Blogia
Vanity Fea

Curiosidades

Vida de Pi

Vida de Pi



Uno, cuando a pi le cambiaron el valor. Eso sí, lo cambiaron por métodos democráticos:

El día que los políticos intentaron cambiar el valor del número “pi” por ley http://www.principiamarsupia.com/2017/03/14/el-dia-que-los-politicos-intentaron-cambiar-el-valor-del-numero-pi-por-ley/

Otra historia: Pi tiene un hermano gemelo secreto, ignorado y despreciado, Tau, al que la gente no conoce ni de nombre ni de cara. (Me refiero al número resultante de dividir la circunferencia por su radio). Es una triste historia de favoritismo entre unos hermanos que, sin embargo, tienen el mismo mérito.

Aquí nos lo dice de manera más contundente Bob Palais, matemático mormón:

PI IS WRONG!!
 
—oOo—

Retropost (2007): Teoría y práctica



"En teoría, no hay diferencia entre teoría y práctica. En la práctica, la hay".

Los límites entre teoría y práctica son difusos, y las relaciones entre estos dos conceptos son paradójicas. De ello da buena muestra que esta frase que me llamó la atención en un blog (Making Light, creo que era) también puede volverse de adentro afuera como un guante:

"En teoría, existe una diferencia entre la teoría y la práctica. En la práctica, no existe"

—como puede atestiguar cualquiera que dé clases (teóricas o prácticas) de Teoría.

Contra el Método
—oOo—

Retropost (2006): Minas virtuales, oro real



Minas virtuales, oro real

Publicado en Internet. com. José Ángel García Landa

Vía Loïc Le Meur: 500.000 chinos se sacan un sueldo trabajando en las minas de oro virtuales de World of Warcraft, y revendiendo su oro a los occidentales que se lo curran menos pero que están dispuestos a pagar para hacer avanzar a su personaje. ¿500.000? Bueno, como si son 500; es curioso que se pueda vivir de palear oro virtual, pero ya ven.
Podría verse como una forma de ayudar al Tercer Mundo (al segundo más bien, parece) que estamos dispuestos a practicar los decadentes occidentales: pagarles al pagarnos nuestros vicios.

No es tan distinto de lo que hacemos al ir a ver una película cuyos efectos especiales han sido apañados en talleres de diseño por ordenador deslocalizados a la India. Y bien mirado, todos excavamos en minas virtuales para satisfacer las necesidades imaginarias del vecino.

¿A quién le interesa un juego donde se ganan puntos si tienes fondos para pagarte jugar con ventaja? Pues a todo el mundo, seguramente. La vida (virtual o real) es así; es un juego con cartas marcadas y con tahures experimentados.

Pero en todo caso las relaciones entre virtualidad y realidad, y sus vasos comunicantes y sus transvases mutuos, no dejan de sorprendernos. The World (of Warcraft, too) is a Stage.

Podéis explorar Marte


 

Retroposts

—oOo—

Retropost (2006): Fernando Poo y Río Muni

Fernando Poo y Río Muni

Publicado en Personales. com. José Ángel García Landa

Nos ha ofrecido nuestro patrón, el Gobierno de Aragón, un pequeño complemento salarial por desarrollar actividades extra para mejora de la docencia, publicación de materiales docentes, encuestas favorables de los alumnos, etc. Hoy he estado rellenando los impresos en red, o intentándolo, porque siempre te encuentras con el consabido "se ha producido un fallo imprevisto"... Como detalle bonito de esta experiencia, señalar que en el apartado "datos personales" del formulario electrónico te da a elegir la provincia de España en la que vives, y despúes de una lista más o menos alfabética (era alfabética, pero con los cambios de nombre autonómicos—un estrato geológico de datos, vamos), te salen al final de la lista de provincias nuestras colonias africanas.... Ceuta, Melilla, fuera de orden, claro, y seguidamente el Sáhara, Guinea Ecuatorial, Fernando Poo, Rio Muni... Todo esto desarrollado informáticamente este año, pero copiando, claro, una lista heredada de los ancestros. Vamos, que si no te salen Cuba, Filipinas y México, o la Florida y los Países Bajos, es porque el funcionario que hizo la lista aún se corta, y la recorta...

Este es mi autobombo para el recurso que presento, la bibliografía:

Esta bibliografía está disponible en red, en libre acceso a través de Internet. Se encuentra en elaboración desde 1995, con ampliaciones y actualizaciones anuales. Es un recurso utillizable tanto como apoyo a la investigación, como para la docencia. La media de consultas diarias en los últimos años, según el contador incorporado, es de alrededor de cincuenta. Es un trabajo de gran envergadura, con unas 200.000 referencias, que en su versión impresa ocupa unos 40 volúmenes. La bibliografía está referenciada e incluida como un recurso destacado en muchos repertorios y servidores de gran prestigio, como la Universidad de Oxford, la universidad de Harvard, el Massachusetts Institute of Technology, la Encyclopaedia Britannica, etc. En la Universidad de Zaragoza está incluida entre los recursos desarrollados para mi docencia en el Anillo Digital Docente.

Esta vez, por vez primera, especifican que valen materiales en cualquier tipo de soporte. Hasta ahora no los consideraban; como digo es que hay un ligero desfase a veces. Así que allí voy con mi bibliografía, a la primera convocatoria de estas en la que cabe. Y, sin embargo... ¿Hay apuestas a que no me dan el aumentillo de sueldo?

Web, teoría, filología, anglística

 

Retroposts

—oOo—



Murciélago nadando






Retropost: Colchones Aznar

Retropost #997 (15 de junio de 2006): Colchones Aznar

 

O mal recuerdo, o no he oído anuncios de Colchones Aznar más que en la Cadena Cope. Esto no puede ser casual.
"¡Az - nar! ¡Colchones para soñar!"
Pues nada, nada; a seguir soñando . . .
La Cope: sí, sí . . .

 

Retroposts

—oOo—

Retropost: Hermafroditos, transexualas, monstruas y prodigios

Retropost #968 (1 de junio de 2006): m/f - s/z: Hermafroditos, transexualas, monstruas y prodigios

 

Leía hace poco el libro de Ambrose Paré Des Monstres et prodiges (1573; Ginebra: Slatkine, 1996), donde aparecen deliciosos monstruos y prodigios naturales.
Paré, un poco al estilo enciclopedia china, atribuye el origen de monstruos y prodigios a 1) la gloria de Dios, 2) su ira, 3) exceso de semen, 4) insuficiente cantidad de semen, 5) la imaginación, 6) la estrechez de la matriz, 7) posturas indecentes de la madre, 8) accidentes, caídas y golpes contra el vientre durante el embarazo, 9) enfermedades hereditarias o accidentales, 10) putrefacción del semen, 11) mezcla seminal de personas y animales, 12) la brujería, 13) la intervención de demonios y diablos.
Monstruos como aquel hombre de cuarenta años, al cual le salía de la tripa otro hombre casi completo, excepto la cabeza… otro yo al que llevaba en brazos, por París, en 1530.
Siameses, seres de dos cabezas, hombres con otra cabeza viva en el vientre. Mujeres que paren treinta y seis niños vivos. Mujeres que han parido pequeños monstruos activos y malignos. Peces voladores. Apariciones de figuras en el cielo, con hachas, espadas y caras espantosas.
"Un monstruo marino, que tiene la cabeza de un monje armado, y cubierto de escamas de pez" - o bien "un monstruo marino, que se parece a un obispo, vestido con sus hábitos pontificios".
O la Ballena, y la Jirafa. O la bestia oriental Tanacth, una especie de tigre sin cola, con cabeza de hombre "bien formada pero con la nariz chata", pelo de africano y manos de hombre… esta bestia se la comen en la India. Y la Rémora, diminuto pez capaz de detener una gran nave al adherirse a ella. El Aloés, pez monstruoso. Y el Limaco del Mar Sarmático.
Y otros prodigios que despiertan curiosos ecos y analogías hoy en día. Cambios súbitos de sexo al saltar una valla. Siempre de mujer a hombre, nunca de hombre a mujer: "la raison pourquoy les femmes se peuvent degenerer en hommes" es, aclara con lógica admirable, "pour-ce que Nature tend tousjours à ce qui est le plus parfait, et non au contraire faire que ce qui est parfait devienne imparfait" (86).
Veamos qué dice Paré
De los hermafroditas o andróginos, es decir, que en un mismo cuerpo tienen dos sexos.
Los hermafroditas o andróginos son niños que nacen con doble miembro genital, uno masculino y otro femenino, y por tanto, son llamados en nuestra lengua francesa, hombres y mujeres.
Pues es la causa, que la mujer proporciona tanta semilla como el hombre proporcionalmente, y por eso la virtud formadora, que siempre intenta hacer su semejante, a saber, de la materia masculina un macho, y de la femenina una hembra, hace que en un mismo cuerpo se encuentren a veces dos sexos, llamados hermafroditas. De los cuales hay cuatro clases, a saber, hermafrodita macho, que es el que tiene el sexo del hombre perfecto, y en el perineo (que es el lugar entre el escroto y el ano) un agujero en forma de vulva, que sin embargo no penetra dentro del cuerpo, y de este no sale orina ni semilla. La mujer hermafrodita, además de su vulva que está bien formada, por la cual arroja la semilla y la regla, tiene un miembro viril, situado encima de la mencionada vulva, cerca del monte de Venus, sin prepucio, sino sólo una piel desligada, que no se puede invertir ni volver, y sin ninguna erección, y de éste no sale orina ni semilla, y no se encuentra vestigio de escroto ni testículos. Los hermafroditas que no son ni uno ni otro, son los que están todos cerrados y exentos de generación, y sus sexos totalmente imperfectos, y están situados al lado uno del otro, y a veces uno encima y el otro debajo, y no pueden utilizarlos más que para expulsar la orina. Hermafroditas machos y hembras, son los que tienen los dos sexos bien formados, y pueden usarlos y servir para engendrar, y a estos las leyes antiguas y modernas les han hecho y todavía les hacen elegir qué sexo quieren usar, con prohibición, bajo pena de perder la vida, de no utilizar más que aquél del cual hayan hecho elección, por los inconvenientes que podrían resultar de eso. Porque algunos han abusado de ello de tal manera, que por un uso mutuo y recíproco, se refocilaban de uno y de otro sexo, ya de hombre, ya de mujer, pues tenían naturaleza de hombre y mujer, proporcionada a tal acto, e incluso, como dice Aristóteles, su teta derecha es como la de un hombre, y la izquierda como la de una mujer. ( . . . ) (75-77).
Como se ve, en los presupuestos descritos por Paré, se presupone estrictamente la heterosexualidad: ni siquiera se plantea (no pertenece a la discusión) la posibilidad de una orientación sexual que no corresponda a la determinada por la marca de los órganos genitales y marcas corporales adyacentes. La orientación sexual se regirá y determinará por estas marcas:
Los médicos y cirujanos bien expertos y entendidos pueden saber si los hermafroditas son más aptos para adoptar y usar uno u otro sexo, o los dos, o nada. Y tal cosa se conocerá por las partes genitales, a saber, si el sexo femenino es adecuado en sus dimensiones para recibir la verga viril, y si por él fluyen los menstruos; igualmente por el rostro, y si el cabello es desligado o recio; si el habla es viril o aguda, si las tetas son parecidas a las de los hombres o de las mujeres: igualmente si toda la costumbre del cuerpo es robusta o afeminada, si son atrevidos o temerosos, y otras acciones similares a los machos o a las hembras. Y en cuanto a las partes genitales que pertenecen al hombre, hay que examinar y ver si hay gran cantidad de pelo en el monte de Venus y alrededor del ano, porque comúnmente y casi siempre las mujeres no tienen nada en el ano: Igualmente hay que examinar bien si la verga viril está bien proporcionada en grosor y longitud, y si se levanta, y de ella sale semen: lo que se hará por confesión del hermafrodita, cuando haya tenido compañía de mujer: y por este examen se podrá verdaderamente discernir y conocer al hermafrodita macho o hembra, o que sean lo uno y lo otro, o que no sean ni lo uno ni lo otro. Y si el sexo del hermafrodita tiene más del hombre que de la mujer, debe llamársele hombre: y lo mismo con la mujer. Y si el hermafrodita tiene tanto de lo uno como de lo otro, será llamado hermafrodita hombre y mujer. (79)
Curiosos estos tres niveles de análisis:
- sexo biológico: fluido y quizá sin fronteras entre categorías.
- sexo médico, determinado por el experto: se hace recaer en una de cinco categorías.
- sexo administrativo y legal: se reduce a dos categorías (aun el caso, como hemos visto, más problemático, el del quinto sexo médico, los hermafroditas que son "hombre y mujer").
El deseo del hermafrodita no entra en cuestión nunca. Hay que tener en cuenta que Paré mezcla la discusión de exámenes de neonatos con exámenes de transgresores potenciales que han salido a la luz; en ambos casos, el deseo parece ser irrelevante en sus planteamientos, y se atiene a lo que aconsejan las marcas físicas.
Es más, incluso cuando la marca es ambigua, al parecer sigue sin plantearse la cuestión. Los hermafroditas pueden ser machos o hembras, en los dos primeros casos, y como tales se espera que actúen. De la ambigüedad o "género neutro" del tercer caso al parecer tampoco se derivan problemas legales, pues se presupone que no habrá actividad ni orientación sexual. (Todo esto no quiere decir que no hubiera en esta época casos de travestismo y de homosexualidad, por supuesto). Es únicamente el cuarto caso descrito por Paré el que a su juicio merece intervención especial por parte de los legisladores: el del hermafrodita pleno, diríamos, el de la persona que está caballo entre las dos vertientes de la diferencia sexual no por carecer de marcas sexuales ino por tener dos marcas sexuales claras y a la vez contradictorias. Aquí es donde interviene la ley para declarar válida, por orden público, o por convención o ficción legal, sólo una de las dos marcas.
Se observarán aquí curiosos elementos de paralelismo con el debate actual en torno a la transexualidad y su reconocimiento legal.
Hoy en día no se ejecuta ni encarcela a nadie (en Occidente) por homosexualidad o por bisexualidad o por usar atípicamente genitales atípicos. Se entiende que todo esto entra en la libre elección de cada cual. Y, es más, está prohibida la discriminación contra las personas por razón de sus preferencias sexuales. Menos prohibida, pues todavía tiene vigencia legal, está la discriminación por razón de sexo. Parece haber cierto futuro para la discriminación legal positiva a favor de la mujer. Y habría que diferenciar, a su vez, el debate en torno a la discriminación sexual del debate en torno a la discriminación por razón de género y de identidad genérico-sexual: tres debates, o cuatro, que sin embargo están muy ligados entre sí. Cinco debates, si le sumamos la cuestión del nacimiento con estructuras genitales atípicas como las que describe Paré.
A pesar de esa cierta prohibición de discriminaciones, hay no obstante un punto en el que la ley parece casi tan insistente en nuestros días como en los días de Paré: el mundo humano se estructura en torno a dos sexos, y cada individuo debe elegir uno.
A andróginos y epicenos (no hermafroditas) les puede resultar más o menos cómodo el papel que se les ha asignado; pero al menos hoy en día hay (en Occidente, hablo de Occidente…) aparte de estilos de relación, vestimenta, etc., claramente masculinos y femeninos, una amplia gama intermedia, tirando más bien hacia lo masculino nondescript, una gama de estilos que es aceptable no sólo para personas física o emocionalmente andróginas sino, salvando otros códigos sexuales complementarios, para hombres machos y mujeres hembras. Así, pongamos, una cazadora y un vaquero lo puede llevar tódios; o todo el mundo puede saludar dando la mano en lugar de besitos sin levantar demasiados comentarios.
Otro caso es el de quienes eligen una polaridad invertida: los travestís y transexuales en grado diverso (que el ropaje sexual va desde el pintalabios hasta la cirugía). Muchos transexuales son los primerosas en mantener bien alto el pabellón de los dos sexos diferenciados (a la vez que minan con su propia existencia ese régimen sexual). De hecho, es el caso arquetípico de transexualidad: una persona nacida genitalmente hombre pero que siente una necesidad imperiosa de identificarse como mujer, y vice-versa. No sé si hay muchos transexuales que sienten la necesidad psicológica de acogerse a un tercer sexo andrógino o "transexual"… aunque en muchos casos lo tengan que hacer de facto para salvar con poco coste personal muchas situaciones de la vida cotidiana. Es, por tanto, una situación curiosa la de los transexuales; en principio, apuntalan por el mismo hecho de su "elección" vital el orden sexual bipolar; a la vez, lo quiebran, convirtiendo como poco de cuatro a cuarenta y cuatro, por decir algo, las posibles combinaciones de conformación genital original, y modificada, vestido/estilo virilizante o afeminado, y orientación sexual (la nacida mujer que se transexualiza en hombre, pero viste de mujer y tiene modos poco femeninos y orientación sexual hacia los hombres sería sólo un caso atípico…).
Pero si los transexuales son a veces un caso un tanto paradójico de promoción del binarismo sexual, hay otros dos casos más influyentes, y que van, naturalmente, ligados entre sí:
1) El sentido común, lo que dice todo el mundo, lo que siempre se ha hecho y lo que es así por naturaleza, o cree el 95% de la gente, etc.: que hay hombres y mujeres. (Creencia cierta, con una posible falacia adherida: "que sólo hay hombres y mujeres".... —y de la que se extrae un corolario problemático para muchos e incuestionable para otros: que hay que obligar a todo individuo a ser o bien hombre o bien mujer).
2) La ley: que es la que hace explícito dicho corolario y se encarga de aplicarlo. Normativas sobre baños separados (¿costumbre o ley? No sé); dormitorios separados, residencias separadas, etc. —y, en suma, identidad sexual polarizada, "original" y obligatoria en la documentación para todas las personas.
Hoy como entonces, parece que se afirma el orden sexual binario (si bien no tanto, gracias a Dios) por temor a la posible multiplicidad que resultaría de replantearlo: no ya cuatro sexualidades, sino cientos, miles… las que de hecho hay, quizá. Como dice en la introducción al libro de Paré su editora Gisèle Mathieu-Castellani,
"Cuando la ambigüedad se inscribe en el cuerpo y se marca en el sexo, se vive y se piensa como una ruptura intolerable del orden del mundo, físico y social, como una fractura del cuadro conceptual que lo estructura. Lo híbrido es el caos . . ." (25)
Y así parece haber sido, desde tiempo inmemorial, para el orden político y legal de la humanidad. Si así pensaban los renacentistas, así sigue pensando la legislación actual sobre identidad sexual. Es obligatorio tener un sexo definido: bueno, es que puesto así hasta suena chusco. No es que sea obligatorio: se tiene. Y si no se tiene, pues se pone. Y si no se pone el sexo, al menos se pone la cruz en la casilla.
¿Pero a qué sexo se refiere la ley? Al "verdadero", al "original", al de nacimiento, se presupone. Se ha venido presuponiendo. Lo que pasa es que ahora parece inoportuno presuponerlo, y quizá se pase a presuponer otra cosa. Sexo a voluntad, o según trayectoria vital: es decir, pongamos "género" en lugar de "sexo".
Lo cual presupone, en cierto modo, que haya dos géneros, dependientes o derivados de los sexos en una génesis de las culturas, pero desgajables de esa génesis no sólo ya para cada trayectoria individual sino también para la ley. "Género" de destino, en lugar de "sexo" de origen. Parece ser que será el sentido de la próxima reforma legislativa del gobierno.
Lo que no se va a cuestionar, según todos los indicios, es el binarismo de la clasificación. No vamos a pasar de v/m a vv/mm/mv/vm/ o a ns/nc (a menos que se agarre el toro por los cuernos y se introduzca la categoría neutra, o se haga optativa la respuesta, declarando obsoleta la atención de la administración al sexo o género… pero no parece, no). Tengo curiosidad por saber cómo se formularán exactamente el status legal del sexo de origen y el del sexo de destino, y si esto llevará a una multiplicación administrativa de las identidades sexuales o no.
Esta cuestión, claro, tiene repercusiones legales que no se acaban en la legislación española. Eso es sólo el principio , y de hecho los nuevos "sexos" de los sistemas legales occidentales que han dado este paso se contemplan internacionalmente en el marco de los viejos sexos de siempre; no parece que un país que no reconozca los cambios de identidad sexual vaya a reconocerlos (al margen de la existencia de convenios especiales) sólo porque en España haya cambiado la ley al respecto. Sea como sea, en la realidad de la vida cotidiana o en el código legal, las posibles modificaciones de trato social o de ley que se difundan o se instituyan no tienen lugar en vacío, sino en un contexto a la vez geográfico e histórico regido por el binarismo sexual. Llevamos la historia a cuestas (unas veces más que otras) y así sería ilusorio creer que el régimen sexual se puede cambiar por decreto-ley, aunque sí haya algunos aspectos del tratamiento legal de la sexualidad que se pueden cambiar por ese procedimiento.
Con lo cual las gentes que quieran escapar al binarismo del orden sexual mundial seguirán siendo a la vez monstruos y prodigios por un lado… y la cosa más normal del mundo por otro, poniéndose unos vaqueros y una cazadora. Donde se pueda.
Categorías obsoletas

 

Retroposts

—oOo—

Retropost: Penis Enlargement, Guaranteed

Retropost #930 (19 de mayo de 2006): Penis Enlargement, Guaranteed


Extra length, increased activity, your partner will love you for it. Watch the amazing results of our product.

El vídeo tiene su argumento, incluso, porque al final descubrimos quién estaba al lado del bichito... ¡su propio rabo!

(No es un eslizón ni una sirena, sino una anfisbena un tanto atípica, Bipes Biporus, Vía Paleofreak).

 [Imagen y post perdidos durante la última década. El Bipes biporus parece que no se ha extinguido aún, empero.]

The Rape of the Beasts

 

Retroposts

—oOo—



Retropost: El Lupishome

Retropost #927 (16 de mayo de 2006): El Lupishome


Estas cosas sucedían en nuestra familia, sé que es difícil creerlo. No me refiero ni siquiera a que la gente por lo general hoy no cree en estas cosas, me refiero a que las asociamos más con películas viejas de terror, no con cosas que realmente creyeras que iban a poder suceder en tu casa, y sin embargo así es. Claro que hablo de personas nacidas en otro mundo y otro siglo.

Pues resulta que necesitaba el hijo mayor, urgentemente, evitar la mili, porque quería irse a América. Si lo pillaban para la mili, estaba aviado, porque entonces era larga (esto era antes de la Primera Guerra Mundial), y necesitaba irse ya. Por fin acabaría yéndose a América, y allá terminó pasando su vida. Y sin embargo aquella vez tuvo que retrasar el viaje, con peligro de no poderse ir, pero era por razones de fuerza mayor. Su madre estaba embarazada, y faltaba poco para el nacimiento del bebé. Tenía que quedarse hasta que naciese la criatura. Porque sólo él podía conjurar el peligro.

El peligro era... que había un riesgo muy importante de que la criatura que naciese fuese un hombre lobo. Un Lupishome, como decían en la aldea. Había que esperar a ver si nacía niño o niña, y entonces se sabría qué hacer. Entretanto había que retrasar el viaje a América... porque hablamos de la época de los vapores de inmigrantes, y de gente humilde; tenía que quedarse porque no podría volver, y sólo el hijo mayor podía conjurar el peligro de tener en la familia al Lupishome.
El hijo mayor tenía muchos hermanos y hermanas. Pero se daba la circunstancia de que ya le seguían seis hermanos varones. El bebé que naciese sería el séptimo varón de la casa. Parecería un bebé completamente normal, pero al ser el séptimo varón correría el peligro de convertirse en Lupishome antes o después. Sólo el hermano mayor podía realizar el ritual que conjuraría el peligro. Y por eso tuvo que retrasar el viaje, con riesgo de ser capturado por las autoridades. Pero como se ve no era una cuestión de poca importancia.

El bebé resultó ser niño. Y tenía los ojos de un marrón muy claro, casi amarillo. ("Tenía ojos de perro", me dicen). Así que cuando nació, el hermano mayor hizo lo ordenado por el ritual: lo llevó a un puente que separaba dos parroquias, y allí conjuró el peligro bautizando a su hermanito él mismo. Luego escapó a toda prisa hacia América. Y pasaron más de noventa años.

Ese niño que nació vive ahora en el último cuarto del pasillo. Me acaba de dar las buenas noches. Al margen de leves episodios de epilepsia, nunca se han apreciado signos extraños en él.

La Gloriosa y los ríos sagrados



Retroposts

—oOo—

Retropost: Contra coreos

Retropost #926 (16 de mayo de 2006): Contra coreos




En We Make Money Not Art hablan de una nueva tecnología de distorsión de sonido para impedir que grandes masas de gente se puedan coordinar y cantar juntos eslóganes. Prohibido cantar. La idea es aplicarlo a los júligans en los estadios de fútbol, muy loable, claro. Pero entre esto, y Echelon, y GoogleChina, y los controles masivos de móviles de Bush, y las nuevas tecnologías antidisturbios- My, My....

Hacia la lectura electrónica de la mente

 

Retroposts

—oOo—

Retropost: El mundo distorsionado

Retropost #925 (16 de mayo de 2006): El mundo distorsionado



Vía BoingBoing, llego a World Mapper. Es un sitio que da mapamundis con el área de los países estadísticamente proporcionada según diversas variables: población, riqueza, etc... de manera que los continentes adoptan las formas más variadas y desproporcionadas imaginables, según sea la variable en cuestión. Por ejemplo, este es uno de los mapas más esperpénticos (en el sentido del Callejón del Gato): indica la proporción neta de ciudadanos que hacen turismo fuera de su país frente a los que hacen turismo dentro.

mundoraro

Los mapas de la primera página, si bien desproporcionados, no dejan de ser reconocibles. Así, la población en el año 1 estaba peor distribuida con respecto al área de los países, y se ve una evolución hacia un cierto equilibrio. Pero las variables más distorsionadoras son muy relevantes, por ejemplo ésta del turismo. Indican, claramente, algún tipo de distorsión espectacular en el comportamiento o distribución de riqueza de los habitantes. Los mapas de países de origen y destino de refugiados y desplazados también son muy significativos. Y en el número 40 hay otra variable tuercemapas: el tonelaje de barcos de carga, inflando o desinflando el área del país. Reinan Panamá y Liberia, como se ve.
Hombre, supongo que con variables muy específicas culturalmente, como el número de turbantes por kilómetro cuadrado, o el número de hablantes de italiano por kilómetro cuadrado pues también saldrían cosas curiosas, pero los fríos datos económicos son a su manera más reveladores aún. Mirad especialmente el 67, relativo a la exportación de medicamentos.
Otro, el 87, que refleja la exportación neta de maquinaria, es muy espectacular, pero el dato ya es muy elaborado (exportación neta, con lo cual no salen los países que importan más que exportan, aunque exporten mucho) y por tanto me parece menos revelador que los que ofrecen datos menos relativos.
Serían interesantes (y sangrantes) otros mapas posibles, como los de índices de mortalidad infantil, promedio de vida, etc.

Retroposts

—oOo—

Retropost: Un sueño con anécdota de Franco

domingo, 8 de mayo de 2016

Retropost #907 (8 de mayo de 2006): Un sueño con anécdota de Franco


Volvía yo en mi sueño de las afueras de Biescas (o de Zaragoza) por una carretera polvorienta, quizá el camino que lleva más allá de las piscinas, saludándome con personas que parecían conocerme pero yo a ellas no (las saludaba como si tal, sin embargo). Y andaba a lo largo de una caravana de coches, cuando oigo que me llaman de uno, era Lola, con otra gente que me saludaba desde el coche, y que me señalaban algo que había al lado de la carretera, aunque como había demasiado ruido no se oía lo que me decían. Alguien me traía un mensaje: "Que te fijes en estos escombros aquí al lado" (Había, sí, como las ruinas de una caseta, o una garita vieja, al lado de un árbol seco). "Que es un monumento a Franco, aunque poca gente lo sabe; es el primer monumento que le hicieron, a finales del siglo XIX". Y yo me paraba a mirar lo que me decían, una especie de catafalco derruido con cuatro restos de paredes de ladrillo, y, en efecto, una figura casi irreconocible donde se adivinaba el perfil del Caudiño, casi mezclado e incorporado al árbol seco. Lo comentaba con otros viandantes que se habían detenido, ostras, qué curioso, pues poca gente habrá caído en la cuenta. Uno de ellos era un militar, que hablaba del Imperio con desprecio, a mí me llamaba la atención que siendo militar no fuera más partidario de Franco. La figura parecía un espantapájaros más que otra cosa; leña, ramas secas saliéndole de la cara, y mampostería derrumbada. ¿Deberían restaurarlo? Una rama parecía una pipa que estuviese fumando. Y volviendo al pueblo andando les comentaba yo al militar y a otros una anécdota que había tenido de un encuentro con Franco, y que había tenido olvidada:franco2

Fue la única vez que me encontré con Franco. Era durante una visita que hizo a Biescas. Yo por entonces estaba terminando la tesis; la había encuadernado y me la estaba repasando, llevaba un volumen en la mano, subía la cuesta de la panadería e iba a cruzar el puente cuando veo que por él venía Franco andando solo, con aspecto meditativo, las manos a la espalda, vestido de uniforme, con banda cruzada, gorra y gafas verdes.
- A ver, joven, qué lleva usted allí.
- Es mi tesis doctoral.... ehem... Excelencia...
- Déjeme que vea...
(La abría, le echaba un vistazo rápido hojeándola al azar, la cerraba- PLOM! - y me la devolvía).
- No parece buena.

         Y continuaba su paseo.

Llegando al pueblo, me encontraba con mi padre sentado en la ventana de casa del médico. Le decía, "Les estaba contando a estos señores lo de mi encuentro con Franco. Me parece que eso no te lo he contado nunca, es curioso que se me olvidase. Fue la única vez que me encontré con él, en una visita que hizo a Biescas..." Mi padre me interrumpía:
- Sí, ya me lo contaste...

Tres sueños: Solo ante el Juicio, Los carteles, El alojamiento rural

 

Retroposts

—oOo—

Retropost: Méate en el móvil

Retropost #897 (4 de mayo de 2006): Méate en el móvil


Bueno, ahora mismo no... espera.

Ya voy cayendo cómo funcionaban las plantaciones de humanos en Matrix.
(vía digg).

Impresoras de órganos

 

Retroposts

—oOo—

Retropost: Parapraxis perceptual con desmaterialización televisada

viernes, 22 de abril de 2016

Retropost #865 (19 de abril de 2006): Parapraxis perceptual con desmaterialización televisada



Pasamos con Álvaro y los pequenhajos por delante de una tienda de imagen y sonido con varias pantallas de televisión encendidas; en una de ellas, la cámara fija saca de frente una puerta pintada azul claro con arco de medio punto, algún sitio en Turquía, o Grecia, o Macedonia; pasan figuras de viandantes por delante, entre la cámara y la puerta, mal iluminadas, demasiado cerca de la cámara, no se les ve la cabeza, algunos se paran un momento frente a la cámara, otros siguen. Me paro, sigo, vuelvo atrás, ¿me he visto pasar por esa pantalla? ¿soy yo el que pasa ahora? ¿Voy vestido así acaso? La figura se para, pero sigue adelante, es como si se me escapara la sombra, o un cuerpo astral. Ah, no, claro, que no soy yo, si era una imagen de Macedonia, o de Turquía... pero me había parecido a la vez que era una cámara enfocando a nuestra acera y proyectando la imagen al televisor.

- Álvaro, mira esa pantalla, a ver qué ves.

- Sí, ya me he fijado cuando pasaba. He dicho, anda, ha pasado un señor, pues ahora pasaré yo, pero de repente veo que no paso.

- ¿Y no te ha parecido que te volvías invisible?

- Sí, una cosa rara, he dicho, ahí vá. Y entonces he visto que había edificios que no parecían de esta calle, y me he vuelto y no había ninguna puerta azul, y he pensado, pero cómo voy a salir, si aquí detrás no hay ninguna puerta azul.

- Pues exactamente como yo. Esto parece un lapsus oculi preprogramado.

Escher ataca


Retroposts

 

—oOo—

Retropost: La pesca milagrosa

Retropost #746 (4 de febrero de 2006): La pesca milagrosa

 
Salgo con la cesta a Galerías Primero, y voy a comprar pescado... Me llaman la atención las etiquetas, con información exhaustiva del producto, especie, modo de extracción, importación o no, origen... Sobre todo el origen. Compro unas truchas que provienen de Arabia Saudí, no sé si de sus piscifactorías en el desierto o de sus torrentes de montaña. También me llaman la atención otros productos: 


Mejillones... también de Arabia Saudí. Bueno, mar sí que tienen.

Calamares de Bulgaria

Sardinas de Austria

Ya, y atunes de Andorra, seguro.

Decididamente, estamos globalizados. Los peces desde luego lo están, ya no saben ni de dónde vienen. Cómo se lo pasa el que pone las etiquetas...



Retroposts


—oOo—

Retropost: La mirada del gato

Retropost #723 (26 de enero de 2006): La mirada del gato


¿Te sientes insegura? ¿Crees que alguien te puede estar controlando la mente? ¿Tienes gato? Pues léete este artículo de Carl Zimmer en The Loom: "The Return of the Puppet Masters."cats eye

Des grands sphinx allongés au fond des solitudes, / Qui semblent s’endormir dans un rêve sans fin ; / Leurs reins féconds sont pleins d’étincelles magiques / Et des parcelles d’or, ainsi qu’un sable fin, / Etoilent vaguement leurs prunelles mystiques...

____
Y más tarde, en 2012, los gatos siguen dando que hablar:
McAuliffe, Kathleen. "How Your Cat Is Making You Crazy." The Atlantic 22 Feb. 2012.*
http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2012/03/how-your-cat-is-making-you-crazy/8873/#.T0RFQn4vHsA.facebook








Retroposts


—oOo—

Retropost: Synchronicity

miércoles, 17 de febrero de 2016

Retropost #650 (10 de diciembre de 2005): Synchronicity



Estoy leyendo un artículo de Kenneth Burke, muy interesante, sobre "Terministic screens": viene a decir que el mundo es del color del cristal con que lo miramos; nuestras terminologías y conceptos acotan la realidad según las prioridades de cada cual; sobre lo real (sea lo que sea eso) cada cual seleccionamos una perspectiva.

Mientras, Oscar está jugando con un garaje de rampas y ascensores, concentrado en lo suyo. El abuelo, con la manta en las rodillas, lo observa también ensimismado, y comenta: "Mira cómo juega el niño... Cada cual vive en su mundo, hombre".

Me vienen a la cabeza los versos de Blake:

The child’s toys and the old man’s reasons
Are the fruits of the two seasons.


En el mismo poema, "Auguries of Innocence", dice Blake:

The Emmet’s Inch & Eagle’s Mile
Make Lame Philosophy to smile.


Y es que para cada cual se asocian las ideas como le vienen a la cabeza.


Retroposts


—oOo—

Clyde Tombaugh, equivoquista

miércoles, 15 de julio de 2015

Clyde Tombaugh, equivoquista

Pluto

Clyde Tombaugh es el astrónomo norteamericano que descubrió Plutón y, según algunos, el cinturón de Kuiper y los confines del Sistema Solar.

Acaba de llegar a Plutón la sonda New Horizons, viajando a un millón de kilómetros por día, tras varios años de viaje. Hoy ha enviado una señal confirmando que ha sobrevivido al viaje y que sigue activa, ya más allá de Plutón. Y transporta las cenizas de Clyde Tombaugh. 

Las cenizas de Clyde Tombaugh viajan en un recipiente fijado en la parte inferior de la sonda New Horizons. En la tapa de esta urna funeraria espacial lleva una inscripción en inglés: «En el interior están los restos del estadounidense Clyde W. Tombaugh, que descubrió Plutón y la tercera zona del sistema solar. Hijo de Adelle y Muron, esposo de Patricia, padre de Annette y de Alden, astrónomo, profesor, equivoquista, y amigo: Clyde W. Tombaugh (1906-1997)».  (Wikipedia)

Con esto, Clyde Tombaugh, en su versión póstuma, tiene el honor de convertirse en el  ser humano que más lejos ha viajado, y quizá viajará, hasta más allá del último planeta. Todos los demás humanos están en la Tierra, o sus alrededores inmediatos.

Nunca supo Tombaugh que llegaría hasta el pequeño planeta que descubrió, y que volaría tras su muerte en esta astronave, para convertirse en el astronauta más lejano. Unas cenizas, según se mire, que llegan muy lejos, una auténtica space oddity. Nuestras obras tienen extraños efectos, y una vida póstuma sorprendente que no conoceremos. Y es una historia fascinante y conmovedora, la de Clyde Tombaugh en su nave, pero también es inquietante y terrible, ese funeral espacial, y ese destino solitario de las cenizas de un astrónomo y astronauta póstumo.

El humano que más lejos llegue de la Tierra será en forma de cenizas, y pasado un tiempo nadie lo sabrá. Cuánto menos él. Así funciona el cosmos, y desde aquí se ve.


La mort de l'auteur


Efecto dominó

 

Efecto dominó

Sumado, quizá, al efecto bola de nieve y al efecto mariposa:


 






(Visto en el facebook de Sylvie).


El efecto mariposa y la complejidad ex nihilo




—oOo—

Anatomía de un Instante: Una causualidad

domingo, 15 de marzo de 2015

Anatomía de un instante: una causualidad


Me entretiene mucho Sánchez Dragó, persona que a muchos entretiene e irrita a muchos. Yo lo considero una fuerza de la naturaleza, por sus muchas capacidades que me desbordan, empezando por la sociabilidad, la simpatía y la labia. Y siguiendo por todo lo que lee y cómo se le queda y se le combina en la cabeza. Sólo lo he visto una vez en directo, en una interesante conferencia que dio, sentado, con el título de "Y el mono se irguió y habló." A veces me irrita también su levedad del ser o frivolidad deliberada, y hasta le reconvine algunas opiniones pro-falangistas en su libro Muertes paralelas. Me encanta la enciclopedia mitopoética de Gárgoris y Habidis, y su mezcla feliz entre documentación y fabulación. Y la manera en que a fuerza de hablar desinhibidamente del escritor y sus circunstancias, complica Sánchez Dragó la relación entre ficción y realidad y crea metaficción ambulante y locuaz.
ojo doble
Otra de las cosas que sí me irritan de Sánchez Dragó es su misticismo pop, qué le voy a hacer, materialista que es uno.

Y sin embargo me divirtió lo que me sucedió ayer mientras le oía (le leía, vamos), digresionar sobre las sincronicidades de Jung, esas coincidencias prodigiosas a las que Sánchez Dragó llama causualidades—porque volvemos sobre ellas y les damos sentido a toro pasado, una vez han sucedido,  buscando retroactivamente causas donde la simple casualidad nos ofende demasiado por su improbabilidad. Es un tema, el de las sincronicidades y causualidades, que me tiene que interesar necesariamente, dado mi interés por lo retro.

Me compré el otro día, en la misma tancada, dos no-novelas, o novelas de no-ficción, la última de Sánchez Dragó, La Canción de Roldán, y El impostor de Javier Cercas. Esta última se la pasé a Beatriz, y yo la emprendí con la de Sánchez Dragó.

Empieza éste con una discusión de las casualidades, ya que conoció por casualidad a Luis Roldán, en el Teatro de los Gatos de Moscú, pocos días antes de que su editor le propusiese, o encargase, escribir un libro contando la historia de Roldán (ahora que los corruptos son fashion). Bueno, todo tiene explicación parcial, hasta las causualidades. Pero Sánchez Dragó adereza esta sincronicidad con otras varias; por ejemplo, que le habían nombrado a Roldán en Laos, lugar donde supuestamente se había escondido Roldán, antes de ser entregado a las autoridades españolas por el Capitán Khan, a no confundir con el Capitán Tan. Esto fué en Don Khon, donde Sánchez Dragó estaba leyendo El Cero y el Infinito, de Arthur Koestler, que le iba a inspirar la idea animadora del libro sobre Roldán, y (a la vez, oh causualidad), también estaba leyendo El misterio de las coincidencias, escrito por un tal Eduardo Zancolli, traumatólogo o taumaturgo de Buenos Aires.

Zancolli se remite, por supuesto, a las sincronicidades de Jung, y así recoge su enseñanza Sánchez Dragó:


Más que aviso, fue aquello insondable manifestación de eso que Jung llamaba "sincronicidad":* la del famoso escarabajo cuasi aúreo —una cetonia aurata de la familia de los coleópteros crisomélidos—que se estampó contra el ventanal de su estudio mientras una de sus pacientes le hablaba de un sueño muy significativo en el que ese insecto desempeñaba un papel relevante. 

* Simultaneidad de dos o más sucesos vinculados entre sí de forma acausal. Así suele definirse el fenómeno al que aludo.  (La Canción de Roldán, 21)

 

De sobra está añadir que, como es lógico, no até cabos en el momento de escoger ese libro entre los que la maleta contenía, pero era—hoy lo sé—el segundo aviso de lo que se avecinaba. La novela de Koestler, a juzgar por lo que sucedería más tarde, desempeñó en lo que aquí desvelo un papel semejante al del escarabajo de Jung. (22)


 Koestler, Roldán, Laos, Jung y Zancolli. Causualidades, o no. Pero aún había otro libro en la maleta:

Su autor—Javier Cercas—le había puesto un título borgesiano: Anatomía de un instante. (23)


Cercas. Coño. Mira que hay autores en el mundo. A Beatriz la tengo al lado leyendo El Impostor, de Javier Cercas. Le menciono la coincidencia. También Cercas inspiró a Dragó:
   

Lo abrí, y a poco de empezarlo, en su décimo sexta página, me topé con un párrafo que reitero, pues figura al frente de este volumen: "No hay novelista que no haya experimentado alguna vez la sensación presuntuosa de que la realidad le está reclamando una novela, de que no es él quien busca una novela, sino una novela quien lo está buscando a él. Yo la experimenté el 23 de febrero del año 2006."

Otra sincronía, otra causualidad. ¿Me buscaba una novela sin que yo ni su protagonista lo supiésemos?

Era el cuarto aviso.

El quinto (y último) estaba a punto de llegar. (La Canción de Roldán, 23)



Por ahondar en el tema de las sincronicidades, le pregunto a Beatriz de qué iba el libro de Cercas, y de qué hablaba en este momento. Iba El Impostor sobre el impostor Enric Marco, un estafador que se hizo pasar por superviviente del campo nazi de Mauthausen. En la página 16, escribe Cercas:

Cuando conocí a Marco acababa de publicar mi décimo libro Anatomía de un instante (16)


Y la frase Anatomía de un instante es la que estaba leyendo Beatriz en el instante en que le llamé la atención sobre esta sincronicidad.

Azar y sentido




—oOo—