Facebook Twitter Google +1     Admin


Vanity Fea




Powered by Rollyo




Eigenfactor 0

Salgo en el ránking de los principales 30.000 autores del SSRN, no sé bien a título de qué, pues dicen que han establecido el ránking siguiendo el criterio del Eigenfactor, y ahí tengo, como se ve, una nota de cero lamentablemente, que me da un ránking por Eigenfactor de 65.521, no de los más altos ciertamente. 


Tampoco entiendo bien de hecho cómo ese cero me puede situar en ningún puesto, a menos que el puesto 65.521 esté compartido por todos los que tenemos allí un cero zapatero.

Para quien no sepa qué es lo del Eigenfactor, como yo, les diré que es un ingenioso método para establecer la influencia de un autor dentro de una comunidad de citas mutuas, entendiendo (como siempre en estos casos) que citar es citar para bien— Hitler tendría una Eigenfactor alto, supongo, aun entre los que rechazasen sus ideas, con tal de que para hacerlo lo citasen. Vamos, el principio de que hablen, aunque sea mal.

Así definen el Eigenfactor sus inventores, en el SSRN:

The author-level Eigenfactor® score is a weighted measure of an author’s citations. It adjusts for the number of authors of the paper, the number of outgoing citations from each paper citing an author’s paper and for the importance of the citing paper. All self citations are eliminated in calculating an author’s Eigenfactor® score. The score reported in the SSRN ranking tables is calculated from SSRN citation data only. To understand how this importance-weighting works, consider the following iterated voting procedure:
"Each author begins with a single vote and passes it on, dividing the vote proportionally based on those authors whom she cites. In other words, if she cites two authors -- author A one time and author B two times -- she would distribute 1/3 of her vote to author A and 2/3 of her vote to author B. After one round of this procedure, some authors will receive more votes than others. In the second round, each author passes on her current vote total, as received in the previous round, again dividing this quantity equally among those authors whom she cites. This process is iterated indefinitely. Eventually, we reach a steady state in which each author receives an unchanging number of votes in each round. An author’s Eigenfactor® score is the percentage of the total votes that she receives at this steady state." (p. 3) See West, Jevin D., Jensen, Michael C., Dandrea, Ralph J., Gordon, Gregory J. and Bergstrom, Carl T., Author-Level Eigenfactor Metrics: Evaluating the Influence of Authors, Institutions and Countries Within the SSRN Community (February 14, 2011). Harvard Business School NOM Unit Working Paper No. 12-068 (Data as of March 14, 2011). Available at SSRN: http://ssrn.com/abstract=1636719.
 


Fuera críticas, en principio es una manera de medir la atención que presta un autor comparada con la que recibe. Hay que decir que pesa contra mí, pues recibo una atención desproporcionada de mí mismo, y un número de autocitas concomitante, que aquí se ven eliminadas—habría que inventar otro ránking, el Ego-Eigenfactor, en el que mi nota sería muy distinta.

No sé por qué todo esto me ha traído a la mente este chiste que ponía una amiga en Facebook:

Me gusta el detalle de la tumbleweed.


 Cierto es que el ránking de más importante usado en el SSRN no es éste del Eigenfactor, ni el misterioso ránking agregado que me coloca en el pueso 65.531, "entre los 30.000 primeros"—sino uno más en bruto y patatero: el número de descargas de tus artículos (que no es el número de visitas, pues de cada cien personas que ven una publicación, igual se la descarga una). Allí ocupo un puesto más digno en apariencia, el 3.854—lo que me sitúa en el dos y pico por ciento de autores más leídos (bueno, descargados) del SSRN. (Axioma necesario a falta de pruebas a contrario: los autores más descargados son también los más leídos).

Ahora bien, se me ocurren, a la vista de ese cero citas recibidas, otros ránkings dolorosos que se podrían generar. El número de citas dividido por el número de publicaciones subidas (y seguimos en cero). El número de descargas dividido por el número de páginas vistas. O el Eigenfactor divido por el número de descargas.  Pues bien habría que penalizarnos a los que somos muy visibles, menos leídos y menos aún citados por nadie. Aunque para qué más penalización que estas reflexiones.

Miércoles, 18 de Abril de 2012 16:36. José Ángel García Landa Enlace permanente. Trabajos

Comentarios » Ir a formulario









Blog de notas de
José Ángel García Landa

(Biescas y Zaragoza)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
"Algo hay en el formato mismo de los blogs que estimula un desarrollo casi canceroso de nuestro ego"
(John Hiler)





Archivos

Temas

Enlaces


http://garciala.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris