Blogia
Vanity Fea

Departamento

Retropost (2006): Se aconseja rectificación estratégica



Se aconseja rectificación estratégica

Publicado en Departamento. com. José Ángel García Landa

El 19 de octubre pasado presenté, junto con dos profesoras de mi departamento, un recurso contra una decisión del Consejo de Departamento. Apelaba contra la aprobación del nuevo doctorado en Estudios Ingleses que incluía unos criterios abusivos, que en sustancia exigían a los doctores tener un proyecto de investigación subvencionado actualmente en curso para poder dirigir tesis doctorales. Aquí expuse mi protesta contra esos criterios abusivos (que son producto del feudalismo académico, y por supuesto irían dirigidos a realimentarlo). Máxime cuando los requisitos para obtener subvenciones para un proyecto de investigación o reconocimiento como equipo investigador son también absurdos, abusivos y feudales, como he expuesto recientemente.

No es sorprendente que en un órgano dominado por los miembros de los equipos de investigación, como es el Consejo de Departamento, pueda salir aprobado, de modo supuestamente "democrático", un plan que vulnere la legalidad y los derechos de quienes no pertenecen a esos equipos. Es triste que así sea, desde luego, máxime cuando se exponen con toda claridad a quienes apoyaron este programa los motivos por los que éste es injusto, ilegal, y puede ser recurrido. Otros casos de ceguera obcecada hemos visto antes, y también ha habido que recordar cuáles son las leyes generales a las que hemos de sujetarnos todos. Tanto más preocupante es que no se aprendan estas lecciones, cuando se vienen repitiendo.

Bien, pues el recurso no está resuelto, pues no ha contestado todavía el Rector. Ahora bien, también habíamos enviado una copia a la Comisión de Doctorado, el órgano que efectivamente se encarga de aprobar, a nivel de Universidad, los programas de Doctorado y los criterios a los que se atienen. Y esta es la respuesta que he recibido esta semana de la Comisión de Doctorado:

En relación a su escrito con registro de 19 de octubre de 2006, desearía comunicarle lo siguiente:
1. Dado que, según nos indica, se trata de un recurso ya presentado ante una instancia superior, esta Comisión entiende que debe inhibirse de emprender cualquier acción tendente a la resolución del mismo, limitando su actuación a la de emitir informe al respecto, próximamente, si así se le requiriese desde el Rectorado (circunstancia que no se ha producido hasta el día de la fecha).
2. Esta Comisión entiende, por ello, que la respuesta a su escrito debe limitarse a ratificar —según acuerdo tomado en el día de la fecha, en sesión ordinaria— cuál ha sido y cuál continúa siendo su criterio respecto al asunto de su interés:
2.1. De acuerdo con lo que establece el Real Decreto 56/2005, en su art. 11, el director de Tesis será un doctor con experiencia investigadora acreditada. La elaboración de los criterios que deben definir esa "experiencia investigadora acreditada" y la responsabilidad de su aplicación fue encomendada por nuestra Universidad a esta Comisión de Doctorado, cuyos acuerdos a tal efecto se hallan reflejados en las normativas vigentes y de actual aplicación (Acuerdos de Consejo de Gobierno de 12 de julio de 2005 y de 6 de julio de 2006, y de Comisión de Doctorado del 27 de septiembre, 2 y 14 de noviembre de 2005).
2.2. Intención de dichas normativas fue la de dar cumplimiento al nuevo marco jurídico, la de garantizar, en consonancia, una mínima calidad exigible en la dirección de Tesis y composición de tribunales y asimismo —a pesar de la dificultad del proceso que tal decisión suponía— la de permitir el acceso a dirección de Tesis y a tribunales a cuantos candidatos acreditasen —independientemente de cualquier otro criterio— experiencia investigadora suficiente a juicio de esta Comisión, de acuerdo con criterios objetivos y públicos.
2.3. La relación de profesores e investigadores encargados de la dirección de Tesis elaborada por los Departamentos y órganos responsables de Posgrado (cap. III, art. 7 de nuestra normativa sobre posgrados de 6 de julio de 2006) debe ajustarse a lo establecido en dichas normativas. Es esta Comisión de Doctorado la única encargada de aprobar o desestimar la dirección de proyectos de Tesis y la composición de tribunales, a propuesta de dichos órganos, dentro de nuestra Universidad ("Disposición adicional única" de la normativa antes mencionada).
2.4. El establecimiento de criterios mínimos de nuestra Universidad —en consonancia con los aplicados por otras muchas— responde al mandato de garantizar la calidad de las Tesis, pero también al de preservar la plena capacidad docente e investigadora de cuantos investigadores cumplan dichos requisitos mínimos, considerados por esta Comisión como necesarios y suficientes.
Dada la trascendencia y posible gravedad del asunto que se nos comunica, como posible precedente, se remite copia del presente escrito al Gabinete Jurídico de nuestra Universidad, al Excmo. Sr. Vicerrector de Ordenación Académica y al Excmo. Sr. Rector.
Lo cual pongo en su conocimiento a cuantos efectos considere oportunos.


¿Dará ahora marcha atrás nuestro Consejo, u optará, como hizo en su último conflicto planteado ante la Comisión de Doctorado, por obcecarse, hacerse el loco, marear la perdiz, huir hacia adelante, y al final tener que morir al palo gloriosamente?

Recuerdo que ese caso fue cuando se optó por presentar un curso de doctorado de literatura que yo impartía como si fuese un curso de "metodología" (tipo A), por la real voluntad de la coordinadora del programa de Doctorado, y se hizo así en contra del criterio del propio profesor que impartía el curso (yo), y en contra naturalmente de la normativa que exigía incluir un curso de metodología. En esa ocasión llevé el asunto hasta el final, to the bitter end, forzando al final al departamento a reasignar mi curso como no metodológico,  a modo de ejemplo práctico (e insignificante probablemente) de lo que sucede cuando se actúa no según la normativa, sino con criterios de mera obediencia al poder fáctico... aun cuando el poder fáctico ande desencaminado, falto de autoridad legal, y se salte las normas.

La memoria de las cohortes de votantes de nuestro Consejo parece siempre corta, cuando corta es la memoria de los poderes fácticos a quienes siguen. Muchos tienden a votar lo que decida el poder fáctico (o sea, los catedráticos o directores de proyecto) aunque el criterio de éstos flojee. Es ésa una actitud irresponsable por parte de los miembros de los equipos, una actitud que no por volverse habitual deja de suponer una dejación de criterio repetida y continuada. Claro que tampoco es que se les pida su opinión sobre estas cuestiones, sólo su voto... Decía Bacon que es alta traición aconsejar mal al príncipe a sabiendas, pero no parece ser el caso aquí, donde ni se pide ni se acepta consejo.

¿Habrá de repetirse, pues, la lección de que existen normas superiores y generales, o rectificaremos sin esperar más? Aunque sólo sea porque rectificar no es privilegio exclusivo de los sabios, sino también de los estrategas.

¿Puede una subvención validar el título de Doctor?




Retroposts

—oOo—
Como PS, sólo aprovecharé para subrayar una cuestión que quizá no haya pasado desapercibida al lector, como no ha pasado desapercibida desde hace años para el que escribe—a saber, el paralelismo notable, casi eerie, que hay entre la lógica que siguen la micropolítica departamental y sus facciones feudales, y la política nacional y sus desgobiernos debidos a la ilógica de los partidos, al seguidismo al líder, y a las patologías nacionalistas y de pequeños círculos que se creen el corroncho central del mundo.  En fin...  Como decía el título del auto del fiscal en el caso Puigdemont, "más dura será la caída" tras tan tristes obcecamientos.
—oOo—

Retropost (2006): Blog departamental

martes, 4 de octubre de 2016

Retropost #1166 (5 de octubre de 2006): Blog departamental


Hace unos días le daba la bienvenida al nuevo website de nuestros colegas de cine Cinema, Culture and Society (el proyecto dirigido por Celestino Deleyto) y le criticaba que no admitiese comentarios... crítica desafortunada a todas luces puesto que (ahora al menos) sí los admite, únicamente para usuarios registrados (sabia medida para limitar el trolling y el spamming).  Así que hoy los felicito de nuevo por abrir el primer blog departamental (o el segundo después de éste, según se mire), y me registro como usuario no troll. Presumiblemente, mis disensiones cinematográficas con el equipo de Celestino Deleyto pasarán ahora a la blogosfera... Me estreno con un comentario sobre United 93 (que appendo a mi propia reseña de la película), y también con esta apostilla a una reseña de The Break-up (dir. Peyton Reed, 2006), un tema en el para mi desgracia soy un experto aunque aún no haya visto esta película.

Open endings open up the

It doesn't sound as though the film were proposing a new model of relationship (beyond the traditional couple, so to speak) so much as a way to cope with the uncertainty we feel at the end of a relationship—while teasing the audience with a possible romantic ending. This is the advantage of open endings: not only are they more modern and engaging, they can also be adapted by the audience to their own needs and provide as rigid a closure as the spectator feels like needing. They can also give an agreeable ending without destroying or contradicting the overall tone of the work (remember the semi-open, or indeed double ending of Great Expectations - the novel I mean). And, most usefully, an open ending suggests process, evolution, openness to change: this is the kind of open ending in Women In Love (the film this time), or sudden ending, rather. Suddenness and openness also combine rather well in film, and in film-like narrative generally, as David Lodge showed in the ending of Changing Places. Open endings open up the future, and so they are especially satisfactory in a film which focuses on an ending (a separation) which inevitably brings together personal transformation and the development of new expectations. That's what you feel once you accept the end of a relationship: the openness of your life and of your self. Open endings open up the future.


Blogs académicos




Retroposts

—oOo—

Retropost (2006): Todas me las dan


Todas me las dan

Publicado en Departamento. com. José Ángel García Landa

(2 de octubre de 2006)
Todas me las dan en el mismo carrillo hoy (académicamente hablando). Esta mañana ha habido una reunión del Consejo de Departamento (de Filología Inglesa y Alemana, Universidad de Zaragoza) donde se trataban dos temas polémicos, y mal le ha ido a mis propuestas en los dos.

1) Se proponía un Máster de Lingüistica aplicada en inglés, en el marco del cual yo proponía una asignatura de Análisis Crítico del Discurso. Tras un largo y tenso debate se ha aprobado la propuesta, con varios votos en contra (presumiblemente de los profesores que no quieren que haya otro máster en el departamento al margen del que ya hay). Se ha aprobado pero su vida ha sido efímera, más que las efímeras de hecho, porque antes de comer ya se había rechazado la propuesta en la Comisión de Postgrado de la Facultad. Lo cierto es que se había preparado apresuradamente en poco tiempo, por la desidia de nuestro departamento a la hora de hacerse responsable de planificar sus enseñanzas de postgrado. Y la propuesta habría ido más coherentemente hecha si se hubiera pedido la creación de este máster dentro del postgrado ya existente de Estudios Ingleses, que es lo que yo proponía... pero no. Se ha propuesto crearlo en un postgrado distinto y nuevo, propuesta que ya se ha dicho en el Consejo tenía muy pocas posibilidades de prosperar—y buálá. ¿Y por qué no se ha propuesto en el marco de ese postgrado ya existente, al cual se había dado el nombre tan general de "Estudios Ingleses" para que cupieran todos los posibles másteres de nuestro departamento, cuando se propuso hace un año? Bueno, pues porque nuestros catedráticos, organizadores del máster de "Estudios Textuales" ahora existente, han decidido monopolizar ese postgrado para sí mismos, imponiéndole las leoninas reglas de su máster, y nuestro departamento se ha dejado hacer. Ha aceptado la mayor: que el postgrado de "Estudios Ingleses" se rija por las reglas del máster de los tres catedráticos, es decir, que esté reservado a profesores pertenecientes a equipos de investigación subvencionados y que tengan al menos dos tramos reconocidos de actividad investigadora—como criterios excluyentes. Ante este sentar sus reales, ante su oposición frontal a dejar que la plebe sin subvenciones invada "su" postgrado, y ante la ignorancia profesa de la dirección departamental sobre los términos exactos de lo que se votó hace un año al aprobarse ese postgrado, se ha batido en retirada la propuesta y se ha optado humildemente por... ceder el terreno, y proponer otro postgrado y máster donde no operasen las leyes dictadas por los catedráticos. Inútilmente, según se ha visto. En cuanto a mí, he rizado el rizo, votando a la vez a favor y en contra de la propuesta (lo cual ha resultado ser administrativamente posible, además de contradictorio). En votación secreta, he apoyado la propuesta de máster, no sea que encima no saliese, y luego he expresado públicamente mi voto particular en contra de de que no se incluyese el nuevo máster en el postgrado existente de "Estudios Ingleses".

En fin, que ya se ve el resultado final que venía anunciando yo: que todos los estudios de postgrado de este departamento han sido fagocitados por el grupo de los "Estudios Textuales", y los demás quedan inhabilitados para la docencia en segundo ciclo y para la dirección de tesis... por votación propia. Y es que el que no se entera ni cuando se lo escriben en letras grandes y se lo gritan al oído, no se va a enterar nunca. Por cierto, muchísimo se han picado los profesores del máster de los catedráticos cuando se les ha preguntado por el número de alumnos matriculados en su máster: ha habido grandes gritos y aspavientos y piques-ajoscome. Lo que nos han dicho es que ni sabían cuántos estaban matriculados, ni preinscritos, ni al parecer estaban interesados en saberlo.... y menos, por supuesto, en informar de ello al Consejo de Departamento. Pero es un Consejo con grandes tragaderas, así que se desprende de la reunión de hoy que pueden seguir dándosele a comulgar ruedas de molino de un diámetro todavía mayor. 

2) El segundo punto era... el mismo que el primero, en sustancia: la apropiación del postgrado de Estudios Ingleses para los profesores del máster y la exclusión de los demás por votación democrática. Técnicamente, se decidía la aprobación del nuevo programa de doctorado de "Estudios Ingleses", que viene a sustituir a los del "viejo régimen" que ahora se extinguirán. Y, cómo no, se ha aprobado, a pesar de mis advertencias en contra de los criterios abusivos que impone y de las consecuencias que van a tener para la mayoría del profesorado del departamento. Pero que si quieres. Con unos pocos votos en contra, se ha aprobado la propuesta. Y ya no podrán dirigir tesis en el departamento más que los profesores con proyecto de investigación subvencionado, y dos sexenios (o uno, si les dan permiso especial los organizadores). Lo lamentable es que se ha enterado hoy buena parte del profesorado de cuáles eran las consecuencias de las normas que aprobaron para el Máster éste de "Estudios Textuales" hace un año; y a pesar del pasmo de muchos (—no sé qué pasmo, porque ya se les explicaron esas consecuencias por activa y por pasiva en su momento, y lo votaron).... a pesar del pasmo de muchos, digo, ¡¡hoy han vuelto a hacer exactamente lo mismo!! Y les han entregado con un lacito todo el Tercer Ciclo, máster y doctorado, a nuestros cortadores de bacalao en el Departamento, y a las reglas draconianas, leoninas y procrustianas que se han sacado del bolsillo para decidir quién podrá y quién no podrá dirigir tesis. Las bocas abiertas que habrá dentro de un año, cuando se encuentren desdoctorados y seguramente hasta expulsados de la Comisión de Postgrado muchos de los que hoy han votado ígnara y democráticamente a favor de esta propuesta de programa de doctorado. En cuanto a mí, he explicado el sentido de mi voto y el de dos profesoras que me han apoyado, incluyendo en el acta un anexo explicativo. Aquí lo anexo:

Voto particular en Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana (Universidad de Zaragoza) con respecto a la aprobación de una propuesta de nuevo programa de Doctorado (Reunión del 2 de octubre de 2006).

Los abajo firmantes queremos que conte a todos los efectos nuestro voto personal en contra de la aprobación del nuevo programa de doctorado "Estudios Ingleses" propuesto bajo la coordinación de la Dra. Onega en los términos en que se propone.

Los motivos de nuestro voto en contra son:

1) La existencia en dicha propuesta de un oscurecimiento de la realidad de los datos departamentales que parece deliberado. Cuando se dice que la media de alumnos de los dos programas de doctorado a extinguir es de 20 alumnos, se están promediando los números de matrícula en ambos programas, el que tiene mención de calidad pero pocos alumnos, y el que no tiene dicha mención pero tiene mayor número de alumnos. Esto contribuye a ocultar la realidad de que no existe correlación entre mención de calidad y número de alumnos interesados en un programa, como prueban los números de matrícula que operan en la sección de Tercer Ciclo desde el año de la obtención de la mención de calidad por parte de uno de los programas.
Esta ocultación merece ser resaltada porque es esta correlación entre mención de calidad y número de alumnos el único fundamento que se esgrime en la página 6 de la memoria para justificar la aprobación de este nuevo programa de doctorado por parte del Departamento y de la Universidad.
Por otra parte, en caso de salir adelante la propuesta de un nuevo máster de Lingüística Aplicada que se presenta hoy, las cifras prospectivas de alumnos presentadas serán contradictorias entre sí.

2) En la memoria del nuevo programa de Doctorado propuesto se hace una interpretación que consideramos abusiva del concepto de "acreditación" del profesorado para dirección de tesis, que tiene el objetivo de beneficiar a un grupo limitado de profesores. Es una mala práctica universitaria aquella que se basa en la confusión de resultados de investigación con proyectos. Sin mermar el mérito de los doce profesores mencionados en la memoria, podemos afirmar que quedan excluidos de esa lista otros del mismo o superior mérito objetivo. Ello sólo es posible sobre la base de una aplicación tergiversada para la selección de un criterio coyuntural, con voluntad excluyente. Tomemos como ejemplo la posibilidad real de que como producto de la aplicación de esos criterios se consideren no capacitados para dirigir tesis doctorales profesores con uno, dos, o tres sexenios de investigación y con experiencia previa de dirección de tesis aprobadas con cum laude. Siendo meritoria la participación en proyectos, no es un criterio que como exclusivo sea razonable para juzgar la acreditación, que debe fundarse en resultados obtenidos, no en proyectos en curso. Los resultados de la investigación no aparecen en esta memoria como criterio acreditatorio.

4) El único hecho constatado es la escasez de alumnos matriculados en el pasado y en el presente en el programa de doctorado y máster de "Estudios Textuales y Culturales en lengua inglesa", y que los alumnos del área de Filología Inglesa de la Universidad de Zaragoza se matriculan mayoritariamente en las asignaturas de Lingüística tanto en segundo ciclo (optativas) como en Doctorado.

Pensamos que sería perjudicial para la Universidad de Zaragoza, tanto para sus alumnos como sus profesores, el aprobar un programa de doctorado cuyo único horizonte de éxito se basa en la inexistencia de competidores externos e internos, y todo ello a pesar de tener su mención de calidad.


Tras la reunión, he preguntado a uno de los catedráticos si en serio creía que yo no estaba capacitado para dirigir tesis doctorales. Me ha dicho que en absoluto, que todo lo contrario, etc. etc. Ante la pregunta de por qué entonces apoyaba una normativa que me excluía, me dice "Ah, pero eso no tiene nada que ver"— y yo: "Pero no cumplo los criterios, y sin embargo estoy capacitado, dices. Así que la norma que pones tiene consecuencias absurdas, y será porque no es una norma buena o justa". —"No, no, Si quieres estar capacitado en este programa, cumple los criterios; si no te autoexcluyes" —"¿Que me autoexcluyo? Yo propongo una norma que a ti no te excluye; tú propones una norma que a mí sí me excluye. A ver quién excluye a quién aquí". —"Es necesario, etc., los tiempos vienen así..." —"No, los tiempos los traéis así." Con la catedrática, lo mismo: me dice que me autoexcluía, que había que aceptar la normativa que venía de arriba, que era muy dura, etc. Que debería yo ser más constructivo. Yo le he dicho que las normas absurdas que se intentasen imponer no sólo no las aceptaría sino que trabajaría lo que pudiera por que se cambiasen. Evidentemente los catedráticos no están por la labor de reconocer su papel activo en la imposición de estas normas: sólo están "yendo con los tiempos." Y aprovechando para meter la pala del cristiano, claro. Como sucede siempre con los que van con los tiempos, propulsándolos.

Quede claro que no me opongo (faltaría más) a que se considere como un mérito la participación en proyectos de investigación, o el hecho de tener uno financiado en curso. A lo que me opongo es a que se convierta no en un mérito baremable sino en un requisito eliminatorio. Es la diferencia entre un criterio justo y una tergiversación, y así se lo he dicho a los catedráticos... pero su conveniencia, y opinión, es muy otra. Los demás, es triste decirlo, no tienen criterio, sino únicamente disciplina.

Por supuesto, esta decisión tomada hoy por el Departamento será impugnada ante la Comisión de Doctorado de la Universidad. Con lo que ésta decida sabremos si va a haber normas generales en la Universidad sobre este asunto, o si los corrillos de influencia locales pueden dictar las que quieran y puedan en cada departamento. Y así, sabiendo a qué atenernos, actuaremos en consecuencia todos, corrillos incluidos.

Me expulsan del Doctorado




Retroposts

—oOo—



Retropost (2006): Ética académica subvencionada

 
Etica académica subvencionada

Publicado en Departamento. com. José Ángel García Landa

Circular enviada hoy a los profesores del Departamento de Filología Inglesa y Alemana de la Universidad de Zaragoza:

Estimados compañeros:

Es posible que mañana en la reunión de la Comisión de Postgrado del Departamento se trate como asunto urgente o de trámite un punto que no figura en el orden del día, a saber, la propuesta de un programa de doctorado de Estudios Ingleses adaptado a la nueva ley, que se convertirá previsiblemente en el único programa de doctorado del Departamento.

Es, en sustancia, el programa de literatura y cultura "Estudios Textuales y Culturales", que con este movimiento pasa a apoderarse de todo el tercer ciclo de nuestro departamento. Según se proyecta, sólo podrán dirigir tesis en el futuro los profesores que tengan dos sexenios de investigación y estén recibiendo actualmente subvenciones de organismos oficiales. Por ejemplo, yo, independientemente de mi experiencia o de mis RESULTADOS de investigación, quedo eliminado de entrada frente a quienes tienen PROYECTOS de investigación.

Comoquiera que esta decisión, que a mí me parece perniciosa, va a afectar a muchas personas en este departamento, y al futuro de sus estudios de postgrado, es MUY IMPORTANTE que acudáis a la reunión, para que la propuesta que llegue al Consejo sea en efecto la que parezca más adecuada al conjunto de los Doctores de este departamento - incluidos los que quedan desdoctorados de facto.

Y, aun en el caso de que no os sintáis afectados personalmente, creo que merece reflexionarse seriamente si con una decisión así estamos construyendo el modelo de universidad que queremos tener. Se fomenta, sí, el cierre de filas en torno a los directores de proyecto, y la expulsión de disidentes e independientes. ¿pero es eso realmente lo más importante que debe tener en cuenta la investigación en la Universidad?

Os ruego reflexionéis si es oportuno restringir al máster ahora existente lo que deben ser los estudios de postgrado en el Departamento, y excluir a los demás: pues eso es lo que se va a decidir en la práctica. Decidir si es conveniente, y académico, y además, si es ÉTICO.

Un cordial saludo,
JOSÉ ÁNGEL GARCIA LANDA

(Nota: Al remitirse en esta reunión la decisión al Consejo de Departamento, vuelvo a reenviar el recordatorio, cum variatio:)




Estimados compañeros:

Por su importancia, se ha postpuesto a la reunión extraordinaria del consejo de departamento del lunes el asunto que iba a tratar Comisión de Postgrado, a saber, la propuesta de un programa de doctorado de Estudios Ingleses adaptado a la nueva ley, que se convertirá previsiblemente en el único programa de doctorado del Departamento.

Es, en sustancia, el programa de literatura y cultura "Estudios Textuales y Culturales", que con este movimiento pasa a apoderarse de todo el segundo y ahora del tercer ciclo de nuestro departamento, quedándose para sí el conjunto del programa de "Estudios Ingleses". Según se proyecta, sólo podrán dirigir tesis en el futuro los profesores que a la vez tengan dos sexenios de investigación y pertenezcan a un equipo de investigación. Los demás quedan a expensas de que se aprobase un segundo programa postgrado para nuestro departamento, algo muy improbable puesto que el actualmente existente, "Estudios Ingleses", ocupa el conjunto de nuestra área de conocimiento, y de hecho se puso ese nombre para que hubiera sitio en él para más másteres y para todos los doctores del Departamento. Los doctores jóvenes y doctorandos derían reflexionar sobre la manera en que esta propuesta devalúa el título de Doctorado.

Por mi parte, pienso solicitar además que se someta a votación la inclusión dentro del postgrado ya existente de Estudios Ingleses del nuevo máster en Lingüística Aplicada que se presenta. Esta inclusión ha sido vetada por los coordinadores del máster de "Estudios Textuales y Culturales", pero debe quedar claro que si se acepta este veto es CASI IMPOSIBLE que la universidad apruebe este nuevo máster.

Comoquiera que estas decisiones van a afectar al futuro de muchas personas en este departamento, y al futuro de sus estudios de postgrado, es MUY IMPORTANTE
que acudáis a la reunión, o que si no sois miembros del Consejo decidáis con vuestros representantes el sentido de su voto, para que la propuesta que apruebe el Consejo sea en efecto la que parezca más adecuada al conjunto de los Doctores de este departamento - incluidos los que quedan desdoctorados de facto en lo que a esta Universidad se refiere.  Que sepáis bien lo que vais a votar.

Un cordial saludo,
JOSE ANGEL GARCIA LANDA
 

Tolkien y las "subáreas"


 

Retroposts

—oOo—

 

Retropost (2006): Propongo análisis crítico


Propongo análisis crítico

Publicado en Departamento. com. José Ángel García Landa

(22 de septiembre) - A pesar de la oposición de los profesores del máster de literatura y cultura, parece que sigue adelante la propuesta de un nuevo máster de lingüística aplicada. En la reunión, se recuerda que cuando se propuso el nombre del postgrado de Estudios Ingleses, era con la intención de desarrollar en su seno nuevos másteres en un futuro; la oposición de los profesores del máster de Estudios Textuales y Culturales (el de los catedráticos, vamos) no tiene pues otro sentido que el de querer monopolizar el postgrado. Sugiero a los implicados que reflexionen sobre lo que podría hacer un campus novelist como David Lodge con las actitudes y comportamientos que adoptan durante estas maniobras de atrincheramiento y señalización del territorio.

Propongo para este máster de Lingüística aplicada una asignatura de "Análisis crítico del discurso", con elementos de estilística ideológica, narratología, materialismo cultural y teoría de la interpretación.

También propongo que el Departamento se ponga las pilas de una vez y se haga responsable de planificar sus enseñanzas de segundo y tercer ciclo como tal departamento, y no como lugar de encuentro de corralitos de influencia. Y recuerdo que llevo años pidiendo que simplemente organice de modo abierto el debate sobre estas cuestiones, en el Consejo o en las comisiones correspondientes. No basta con hacer autocrítica (que se admitió) diciendo que sí se han hecho mal las cosas: lo que hay que hacer es empezar a hacerlas bien. Para empezar, estableciendo criterios sobre quién puede impartir docencia de postgrado que tengan sentido para el departamento como tal, y no sólo para los intereses de los catedráticos.

Para eso, una gran parte de los profesores de este departamento tendrán que empezar a hacerse responsables de lo que votan cuando votan.


Masterminds



Retroposts

—oOo—

Retropost (2006): Me expulsan del Doctorado

(Aquí un retropost de esos que tuvieron consecuencias, y larga historia. Hace diez años me expulsaron del programa de Doctorado con una normativa (ilegal) ad hoc. Aunque gané el caso en los tribunales cinco años después, de hecho ya no he vuelto a participar en el programa de Doctorado de mi departamento. Ni creo que vuelva. Esto pasaba en 2006, tras una serie de desencuentros previos con el ala catedrática del departamento).


Me expulsan del Doctorado

Publicado en Departamento. com. José Ángel García Landa


Hoy hemos tenido una reunión del programa de doctorado "Estudios textuales y culturales en lengua inglesa 2" para tratar la adaptación de los estudios de doctorado de nuestro departamento al nuevo Real Decreto de estudios de postgrado y sus desarrollos locales.

En sustancia, resulta que tenemos demasiados estudios de postgrado y muy pocos estudiantes. Así que pasamos a la lucha por el Lebensraum y al darwinismo académico: la supervivencia del más apto... o, mejor dicho, del mejor adaptado a su medio local (aunque sea un medio enrarecido).

Ha empezado la reunión con un informe del Director del departamento (que no es miembro de este programa de doctorado "de literatura y cultura"), invitado a la reunión para exponer su intención de proponer un nuevo máster más (¿otro? ¡otro!) esta vez en Lingüística aplicada de la lengua inglesa para profesionales. E insertarlo, cómo no, en el programa oficial de postgrado ya aprobado de Estudios Ingleses. Hasta aquí todo normal, habida cuenta que la propuesta interdepartamental de máster oficial de traducción que se hizo el año pasado no cuajó (y se reorientó el programa como un estudio propio de la universidad, con un éxito en su arranque tirando a moderado: una docena de alumnos).

Bueno, pues la propuesta del Director de presentar un máster de lingüística para que haya un segundo ciclo de lingüística inglesa en nuestro departamento y tengan docencia de postgrado los profesores de lingüística, etc., ha sido poco menos que abucheada por los profesores del programa éste, que es básicamente de literatura y cultura. Se le ha comunicado al Director que la propuesta era muy mal bienvenida, y que los profesores de este máster no deseaban que hubiese otro máster (... que les vaya a hacer la competencia, claro). Cuando se propuso el máster de literatura y cultura ("Estudios Textuales...") ya me opuse yo a su composición y a los criterios, y a sus ambiciones de fagocitar todo el alumnado para una línea de estudios que no es la más demandada por los estudiantes de este departamento. Hasta presentamos con Beatriz una propuesta de máster de Filología Inglesa más equilibrada en el peso que daba a la lengua y a la literatura.

Naturalmente, lo que se le ha dicho al Director no es que se quiere despejar el terreno alrededor del máster de Estudios Textuales para que sea en la medida de lo posible la única opción de postgrado para nuestros estudiantes de Filología Inglesa. Se ha hablado de concentrar esfuerzos, etc., y de la calidad, el famoso discurso de la calidad estandarizada con el cual nos llevan hinchando las orejas desde el Ministerio para orientar los esfuerzos del personal en la dirección deseada. Se ha recordado a los profesores de Lingüística que tienen insuficiente calidad, pocos tramos de investigación reconocidos y pocos proyectos de investigación subvencionados. Así que en un ambiente de dura competencia impuesto por la normativa autonómica y de la ANECA, tienen que ser los proyectos con marchamo de Calidad los que salgan adelante, y se procurará que el Departamento no proponga ningún otro estudio que los avalados por la Calidad Oficial.

En sustancia, la propuesta que ha salido adelante (con mi único voto en contra) es la siguiente: en el postgrado de Literatura sólo van a poder dirigir tesis doctorales, e impartir docencia en segundo ciclo, los profesores que cumplan a la vez estos dos requisitos:

-
Tener dos sexenios de investigación reconocidos.
- Estar participando actualmente en un proyecto de investigación subvencionado por organismos oficiales.

Bueno, igual miento: resulta que la docencia de postgrado (según aprobó nuestro obtuso departamento) la podían impartir también los profesores que fuesen invitados personalmente por estos profesores de Calidad Oficialmente Certificada. Me pregunto si a la dirección de tesis también se aplicará esta excepción: que los amigos invitados por los Catedráticos y de los Titulares Proyectados sí puedan dirigir tesis, y los demás no.

Así que, después de doctorarme hace dieciocho años, de impartir ya ni sé cuántos cursos de doctorado, de dirigir una tesis doctoral (sólo una... porque esa es otra, a los mejores estudiantes con visos de hacer tesis también se los llevan los catedráticos como un vortex, todo el mundo sabe lo que le conviene—y así no es fácil dirigir tesis aquí)—después, digo, de presidir durante años la Comisión de Doctorado del Departamento, ser miembro de la Comisión de Doctorado de la Universidad, dirigir dos años el programa de Doctorado del Departamento, teniendo dos sexenios de investigación, habiendo participado en cuatro o cinco proyectos de investigación nacionales, blablabla, — resulta que de repente no puedo ni dar clases de segundo ciclo ni dirigir una tesis doctoral en mi departamento.

Y estos criterios, propuestos por los catedráticos por interés propio (un catedrático en condiciones quiere leyes feudales, si es posible, y que tengan a la plebe bien aherrojada)—son aceptados sin chistar, para empezar, hoy, por los profesores titulares, ayudantes, etc. que en muchos casos son conscientes de la injusticia y el absurdo de semejante medida. Pero chitón.

A ver, por decir nombres: esta normativa les parece muy bien, supongo, a los doctores que estaban en la reunión y la han aprobado: los catedráticos Dra. Onega, Dr. Collado, Dr. Deleyto (—prácticamente las únicas personas que hablan en estas reuniones al margen de los disidentes como yo). Y a los profesores que la han apoyado: Dra. Nadal, Dra. Herrero, Dra. Cornut-Gentille, Dra. Martínez Falquina, Dra. Martínez Alfaro, Dra. Arizti, Dra. del Río, Dra. Loyo. Y le parece muy mal al Dr. García Landa, única voz en contra hoy. Veremos si los demás profesores del Departamento aceptan su pase al banquillo con la mansedumbre que de ellos se espera. La Dra. Onega ha explicado que los absurdos requisitos ministeriales nos obligan a tomar estas medidas. Yo he replicado que ningún requisito ministerial apoya o justifica las decisiones absurdas que adopta nuestro departamento por iniciativa propia y bajo su única responsabilidad. Son decisiones y actitudes como éstas las que convierten la vida en la administración en un proceso y la universidad en un castillo kafkianos.

Hay que recalcar que estos extraordinarios criterios no se basan en ninguna normativa legal al margen de la autoimpuesta en nuestro departamento por los catedráticos y seguida mansamente por la mayoría de los profesores (queden o no excluidos por esos criterios). Si la LOU introdujo los tramos de investigación como criterio para algunas cosas (criterio criticado), nuestro departamento se ha abalanzado sobre la idea, resultando ser más papista que el papa cuando le conviene a las fuerzas vivas. Claro que, imaginemos, si de repente por lo que fuese no se renovase el proyecto de investigación de uno de los catedráticos, rápidamente cambiaría la normativa de lo que determina la calidad ad hoc... no iba a estar nuestra catedrática autodeclarándose incapacitada para dirigir tesis, claro. La calidad bien entendida empieza por uno mismo.
 
Y esta normativa del grupito controlado más de cerca por los catedráticos va a ser la moto que se intente vender al Consejo de Departamento (en plan toma esta cuerda y ahórcate, que no tienes calidad). Y tenemos un departamento con la autoestima moral tan castigada, tan acostumbrado a dejar pasar las injusticias y a comulgar con servidumbres, inercias y ruedas de molino, que es muy posible que hasta se apruebe esta desdoctoración de los doctores por amplia mayoría. Ya tuvimos un preaviso con el máster del año pasado. Claro que esto irá recurrido ante el Rectorado inmediatamente, pero, en mi experiencia, el Rectorado tiene una cierta tradición de dejar hacer en estos casos y permitir que quien manda mande—a sus anchas.
 

Yes, Master 
 


Retroposts

—oOo—

 

Retropost (2006): Lluvia de postgrados

Lluvia de postgrados

Publicado en Departamento. com. José Ángel García Landa

Nuestro departamento de Filología Inglesa y Alemana solía ser la envidia de la Universidad por su sobreabundancia. De todo: de presencia en los centros, de alumnos, de profesorado... También de programas de doctorado. Cuando  año tras año se endurecían las condiciones para poder ofertar un programa de doctorado, exigiendo un mínimo número de alumnos matriculados, muchos departamentos muy establecidos tenían que suprimir su programa, o proponer programas conjuntos con otros departamentos en apuros. Y mientras, el nuestro no tenía empacho en ofrecer dos programas de doctorado, en vertientes lingüística y literaria-cultural.

Pero este año creo que nos hemos pasado – o se han pasado, que yo he votado en contra. Está en vías de clausura el viejo programa de tercer ciclo a medida que se implanten los nuevos posgrados; pero nuestro departamento se apunta a todo, proponiendo los nuevos a la vez que no se descuelga de los viejos. Y así tenemos simultáneamente cuatro vías de estudios de postgrado. En la red de la universidad aparecen cada una por su lado, pero aquí los junto yo para información y gobierno de los posibles estudiantes que anden buscando qué elegir.

1) Máster en Estudios Textuales y Culturales en Lengua Inglesa

2) Programa de doctorado (con Mención de Calidad) en Estudios Textuales y Culturales en Lengua Inglesa 2 (buscar "Estudios textuales")

3) Máster en Traducción de Textos Especializados 

4) Análisis del discurso, traducción y lenguajes especializados (buscar 'Traducción')


1) El máster T&C, que parece ser el logo elegido, es un máster oficial, derivado del programa de doctorado (2). Desde luego, los 50 alumnos que propone admitir como máximo se los va a tener que repartir con su programa de origen, puesto que éste no se ha suprimido. Y rápido, que en este máster acaba mañana la preinscripción. He intentado averiguar el precio, pero no está fácil hacerlo. Si os enteráis, me lo decís. Me temo que como no amplíen el plazo y hagan una búsqueda intensiva, va a haber carencia de alumnado para este máster que se ha implantado de modo un tanto precipitado.  Es un máster de literatura y cultura, con un toquecito de retórica o estudios del discurso, pero la parte "lingüística" no conduce a ninguna parte, como puede verse por el gráfico autodescriptivo que lo acompaña. El nombre de "Estudios Textuales y Culturales" es un circunloquio necesario para acomodar los estudios de cine, siempre problemáticos en una área de Filología. De otro tipo de "texto", poco, a no ser literario-postmodernista.

2) Este programa está aquí a falta de habernos animado a proponer uno de los nuevos programas de doctorado, aunque parecería más coherente proponer nuevo máster y nuevo doctorado a la vez. En fin, ahí está. Y ahí estoy, aunque este año sólo a título simbólico y de despedida, ofertando una línea de investigación en teoría y crítica que me temo quedará en estado virtual. Como el anterior, va dirigido por Susana Onega, y es de prever que tendrá algunos contenidos comunes. Y profesores. Alumnos no, claro, ¡no van a pagar dos veces! En fin, que los capture quien pueda, a los alumnos. Yo me voy de vacaciones.

3) Este Máster no es oficial, sino un estudio propio de la Universidad. Jamás entenderé (bueno, sí que entiendo pero no comparto) por qué ante la confusión existente entre másteres oficiales y no oficiales se ha elegido esta terminología compartida. Para confundir será. El precio de éste es de unos tres mil euros; baratito, porque los hay que cuestan el doble, o hasta donde quieras si te vas a USA. No es exclusivo de nuestro departamento, aunque tiene un componente mayoritario de inglés, y su coordinador, Ignacio Vázquez (que por cierto también participa en el otro máster) es de nuestro departamento. Se propuso como máster oficial, pero la Universidad decidió no financiarlo, y se ofrece como estudio propio. Seguro que tiene más alumnos, sin embargo, que el oficial. Aunque ya he hablado.

4) Este programa de doctorado lo dirige Carlos Inchaurralde, nuestro director de departamento. Aunque está pronto a extinguir, como el (2), es el único que permite de momento doctorarse en lingüística inglesa.  Pero eso se va a acabar pronto, como nuestro departamento no revise su nuevo postgrado a la Boloñesa para incluir más cuestiones de lingüística inglesa. Como quienes cortan el bacalao, no sé por qué, son los catedráticos, todos de literatura y cultura, y militantes, no es previsible que se haga más sitio a la lingüística. De momento ya se la ha derivado a un máster profesional, no académico y no oficial.

Vaya, que sólo nos falta un máster en Filología Inglesa, que es nuestra área de conocimiento. Así igual tocábamos ya a máster por alumno.

Seccionando el Departamento
(PS, 2017: A 10 años de distancia, resultan ser insostenibles los dos másteres que se aprobaron, y se suspenden por falta de apoyo del Rectorado y falta de matrícula suficiente en cada uno, tras años de andar a trancas y barrancas. De aquellos polvos, estos lodos).

Etiquetas: Departamento, Postgrados, Máster, Doctorado

Plazas en el Departamento de Filología Inglesa y Alemana

viernes, 24 de junio de 2016

Plazas en el Departamento de Filología Inglesa y Alemana

Estimados compañeros:

Os informo de que en el BOA de 9 de junio de 2016 se publicó la convocatoria
de concursos de contratación de profesores ayudantes doctores y de
profesores asociados, curso 2016-2017. (Universidad de Zaragoza, Departamento de Filología Inglesa y Alemana)

El plazo para presentar solicitudes finaliza el 29 de junio.

Estos son los enlaces a las respectivas convocatorias:
http://moncayo.unizar.es/info/oposicionesyconcursos.nsf/conydocpdi?OpenView&
RestrictToCategory=2535-16
http://moncayo.unizar.es/info/oposicionesyconcursos.nsf/conydocpdi?OpenView&
RestrictToCategory=2536-16

Os ruego le deis la máxima difusión a estas convocatorias.

Retropost #986 (9 de junio de 2016): Nuevo colega

Retropost #986 (9 de junio de 2016): Nuevo colega


Vaya, entre el maremágnum de noticias que nos pasa nuestra universidad se me había pasado esta: en la segunda quincena de mayo tuvo lugar un concurso para una de las plazas de Profesor Titular que tenemos pendientes en el Departamento, y la ganó Jesús M. Sánchez García. Que, como veis por su página en Dialnet, se dedica sobre todo a la lexicología funcional y cognitiva, y viene de la Universidad de Córdoba. Pues welcome y bienvenido sea, en cuanto ocupe la plaza. 
Qué poco se entera uno de noticias de este estilo cuando hace poco pasillo o no está en el ajo directivo. A ver cuándo se cambia el tablón de anuncios de corcho, donde supongo que se habrá publicado el resultado del concurso, por uno electrónico, en la página web del departamento. Aunque esto de la web a las instituciones más les alarma que otra cosa: todo demasiado público. Hágase pública la información oficial . . . pero dentro de un orden.
Aunque esta vez el presidente del tribunal, el Dr. Collado, no sólo nos anunció la celebración de las pruebas por la red, sino que con anterioridad había anunciado en la lista de distribución de AEDEAN que la plaza salía a concurso, algo atípico todavía por estos pagos universitarios (y bienvenido sea). Menudo contraste con lo que sucedió en la infausta cátedra a la que me presenté, cuando el Dr. Collado, entonces director del Departamento, dio a la Secretaría instrucciones explícitas de que no se avisase al profesorado del lugar y hora de la celebración de las pruebas, alegando que con el papelito pinchado en el corcho se cubría el expediente legal. Ante lo cual yo por mi cuenta envié un correo al personal para informarles del día y hora, para gran irritación (¿?) del Dr. Collado. Me alegro de que haya mejorado de criterio al respecto.
Por cierto, hoy acabo de colgar por primera vez notas en la web, antes de pincharlas en el corcho incluso -- en mi blog de la asignatura de Comentario de Textos.
Minding the Webbing

______

PS, 2016—Pues hubo chasco. El nuevo colega pasó a apoyar firmemente a la dirección y los catedráticos en sus decisiones más contrarias a derecho, que terminaron en desautorización judicial. Pero tampoco fue buena adquisición para el equipo directivo, pues ha tenido, según se dice, desencuentros y faltas de cumplimiento tan graves con los estudiantes y con las clases, que se le ha abierto expediente y se le ha sancionado, un asunto sobre el cual también se nos ha dado la menor información posible. Al ser un caso único en la historia de nuestro departamento, sería deseable tener información fiable al respecto. Tampoco las redes han funcionado en este sentido.


Retroposts

—oOo—

Renuncio a ser candidato, y Director

Renuncio a ser candidato, y Director

 

Yo, D. José Angel García Landa, profesor Titular del área de Filología Inglesa de la Universidad de Zaragoza, adscrito al Departamento de Filología Inglesa y Alemana en la Facultad de Filosofía y Letras, en el ejercicio de las facultades que me confiere el artículo 48 del Reglamento Marco de Departamentos, por la presente presento mi renuncia a ser candidato al cargo de Director de Departamento ante la falta de candidaturas.
Zaragoza, a 7 de junio de 2016
Fdo. José Angel García Landa


(Se da esta situación tras la dimisión inesperada e inexplicada de la Directora—que ni siquiera se ha quedado en funciones hasta la elección del nuevo director, dando lugar al nombramiento por urgencia de la profesora más antigua como directora.  No digo que sea una renuncia inexplicable, pues razones para todo puede haber, pero ni se ha ofrecido ninguna, ni se ha preguntado en público al respecto).

Retropost: Cultivez votre jardin - ¿Que es suyo?

Retropost #976 (5 de junio de 2006): Cultivez votre jardin - ¿Que es suyo?

 

Redacto para su inclusión en el Acta del último consejo de Departamento la siguiente intervención que tuve, a propósito de la implantación del nuevo Máster de Estudios Textuales y Culturales en Lengua Inglesa impulsado por los catedráticos de nuestro Departamento, los Dres. Onega, Collado y Deleyto:
"Para aquellos miembros del Consejo que tengan poca memoria, quiero recordar cómo se ha llegado a la implantación de este Máster. Durante los últimos años, y a pesar de mis reiteradas solicitudes desde 2003, no se convocó a la Comisión de Planes de Estudio del Departamento y nunca se trató en Consejo de Departamento la reforma de nuestros estudios. Nunca tocaba. Mientras, se dejaba trabajar a grupos de profesores que sí hicieron sus planes a puerta cerrada y los presentaron al Consejo para su aprobación en bloque sin ningún tipo de estudio ni debate por parte del órgano responsable de diseñar la organización de los estudios. En ese momento hice observar que era una dejación de responsabilidades por parte del Departamento limitarse a dar curso a propuestas individuales sin haber jamás establecido una planificación de qué tipo de estudios de segundo ciclo quería implantar. Y presenté una propuesta de máster bastante más equilibrada que la que hoy tenemos, que ni siquiera se examinó. En lugar de eso, se dio curso a dos propuestas desiguales, el Máster de Traducción que ha sido rechazado como estudio oficial, y el Máster de Estudios Textuales y Culturales que ahora tenemos como segundo ciclo. El Departamento se ha encontrado con que sin comerlo ni beberlo, su segundo ciclo se ha reducido a estudios de literatura y cultura inglesa. Se suma a ello que vamos a perder nuestro primer ciclo específico, para tener sólo un título más general y de nivel más bajo, compartido con otras especialidades. Por desinterés o por seguidismo, se ha diseñado un programa de postgrado que si bien responde a los intereses concretos de un grupo de profesores que lo han sacado adelante, con los votos de este Consejo, no es desde luego ni el que necesita no sé si diga Aragón, ni esta universidad, ni este departamento. Y eso es una irresponsabilidad."
O carencia de perspectiva, o miopía, o punto en boca ante los intereses de las fuerzas vivas. Porque desde luego, para discutir una cuestión puntual de horario o que si esta plaza va aquí o allá, nos podemos pegar todo el rato de debate que haga falta. Ahora bien, ¿dedicar cinco minutos a debatir el propósito, organización y sentido de los estudios de nuestra especialidad, cuando se nos pide que los reformemos? El Departamento considera al parecer que eso es asunto de propiedad privada de los catedráticos.
 Y es que recuerdo que hace un tiempo, debatiendo sobre cómo se estaba llevando el Departamento con la entonces directora del Departamento (profesora titular), se me ocurrió decirle que el Departamento no pertenecía a la catedrática. Y me dijo (con convencimiento, ironía cero):
- Pues lo siento, pero sí que es suyo. Te gustará o no te gustará, pero sabes perfectamente que es suyo.

A Modest Proposal



Retroposts

—oOo—

Retropost: Seccionando el departamento

lunes, 30 de mayo de 2016

Retropost #961 (30 de mayo de 2006): Seccionando el departamento



Hoy hemos tenido un maratoniano Consejo de Departamento regido por la confusión, el hastío, la repetición y el enfascamiento en normas administrativas mal entendidas o mal aplicadas. . . una pesadilla sartreana, verse huis clos con tanta gente hablando fuera de turno de palabra, examinando innumerables actas llenas de procedimientos administrativos erróneos o contradictorios, cada cual ciego con su tema particular, y todo el proceso bajo el manto de la Confusión. . . buf.
Nuestro Director ha presentado un informe de gestión que, sometido a votación secreta, ha sido aprobado por un estrecho margen (muchos votos en contra, que junto con varios votos en blanco sumaban más que los votos positivos). He solicitado yo la votación secreta, como vengo haciendo con cierta frecuencia para asuntos departamentales. A veces los resultados que se obtienen con votación secreta sorprenden por sus espectaculares diferencias con respecto a los que hubieran sido de esperar si cada persona hubiera tenido que expresar su opinión abiertamente. Así va la Administración.
La decisión más importante que se ha tomado ha sido la de establecer secciones departamentales. La ceremonia de la confusión hasta que se ha llegado a la votación, y el resultado también es curioso. El reglamento de la Universidad prevé que se establezcan secciones atendiendo a tres razones: 1) la ubicación geográfica de los centros (son las secciones que había hasta ahora, en Huesca y Teruel, pero han quedado suprimidas), o bien por áreas de conocimiento, o bien por organización de la docencia.
Pues áreas de conocimiento tenemos dos, Filología Inglesa y Filología Alemana, pero se ha denegado a los de Filología Alemana la posibilidad de constituirse en sección aparte. También, como digo, se han suprimido los criterios geográficos (luego veremos qué consecuencias tiene esto para repartir la docencia, que Aragón es grande. . .)
Yo proponía, aparte de conservar las secciones geográficas por su pertinencia evidente, establecer estas secciones:
- Filología alemana
- Filología inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras
- Inglés para Educación (Facultad de Educación)
-  Inglés para fines específicos (resto de los centros, cerca de 20). 
Y en cambio se ha introducido el criterio de las "subáreas": Lengua y Lingüística inglesa por un lado, Literatura y Cultura por otro. . . y un tercer grupo, Lengua para fines específicos, donde han ido a parar los de alemán y centros dispersos. O sea que se ha institucionalizado la división "extraoficial" que se venía aplicando para algunas cosas en el Departamento. . . para algunas cosas, pero no precisamente para la organización de la docencia, porque esa la hacen las dos supuestas "subáreas" conjuntamente. En fin, que no sé qué uso se pretenderá hacer de esta división que ni parece operativa ni justificada por la normativa.
Pero es lo que ha decidido la mayoría, con oscuro criterio. . . así que a misa. Sí responde a una voluntad bastante arraigada en nuestra la profesión de identificarse como "lingüistas" o "literatos", pero en ningún caso como "filólogos". Establecer una división interna en Filología Inglesa es prioritario con respecto a cualquier otra consideración. A mí que no me pregunten por qué. . . pero al ser una división imaginaria a nivel de la reglamentación oficial, tiene la gran ventaja de que puede aplicarse (ateniéndose a nuestras normas) o ignorarse (ateniéndose a normas administrativas de categoría superior) según convenga en cada caso. Se ha venido usando desde hace tiempo como un demonio de Maxwell que permite orientar la circulación de partículas departamentales en las direcciones deseadas por los estrategas. Por lo menos ahora lo tenemos sobre el papel para verle la cara: hasta ahora funcionaba de modo totalmente extraoficial.
Durante la reunión del Consejo he intervenido en distintas ocasiones, pero dos merecen mención: 
- Una. Se tenían que presentar alegaciones a las nuevas titulaciones propuestas por el Ministerio, entre ellas, a la titulación que se nos impone para suprimir nuestra titulación propia de Filología Inglesa, la llamada "Lenguas y Literaturas Modernas". Existe un consenso nacional, al cual se ha sumado nuestro departamento, para rechazar esta titulación como sustituta de nuestra titulación propia de inglés. Pues bien, esto no se iba ni siquiera a mencionar si atendemos a las alegaciones que presentaba nuestra Comisión de Planes de Estudio; alegaban que no nos pedían opinión sobre eso. . . ¡pues claro! - les he dicho. Ese es precisamente el asunto, que jamás se nos va a pedir opinión al respecto. Se va a suprimir nuestra titulación con nuestro visto bueno implícito, al no existir ningún acto administrativo donde el Departamento pueda expresar su disconformidad. Y tras muchas resistencias he conseguido que el Departamento acceda a expresar en este momento, a la hora de opinar sobre las nuevas carreras propuestas, su oposición a que se suprima nuestra titulación específica de Filología Inglesa sin sustituirla por otra nueva igualmente específica. Esto es surrealista, pero es así: a la hora de opinar sobre la nueva carrera, el Departamento ni siquiera iba a mencionar el "pequeño detalle" de que no queremos que se suprima la carrera de inglés que imparte y que le es propia por su área de conocimiento. Esta ceguera de los funcionarios haciendo sus funciones delante del árbol y perdiendo de vista el bosque no es local, sino sistemática. De hecho, a nivel nacional la profesión no ha cerrado filas en torno a la defensa de su licenciatura de Filología Inglesa, lejos de ello. . . sino que, aceptando la mayor, que la Filología Inglesa era una antigualla a suprimir, proponían la creación de una nueva carrera de "Estudios Ingleses". Bueno, algo es algo. De hecho, la mayoría no se consideran filólogos. Pero partiendo de ese nivel de autoconciencia, así nos está yendo.
También solicité, y se aceptó, que en las alegaciones a las propuestas de títulos, donde diga "formación en una segunda lengua no nacional de interés científico" o cosa semejante, digamos (ya que somos el área de inglés), formación en inglés (u otra lengua de interés científico). Si hasta Zapatero habla de que va a subvencionar el aprendizaje de inglés hoy en el Debate sobre el Estado de la Nación. Claro que más le valdría a Zapatero decirle a sus ministras que no lo supriman como carrera universitaria, visto que es él quien establece el mapa de las titulaciones de Filología.
- Dos. Con ocasión de la implantación del nuevo máster para el año que viene, he querido recordar al Departamento que el año pasado (y el anterior) se inhibió de afrontar coherentemente la organización de su nuevo plan de estudios.  Sin tratar nunca el tema oficialmente y donde correspondía, en el Consejo o en la Comisión de Planes de Estudio (que no se reunió en años, prudentemente desconvocada), se dejó en manos de grupos de profesores y de intereses específicos el diseño de propuestas de Máster. Y de esa dejadez interesada ha salido el resultado que tenemos ahora: que cuando nuestro primer ciclo de Filología Inglesa ya no será probablemente una titulación propia, el segundo ciclo se ha convertido en un máster de literatura y cultura inglesa, un máster que responde a los intereses de algunos profesores influyentes, pero que no es el tipo de máster que necesita ni Aragón, ni la Universidad, ni este Departamento para formar coherentemente a los estudiantes. Ahora bien, si se deja que actúen las fuerzas vivas, sin debate público, y a la hora de votar va todo el mundo a piñón fijo. . . pues es lo que acaba pasando. Supongo que la muchos estarán encantados, claro, esto es cuestión de opiniones; lo triste es que la mayoría ni sabe ni contesta, ni opina, por si acaso, y el debate sobre estos pequeños detalles de qué tipo de carrera de inglés queremos enseñar, etc., brilla por su ausencia en el Departamento. Salvo en petit comité, si es que el petit comité se lo plantea en esos términos. 
En fin, con esto de los másteres a la americana en el contexto español, lo que estoy viendo es que está desapareciendo o fosilizándose lo mejor del ámbito administrativo público donde se supone que se debía decidir sobre la organización de los estudios (el Consejo de Departamento, la Junta de Facultad) y que se ha cedido este ámbito de diálogo de los especialistas sobre una base de igualdad, para reforzar la influencia de las cátedras y sus satélites, corrillos y círculos de contactos y relaciones endogámicas y personales, a las camarillas que deciden quién está "in" y quién está "out", por su mejor o peor inserción en el equipo, espíritu de colaboración o armonía con los objetivos del grupo. Y las cosas, a discutirlas en grupos de enteradillos, o de boca de druida a oido de druida. De momento, muchos estarán así más contentos, no me cabe duda. Pero no sé si esto entraba en los cálculos de los reformistas, si éstos prevén que sea una fase transitoria o si ha de regirse así quedarse así la universidad de calidad esa del futuro que nos anuncian, en plan survival of the fittest interpretado en clave del corralillo nacional. 
Otra noticia que me llega por el correo, también síntoma de los tiempos supongo:
El Rector de la Universidad de Zaragoza  ( . . . ) cambiará cigarrillos por chupa-chups y piruletas de chocolate MAÑANA miércoles a las 10,00 horas en el Campus de la Plaza San Francisco. 
Es pintoresco, es americano, es el futuro. Lástima que aquí nos pilla esto sin radical innocence.

Yes Master



Retroposts


—oOo—

Retropost: Uf, ya ha pasado la manifestación

martes, 24 de mayo de 2016

Retropost #942 (24 de mayo de 2016): Uf, ya ha pasado la manifestación


 Qué! hablaba de nosotros hoy: "FILOLOGIA INGLESA SIGUE EN 'PIE DE GUERRA' . - Profesores y estudiantes de Filología Inglesa se vuelven a movilizar hoy a las 12.00 horas en la puerta de Filosofía y Letras con el objetivo de que esta carrera no desaparezca y en su lugar se cree un título de grado, que estaría dentro de la reforma para adaptar la universidad española al espacio europeo". 

Pues ha tenido lugar la manifestación, o la "doble manifestación", y después de la separación de fuerzas nos hemos quedado con unos cien manifestantes. Nada, parece que ese es nuestro techo. Como siempre, sin una idea clara de trayecto a seguir, ni de acciones a realizar, sin reuniones previas de preparación, y eligiendo una pésima hora: nuestro director la ha disuelto a la una menos un minuto, justo en el momento en el que iba a oírnos alguien en el campus (a la una es cuando sale casi todo el mundo). Así que nulo eco, una cosa de cubrir el expediente, y quedamos desmovilizados hasta octubre, o para siempre ya, quién sabe. Nuestra organización, PATÉTICA. Sin compromiso, sin liderazgo, sin voluntad de organización, no se va a ninguna parte.

Algunos estudiantes proponían seguir con las movilizaciones durante el mes de junio (quizá contraproducente, no sé), pero no hay foro donde hablar de esto. Una chica decía que por qué no nos denudábamos todos, otra que no cuesta nada salir un rato todas las semanas... Pero las iniciativas de los estudiantes todo el mundo sabe que son gaseosa.

En el lado bueno de la balanza, además de los periódicos se había enterado la tele, y en algún sitio nos sacarán. Además, el Director del departamento y un par de catedráticos han subido a hablar con un vicerrector, y le han comunicado nuestras peticiones a la Universidad, para que nos apoye en esta solicitud. Claro que aún no hemos visto ni un solo documento oficial del Departamento dirigido al Rector o al Consejo de Gobierno sobre esta cuestión (ni sé si lo llegaremos a ver).. cuánto menos un documento de la Universidad apoyando la continuidad de esta carrera. Y así nos va, saboteándonos a nosotros mismos. Pero no nosotros, o no sólo yo... toda la profesión, a nivel nacional, empezando por nuestra asociación profesional que - creíamos - era la que representaba los intereses de la Filología Inglesa, o al menos de los Estudios Ingleses (y Norteamericanos) como dice su nombre... y nada, ni siquiera apoya las movilizaciones en favor de que no se suprima nuestra titulación propia.

El último, que apague la luz.

Segunda fase: Más expertos




Retroposts


—oOo—

Retropost: Satisfacemos a nuestros clientes

domingo, 22 de mayo de 2016

Retropost #936 (22 de mayo de 2006): Satisfacemos a nuestros clientes


Ciao-Shopping Intelligence es uno de esos sitios web para ver lo que otros consumidores han opinado de un producto que tú te estás planteando comprar. Pues qué sorpresa me llevo, gugleando, encuentro que uno de los productos evaluados allí era la carrera de Filología Inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza (vamos, el producto al que yo le aprieto las tuercas en nuestra fábrica).
La evaluación, como veis, es muy positiva, y le ha faltado el canto de un diente para que nos vendan en eBay por un euro... según nuestra evaluadora, no sólo somos buenos profesores y preparamos a los alumnos con eficacia en unos difíciles estudios, sino que además damos bastantes oportunidades para aprobar... no está mal, ¿eh?

No sé si yo estaré incluido en la evaluación porque no recuerdo a la alumna, claro que yo lo de las caras a veces pienso que tengo ese sistema neuronal changao, me cuesta muchísimo, por ejemplo, reconocer a la gente a partir de sus fotos. O verlos por la calle si no espero verlos. Lo que sí sé es que este año parece que me quedo sin evaluaciones, porque los alumnos que dijeron que se iban a encargar no lo han hecho... ya les he afeado su conducta, diciéndoles (para que vean que me llega al alma de verdad) que nos afecta directamente al sueldo el que no nos hagan evaluaciones.

Lástima que siendo la carrera de inglés tan buena nos la vayan a quitar. Aunque un tanto dubitativo veo al nuevo Secretario General de Universidades, y crítico con "las listas" de titulaciones que han hecho las comisiones reformadoras... ya veremos.

De momento el miércoles tenemos la última manifestación en defensa de nuestra titulación propia de Grado (es la de despedida hasta después del verano, que ya se acaban las clases). Ahora, que como no pegue yo los carteles anunciándola, se van a quedar otra vez sin pegar, visto lo visto.

En fin, gracias a la evaluadora por su evaluación positiva, y menos gracias a los estudiantes que no me ponen notas espectaculares en las evaluaciones de docencia, o que no las hacen... Para opiniones más negativas sobre la carrera y sobre el departamento de inglés, puede mirarse aquí.

Otra opinión negativa nos ha llegado hoy por carta: una protesta de la que venía siendo nuestra subdirectora, la profesora Artigas, que al parecer fue cesada por nuestro Director mientras estaba de baja y sin consulta ni aviso previo... Cito de la carta: "Me he sentido totalmente utilizada como si fuera un objeto de usar y tirar. El director ha contado conmigo cuando nadie se ofrecía a formar parte de su equipo directivo y he sido subdirectora durante casi tres años (insisto, por nombramiento directo del Rector de oficio). Ahora que el puesto, por fin, tiene un reconocimiento respecto a reducción de créditos y cierta compensación económica se me destituye sin que yo me entere. No me parecen formas de hacer las cosas. Y haber estado de baja no me parece excusa suficiente para tal actuación".

Coincido en parte, y es una lástima que se haya sentido dolida cuando las cosas se podían haber hecho de otra manera; aunque he de reconocer que a mí en su momento no me extrañó tanto el cambio, ni pedí en el Consejo más explicaciones, primero por la larga baja de la Subdirectora, que hacía normal buscar una sustitución, y segundo porque creía que, habiendo sido nombrada de oficio por el Rector (o sea, por obligación) el cargo sería una carga más que un cargo... a mí desde luego no me hubiera importado que me cesasen (si que me nombrasen), pero bueno, hay que conocer todas las circunstancias y la manera en que lo ve cada cual... La cosa se presentó como una reorganización que hacía el Director de su equipo, y allí el Consejo no tenemos arte ni votarte. Bronquitis de estas pasan muchas en los departamentos, y los temas dinerarios no se suelen mencionar mucho en el Consejo. De hecho, cuando un puesto va asociado a una pequeña(-ísima) retribución, excepto el de Director, nunca es por elección del Consejo, sino siempre de boca de druida a oído de druida...

Y hablando de retribuciones, nos comunican diversas maniobras sindicales y negociaciones al respecto... y es que en el País Vasco, donde ya cobran bastante más que aquí, están haciendo huelgas para que les suban el sueldo en seis mil euros al año, toma ya. Todos los atrasos juntos, qué delirio occidental. Lo que ha hecho el Rectorado es mandarnos una circular avisando que la amenaza que ha circulado por allí de presionar dando aprobado general a los alumnos llevaría a medidas disciplinarias.

De suspenso general no ha hablado nadie, y eso que sería más efectivo...

Confusas enseñanzas, y POD


Retroposts


—oOo—

Retropost: ¿Qué me cuesta a mí...

Retropost #914 (11 de mayo de 2006): ¿Qué me cuesta a mí...



... agarrar la fotocopiadora e imprimir cien carteles? Cien carteles de MANIFESTACION: POR LA CONTINUIDAD DE LA TITULACION DE INGLES EL PROXIMO JUEVES A LAS DOCE EN LA PUERTA DE LA FACULTAD DE FILOSOFIA Y LETRAS - con recorrido hasta donde esté el Rector en ese momento, para exigirle su apoyo.

(Digo lo del Rector porque supuestamente las universidades dieron su visto bueno al nuevo mapa de titulaciones en la propuesta que elaboró el Consejo de Corrdinación Universitaria, y allí nadie dijo ni mú sobre la desaparición del inglés. Nuestro Rector tampoco, a pesar de sus palabras (ya por entonces) diciendo que nos apoyaría. Ya que los rectores usurparon allí las funciones de los departamentos y áreas de conocimiento, no estaría mal exigirles que se explicasen, y que apoyasen ahora las reivindicaciones de las titulaciones perjudicadas por sus decisiones).

Hoy hemos estado de manifestación en defensa de los "Estudios Ingleses". Todavía mal convocada la manifestación, a estas alturas: sin carteles anunciándola, sin plan concreto de a dónde moverse, sin aviso a la prensa.... Habría un centenar de personas, más proporción de profesores que de alumnos. No sabemos si estamos de huelga el jueves entero, como decía el plan de movilizaciones, o no. La mayoría de la gente parece que da clase, pero no se discute el tema en público. Ah, recordad que hoy tocaba mandar un correo al ministerio, que es jueves.

Bueno, pues ¿qué me cuesta a mí hacer esos carteles? Pues me cuesta varias cosas:

- Me cuesta creer que lo tenga que hacer yo una vez más.
- Me cuesta saber si haría bien diciendo "el jueves", ya que hoy nuestro director nos ha dicho que la siguiente manifestación igual sería "el miércoles", con lo cual ya no se sabe si moviliza o desmoviliza.
- Tampoco sabemos si según el departamento estamos de huelga los jueves; o si se ha constituido una comisión para organizar las movilizaciones (¿es el Director la comisión?). Eso también me cuesta averiguarlo.
- Me cuesta dinero de mi cuenta de fotocopias, si hago yo los carteles. Bueno, qué tontería. Pero, digo yo, siendo una cuestión del Departamento, por qué no se lo gasta el Departamento? ¿Por qué está con esta actitud de sí pero no, o la puntita nada más? ¿Por qué, por ejemplo, no corta y pega el Director este mensaje, si no tiene tiempo para más, y se lo manda a nuestra jefa de negociado? "Begoña, por favor, haced en Secretaría cien carteles anunciando la manifestación a tal y cual hora y sitio, y pegadlos por toda la Facultad y el campus. Si queréis, pasad un correo al profesorado pidiéndole ayuda para hacerlo. Llama a Gráficas Pepito, que nos hagan cuatro pancartas de seis metros. Avisa a la prensa".
- Me cuesta mover un dedo, para apretar el botón de las fotocopias, por lo desmotivado que estoy.

Porque todas estas cosas ya se han dicho tantas veces...

Son preguntas que se hace uno, por qué cuesta tanto hacer las cosas.

Expertos no invitados

 

Retroposts

—oOo—

Retropost: De comisiones

Retropost #905 (8 de mayo de 2006): De comisiones

 

En plan gaceta departamental, o acta alternativa, informaré de que ha habido dos reuniones de comisiones a las que he asistido últimamente. En una, se finiquitó la comisión de Doctorado (la única que yo presidí en tiempos, y la que más trabajo me ha dado), y se inauguró la Comisión de Posgrado, ya de cara a la nueva normativa universitaria y las inminentes reformas de titulaciones. Aunque como de momento no está determinada cuál será la composición de esta comisión, allí seguimos de momento los doctores del Departamento en pleno.

Se habló de la nueva normativa para dirigir tesis o formar parte de tribunales (aquello de distinguir entre doctores de primera y de segunda). Serán doctores de primera, o por seguir la denominación oficial, "doctores con experiencia investigadora acreditada" (ver PDF): es decir, podrán dirigir tesis y formar parte de tribunales los doctores que tengan un sexenio de investigación o que cumplan una serie de requisitos alternativos en cuanto a méritos de investigación (libros y artículos publicados en lugares de reconocido prestigio). Quedó la duda de si esta segunda vía estaba abierta también a los profesores titulares sin sexenio, cosa que negaba el Dr. Collado, pero como la ley no lo dice, se acordó elevar una consulta. A mí me llamó la atención que una cosa que sí dice la ley es que el Departamento establecerá una relación de profesores encargados de dirigir tesis doctorales ­ y en la reunión se nos dijo, en cambio, que la determinación si alguien es "de primera" o "de segunda" se hará a la vista de propuestas concretas de dirección de tesis o participación en tribunales lo cual, a pesar de parecer menos desagradable a primera vista, es más "disuasorio" y se presta más a la indefensión y a la variabilidad de criterios. En mi opinión. Y además, qué jolines, la ley habla de hacer una lista, así que hágase. (Ver artículo 7.1 de la normativa de nuestra universidad, otro PDF, o artículo 10.2 del Real Decreto de Posgrado - PDF). Allí dice que la Universidad establecerá "en sus programas oficiales de posgrado (...) la relación de profesores e investigadores encargados de la dirección de tesis doctorales".

Claro, ya estamos con la ambigüedad de la redacción. Yo leo esto y entiendo que se refiere a una relación de personas que pueden dirigir tesis, no personas que ya están efectivamente dirigiendo una tesis (con proyecto de tesis aprobado, se entiende). Parece que la interpretación de nuestro Departamento (y seguramente de nuestra universidad) va a ser la contraria, la del (aparente) mínimo esfuerzo: no hacer la relación, sino dejar que "se haga" por selección natural. Esto tenderá a concentrar la dirección de tesis en pocas manos (aún menos manos, quiero decir). En la ausencia de una "relación" de todos los capacitados, ¿qué ve el alumno que se matricula en el programa? Pues que los "doctores encargados de la dirección de tesis" son Fulanito y Menganita. Los demás, interrogante, sean o no acreditables... Es una interpretación posible de la ley, seguramente. Aunque a mí me parezca perniciosa.

En otro orden de cosas, en esa reunión de la Comisión de Posgrado nos anunció la directora de nuestra revista, la Miscelánea de espantoso nombre, que renunciaba a seguir ocupando el cargo. Este es otro cargo que yo tuve durante varios años (varios años 90). Diez años estuve tecleando y maquetando, de ellos ocho fui el director de la revista. Y administrativo y editor todo en uno, que me la hacía a pulso. Con la colaboración, eso sí, de mis subdirectora y el Consejo de Redacción para la selección de los artículos. Bueno, pues ahora resulta que, según se dijo en la reunión, todo el trabajo que se dedique a la revista será por puro amor al arte. Los artículos que publiquemos en ella, valor cero, por ser de nuestro departamento (aunque hayamos llevado estrictamente lo del peer reviewing con informadores externos). Bueno, pues me podían haber avisado. En realidad ya me avisaron en la oposición, cuando me pusieron un uno sobre diez en el apartado "otros méritos" después de haberme escuernado diez años con la revista (amén de otros menesteres, claro). Un mensaje clarito clarito.


Con lo cual, les pregunté en la comisión qué razón podía tener entonces nadie para querer hacerse cargo de un trabajo no remunerado ni en dinero ni en horas, ni en méritos de investigación ni de administración. Pues ya lo veremos. Decían que necesitaban un webmaster, que si la Miscelánea es conocida por algo, es por su edición electrónica (que organicé yo, por cierto). (Claro que tampoco es que sea tan tan conocida según dicen los contadores, mi sitio web tiene como diez veces más visitas que la revista del departamento, y no es yo que tenga muchas tampoco). ¿Alguien se apunta a webmaster o director, por amor a un certificado? A mí que me busque Rita. No por vagancia, sino por principios. Y porque ya hice el hidiota durante diez años, al parecer. Aunque creo que hasta la fecha a las demás personas que han hecho el idiota con la revista sí les han contado los méritos: sólo yo desde luego he obtenido una calificación tan insultante como la que he dicho, UNO sobre DIEZ. ¿Alguien no ve la injusticia en esto? Pues que venga Santa Lucía y les arregle la vista.

Hoy hemos tenido otra comisión, esta vez para discutir el compromiso del Departamento con las acciones de protesta a favor de un título de grado de Inglés, y también para informar sobre el Plan de Ordenación Docente del año que viene y otras cuestiones de la Facultad.

1) El Director ha reconocido lo mal organizadas que habían estado en el Departamento las movilizaciones, con una asistencia mínima, y ha pedido colaboración. Los catedráticos le han respondido que es él el responsable de movilizar al personal, que se mueva como Director, y que aunque delegue alguna cosa, tiene que estar al frente directamente de entrevistas, iniciativas, marchas etc. El Dr. Collado ha llamado la atención sobre el escaso interés de los profesores más jóvenes y no permanentes en este asunto, cuando deberían ser los más interesados en la defensa de una titulación que afecta directamente a su continuidad en el puesto de trabajo. Pero desde luego en la reunión no ha habido ningún movimiento entusiasta (ni de mala gana) de sumarse a la organización de marchas etc. Yo he insistido sobre la iniciativa del Director para nombrar una comisión (por sorteo, he dicho) si no había voluntarios, y sobre algunos puntos básicos a la hora de preparar las manifestaciones: carteleo masivo, elaboración de una lista de correos electrónicos de alumnos, etc. Pero también he dejado claro que no pensaba encargarme yo hacerlo, "- Que lo haga JoseAngel, claro; - pues no, que aquí estamos noventa más los alumnos, y esto es cosa de todo el Departamento, ni siquiera de la Facultad de Filosofía y Letras solamente". También he llamado la atención sobre el nombramiento en falso de los anteriores representantes para el comité interdepartamental, pues la Dra. Onega figura en ese comité como representante mientras que a nosotros nos dice que no lo es; y el Director dice que en efecto no se nombró entonces ninguna comisión. Vale, pues no hay comisión: a estas alturas estamos aún sin comisión. Perfecto. Pues que se nombre ahora, y que informe, y que movilice, y que grite por los megáfonos y haga carteles. Y si no se nombra ni hace eso, pues apaga y vámonos. (Por cierto, en una nota más optimista, y consuelo de tontos, también les digo que la desmotivación y pasividad son parecidos en todas las demás universidades, no sólo en ésta)

(- Interés ninguno - me comentan - Nosotros estamos bien ubicados, pero otros ya veremos. Si no hay unidad en la profesión, cómo vamos a esperar que nos apoye nadie de fuera. Para las otras disciplinas somos los rivales, y viéndonos con tan poca fuerza, se nos van a comer con patatas.
- En cuanto a las movilizaciones, me dice otro, si no hay violencia nada, no nos harán ni caso.
- ¡Ja ja! ¡Sí! ¡Podríamos nombrar una Comisión de comisión de actos de violencia! )

Un episodio "curioso" de la reunión. Cuando el Director, Dr. Inchaurralde, nos dice que una persona sí se había ofrecido voluntaria para ayudar a organizar las movilizaciones, el Dr. Collado ha aludido con un tono de infinito sarcasmo y desprecio a que "quizá sea esa persona que todos conocemos que se apunta a todo" insinuando que era una especie de compulsión o debilidad mental perdonable de esa persona a la que se refería, supuestamente conocida por todos a decir del Dr. Collado, y que todavía ignoro quién es - ni sé si estaba presente en la reunión esa persona a la que se refería; por lo cual a pesar de las repetidas insinuaciones del Dr. Collado no sé exactamente cómo interpretar el grado de desprecio (que haberlo desde luego lo había, y mucho) ni la intención específica de ese comentario. Creo que a mí no se refería. Ahora bien, sí me queda claro que si el que una persona se presente voluntaria para ayudar merece este tipo de burla por parte del catedrático, quizá no haya que esperar mucho más entusiasmo por colaborar por parte de nuestro personal observador.

Una luz de esperanza que brilla en el horizonte para los "Estudios Ingleses" es que la nueva ministra parece haber dado un relativo paroncillo a la implantación de los nuevos títulos, o por lo menos no hace todo (deshace todo, dice el Dr. Collado) a tanta velocidad como la anterior ministra. Está más interesada en la reforma de la LOU, y mientras reforma la reforma igual nos plantamos en dos años, elecciones, nueva ministra y vaya usté a saber.

2) Se nos informa de cuestiones a nivel de organización docente de la Facultad. Por ejemplo,
- de la supresión de la tercera convocatoria de exámenes (tan aborrecida por los profesores). Como se anuncian protestas de los alumnos, el Decanato nos plantea concesiones, rebajillas en las notas, medias que permitan sacar aprobado, facilidades de matrícula. Se propone aprobar las facilidades administrativas pero no las tocantes a la evaluación.

- También se nos informa de la tímida introducción del Programa Tutor (por el cual se implanta la figura de un tutor personal de asesoramiento y orientación a los alumnos). De momento es voluntario apuntarse a él. Yo manifiesto que me parece muy importante que se haga eso, y que por eso esperaré a que se imponga obligatoriamente y de manera generalizada (en vez de ofrecer una especie de escaparate o globo sonda).

Y en lo referente al Plan de Ordenación Docente. bueno, pues no se ha hecho nada por fin. El Vicerrectorado parece adormilado, no saca normativa ni criterios al respecto, no sabemos si el nuevo Máster se va a implantar o no, suponemos que sí pero no hay indicaciones de cómo, no hay sistema de preinscripción, ni se sabe quién va a dar qué, todo se hará al final improvisadamente. No sabemos cómo se va a contabilizar nuestra docencia, ni las "descargas" de los investigadores pata negra. En cuanto a si habrá alumnos para la nueva titulación, de haberla, es todavía más incógnito.
Sí se nos comenta en la reunión que este próximo año académico será el último que veamos en nuestra actual ubicación: en mayo de 2007 pasamos a la demolición del edificio, y un desalojo durante tres años (al menos) hacia un destino todavía desconocido.

Ay, mi despachico, con sus libros amontonados, su estegosaurio llamado Philologia, sus tesis doctorales de los años ochenta, sus calaveras, sus macetas...! Con la expulsión empezará el siglo veintiuno, in my mind at least, un siglo de mudanzas e incertidumbres. Seguro que cuando vuelva por aquí, si vuelvo, tenemos una macro-oficina con mamparas, en vez de despachos.

Confusas enseñanzas, y POD




Retroposts

—oOo—

Retropost: Lo dudo, lo dudo, lo dudo...

sábado, 26 de marzo de 2016

Retropost #784 (24 de febrero de 2006): Lo dudo, lo dudo, lo dudo...



Me acaban de invitar, un equipo de investigación de la Universidad de Hamburgo, con el que ya había colaborado antes, a participar en una publicación sobre teoría de la narración, un Handbook of Narratology que se publicará en red en la universidad de Hamburgo, y que se irá actualizando periódicamente, a la vez que se sacan ediciones impresas que publicará Walter de Gruyter. Me proponen que escriba uno de los capítulos (33 en total), que serán más bien pequeños tratados que entradas de enciclopedia.

Y lo dudo... por una parte me tienta, es lo que se considera "una buena publicación" en mi contexto profesional, de las que hace falta tener en el currículum. Por otra parte, en este momento no me tienta la escritura tratadística (ya escribí un tratado en tiempos, cuando hice la tesis, dura experiencia). Y más que seguir practicando la publicación académica disciplinada y clásica me apetece más experimentar con la autopublicación y las modalidades de escritura sin disciplina, ni autodisciplina, ni control, ni forma identificable, a que puede llevar. Quizá no para siempre, sólo para un rato (aunque toda la vida es un rato, la verdad).

Así que le he contestado al colega que me invita, agradeciéndole por supuesto la invitación (ya me hubiera dado yo con una piedra en los dientes en otro momento) pero aplazando la respuesta. Y es que he empezado la carta para decirle que sí, y me he encontrado diciéndole que no conforme la escribía, y luego lo he borrado y le he dicho que sí... y al final he tenido que optar por decirle que se lo digo otro día.

Vamos, que le debería haber enviado un Fuzzmail, para que viese claramente lo que hay. ¡Igual me desinvitaba pero ya!

En otro orden de cosas, le he enviado al Rector una queja por el episodio del otro día en el Consejo de Departamento. También dudándolo; pero es que se pasa de castaño oscuro ya. Que en una situación de conflicto la gente se lave las manos hasta el punto de darle la razón al mentiroso, cuando les consta que está mintiendo, y ellos con él, sólo por no elegir bando. Malo, cuando dar testimonio de si efectivamente se ha oído decir tal o cual cosa, o no, se interpreta como elegir bando. Hoy me ha llegado el eco de una profesora que se excusaba diciendo que no había podido hacer otra cosa, porque no tiene puesto fijo. Muy sintomático: al parecer considera que su puesto inestable no peligra por mi parte ni aunque declarase falsedades contra mí, y que en cambio sí puede peligrar por obra de la otra parte si no se pliega a apoyarles prietas las filas aun a costa de falsificar la evidencia. Como digo, irrelevante de todo punto, pero muy significativo.

Los demás asistentes al Consejo no sabían si yo me estaba inventando una acusación contra el Dr. Collado, en plan delirio, o si éste en efecto me había insultado, y los testigos que había, al negarse a decir que era cierto lo que yo decía, apoyaron al Dr. Collado, sabiendo muy bien que estaban falseando la verdad del asunto. Vergüenza les debería dar. Y, como dudo que les vaya a dar, por eso le he mandado la protesta al Rector.


Aunque creo que acabaré haciendo como Tito Andrónico, y mandaré flechas al aire con protestas a Saturno. You were as good to shoot against the wind.


Retroposts


—oOo—

Retropost: Abyectos episodios

viernes, 25 de marzo de 2016

Retropost #777 (22 de enero de 2006): Abyectos episodios



O, si no es mobbing, se le parece. Hoy hemos tenido Consejo de Departamento. Una reunión de muchas muchas horas, en la que se han tratado algunos asuntos de gran importancia, como el futuro de nuestros estudios, elección de comisiones de contratación, implantación de un Máster que se ha concedido al Departamento, etc. Pero me voy a dar el lujo de concentrarme en un punto intrascendente, una mera rencilla departamental sin consecuencias administrativas de ningún tipo, porque en cierto modo me parece reveladora de cómo y por qué pasan muchas cosas de las que pasan en nuestro Departamento (por ejemplo, la implantación de un máster absurdo en un momento especialmente inoportuno, y con criterios que vuelven patas arriba los procedimientos establecidos de tomas de decisiones en el Departamento). Ninguna relación directa, como digo, con este tema: sólo simbólica, o sintomática, como se prefiera.

La cosa venía al hilo de la aprobación del acta de una comisión. El acta contenía un párrafo en el que yo protestaba por el tratamiento insultante e injusto que los profesores (en este caso yo) recibimos en ocasiones de nuestro catedrático el Dr. Collado. En este post doy más detalles de ese episodio. Me intentó disuadir de introducir esta protesta el Director del departamento, considerando que podía resultar ofensiva. Hoy ha vuelto a decir, a modo de prefacio, que lo que yo decía allí era muy fuerte. Tanto el otro día como hoy le he hecho notar que lo que era ofensivo y "muy fuerte" eran las palabras literales del Dr. Collado allí citadas, y el hecho de tener que aguantarlas -- no el hecho de protestar por ellas. Esta extraña inversión de prioridades de nuestro director, según he podido comprobar, era compartida por bastantes personas más en la reunión. En sustancia, el Dr. Collado me llamó vago y escaqueador, y yo protestaba por ese tratamiento abusivo e injusto, a la vez que hacía notar que mi carga docente era muy superior a la del Dr. Collado. El Dr. Collado ha aclarado que esa disparidad, que tras diversas matizaciones y recuentos podemos dejar en 24 créditos míos frente a 14 suyos, se debe a una reducción de docencia que tiene por su labor investigadora. A lo que he respondido que yo, sin reducción, también investigo. (De hecho, me atrevo a pronosticar que cuando se publique la memoria departamental mis publicaciones en lugares acreditados quizá doblen en número a las del Dr. Collado).

Pues bien, el Dr. Collado se ha dedicado a matizar si yo impartía 24 o 27 créditos, etc., en lugar de, por ejemplo, presentar excusas por su comportamiento, o cuanto menos retirar su acusación de "vagancia". Y no contento con eso, ha insinuado que las palabras que yo cito en ese párrafo, donde me llama vago y escaqueador, no se correspondían con la realidad, vamos, que quizá me las había inventado yo.

Allí ya me he cabreado. Parece mentira que una persona a la que se le supone una capacidad para explicar en clase a George Orwell, Animal Farm, 1984, el doublethink y la tergiversación retroactiva de los hechos, tenga el rostro de cemento armado de salir por ahí. Pero es lo que hay. Así que me he visto no sólo acusado de vago, sino además de mentiroso o tergiversador - en un acta, vamos, un documento público que había que aprobar o no aprobar. Como digo, me he enfadado:

- ¿Ah, sí? - he dicho- ¿Así que ahora eso me lo invento yo? Pues había otras personas en la reunión. Igual también lo oyeron. - (Esto de "igual" es un decir, porque esa reunión fue un episodio particularmente violento y audible, por las vociferaciones y manotazos en la mesa del Dr. Collado especialmente).- A ver, de los que estaban, ¿me invento yo algo, o es esto lo que oímos en la reunión? Venga, quien lo oyese, que levante la mano.


Me levanto, miro alrededor. Murmullos, agitación; de los presentes en aquella reunión sólo levanta la mano la profesora Buesa. Los demás, a ver si pasa este episodio rápido y no tenemos que significarnos. Los tres catedráticos están sentados juntos, otean a ver quién se mueve, la Dra. Onega por turnos reconviene por lo bajo o apoya al Dr. Collado. Todo el mundo se mira, nadie levanta la mano. Se me sigue subiendo el cabreo, cosa contraproducente, porque el que levanta la voz parece siempre que está chiflado, claro.

- Vaya, qué pasa, que no veo manos. ¿Nadie lo oyó? Pues eso dijo. ¿Entonces? Bueno, ¡es que esto es increíble, levantar la mano, venga!

Oigo gente sentada cerca de mí que murmura con la cabeza gacha, sí, sí que lo dijo, es cierto (pero no levantan la mano).

Es uno de esos momentos grotescos de la verdad donde la gente se retrata, o se retrata el conjunto de la situación.

- Pero es que vais a dejar la cosa así? ¡Venga, manitas arriba, a ver!

Levanta la mano la Dra. Herrero, que ya se le venía moviendo desde hacía rato.
Pero ahí queda la cosa. Intervienen otras personas en mi defensa, que no habían estado en la reunión, diciendo que más bien procedía que se excusase el Dr. Collado (para luego... más bien aclara el Dr. Collado que él no presta atención a nada de lo que pueda decir o hacer yo). Intervienen otras personas pidiendo que no se traten estos temas en los consejos, que para qué los llevábamos allí, que no los pusiésemos en esa situación violenta a los que no habían estado en la reunión. (De pedir que no se insulte, poco oigo. O sea, que lo molesto son las protestas). Otras personas intervienen diciendo que testigos había, que no les costaba nada decir si la cosa era así o no. En todo caso, nadie disputa que el texto de protesta en cuestión vaya al acta, aunque casi nadie sostenga que lo que ahí se dice sea verdad.

Según el acta, los demás asistentes a la reunión y que son miembros del Consejo de Departamento, o sea que ni vieron ni oyeron o no quisieron acordarse o les falló la memoria o tuvieron miedo o exceso de prudencia, o que no se dejan impresionar ni manipular por personas enfadadas que les quieren hacer levantar la mano, fueron, cito del acta:

"Chantal Cornut-Gentille, Celestino Deleyto, Celia Florén, Luis Miguel García, Ignacio Guillén, Ana Mª Hornero, Carlos Inchaurralde, Rosa Lorés, Hilaria Loyo, Fanny Llantada, Susana Onega, Mª Ángeles Ruiz, Javier Sánchez, Ignacio Vázquez"

(Si alguien no estaba presente en la reunión de hoy, disculpas y que me lo diga. Hay también otras personas que estaban en los dos sitios y no constan en las actas. A esos también los puedo incluir si me lo solicitan).

Catorce personas que se niegan a apoyar la verdad cuando se les pide, frente a dos que sí. Por eso nuestro departamento está como está, y hace las cosas que hace, y toma las decisiones administrativas que toma en ocasiones, e implanta los estudios que implanta. Como digo, a la vez intrascendente y significativo.

El secretario, Javier Sánchez, me dice: "Bueno, en todo caso esto figura en el acta". - "Pues que se quede ahí", digo, "y que conste".


Retroposts


—oOo—

Retropost: Confusas enseñanzas, y POD

miércoles, 23 de marzo de 2016

Retropost #770 (17 de febrero de 2006): Confusas enseñanzas, y POD



Pues he terminado hoy de mala manera el curso de doctorado, con asistencia bajo mínimos; realmente no sé si alguien se va a desmarcar presentándome algún trabajo. Pues ójala, pero me parece que con ésta me despido de las enseñanzas de tercer ciclo, "not with a bang, but with a whimper". Bueno, la sesión ha estado divertida al menos; más terrible será cuando vengan los profesores invitados (que me vienen a pareja) para la última semana a su cargo y vean que igual se ha descolgado el alumnazgo por completo, o al menos estará en inferioridad numérica...Tendré que reclutarlos a lazo, como total tienen costumbre igual lo consigo.

Y hemos completado la mañana con reunión de lo que alguien bautizó como el "Micro" (es decir, la parte de mi departamento que está en la Facultad de Filosofía y Letras, y se encarga de impartir la carrera de Filología Inglesa, por oposición al resto del "Macrodepartamento" de Filología Inglesa y Alemana disperso por una veintena de centros y edificios). Se trataba de empezar a hacer el POD, o sea, el Plan de Ordenación Docente, distribuir la docencia del año que viene, pero como aún no sabemos qué impartiremos, pues poco se ha podido distribuir. Sólo presuponer que ("virgencita virgencita") igual nos quedamos como este año; si no habrá que hacer ajustes sobrevenidos...

De momento no se sabe si nuestra carrera habrá sido suprimida por decreto gubernamental el año que viene; parece que aún aguantará uno más (¿y luego se volatilizará? ¿se implantará año a año la "Licenciatura en Lenguas y Literaturas Modernas"? Che sarà sarà....) Eso en primer ciclo. En segundo ciclo, aún no se sabe si aprobarán el máster en "Estudios textuales y culturales en lengua inglesa" que propuso (quizá en un momento de resaca) el Departamento. Y, aun en caso de que se apruebe este máster, hoy nos decía su factótum, el Dr. Collado, que mejor en todo caso no implantarlo el año que viene... pues con la licenciatura y el doctorado viejos todavía vigentes, sólo algún despistado se matricularía en el máster, y habría que dedicar así a cuatro gatos una proporción desproporcionada de recursos departamentales. Yo le hecho notar al "Micro" que lo mismo sucedería en cualquier caso al año siguiente, pues no tendríamos graduados del nuevo plan en unos años aún. O sea que hay un relativo desconcierto.

Y a esto hay que sumar el relativo desconcierto de los contratos a trozos, sustituciones, grupos de prácticas bailados y con divisiones absurdas... se ha observado la necesidad de racionalizar un poquito ésto, y de momento ya nos ha enviado el Rectorado noticias de recortes de grupos. Y más que vendrán. Mis prácticas no es que hayan ido nada bien; los alumnos (alumnas) no parecieron muy interesados en tener más horas en ningún caso, y al final dejaron de ir. Pero en fin, yo no desespero y no lo he mencionado como un problema; me cabe la esperanza (no sé por qué) de que igual los alumnos del año que viene sí están interesados en un poquito de Shakespeare extra... no sé, la verdad, ahora me entra la duda.


A esto se suman los cambios estructurales. No sólo van a disolver nuestra licenciatura; también van a demoler nuestra Facultad, y yo mucho me temo que cuando volvamos tras la reforma del edificio no nos vamos a reconocer. Los que volvamos: más de una plaza inestable seguro que se evapora en la reconversión, o me río yo de los reconvertidores.... El procedimiento para hacer supresiones es cada vez más sofisticado e indoloro: hay una plantilla informática para hacer el POD, que permite sólo ciertas combinaciones de datos, y los no previstos por la plantilla no pueden ni siquiera proponerse a través del i-POD este.

(Hablando de iPods, ya me han tocado cuatro o cinco como premios especiales en el correo basura -- y la lotería, y apartamentos en la playa... I can’t help it if I’m lucky).


Y por último hoy estaba la gente un poquito más alterada con el tema de la supresión de la licenciatura de Filología Inglesa. ¡Caceroladas! ¡Huelgas! Bah... A mí ya me pilla escéptico y aburrido, después de años que llevo dando la vara con este tema sin que me hagan mucho caso. Pero ahora parece que a algunos les entra en la mollera que habría que empezar a protestar. Vaya, enhorabuena. Yo no sé si me quedan ánimos para coger la cacerola, pero adelante, toda reacción será bienvenida (y probablemente inútil). Se hablaba de instar a AEDEAN a que nos coordine a los departamento de Filología Inglesa. Pero hoy mismo mandaba una convocatoria la Universidad de Murcia por cuenta propia, pidiendo una reunión de los departamentos, lo cual quiere decir que no han conseguido que AEDEAN vaya más allá de firmar el manifiesto pidiendo Estudios Ingleses, y no piensan coordinar una protesta y cuánto menos una huelga que se decía por aquí. Así que todo quedará en agua de borrajas. Más interesante, como posible punto de encuentro, me parece la propuesta de Beatriz de instar a que solicitemos entre todos un Máster nacional de Estudios Ingleses. Como postgrado, no como grado, como ha pasado con Lingüística y con Literatura Comparada. Esos eran casos sangrantes de enseñanzas suprimidas a nivel de grado que se pueden recuperar a nivel de máster con una titulación homologada a nivel nacional. El lunes elaboraremos una circular y la pasaremos por la lista de AEDEAN, a ver si los representantes de los departamentos ven algún viso de llevar esto a cabo, o les interesa. No sé aún qué consecuencias favorables podría tener esto, pero sería mejor para la disciplina, suponiendo que exista, antes que una multitud de másteres dispersos cada cual de su padre y de su madre.

En la "filología inglesa", desde luego, nadie cree mucho. Creo que sólo yo y algún otro despistado hemos pedido la continuidad de esta titulación, si no me equivoco. A nuestras confusas enseñanzas parece que tampoco les preocupa mucho un poco más de confusión. Desde luego, este año andan servidas.


A photo on Flickr


Retroposts


—oOo—

Retropost: Nuestro capataz autodesignado

Retropost #743 (3 de febrero de 2006): Nuestro capataz autodesignado


Carta dirigida hoy a la secretaria de la Comisión de Filología Inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras, tras una reunión, como tantas otras, accidentada.
Estimada María Ángeles:

Te envío para su inclusión en el acta, conforme habéis requerido en la reunión, el siguiente párrafo con mi protesta:

"El Dr. Collado se ha dirigido a los miembros de esta comisión en un tono de recriminación impropio, y que parecía presuponer que él es el encargado de controlar y organizar la docencia del departamento, cuando no ocupa en él ningún cargo directivo, cosa que se ha hecho preciso recordarle. Protesto especialmente por la manera en que ha acusado al profesorado de incumplir sus obligaciones docentes, y más en concreto por las palabras injuriosas que me ha dirigido cuando le he recordado que no era el director del Departamento, y cuya cita textual aproximada recuerdo es la siguiente.

’A tí especialmente te lo digo, sí, a tí, que llevas escaqueándote años, que eres un vago, sí, sí, un vago, no me mires con esa sonrisita irónica, que hay muchos créditos que tenías obligación de dar y no has dado, todos los años, hace ya años que estás escaqueándote de dar tu docencia’.

El Dr. Collado posiblemente se refiere, quiero suponer, al hecho de que en dos ocasiones en años anteriores (y entré en este departamento hace veinte años) se ha suspendido mi curso de doctorado por falta de matrícula. Sus palabras son injustas a todas luces. Y la manera de decirlo es además innecesaria, impropia y ofensiva, máxime cuando se ha negado a retirar o matizar sus injurias. Esa manera insultante de dirigirse a mí delata envidia y mala intención, tergiversa los hechos y es, ni más ni menos, una calumnia. (Quiero recordar que mi docencia de este año son 27 créditos, frente a los 12 del Dr. Collado). En la reunión también he expresado lo intolerable y vergonzoso que nos resulta tener que aguantar las delirantes acusaciones y prepotencias del Dr. Collado en un ambiente de trabajo. Estamos por desgracia demasiado acostumbrados a ello, pero por mi parte lo denunciaré cuantas veces haga falta".

Te ruego que incluyas esta manifestación en el lugar relevante del acta, y no en un apéndice donde podría quedar descontextualizado.

Un cordial saludo,

JOSE ANGEL GARCIA LANDA



Retroposts

—oOo—