts Aktualitätstheorie,  1915 (tesis). — Walter Resch, Zur Psychologie des Willens bei W. W., 1917. —Alfred Heussner,  Einführung in W. Wundts Philosophie und Psychologie, 1920. — Felix Krueger, W. W., 1922. — W. Nef, Die Philosophie W. W., 1923. — P. Peterson, W. und seine Zeit, 1925 (trad. esp.: Wundt y su tiempo, 1932). — J. Steinmetz, Das Substanzproblem bei W. W., 1931 (tesis). — Heinrich Teut, Volkgemeinschaft und Bildung bei W. W., 1940 (tesis). — H. Misiak, The Philosophical Roots of Scientific Psychology, 1961. — E. A. Esper, Mentalism and Objectivism in Linguistics: The Sources of Leonard Bloomfield’s Psychology of Language, 1968. — W. Meischner, W. W., 1979. — A. Arnold, W. W., 1980. — D. N. Robinson, Towards a Science of Human Nature, 1982. — W. R. Woodward, M. G. Ash, The Problematic Science: Psychology in Nineteenth-Century Thought, 1982. — H. Mindess, Makers of Psychology: The Personal Factor, 1988.




Max Scheler






—oOo—

0 comentarios