Facebook Twitter Google +1     Admin


Vanity Fea




Powered by Rollyo




Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2005.

Seleccionando

1 de julio

Toda la mañana batallando con el calentador de butando, manipulando las posibles combinaciones de botoncitos, llaves de paso y palancas, y calculando mentalmente la suma, probablemente astronómica, de sus posiciones combinadas. En una de ellas conseguiré que se encienda y me ducharé. Espero.


Otra versión: Me paso la mañana ojeando libros. Text/Machine, de N. Katherine Hayles; Blog, de Hugh Hewitt; otros dos con el mismo título (Dinosaurios y vida prehistórica); un libro sobre terrorismo para críos, En un lugar de Atocha; una guía de campo checa sobre animales y plantas de Europa, y la Guía para la Vida de Bart Simpson. En La Historia y la Evolución del Hombre, la mano de un astronauta y la de un primate no astronauta se estrechan en la portada —ecos de 2001. Hewitt es el más inaguantable —prefiero leer sobre primates y sobre dinosaurios que sobre republicanos ultrarreligiosos montados en el blog.

Otra versión: Me ha picado algún animal venenoso, en medio de la espalda, y estoy atontado con fiebre. Me he despertado y no había nadie en casa (nunca había estado en esta casa). He salido a dar una vuelta, y no conozco a nadie. Tampoco había estado antes en esta población, ni sabía que existía. El día dura hasta las once de la noche. Según compruebo en una esfera terrestre que he encontrado en una de las habitaciones, estoy en la latitud de Nueva Escocia en Canadá o de Vladivostok en Siberia. Y sin embargo esto es España. Nunca había estado tan al norte en este país, y eso que nací al lado de la frontera francesa. Todo esto es extraño —será por la manera de contarlo.

A veces he especulado que sobre Hamlet pueden hacerse dos películas completas, ninguna de las cuales tenga ningúna escena en común con la otra.

Etiquetas: , ,

Lunes, 04 de Julio de 2005 11:15. Enlace permanente. Personales


¿Cómo sabes que exixto?

A Ivo le gustan mucho los modelitos a escala de edificios para la promoción de urbanizaciones, sobre todo si tienen figuritas y coches. Hoy hemos descubierto uno en el que aparece él, talmente, cruzando un paso de peatones de la mano de una oronda señora, y le ha entusiasmado verse a través del cristal, miniaturizado:

- Papá, ¿cómo saben que exixto?

Pregunta muy razonable; pero lo hemos oído mal, y hemos pensado que Ivo decía "cómo sabes que exixto", y que ya filosofaba. Álvaro ha contraatacado con una hipótesis extraída de las Meditaciones Metafísicas-cum-Manual de Forestales Juveniles al uso de su generación, a saber, la Guía para la Vida de Bart Simpson:

- Es cierto, ¿cómo podemos estar seguros de que no estamos soñando todo esto, y que en realidad no somos un cerebro en un frasco de algún científico loco?

En efecto, Álvaro, nunca descartes esa posibilidad. A René le asaltó la duda del Genio Maligno siendo uno de los cerebros privilegiados de Europa —su razonamiento subsiguiente refutándolo se quedó un poco cojito, porque poniendo a Dios en el lugar del genio maligno no solucionamos gran cosa. En mi generación se pasaba esta crisis existencial cuando se te juntaban la adolescencia, el estudio de la metafísica, y la desconfianza hacia la Divinidad. Y ahora ya les llega a los niños la problemática trascendentalmente reducida o condensada a través de los Simpson, en forma de parodia de cine serie B. Yo me quedo con la duda de si el ver su propio cloncillo en miniatura le ha inducido a Ivo una meditación transcendental, y le vuelvo a preguntar:

- Oye, Ivo, ¿cómo sabes que existes?

- ¡Es cierto! ¿Por qué ahí exixtía?

Está visto que nuestra sustancia existente la construimos sobre la base de las imágenes que nos representan - (Aquí René Descartes, George Berkeley, Oscar Wilde, Jacques Lacan, Miguel Bosé y Bart Simpson, cantando en sexteto a capella:) "La vida es sólo fantasía...."

Etiquetas: , , , ,

Lunes, 04 de Julio de 2005 11:26. Enlace permanente. Filosofía


Autorretransmitiéndonos en directo

Hay un fragmento de Kafka que nos invita a penetrar en los misterios de la existencia por el siguiente procedimiento: en cualquier momento, en soledad (y en compañía supongo) puedes quedarte contemplando la nada o el todo que tienes delante, escuchando el ruido detrás del silencio, o el silencio detrás del ruido - al rato, al parecer, verás al universo "extasiado retorcerse ante tí". Aunque quizá somos nosotros los que nos retorcemos extasiados ante nosotros mismos. Basta con bajar el nivel de la información ambiental para que se haga más audible el nivel de la emisión interna que recibimos desde Radio Id: la cadena radiofónica que llevamos dentro de la cabeza. Somos a la vez la emisora y el aparato receptor de una programación que nos enviamos, o que alguien que también somos nosotros (l’autre qui est je) nos envía a nosotros mismos. Es curioso que viniendo de nosotros nos lleguen nuestros pensamientos a nosotros mismos, que tomen forma perceptible en un momento dado cuando ya estaban allí de alguna manera esperando surgir, sin que los materiales que los forman estuvieran accesibles para nosotros. (Pueden volverse accesibles cuando volvemos a lo que ya hemos pensado para descomponerlo, retrospectivamente. Pero ésa es otra historia). Esta noche me he dormido oyendo la radio, y se han combinado las noticias, los programas de Gomaespuma y mis sueños de las maneras más inverosímiles. Aunque lo raro de verdad es que parezca tan inverosímil, pues siempre lo real nos llega filtrado por nuestras ensoñaciones despiertas y or las noticias que nos radiamos a nosotros mismos. De la programación externa y de la interna combinadas está hecha la vida cotidiana, y de hecho no hay manera de separar, por ejemplo, a una persona real con la que interactuamos de la imagen fantástica que proyectamos sobre ella. Una imagen que es tanto más potente, relativamente, cuanto más fuerte es la señal del interior y más débil la del exterior. Así, las personas a las que amamos son sueños vivientes ("Dri-i-i-i-im. Drím-drím, dri-im. Drí-i-i-i-im"), tanto más cuanto menos tratamos con ellas en realidad.

Etiquetas: , , ,

Martes, 05 de Julio de 2005 13:41. Enlace permanente. Filosofía


El lenguaje como tecnología interiorizada

20090304063105-3272315719-29436223ff-m.jpg

En Orality and Literacy: The Technologizing of the Word, Walter J. Ong expone los avatares del lenguaje oral a medida que se desarrollan las tecnologías de la escritura primero, de la imprenta después, y del tratamiento electrónico de la voz y de la escritura a continuación. Señala cómo el desarrollo y perfeccionamiento de una tecnología de la palabra supone un paso importante en el desarrollo de la consciencia: esa nueva tecnología no sólo abre nuevas posibilidades en sí misma, sino que también interactúa con los medios anteriormente existentes, potenciándolos (en lugar de suprimirlos) y elevándolos a un nuevo orden de funcionamiento (presumiblemente, entre otras cosas, porque esos medios también interactúan ahora con la nueva tecnología). Así, es comprensible desde la perspectiva de Ong el hecho de que el desarrollo de la escritura electrónica no ha acabado con los libros, sino que ha multiplicado la edición de libros, aparte de inaugurar nuevos géneros como los blogs o el correo electrónico).

Ong señala cómo fueron pasos cruciales en el desarrollo de las tecnologías del lenguaje la invención en Occidente del alfabeto y de la imprenta de tipos móviles. Los chinos tenían imprenta de tipos móviles siglos antes que los europeos, pero al no disponer de escritura alfabética, esta tecnología no tuvo allí el efecto que tuvo en Occidente. Una tecnología perfeccionada, como la imprenta, el alfabeto o la grabación de sonido, permite hacer lo que hacían las anteriores de modo más eficaz, y abre nuevos ámbitos, nuevas maneras de comunicación que luego son interiorizadas por la consciencia humana.

(Esta noción de "interiorización" de procesos comunicativos que desarrolla y complica la consciencia es comparable a las propuestas de Erving Goffman en Frame Analysis: la estructuración cognitiva que damos al mundo, vale decir la realidad en la que vivimos, proviene de procesos comunicativos simples engarzados unos con otros para crear estructuras complejas que luego se manejan como una herramienta que posibilita procesos cognitivos antes inconcebibles. Más sobre esto, quizá, en el futuro).

Llevando más allá la perspectiva de Ong, podríamos considerar el lenguaje articulado como la primera tecnología interiorizada que es apropiada por la consciencia y le abre nuevos territorios. Esta ampliación del ámbito de la teoría sobre evolución cultural e ideológica de Ong nos permitiría entroncarla con las teorías de la evolución y del origen de la especie humana: el lenguaje sería la tecnología que al surgir y perfeccionarse nos hace humanos— homo sapiens es homo linguisticus y homo tecnologicus (homo faber, que decían otros). El éxito arrollador del lenguaje en el desarrollo de la consciencia proporcionó unas capacidades de organización, acción conjunta y transmisión cultural que determinaron probablemente el éxito de las poblaciones y especies humanas que los desarrollaron frente a las que no llegaron a desarrollar "tecnologías" tales como el sistema fonémico, el vocabulario, o la estructura sintáctica de la oración. No conviene olvidar que durante muchos miles de años hubo formas prelingüísticas de comunicación, que ciertamente modelaban y desarrollaban el pensamiento y la interacción social a su manera; y que diferentes poblaciones o especies humanoides debieron alcanzar grados diferentes de articulación y complejidad en el desarrollo lingüístico. Esta perspectiva enfatiza el hecho de que no es separable el hombre de su cultura y de la tecnología a ella asociada—incluido el lenguaje, como tecnología fundamental, y las demás tecnologías comunicativas que se van superponiendo a la palabra e interactuando con ella. O, dicho de otra manera, no tiene sentido separar en el caso del ser humano las tecnologías desarrolladas culturalmente de una supuesta naturaleza humana previa a la tecnología —porque estamos hechos de tecnologias superpuestas e interiorizadas.

 

Por la Galaxia Gutenberg

Etiquetas: , , , , , ,

Martes, 05 de Julio de 2005 19:07. Enlace permanente. Evolución


doctores y Doctores tiene la Iglesia

A resultas de la nueva ley que regula los estudios de postgrado, se están modificando las normas de funcionamiento del doctorado en las universidades: con bastante manga ancha para la autonomía universitaria, al parecer. Nos ha llegado la propuesta de la nueva normativa que se aplicará en la Universidad de Zaragoza a partir de finales de este mes, con cambios significativos con respecto a la ahora vigente. En realidad habrá que esperar a ver cómo se implementa en la práctica, a la hora de diseñar los impresos y protocolos efectivos que la pongan en práctica, pero algunos cambios parecen vislumbrarse. Por ejemplo, ya no basta con ser doctor para dirigir una tesis doctoral, o para formar parte de un tribunal de tesis, con lo cual se introduce una diferencia entre Doctores de primera y doctores de segunda. Bueno, exagero: hasta ahora tampoco bastaba con ser doctor para dirigir una tesis doctoral: en la práctica, había que tener el visto bueno del departamento y de la comisión de doctorado. Pero ahora se especifica más que habrá Doctores "acreditados" y otros que no. Los primeros tendrán que tener un sexenio de investigación reconocido, o "acreditar" su competencia investigadora de otra manera no especificada (supongo que con tesis dirigidas, publicaciones, etc.) - ser doctor sin más ya no acredita esa competencia.

Lo de los sexenios ya se veía venir: han funcionado genial como estrategia de "divide y vencerás" entre el profesorado, creando allí dos cuerpos virtuales, los sexeniados y los dessexeniados (humillados y ofendidos éstos además, normalmente). Y así, por cuatro perras que dan por sexeni, tiene el Ministerio una zanahoria genial para tener a la gente entretenida con su pequeño aumento de sueldo y de prestigio (rabia rabiña). Se ha cuestionado muchas veces este uso de los sexenios para fines distintos al original, que era incentivar económicamente el rendimiento investigador. Ahora se han convertido los sexenios en una especie de titulación superior al doctorado - y a pesar de las críticas parece que sigue adelante la idea.

Los Doctores, para ser Doctores, tendrán pues que tener sexenio o su misterioso equivalente, Y ADEMÁS (¿?) figurar "en la relación de profesores e investigadores encargados de la dirección de tesis doctorales establecida para cada programa por la Universidad". Observemos que no se desprende que el impartir docencia en el programa, o tener sexenios, sean condición suficiente para figurar en dicha relación. Habrá que esperar a la especificación de la normativa, si llega a haberla. Otra solución es dejarlo a la libre interpretación de cada departamento responsable de un programa: con todo lo cual pueden darse diferencias considerables entre quién está capacidado o no para dirigir una tesis, ya no entre una universidad y otra, sino entre un programa y otro de la misma universidad.

(PS: En la normativa aprobada finalmente por el Consejo de Gobierno el 12 de julio, se especifica que los criterios "públicos y objetivos, por ámbitos científicos" serán establecidos por la Comisión de Doctorado, que informará al Consejo de Gobierno).

Otra novedad. Al parecer, el Departamento ya no tiene que aprobar un proyecto de tesis previamente a la elaboración de la misma, ni admitirla a trámite una vez elaborada - con lo cual su papel queda reducido notablemente. Sigue habiendo un período de exposición pública de la tesis, con posibilidad de alegaciones y observaciones de los Doctores (y doctores) a título individual, pero el Departamento como tal no se pronuncia sobre la tesis en modo alguno: quien ha de hacerlo es el tribunal, que, eso sí, es propuesto por el Departamento y nombrado por la Comisión de Doctorado de la universidad. Esto es una modificación ciertamente llamativa: la tesis, a menos que la normativa se desarrolle de otra manera, pasa a ser asunto del doctorando y de su director, pero no del Departamento, que sólo interviene a la hora de asignar director (siempre con acuerdo de ambas partes) y de proponer tribunal.

(PS: En la normativa aprobada finalmente por el Consejo de Gobierno el 12 de julio, vuelve a restaurarse por fin la intervención del Departamento a la hora de aprobar el proyecto de tesis. Y también se ha añadido un párrafo especificando que deberá haber procedimientos para "garantizar la calidad de las tesis doctorales, con anterioridad a su presentación formal", que serán públicos y objetivos. Vamos, una admisión a trámite preliminar, mediante procedimientos que pueden variar de un departamento a otro. Luego la tesis tiene que ser admitida a trámite por la Comisión de Doctorado. Por tanto, menos cambios de los previstos en este sentido. También especifica la normativa que podrá haber hasta tres directores en caso necesario. Ah, y se despeja una ambigüedad persistente hasta ahora: la tesis ya no debe ser un trabajo "original" en el sentido de inédito, porque la normativa dice que en la admisión a trámite se remitirá a la Comisión de Doctorado "toda la documentación que el proceso dde evaluación de la tesis [¡antes de su lectura!] haya podido generar, con vistas a garantizar su calidad (publicaciones derivadas de ella, posibles informes complementarios, etc.)". Para colofón, se ñade una disposición adicional que dice que "la Comisión de Doctorado arbitrará un protocolo de actuación para evaluar la calidad de las [tesis] y para asegurar su posterior difusión y conocimiento por la comunidad científica". De premios extraordinarios de doctorado, no se dice nada).

También es llamativo que vuelve a cambiar el requisito de informe previo para la lectura de la tesis. En la última reforma, se requirió que los miembros del tribunal enviasen un informe previo autorizando la presentación de la tesis (con lo cual se minimizaba el riesgo para el doctorando durante el acto mismo de la lectura). Ahora no: vuelve a deshacerse lo hecho, y los miembros del tribunal elaborarán informes TRAS LA DEFENSA de la tesis.

(PS: En la normativa final también se especifican algunos plazos y se cambian otros: por ejemplo, se fija un plazo máximo de cuatro meses entre la autorización de lectura de la tesis y el acto de lectura. Muchos se van a pillar los dedos aquí, aunque en el documento preliminar daban sólo tres meses).

Y otra pequeña novedad es que, hasta ahora, sólo dos miembros del Departamento responsable del programa podían formar parte del tribunal. Ahora la limitación es a dos miembros DEL PROGRAMA, con lo cual un profesor del Departamento que no participe en el programa será elegible, y así tres de los cinco miembros del tribunal podrían ser del propio Departamento. (PS: Nada, donde dije dije digo digo: en la normativa definitiva se ha restaurado el límite a dos miembros del Departamento). Y hasta el director de la tesis podrá estar en el tribunal, si se hace en el marco de un convenio europeo de cotutela que así lo permita.
El resultado es, creo, una normativa mucho más flexible que se adaptará a las circunstancias particulares de cada tesis y de cada departamento. En algunos programas todas las tesis las dirigirán dos o tres profesores que corten el bacalao; en otros todos estarán capacitados. También hay más terreno para pasar a contestar la capacidad o "acreditación" de algunas personas para la dirección de tesis o presencia en tribunales, con lo cual es de prever que muchos se retirarán prudentemente para no ponerse en evidencia, habida cuenta de la correlación de fuerzas o intereses que perciban en su departamento. Esto va en la misma línea que otros desarrollos similares en la Universidad, que fomentan la "competencia" (¿o era la "competitividad"?). Presumiblemente, los Doctores formarán parte de grupos de investigación subvencionados y potentes, que controlarán en muchos casos los programas de doctorado. Los doctores, en cambio, no tendrán ni financiación, ni acreditación, ni terreno firme para hacer más méritos de investigación. Si ya lo dijo Cristo: "Al que tenga, se le dará; y al que no tenga, se le quitará aun aquello que tenía". Es un procedimiento por tanto que sigue las más arraigadas tradiciones cristianas y occidentales.

Etiquetas: , , , ,

Viernes, 08 de Julio de 2005 16:25. Enlace permanente. Universidad


Retroalimentación anticipada

Más sobre S. J. Ong y su libro "Orality and Literacy". Es admirable la manera en que razona las implicaciones y efectos colaterales de la "interiorización" de la escritura, relacionándola con multitud de fenómenos literarios, semióticos, filosóficos y culturales. Me ha gustado la manera en que rechaza la definición de la comunicación humana como transmisión de información de un oyente a un receptor a través de un medio comunicativo (lo que él llama "the medium model"). El párrafo no puede ser más conciso y elegante en su manera de presentar la teoría de la comunicación como interacción hermenéutica:

Human communication, verbal and other, differs from the ’medium’ model most basically in that it demands anticipated feedback in order to take place at all. In the medium model, the message is moved from sender-position to receiver-position. In real human communication, the sender has to be not only in the sender position but also in the receiver position before he or she can send anything. (2002: 173)

Traduciendo:

La comunicación humana, verbal y de otros tipos, se diferencia del modelo "medial", al nivel más básico, en el hecho de que para poder tener lugar requiere una retroalimentación anticipada. En el modelo medial, se desplaza el mensaje desde la posición del emisor a la posición del receptor. En la comunicación humana auténtica, el emisor/a tiene que situarse no sólo en la posición de emisor sino también en la posición del receptor antes de poder emitir nada. (Fin de la cita).

Es decir, el hablante ajusta su mensaje a la circunstancia y al oyente; en el caso de la escritura, como recuerda el título de un artículo de Ong, "el interlocutor del escritor es siempre una ficción". El escritor manipula géneros, convenciones, alusiones y presuposiciones para construir la figura de un receptor ideal (lo que otros llaman el lector implícito).

Esta es la paradoja de la escritura: comunicamos información a un oyente construido para la ocasión, que tiene la virtud de poder recibirla, y la capacidad ideal de hacerlo, pero que sin embargo "necesita" de esa transmisión (otra ficción, quizá, esa necesidad). Pero transmisión sí que hay, a pesar de las limitaciones del "medium model" o el "modelo del conducto" como se le llama a veces también. Transmitimos el mensaje, pero también otros mensajes superpuestos. Por ejemplo, transmitimos nuestra noción de quién es el receptor - y de qué sabe. Y de quién somos nosotros. Y de qué podemos informarle. Y ecos de otras cosas: por ejemplo: de quién cree el receptor que somos nosotros, de cuál es nuestra relación interpersonal, de cuál queremos que sea, o en qué sentido queremos modificarla, de qué resistencias esperamos a esta propuesta.... Mucho transmitir, ciertamente; demasiado peso para poner en unas palabras. Por tanto algunos de estos ecos sólo se amplifican o se vuelven audibles con la interacción (en el caso de la comunicación cara a cara) o con la interpretación (en el caso de la comunicación escrita). Cosas que no son tan distintas, claro: toda interacción o respuesta es a la vez una interpretación y un comentario sobre lo dicho - una contraofensiva, a veces. Y toda interpretación es a la vez una interacción, deseada o no, buscada o no por el emisor; con el emisor o con otros intérpretes. Porque si la retroalimentación anticipada es crucial, también son cruciales las retroalimentaciones no anticipadas: es decir, que si el monólogo es dialógico, el diálogo aún es más dialógico. Aunque a veces lo más anticipable sea un entrecruzamiento de monólogos.

Etiquetas: , , , , ,

Viernes, 08 de Julio de 2005 19:31. Enlace permanente. Semiótica


Poesía basura

6 de julio

Ya no necesitamos oscuros poetas postmodernos: sólo la claridad y la lucidez se apreciarán hasta que los ordenadores sean capaces de generarlas. Los poemas caóticos ya nos los pueden escribir los ladrones y sus ordenadores. En Crooked Timber leía hoy sobre nuevos géneros literarios hechos de correo basura reciclado - por ejemplo, romancillos de ciego basados en el tipo de mensaje basura que ponía yo el 18 de junio. Aquí hay otra propuesta que tenía guardada yo, también procedente del correo basura y mínimamente tratado para su consumo:

YOU SHAMEFUL ME

From: "Moses"
Subject: Very new and exclusive own most young teens inside
X-Mail-Scanned:

We haven’t been introduced ... :)
The most sweet an youn girls in that
The hardest series
twice
Welcome.
(You statesmanlike me
Speedwell me
You decorticate me drug me
You figure me bellyache me
You cyrus me caroline me
You lingual me airmass me
You trudy me being me)

He has half the deed done who has made a beginning
http://www.geocities.com/?s=xxx
Our studios best site for
You primipilar!
(You skull me husbandman me
You dakar me pepsi me
You rosebush me pint me
You shameful me zoe me)
Please look at our preview.
There are hard nice models faces there.

You’re a wise person if yhou can easily
Direct your attention to whatever needs it -
That great Cathedral space which was childhood.
As soon as there is life there is danger.

Etiquetas: , ,

Viernes, 08 de Julio de 2005 19:47. Enlace permanente. Internet


Lanzarote cuando de Bretaña vino

7 de julio

Acabo de leerme con Álvaro un libro rescatado del baúl de los recuerdos, King Arthur and the Knights of the Round Table, que es uno de los libros de iniciación a la lectura que mi padre conseguía obtener con esfuerzos considerables en los años sesenta para enseñarnos inglés. Allí oí hablar por primera vez del rey Arturo, Sir Gawain, Lancelot, y la reina Ginebra (hips!). Considerablemente modernizada, por cierto, esta reina, en la última versión fílmica de las aventuras del rey Arturo. A ver si antes que ésa, localizo Excalibur para que la vean los chavales. Ahora a Álvaro también le ha tocado estudiar el mismo libro y conocer las mismas leyendas. Y muy a punto, porque, adivinanza, ¿qué relación existe entre los caballeros de la Mesa Redonda y el lugar a donde nos hemos ido de vacaciones junto al mar? Hemos descubierto, para sorpresa nuestra, que según las leyendasl locales hay una conexión directa. Una pista: no, no estamos en Lanzarote. (Ver más pistas en el 1 de julio).

Etiquetas: , , ,

Viernes, 08 de Julio de 2005 19:46. Enlace permanente. Personales


Books-Vani

- ¿Pero dónde lo veis?
- Allí pol la ventana.
- Yo sí que lo veo. Está echando un polvito dorado.
- No se le ve la cala.
- Es Box Buni.
- Búsbuni.
- Yo digo Bax Bani.
- Pero no es Bax, es Boogs. Búgsbuni.
- Sí, Bux, con equis.
- ¡Hála con equis! Es BUJS, BUJS con gé. BUGGS buni.
- Sí, porque si fuese Books sería el conejo de los libros.
- Pelo yo lo llamo Bags Bani.
- ¿Cómo de grande es Buksbuni?
- Pues una cosa así... - es un conejo normal.
- ¿Búgsbuni lleva guantes?

Etiquetas: , ,

Viernes, 08 de Julio de 2005 19:52. Enlace permanente. Nenes


La causa de los atentados

En el principio creó Dios la explosión - el Big Bang. Que causa la formación de las galaxias. El enfriamiento de la Tierra. La sopa primigenia. Los peces ambulatorios. El impacto del cometa. El pulgar oponible. Lucy in the Sky with Diamonds. El lenguaje articulado. La exterminación del homo erectus. El desarrollo de la agricultura. La acumulación primitiva. Los imperios orientales. Alejandro el Cruzado. Jesucristo y Mahoma. La secta de los hashishinos. Godofredo de Bouillon y el Reino de los Cielos. Las huríes, las jodidas huríes. La imprenta mal interiorizada. La más grande ocasión que vieron los siglos. La expansión comercial y la división del trabajo. La superior tecnología armamentística ("dandnos vuestros misiles inteligentes y os daremos nuestras mochilas"). La muerte de Dios (no de Alá, ojo). El imperio británico. The Empire Strikes Back. Los clientelismos de Saddam. Los daños colaterales de la estrategia de Bliar. La observación mutua del grupo de machos islámicos. La madre que los parió. La ignorancia de muchos y la maldad de unos cuantos. La comunidad virtual de las malas cabezas. Subvenciones, subcontactos, subcontratas. El pulgar oponible que pulsó el teléfono que la división del trabajo creó. La rapidez de ciertas reacciones químicas. Buscar una (1) causa a las cosas no es buscar "las causas" reales de las cosas: es buscar un posicionamiento frente a quien busca otra causa única. A mí la causa que me parece más relevante es: la ignorancia de muchos y la maldad de unos cuantos. Que los encuentren a esa band of brothers, y los metan entre rejas. O, por mí, como si los pasan por el turmix; tanto me da mientras no anden por ahí por Bagdad entre la gente normal. Y a los de Londres lo mismo.

Etiquetas: , , ,

Viernes, 08 de Julio de 2005 20:00. Enlace permanente. Terrorismo


Tres naciones distintas y un solo Estado verdadero

9 de julio

Como aquello (que ya no sé si le suena ni a Ratzinger) de tres personas distintas y un solo Dios verdadero. El problema no son los jeribetes mentales que haya que hacer para creerlo, o si es posible que dos y dos no sean cuatro. Los dogmas diversos del Cristianismo y de la Constitución nos tienen acostumbrados a eso: la lógica es mejor que no se meta en nacionalismos ni en religiones (el nacionalismo es una religión) porque saldrá ofendida. Ya bastantes bemoles tenía el neologismo/neoconceptismo de las "nacionalidades que no naciones", cuando viene ahora el estatuto catalán a subir el listón del credo quia impossibile.

El problema no son las ficciones convenientes, sino la multiplicación deliberada de las entidades ficticias. La mente humana puede tragar dosis ilimitadas de ficción política o religiosa: como si al Estatuto catalán le da por declarar a Cataluña "Reino Independiente, País Distinto, Estado Catalán y Planeta Aparte", eso sí, dentro del marco de la Constitución (también de boquilla, lo de dentro). O, como el plan Ibarreche, "Estado Catalán libremente asociado al Estado Español" (y primer caso de independencia por ley orgánica). Estaría asociado, eso sí, sólo para poder separarse, pues no te puedes separar de quien no estás asociado, y está claro que hay mucha gente para quien el separatismo es un estado de ánimo y una vocación, no un proyecto político concreto. Hoy entrevistaban en la radio a un representante de Cumveryansie, que hacía extrañas posturas para no ponerle nombre a su propuesta política actual, ni límite a la futura. "Pero", decía el entrevistador, "¿no sería entonces un Estado confederal el que plantean ustedes?" —"Pues... no querríamos ponerle ese nombre a nuestra propuesta, ... todavía .... " La clave está no en el ser, sino en el devenir, siempre insatisfechos, en un proceso infinito de redención más allá del horizonte, donde se nos promete un paroxismo de autodeterminación... la diveryensia como guía y lumbre, vamos; y siempre en contra del chivo expiatorio: una relacion de identidad viciada donde las haya. Pero el problema no es que existan estas propuestas políticas.

El problema es más bien que de modo generalizado interese a los electores votar a los que barren para casa sin límite apreciable (cosa que a los ricos siempre les resultará ventajoso), aunque los votantes en general no comulguen con esos dogmas y cultos y advocaciones (o, aún peor problema, si acaban creyéndoselos). Lo malo es que interesa ya que sólo por "la pela" se creen nuevos milagros y misterios, y administraciones, como si hubiese pocos que arrastrar ya. Pero claro, eso de barrer las pelas para casa es algo que hace toda Europa con respecto al resto del mundo, y Cataluña siempre ha presumido de ser más europea que el resto del "Estado Espanyol". Estado éste que está en estado, y va a parir más estados. Vamos a estar de Estados hasta las orejas.

En estas circunstancias, es comprensible que el PSOE, pseudo-socialista, pseudo-obrero y pseudo-español, no sea un partido nacional. Partido no es, ni toma: partido está—vamos, que también es un pseudo-partido. De hecho, no hay ningún partido estatal en los Estados Españoles: pero el PSOE en concreto, es que ni se presenta, ni se presentará jamás a las elecciones en Cataluña ni en el País Vasco. Es que no está implantado allí. O igual hay que aplicar aquí también lo de tres pesoes distintos y un sólo Rodríguez Zapatero.

Algo tendrán que ver los tres o cuatro pesoes con las tres o cuatro naciones que se nos autodeterminan. Por patéticas que sean esas historias del cantón de Cartagena, o del de Elche, parece que tendremos que dedicarnos otra vez a hablar de nacionalismos múltiples...

Con la de problemas que hay en el mundo sin necesidad de crear problemas adicionales (—todo para crear puestos adicionales para los colegas, claro—), ofendiendo a la historia, a la lógica, al lenguaje, y a Occam; aparte de a todo el vecindario.

Lenguas en guerra

Etiquetas: , , , , ,

Domingo, 10 de Julio de 2005 13:14. Enlace permanente. Política


Piensa, celebro

Angel de la gualda, dulce compañía ANGEL DE LA GUARDA, DULCE CO no me dejes solo ni de noche MPAÑIANOMEDEJES ni de día, no me desampales SOLO NI DE NOCHE NI DE DIA NO ME DESAMPARES QUE SI NO que si no me peldelía ME PERDERIA. QUE EL NIÑO JESÚS AL VERME que el niño Jesús al velme sonlía SONRÍA, QUE ME QUIERA que me quiela mucho la Vilgen Malía, piensa celeblo, MUCHO LA VIRGEN MARÍA, y no te mees colita, PIENSA CELEBRO Y NO TE MEES COLITA, celebro, despiéltame CEREBRO DESPIERTAME CUANDO TENGA PIS, Y SUEÑA cuando tenga pis, y sueña en cosas bonitas EN COSAS BONITAS.

La oración al celebro la han desarrollado los pequeños como adaptación a sus propias necesidades; ya llevan meses rezándola desde que se la inventaron. Como novedades de hoy, se le cae el primer liente a Oscar, antes de tiempo; con lo cual vendrá el latón y le dará un eulo. Hibo le anima a que con la moneda se compre "una monada".

Igual esta tarde nos vamos al festival de música folk de Ortigueira, pero no sé si me echa patrás la perspectiva de ver un pueblo con cien mil personas dentro... casi que sí. En la playa de Cedeira estaremos solos (cerca de un bañista por kilómetro de playa) —así que no hay color.

(PS- Pues sí que fuimos a Ortigueira, donde había poca música y muchos muchísimos tenderetes que sólo vendían collares de cuentas y pulseras de cuerdas; y mucho calimocho y personal aburrido tumbado en el césped, y los últimos restos del mundo jipi derivando hacia la estética del borrachín transeúnte... De aficionados al folk espontáneos tocando por las calles, nada de nada).

 

A photo on Flickr

Etiquetas: , , , ,

Domingo, 10 de Julio de 2005 13:23. Enlace permanente. Nenes


Diez cosas que tiene que tener un blog

9 de julio

- Alguna razón de INTERÉS en sus contenidos para visitarlo (es temático, o atrae a un círculo de familiares, amigos o curiosos, o es divertido, o tiene buenas fotos, o buenos enlaces...) Pero el interés está en el visitante, no propiamente en el blog, y no en tanto que blog, a menos que al interés se unan:
- MOVIMIENTO: es lo que lo diferencia de una página web. Mejor movimiento más que cotidiano, de manera que nunca puedas saber si visitándolo dos veces en el mismo día te vas a encontrar algo nuevo.
- INTERACTIVIDAD: Que la gente pueda poner comentarios, o por lo menos enviarle un correo al autor. La mitad de la calidad de un blog debería depender de sus comentaristas.
- MULTIMEDIA: Si tiene texto, y enlaces, y fotos, y sonido/música, y vídeo, pues mejor. Multimedia cambiante, se entiende.
- IMPREDECIBILIDAD: Que contenido, movimiento, interactividad y multimedia tengan alguna dosis de sorpresa. Los blogs no son una forma fija, y un blog no tiene por qué ser una forma fija, ni en su estilo, ni en su contenido, ni en su tono... aunque un exceso de impredecibilidad hace perder la identidad, ojo.
- CONTACTO CON LA BLOGOSFERA y con el resto de Internet: que tenga lista de blogs recomendados o más visitados (que no es lo mismo), que el blogger intervenga en otros blogs, que haya enlaces a otras páginas del autor o de su círculo, a comunidades o semi-comunidades, foros de discusión, sindicación... lo cual nos lleva a:
- HERRAMIENTAS AUTOMATIZADAS que faciliten la labor al administrador y a los demás participantes y lectores. Un buen contador, RSS-agregador de blogs, y si es posible un registro público de comentarios recientes (como el que puede verse, por ejemplo, en jill/txt) - o de intervenciones recientes del autor en otros blogs (como aparece en Por la boca muere el pez). Eso concede a los lectores algunos privilegios que la mayoría de los blos sólo dan al administrador, por ejemplo cuando es avisado por correo de que ha recibido un comentario.
- SINGULARIDAD: Debe ser inconfundible con otro blog. Puede ayudar una plantilla original, pero como no haya algo más...
- ESTABILIDAD: A pesar de la impredecibilidad, sí. Y, por supuesto, esos millones de blogs que sólo tienen el primer post no son blogs.
- ACTUALIDAD Y MODERNIDAD: Atención a los cambios ambientales, ya sea en la tecnología bloguística, ya sea en el tema al que se dedique el blog, ya sea en el medio ambiente existencial de Occidente, o del diarista solitario.

Por supuesto, a un blog le pueden faltar muchas de estas cosas y seguir siendo un blog, incluso un buen blog. Lo que consideramos bueno para cada uno, en realidad, no es reducible a medida, está hecho de una conjunción impredecible de factores en el momento adecuado, así que sobre eso es más difícil pontificar.

(Ah, y no me vengáis a decir que mi blog no está a la altura de mis diez requisitos, porque no los he puesto para eso!)

Etiquetas: , , , ,

Domingo, 10 de Julio de 2005 13:36. Enlace permanente. Blogs


El éxito según Hugh Hewitt

Hugh Hewitt, un locutor estadounidense conservador, republicano y cristiano militante, ha sacado este año uno de los libros de mayor éxito sobre el tema de los blogs. Él mismo lleva uno de los blogs más visitados de los EE.UU., HughHewitt.com, dedicado básicamente a la política pro-Bush, a la crítica a los principales medios de comunicación americanos, que según él están dominados por la extrema izquierda (!) y a la promoción de lo que se llama por ahí "cristianismo musculoso". En fin, de ahí su interés en la radio y en los blogs, en los que mucha gente puede encontrar información a su gusto, y a alguien en quien puedan confiar para aliviar sus deseos o frustraciones. Esa es la primera lección según él: su libro habla de cómo los viejos medios (la prensa y las cadenas de televisión dominantes) "perdieron la credibilidad", y de cómo los nuevos medios (los blogs y la radio interactiva) la están ganando. Desde luego él sí se ha hecho con un público que buscaba a alguien como él. Bueno, pues para quien busque el éxito, o por lo menos el éxito según la fórmula de Hugh Hewitt, aquí van sus recomendaciones, las reglas clave a seguir para alcanzar un puesto audible en la blogosfera, en la vieja tradición del sueño americano del éxito con el propio esfuerzo. Lo primero es localizar los blogs que te interesen, leerlos, y participar en ellos. Y luego hacer tu propio blog, atendiendo a estas recomendaciones:

- Añade artículos con frecuencia.
- Pon abundantes enlaces.
- Sé generoso en tus alabanzas y en poner referencias.
- No escribas muchos artículos largos, o mejor ninguno. La brevedad es el alma del bloguero principiante.
- Los párrafos son tus amigos.
- El lenguaje obsceno o irreverente hace perder público.
- Evita enzarzarte en broncas y en venganzas.
- Por lo menos al principio, sáltate los comentarios. Si vales algo, terminas así con el problema de los piraos.
- Pon títulos cortos y fáciles de recordar.

(Hugh Hewitt, Blog: Understanding the Information Reformation That’s Changing Your World. Thomas Nelson, 2005).

No vayáis a este libro buscando documentación sobre la tecnología del blog - ahí es nulo. El énfasis está únicamente en el contraste entre la impredecibilidad y dinamismo de los blogs y el control y lentitud de los medios tradicionales de información, y en cómo los blogs va a transformar radicalmente, según Hewitt, la manera en que la información se distribuye y se usa en la sociedad. Quién sabe - si eres partidario de algún tipo de guerra santa, seguro que tienes tu público esperándote agazapado, censurado e ignorado por nuestras televisiones y periódicos de extrema izquierda, desde el ABC a El País. Y un blog te hace moderno: carca serás, pero ya no carcamal, sino carcaguay.

Etiquetas: , , , , ,

Domingo, 10 de Julio de 2005 13:49. Enlace permanente. Blogs


El tulipán negro

11 de julio

Hoy hemos visto, con Alain Delon, "El Tulipán Negro" (1964), película que tiene que ver con la novela de Dumas lo mismo que el desodorante con la margarina. Ví la película de niño, y después me hice fan (fan) de las aventuras del Zorro (o Le Renard, como no le llamaban en francés). Así se me pusieron ganas de volverla a ver, pero como no había manera, acabé por leerme la novela, mucho más tarde y ya en plan retro, cuando la encontré por casualidad hace unos doce años... pero claro, la novela va de un tulipán negro, no de un pseudo-Zorro que va dejando por ahí tulipanes negros. Así que fallido el intento de recuperar la experiencia de fandom infantil, tuve que comprar la película cuando salió en DVD para ver si así. Inútil, porque como dijo Heráclito, la película que ves treinta años mas tarde no es la que viste entonces, tiene que ver consigo misma lo mismo que con la novela, o con el desodorante, o lo mismo que tú contigo. Lo más parecido que ha sucedido en todo este proceso es que la han visto los pequeños también. Y así las cosas pasan a través de nosotros, y nosotros pasamos a través de nosotros tambien. Probaré con "El Corsario Negro", a ver qué pasa, o con el remake de "Fanfan la Tulipe". Igual para esto se inventaron los rimeics.

Etiquetas: , , ,

Martes, 12 de Julio de 2005 18:35. Enlace permanente. Cine


Un espasmo de compras y los Heterodoxos Españoles

Hacemos excursión a Santiago de Compostela, y tras una visita a los lugares santos nos dedicamos a consumir como dementes en el comercio local. No en el mercado de dentro del templo (ya no hay Cristo que los azote y les eche fuera los tenderetes); allí resisto la tentación de comprar discos de la Capilla Real de Catalunya y otras músicas, sacras y paniaguadas en su mayoría. Pero todo Santiago es un mercadillo petrificado en torno a la catedral, así que allí caen, para empezar, dos gaitas gallegas para dos gaiteiriños voluntarios, que nos escoltan a partir de entonces dando el concierto, como si fuésemos políticos de la Xunta. También un helicóptero playero made in China, y un equipo completo de bombero (que buena falta hace en Galicia en verano). Y luego una colección de libros:


- El volumen 1 de las "Crónicas de Narnia", de C. S. Lewis; es el Harry Potter de los años 50. Dicen que pronto la película.


- Unas actas de un congreso sobre "Modernity, Modernism, Postmodernism", editadas por nuestro colega Manuel Barbeito.


- Otras actas: "Fenomenología y Ciencias Humanas", de otro congreso celebrado en Santiago. La Universidad de Santiago de Compostela tiene una tienda universitaria en condiciones, y en la zona turística. No como otras que yo me sé, que cerraron la tienda que tenían arrinconada en el campus. Y eso que yo creía que lo de las tiendas universitarias iba con los nuevos tiempos.


- El que debe ser el último ejemplar de "La Red", no de Sandra Bullock sino de Juan Luis Cebrián (1998). Pronto una reseña in a blog near you.


- Un libro de Carl G. Jung, "Symbole der Wandlung" (Zurich: Rascher, 1952), que fue a parar a una librería de viejo. Tiene una dedicatoria de un comprador anterior, que transcribo: "El amor, es una llama ardiente, que necesita una constante viveza y un continuo revivir, y entonces es como bella mansión, siempre hermosa. Para mi chatuca la llama de mi corazón. Tu nanito. Vergara, 2-IIII-70." La dedicatoria parece aludir a uno de los símbolos principales de los que habla Jung. Espero que nanito acertase con el regalo, pero hasta las historias felices tienen un final triste después, mucho después del the end con beso.


- "The Bride of Lammermoor", de Walter Scott. Este me lo he comprado porque no conseguí echarle el guante a un DVD de "Lucia di Lammermoor" esta primavera... El libro también es de viejo; no tiene fecha, pero un propietario anterior lo compró en 1929.


- "The Works of Oscar Wilde" en un volumen, ed. G. F. Maine (Collins, 1948, reimp. 1957). No me resisto a citar un fragmento, que cierra el libro: "To love oneself is the beginning of a life-long romance".


- Y, last but not least, la "Historia de los Heterodoxos Españoles", en dos volúmenes, del erudo más que erudito Menéndez Pelayo, editada por la Biblioteca de Autores Cristianos. Este católico julay, grandísimo putañero y mayor hipócrita, comienza su libro con el anuncio de que va a escribir "la triste historia del error entre las gentes peninsulares" desde el punto de vista de un "hijo sumiso de la Iglesia" (en efecto, el censor eclesiástico encuentra "mucho que admirar y aplaudir" en el libro). Pasa repaso a los disidentes del nacionalcatolicismo y sus ridículos errores de dogma, sabiamente reprimidos por el secular brazo secular; alaba a la Inquisición.

Y termina Menéndez Pelayo, menudo Pelayo éste, con los males de su propio tiempo, tras la Constitución de 1876, "y cómo desde esa Constitución hemos llegado, por pendiente suavísima, a la proclamación de la absoluta libertad de ’la ciencia’ o (dicho sin eufemismos) del error y del mal en las cátedras; y a los proyectos ya inminentes del matrimonio civil y de secularización de cementerios Dentro de poco, si Dios no lo remedia, veremos, bajo una monarquía católica, negado en las leyes el dogma y la esperanza de la resurrección, y ni aun quedará a los católicos españoles el consuelo de que descansen sus cenizas a la sombra de la cruz y en tierra no profanada". Aunque, reflexiona satisfecho, "los esfuerzos de nuestras guerras civiles no prueban ciertamente falta de virilidad en la raza".

Estos señores eran como Bin Laden o el Ayatollah Jomeini, pero con corbata de pajarita, para despistar; y de ellos están hechos los cimientos de nuestra cultura. A ver si llega pronto lo del Estado laico que anuncia el gobierno, y nos dejamos ya de mandangas y de subvencionar el error y el dogmatismo. Que lo paguen los fieles, los del turbante invisible preto a la cabeza. Yo ya le he comprado esto a la BAC, ¿no?

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Martes, 12 de Julio de 2005 18:56. Enlace permanente. Literatura y crítica


El pretérito imperfecto

Leo la última colección de ensayos Sobre Literatura de Umberto Eco (2002); "Las brumas del Valois" es un ensayo narratológico sobre Sylvie de Gérard de Nerval: las brumas narrativas son las que hacen que se condensen los tiempos vagamente recordados o asociados, y son esas brumas las que experimentamos en Sylvie. Je me souvenais... Eso me hacía recordar a Sylvie, hasta en un día de sol implacable como hoy; recordaba que aquellos años yo también leía a Nerval, y que por entonces ya se me confundían las dos Sylvies. Sin la distancia de las brumas, claro. Volvía especialmente a un paseo con Sylvie río arriba, mirando desde lo alto de la colina donde gira el río un valle que parecía de repente extrañamente vacío, aparte de los dos. Era marzo, y habíamos cruzado el río descalzos (otras veces nos habíamos bañado, o nos bañaríamos); se veía abajo la hoz del río, y al otro lado un valle casi irreconocible y silencioso, sin nadie, sin caminos, todo brezos y matorrales sin hojas, y más a los lejos la cascada y los Pirineos. Muchos años después, sentados los dos, una tarde de tormenta, en la terraza de casa, recordábamos, o recordaba yo, aquel día, y los capítulos que le seguían... Aunque de hecho, ya entonces, si recordaba una escena de las que me venían espontáneamente a la memoria, el presente del recuerdo desvaía la secuencia de las otras escenas, y quedaba una imagen suspendida en el tiempo, una especie de presente flotando en un trasfondo de pasado. Lo mismo pasaba en la novela de Nerval, ya por entonces me resultaba difícil recordar qué sucedía exactamente en el argumento, aparte de las escenas sueltas (la escena de los disfraces sobre todo, y el paseo por el campo). Hoy me acordaba de estos dos momentos, no sé si en realidad tenían mayor relación entre sí, aparte de la del recuerdo, s’il vit—si elle vit—y el sonido de su nombre. Había una tormenta de verano espectacular, que mirábamos desde la terraza, y todo parecía ya una mémoire d’outre-tombe: "J’avais l’impression d’être un revenant", que je lui disais. Hablábamos de otras historias, de otros amores y desamores, cada cual llevábamos la procesión por dentro, después de les quatre cents coups, o dos procesiones quizá, dos por dos cuatro. Según Eco, "los catorce capítulos en que se organizaba la trama podían dividirse en dos mitades, la una sobre todo nocturna y la otra prevalentemente diurna. La secuencia nocturna se refería a un mundo anhelado en el recuerdo y en el sueño: todo se vivía de manera eufórica, en el encanto de la naturaleza, el espacio se recorria lentamente, se describía con amplitud de detalles gozosos. En la secuencia diurna, en cambio, Jerard encontraba un Valois que era puro artificio, hecho de falsas ruinas, donde los mismos recorridos del viaje anterior se revivían en un estado de disforia, sin detenerse en los detalles del paisaje y enfocando sólo epifanías de la contrariedad". Quizá en toda trama vital estén esos catorce capítulos, y quizá por eso era Sylvie tan memorable: tanto más cuando a las brumas del Valois se añaden las nuestras propias—­porque ya hace total nada, veinte años, que leía yo a Nerval, y ahora ni el libro me queda, perdido en una de las mudanças con que nos obsequiaba la vida. Ni siquiera recuerdo bien de qué iba— de los amores del alter ego de Nerval con Sylvie, con Adrienne y con Aurélie, de cómo nos volvemos irreconocibles, de cómo unos recuerdos llevan a otros, de cómo volviendo al pasado se mezclaban lo real y lo imaginado, y también en la persona que teníamos delante. Con el tiempo queda sólo la música del libro, o el eco de una música olvidada, la del pretérito imperfecto sobre todo. Leía Les Filles du feu e intuía quizá lo que sería o ya era, "que cierto empleo del imperfecto de indicativo, ­de ese tiempo cruel que nos presentaba la vida como algo efímero y pasivo a la vez, que en el mismo momento en que narraba nuestras acciones les imprimía ilusión, las aniquilaba en el pasado sin dejarnos, como el perfecto, el consuelo de la actividad­ era ya para mí una fuente inagotable de misteriosas tristezas". Lo decía Proust de Flaubert, Eco de Nerval; se puede decir de Sylvie en concreto, o del pretérito en general, el imperfecto pretérito. Yo también reescribía aquí algunos imperfectos. Les chemins du passé qui ne mènent, qui ne menaient, nulle part. Dice Eco que en Sylvie los relojes no funcionan. Pero hasta un reloj que no funciona marca la hora exacta cada noche y cada día: la de hoy, o la de ayer, tanto da.

Etiquetas: , , , , , , ,

Miércoles, 13 de Julio de 2005 18:36. Enlace permanente. Literatura y crítica


Máquinas de escribir escribiendo máquinas

i. e. Writing Machines, de N. Katherine Hayles (Cambridge, MA: MIT Press, 2002), publicado en la serie Mediawork y diseñado por Anne Burdick. Está dedicado este libro a la materialidad de la forma impresa, y a cómo, a pesar de su familiaridad, el códex puede desfamiliarizarse y explorarse, y recodificarse, entre otras cosas mediante su interacción con la escritura electrónica. El libro es físicamente bonito, con alguna curiosidad, aparte de las debidas a la exposición del tema de la propia materialidad; por ejemplo, en el lado del libro contrario al lomo se hacen visibles las palabras "Writing" si se arquea el libro hacia un lado, y "Machines" si se arquea hacia el otro. Vamos, que hasta en las cosas más familiares puede buscarse un aspecto no visto hasta ahora.


Decía Cory Doctorow que "un libro es el envoltorio de papel que contiene un libro dentro", y hay ahí algo de verdad; la obra no está atada a la forma de códice impreso. Pero es una verdad que se contradice con las verdades de Hayles ( o las de "medium-is-the-message" McLuhan), para quien los libros son un medio muy específico y son productos de ese medio hasta la médula. En otro ensayo (que ha aparecido en Literatura y Cibercultura) Hayles polemizaba también contra los apóstoles de la virtualidad, que olvidan la necesaria base material de todo fenómeno comunicativo por virtual que éste sea. Virtuales son, por cierto, los bits of fiction de una novela, mientras que los bitios son materiales.


Quizá la respuesta a estas verdades incompatibles sea ésta: unos libros están más atados a su materialidad que otros, y algunos de sus elementos más que otros. Si el libro es descomponible (fenomenológicamente o semióticamente) en una serie de niveles o estratos, algunos resultan estar más gobernados por su medio que otros, e interactúan con él más que otros. Un libro experimental, como los que comenta Hayles aquí, tipo Lexia to Perplexia, de Talan Memmott, o A Humument: A Treated Victorian Novel, de Tom Philips, o House of Leaves, de Mark Z. Danielewski, hará mucho por la tesis de Hayles, pero por allí no se investiga provechosamente su refutación o contradicción. Que también es verdadera.


En suma, Hayles sostiene que una tecnología de escritura determinada es una "máquina de escribir" que no sólo crea una determinada perspectiva sobre un tema, o una articulación del mismo, sino que también crea sujetos ficticios asociados a esa representación, conectando al lector a esa tecnología y proporcionándole una serie de roles para interactuar con ella que redefinen lo que es escribir, leer, interpretar, y ser humano. Para Hayles, como para Ong, las tecnologías se interiorizan y afectan a la manera en que la consciencia refleja y articula la realidad. "Consciousness alone is no longer the relevant frame but rather consciousness fused with technologies of inscription" (117). Esta frase recoge muy bien la tesis central del libro, aunque se refiere a un caso concreto, House of Leaves, donde Hayles discute lo que llama "remediation", un fenómeno semiótico primo hermano de la intertextualidad y de la adaptación, que consiste en una representación filtrada sucesivamente a través de varios medios y tecnologías de inscripción — por ejemplo, la narración de cómo algo que un personaje dijo se grabó y se transcribió luego por escrito y a continuación se filmó ese manuscrito en una película que ha servido de base para esta edición electrónica... La remediación, que tiene cerca de un 80 por ciento en común con la "intermediality", es uno de los remedios para la exploración de las posibilidades de un medio, o de varios medios en relación uno con otro. Cada vez más cosas nos llegan remediadas en este sentido, no hay otro remedio. Así, House of Leaves, por extraña y recherché que parezca, se convierte, como ya lo hizo Tristram Shandy, en la más típica de las novelas.

Etiquetas: , , , , ,

Miércoles, 13 de Julio de 2005 18:32. Enlace permanente. Literatura y crítica


Panóptico miope

(Tras el atentado de Londres)

Nos prometen los ministros de la Unión Europea más cámaras de seguridad y más controles de nuestras llamadas telefónicas y de uso de los ordenadores. Se prepara el panóptico electrónico: el mejor control para el mayor número. Por supuesto, los terroristas seguirán otros protocolos de comunicación: Internet y los teléfonos sólo los han utilizado mientras eran campo abierto. Con lo cual, seguramente, perderemos derecho a la intimidad sin ganar apreciablemente en seguridad. También parece que van a hacer mucha falta agentes de policía y agentes secretos con conocimiento del árabe, es decir, árabes. El terreno está abonado para todo tipo de intrigas, ambigüedades, agentes dobles, y más siniestros Mortadelos y Filemones como los del GAL. Dice Tony Blair, por otra parte, que no hay que relacionar a los terroristas con ninguna religión. ¿Será miope el tío éste? Now that’s the spirit: fingir miopía, a Dios rogando y con el mazo dando. Un porcentaje elevado de la comunidad musulmana, claro, tiene simpatía o indiferencia hacia los terroristas. Un porcentaje elevado que es una pequeña minoría. Dentro de esa minoría, algunos colaboran activa o pasivamente con los radicales. Y dentro de esa minoría de radicales, algunos son los terroristas. Se nos dice que la comunidad musulmana, en lugar de quejarse de los prejuicios y de la xenofobia de la mayoría, debería implicarse activamente en la lucha contra el terrorismo, no albergando a quienes comparten ideas radicales, denunciando a quienes colaboren o simpaticen con los terroristas. Algo de verdad hay en todo esto, y algunos posicionamientos se verán, y tensiones entre musulmanes, claro. Pero tampoco aquí se alcanzará la transparencia buscada: la lente seguirá empañada. Porque ¿alguien cree que la esposa va a denunciar a su marido por no comulgar con Occidente? Igual alguna, vale. ¿O alguien cree que no es apóstata quien va a la policía a contar cosas sobre el imán (strange atractor indeed)? ¿O que no se busca el rechazo y el ostracismo, o quizá algo más, de su comunidad? ¿En un ambiente de desarraigo? El ostracismo de su comunidad no lo quiere para sí ni el Ministro del Interior. El problema es parecido al del País Vasco: todos a callar, porque vascos somos todos (sobre todo los hijos de gallego), y todos conocen a alguien que conoce a alguien. Por otra parte, las mierdas humanas que pusieron las bombas en Londres eran buenos chicos, educados y callados; de uno dice un tío suyo que no le interesaban ni la política ni la religión. ¿Será miope el tío éste? Quizá sí, quizá no. Los no terroristas, y los pasos no terroristas de los terroristas, estarán bien controlados por los señores del echelon. Con lo cual podemos estar tranquilos: el Doctor Jekyll tendrá que fichar. Pero a los Mister Hyde no los controla a veces ni el Doctor Jekyll. Cuánto menos su tía, ni la TIA.

Etiquetas: , , , , ,

Jueves, 14 de Julio de 2005 18:49. Enlace permanente. Terrorismo


El Auto-Icono de Bentham y una cierta pérdida de privacidad

El panóptico es una de esas imágenes totalizadoras que fascinan a la imaginación, y que se prestan a convertirse en símbolos de nuestras pesadillas tecnológicas. Como artefacto imaginativo está próximo al Aleph de Borges: un punto que promete una observación infinita, una especie de ojo de la cerradura magnificado a nivel cósmico. El utilitarista Jeremy Bentham planeó el panóptico como un edificio carcelario que rentabilizase al máximo la labor de un guardián. De hecho, sería la conjunción de una mínima burocracia penitenciaria con un máximo rendimiento de la vigilancia. En el panóptico, un edificio cuasi-esférico, un solo vigilante situado en el centro podría controlar la actividad de todos los presos sin que ellos lo viesen a él; de hecho, podría abandonar su puesto y los presos seguirían con la impresión de una vigilancia continua. Por supuesto, el panóptico no se construyó, aunque sí inspiró el diseño de algunas cárceles; donde hizo fortuna no fue como realización efectiva sino como alegoría o emblema, en la obra de Michel Foucault (Surveiller et punir). Foucault ya había leído, por supuesto, a Orwell, y conocía las pantallas del Hermano Mayor. Ahora el Gran Hermano nos aliena efectivamente suscitando la fantasía contraria: que podemos observar sin ser vistos; a cambio estamos todos situados delante del televisor. Algo tanto más amenazante cuando el televisor, ya digitalizado, converja con el ordenador (el guardián sabrá que estamos viendo Gran Hermano). El panóptico se nos ofrece ahora como alegoría de la sociedad en su conjunto. En otro famoso programa de telebasura, se ocultaba una cámara, se metía a alguien en una situación comprometida, y luego se le revelaba el secreto: "Smile, you’re on candid camera!" Pronto no será ningún secreto que todos estaremos bajo el ojo de una cámara de vigilancia, como atajo rápido hacia lo que algún cándido seguirá creyendo que es el mejor de los mundos posibles, un mundo feliz.


No sé si consuela el destino del propio Bentham (más bien no): dio instrucciones para que su cuerpo, tras ser diseccionado por el bien de la ciencia, fuese expuesto permanentemente en una vitrina del University College de Londres, para ilustración de los amigos del progreso. Es lo que él llamó su "auto-icono"; tenía lista su preparación, llevando en el bolsillo los últimos años de su vida los ojos de cristal que le pondrían a su cabeza momificada. Y ahí puede vérsele aún, o lo que queda de él, tras pasar por el taxidermista, sentado en un armario de vitrina. La cabeza se volvió espantosa y la cambiaron por una de cera; la de verdad la pusieron a sus pies y al final la retiraron. De hecho, también se podía observar a Bentham a través de nuestro panóptico particular: a alguien se le ocurrió ponerle una webcam apuntándole para verle por Intenret, de manera que la lección que quería dar llegue aún mejor a todo el mundo. ¿Será Bentham el vigilante ausente?

Puede visitarse un panóptico virtual aquí:
http://besser.tsoa.nyu.edu/impact/f96/Projects/dengberg/index.html
Bentham solía estar aquí: http://doric.bart.ucl.ac.uk/web/Nina/Bentham.html
pero alguien ha liberado su alma.
La página del Bentham Project sobre el Panópticon, aquí:
http://www.ucl.ac.uk/Bentham-Project/info/panopticonhtm.htm

Etiquetas: , , , ,

Viernes, 15 de Julio de 2005 18:53. Enlace permanente. Globalización


Alias, a.k.a.s, mónikers

16 de julio

¿En qué se parece un blogger a un superhéroe (o a un supervillano)? Pues en que tiene, normalmente, una identidad secreta. Ayer ví otra vez Los Increíbles, que comienza con unas entrevistas a los superhéroes sobre sus identidades secretas:

- Pues claro que tengo una identidad secreta! Se me imagina usted yendo a hacer la compra vestida de Elasti-Girl? Vamos, anda...
Y Frozono:
- Las titis quieren siempre que conozcas su identidad secreta; creen que así se refuerza "la relacióon de pareeeja"... Pero a mí es que no me interesa, me da igual, les digo, nena, que me dices que eres una supertía, megarrápida, chachiguay? Pues a mí con eso me vale, nena... con eso me vale.

Los nombres profesionales de los superhéroes son bastante evidentes. Ni siquiera Peter Parker, que tiene un punto autoirónico, se pone de nombre "Doctor Prof", o "El Mozo Maravilloso", o "El Hombre de Hielo". Los nicknames de los blogueros o chateros son a veces bastante más indirectos o enigmáticos: será sin duda porque los lectores no conocemos normalmente su aka (NOTA 1), mientras que de los superhéroes sí que conocemos todas las identidades secretas, por secretas que sean. Para eso está el privilegio del punto de vista narrativo. Recordemos, como muestra a contrario un botón, el shock con el que descubrimos que Norman Osborn es el Duendecillo Verde: comparable al de un blogger que descubriese que determinado comentario a su bitácora viene del vecino de al lado, o de aquella chica, o de su jefe.

Otros que utilizan nombres artísticos o aliases son los personajes de la farándula ("Moniker Randall"), artistas de circo ("El Gran Zampabollos"), cantantes ("Bob Dylan", a.k.a. "Zimmy"). Gente de la calle, como los graffiteros (Psico); también los criminales y hampones: "Scarface"; Josu "Ternura", etc. A veces queda la duda de si se los pone la policía o se los ponen ellos. Los sobrenombres de los hampones de Mortadelo y Filemón son divertidos: siempre ponen en contraste el origen anglosajón de la iconología criminal por una parte, y la cutrerrealidad nacional por otra: Jimmy "el Pinchapáncreas"; Joe "Matraca".

Los americanos solían insertar estos mónikers entre el nombre de pila y el apellido (como si fuese un "middle name"), una costumbre que se ha desparramado a los motes en su conjunto: así, Wesson "a.k.a. 47" Smith, etc. Deviene un pequeño arte el de inventarse motes nunca usados para los personajes conocidos o conocidos de uno, como si hablásemos, por ejemplo de Bill "That’s-Not-Sex" Clinton, o de George "más destrucsion" Bush.

Los enseñantes solíamos tener motes, pero o bien tenemos menos o bien han escapado de mi horizonte perceptual. Recuerdo que a uno de mis profesores que andaba encorvado lo llamaban "Buscaperras"; a mí no sé cómo me llaman, igual estoy tan desprovisto de apodo en clase como aquí (en cierto modo es un fracaso, señal de indiferencia).

Otra fuente de multinominación son los diminutivos y apelativos cariñosos o familiares: así Otas en lugar de Oscar, Pibo en lugar de Ivo; o el beibitalk que se emplea entre amantes en cuanto se conquista la intimidad. El descubrimiento de una nueva faceta en una persona, o el desarrollo de una nueva relación con ella, nos impulsa a rebautizarla.

Y así vamos interpretando muchos personajes, con nombres distintos, en el teatro de la vida; y como los actores, usamos otro nombre cuando cambiamos de escenario o de obra. Cada nombre, apelativo, o mote viene a ser un rol que asumimos: una etiqueta que modifica la sustancia nombrada. Lo mismo en Internet: hemos descubierto una nueva dimensión de la realidad, o de nosotros mismos, y actuamos en consecuencia.

Según Marie-Laure Ryan, "no hay apenas nada que leer en la literatura crítica acerca de los usuarios de las MOO [entornos virtuales multi-usuario] que eligen ser ’simplemente ellos mismos’, porque piensan que la representación de papeles es demasiado agotadora, que la ’autenticidad’ es más placentera, y que el yo no es problemático; pero me he encontrado con alguno de estos anacronismos vivientes - aunque, por supuesto, pueden haberme mentido’ (NOTA 2). Peor es cuando, tras el mismo nombre y la misma identidad oficial y conocida, se esconden personas distintas... pero todos somos en realidad Legión, un haz de roles que poco tienen que ver uno con otro.

Los nicknombres o "nicks" de los bloggers y otros Ciber Surfers son también comparables, claro, a los pseudónimos o noms de plume de otros escritores. Como el estilo es el hombre, algunos escritores eligen identidades alternativas cuando quieren escribir en otro estilo: así Ruth Rendell, escritora de novelas de crimen y detección, firma como Barbara Vine sus novelas más psicológicas o existenciales; un poco a la manera en que la belle de jour y la belle de nuit requieren nombres distintos para comportamientos distintos.

Quizá todos los escritores deberían firmar con un apodo, porque, al menos según W. C. Booth (NOTA 3) el autor que vemos reflejado en el libro no es el autor efectivo, aunque firme como él, sino el "autor implícito", una versión mejorada y corregida, y en todo caso textualizada, del mismo. Eso sin contar los casos en que los autores escriben abiertamente utilizando una personalidad ficticia, un narrador (fiable o no) bien diferenciado de ellos, que habla en primera persona normalmente y puede presentarse como el autor de la obra que el lector tiene entre manos (por ejemplo, Gulliver y no Swift en Los viajes de Gulliver). Pero de todos en general se puede decir lo que decía Barthes: "quien relata no es quien escribe, y quien escribe no es quien es." (NOTA 4). En todo caso, no es "quien era". Así que aunque firme con mi nombre, no corro el peligro contra el que prevenía Oscar Wilde: "If one tells the truth, one is sure, sooner or later, to be found out" (NOTA 5).

Cada Web Crawler, en suma, sabrá, o debería saber, si lo que ha elegido es una firma, un logotipo, un otro yo, un nombre de guerra, un doppelgänger o un second self - y por qué ha elegido esa modalidad de aparición, y ese nombre en concreto. Tampoco se rebautiza uno cada día.



NOTAS

NOTA 1: Para los ignorantes en inglés, ahora que introduzco "aka" como neologísmo en la Lengua Española, a.k.a. es abreviatura de "also known as", "también conocido como". Podíamos también usar en español, como variante traducida del neologismo, "t.c.c.", por ejemplo, J. A. García, tececé "El Homble de Hielo".

NOTA 2: Marie-Laure Ryan, "El ciberespacio, la virtualidad y el texto", en Literatura y Cibercultura, ed. Domingo Sánchez-Mesa (Madrid: Arco-Libros, 2004), 112-13.

NOTA 3: Booth, The Rhetoric of Fiction (Chicago: U of Chicago P, 1961). Otro que se podría cambiar de nombre: W. C. Booth podría traducirse como "caseta del retrete". Otro crítico, Georges Poulet, sí que consideró oportuno utilizar un seudónimo para publicar su novela La Poule aux oeufs d’or, para evitar efectos chuscos.

NOTA 4: Roland Barthes, "Introduction à l’analyse structurale des récits", Communications 8 (1966).

NOTA 5: Eso sí le pasó a él, desde luego. Quizá por eso se cambió de nombre tras la cárcel, firmando como Sebastian Melmoth, nombre tomado de San Sebastián, santo patrono de los gays, y del Melmoth the Wanderer, de Maturin (pariente lejano).

Etiquetas: , , , , , ,

Domingo, 17 de Julio de 2005 12:30. Enlace permanente. Blogs


7/16

En Estados Unidos, al famoso once de septiembre lo llaman "9/11", "nine-eleven". La única ventaja del atentado del 7-J, el "seven-seven", es que al ser dos sietes no hay disensión entre ingleses y americanos sobre cómo llamarlo. De 11-M no hablarán, ni siquiera de 3/11, pero eso es por chauvinismo; el atentado de Madrid podrá tener más víctimas que el de Londres, pero no entrará en la imaginación colectiva mundial en la misma medida. Los suicidios en diferido detraen de la espectacularidad; queda más clara y arquetípica la amenaza de los fanáticos descerebrados cuando se vuelan a sí mismos junto con sus víctimas. Pero claro, lo esencial es que Madrid no es el corazón del imperio, mientras que Nueva York y Londres sí lo son. Tampoco va a pasar a la historia el 16-J, ni el 7/16, aunque en Iraq un tipo se haya volado por los aires en una gasolinera, con cincuenta y nueve muertos de momento. Como allí pasa todos los días, eso no hace historia, ni impacta en los medios: la historia es la historia de lo excepcional. Además, claro, son iraquíes. Como todos son musulmanes, alguno hasta pensará que lo hacen por divertirse, o que allí todo el mundo anda con un cinturón de explosivos. Supongo que una gasolinera será un enclave de globalización, pero la conclusión de que el terrorismo islamista es una amenaza "para Occidente" debe sonarles rara a los usuarios de esa gasolinera.

Y así el terrorismo se gestiona y administra en Occidente. No es como el cerdo, donde se aprovecha todo, pero algo siempre puede aprovecharse.

Etiquetas: , , ,

Domingo, 17 de Julio de 2005 12:40. Enlace permanente. Terrorismo


Muere un compañero

18 de julio

Ha muerto Rafael Blasco, uno de los profesores de nuestro departamento, a consecuencia de un infarto. Apenas había tenido trato con él, y es difícil creer que ya he tenido todo el que iba a tener. No iré a su entierro, en Teruel (a mil kilómetros de donde estoy). Pero el redoble de campanas sí llega hasta aquí.
La muerte súbita es quizá el auténtico rostro de la muerte, el que preferimos no mirar, o no podemos mirar directamente mucho rato. Rafael, seguramente, no vio a la muerte cerca, como no la vemos nosotros día a día. Vivimos como si no fuésemos a morir nunca, y quizá esa sea nuestra mayor aproximación a la inmortalidad: vivir nuestra vida de siempre, la que hemos elegido, ignorando el momento de la muerte. Esperarla, o mejor dicho, no esperarla, haciendo pajaritas de papel, o viendo Operación Triunfo, como si la cosa no fuese con nosotros. Quienes mueren súbitamente no le han pagado a la muerte, al menos, el peaje de estar pendientes de ella, muriendo en vida un poco. Estuvieron más vivos que nadie hasta que un momento cualquiera se convirtió (para los demás) en su último momento. Para los demás, sí: ellos estaban en su vida, y están ausentes de su muerte, en la que sí estamos nosotros. Hay sin duda mucha sabiduría natural en este desprecio o ignorancia de la muerte. En compensación, los supervivientes no podemos quedarnos impasibles, y estas muertes súbitas nos matan más que otras. Hasta que conseguimos concentrarnos en la vida otra vez.
Los sabios suelen ser aguafiestas, y nos aconsejan, en cambio, "vivir para la muerte" - por ejemplo en este poema de William Drummond. Y también tienen, seguramente, su parte de razón.

Más de una vez la muerte me murmuró al oído,
graba lo que oyes en diamante y oro:
Yo soy ese monarca a quien todos los monarcas temen,
el que ha hecho rodar por el polvo su orgullo desmedido;
todo, todo es mío bajo la esfera de plata de la luna,
y nada, a no ser la virtud, puede retener mi poderío.
Esto, que no creías, te lo dijo experiencia cierta
cuando a tí me acerqué en un reciente peligro.
A modo de espantajo te mostré mi rostro entonces,
para que de mis horrores pudeses hacer buen uso,
tomando una senda de vida más sagrada.
Camina ahora siempre armado para mi golpe cruel,
no te fíes más de la vida que te halaga, redime el tiempo pasado,
y vive cada día como si fuese tu último.

(William Drummond, 1623)

Etiquetas: , , ,

Martes, 19 de Julio de 2005 18:49. Enlace permanente. Departamento


Partidos y sectarismo

Este post pegaría más el 18 de julio de infausta memoria, pero ayer me pilló por sorpresa la muerte de mi compañero de trabajo. Sorpresa desagradable también hubo el 18 de julio de 1936, cuando el sectarismo del gobierno de izquierdas y su atención selectiva a los desórdenes públicos provocó la rebelión sangrienta del nefasto Caudiño (siguiendo esta lógica: como hay decenas de muertos por terrorismo, vamos a solucionarlo con una matanza generalizada de un millón de personas). Según Stanley G. Payne (y según muestran los resultados de la guerra), el gobierno de Azaña había subestimado muchísimo la capacidad de convocatoria que podría tener una rebelión militar, una "sanjurjada" todo lo más según creían ellos. Por tanto, al margen (mucho margen) de su sectarismo en cuestiones de orden público, el gobierno republicano fue muy miope a la hora de calcular tanto la violencia de la reacción de la derecha como la fuerza relativa de uno y otro bando. Era un gobierno legítimamente constituido, pero no basta con ser un gobernante legítimo para ser un buen gobernante. Y los rebeldes no tenían la ley de su parte, pero tenían algo mejor: la fuerza, que es la que instituye la ley en caso de duda. Una ley sectaria, claro, una vez el enemigo estaba bien derrotado y masacrado; cuarenta años de paz sectaria y monopartidismo. Lo más irónico es el nombre del partido del estatismo estatal: el Movimiento.

Los gobiernos republicanos se constituyeron, como todos los gobiernos democráticos, con una mayoría de votos que, ya con el dominio de un partido o con alianzas estratégicas entre partidos, deja apartado fuera del gobierno ya sea al segundo partido más votado, o al más votado. Este procedimiento de alternancia entre partidos es el que viene rigiendo desde el desarrollo del sistema parlamentario moderno en la Inglaterra del siglo XVII, con las intrigas y confrontaciones entre Whigs y Tories. Es lo que entendemos por democracia. Esta palabra no es un concepto: es una palabra que significa "gobierno del pueblo", pero el pueblo nunca gobierna; gobiernan sus representantes elegidos, elegidos de maneras muy diferentes y por sectores de la población muy diferentes en la antigua Grecia y en las democracias occidentales modernas. Quizá habría que llamarlo en la práctica "partitocracia", o "politicocracia", o "representanticracia".

En cualquier caso, el sistema democrático encuentra no sólo aceptable, sino más bien indiscutible, que el gobierno debe corresponder a un partido, o a una alianza de partidos, con exclusión de aquellos que no entran en la alianza. Por tanto, aunque las elecciones son "democráticas", y también lo es la composición del Parlamento, el gobierno no es "democrático", es "mayoricrático". Así, en las últimas elecciones gallegas, el partido que ganó las elecciones por un amplísimo margen, el PP, no puede constituir gobierno, porque el gobierno se constituye con una mayoría de votos ,y los socialistas más los nacionalistas suman mayoría. Conversamente, estos socialistas y nacionalistas, que ahora tienen por vez primera la mayoría de representantes, le tenían muchas ganas al gobierno del PP porque desde la noche de los tiempos todos los votos de ellos, la práctica mitad de la población gallega, no han conseguido darles una participación en el gobierno. Esto es el funcionamiento habitual de la partitocracia. Más inhabitual es aquel famoso pronunciamiento de Rodríguez Zapatero con ocasión de las elecciones generales del año pasado: que había de formar gobierno el partido que ganase las elecciones. Esto ya es más raro (y vemos que, por ejemplo, no se aplica a las elecciones gallegas). También, sin duda, se habría prestado a matices de haber podido desplazar el PSOE al PP con la ayuda de otros grupos, aun siendo todos menos votados que el PP. Pero como principio es un principio interesante: que el partido más votado no se vea excluido del gobierno. ¿Suena lógico? Bueno, pues es una lógica que se contradice con otras lógicas democráticas más potentes ahora mismo.

Otra cosa que podría ser lógica en un mundo posible menos sectario: que los dos partidos más votados tuviesen, obligatoriamente, que constituir gobierno conjunto. No les gustaría, no... Pero quizá no hubiese más tensiones dentro del gobierno de las que hay entre gobierno y oposición, y quizá encontrasen más práctico dedicarse cada cual a su administración, y hacerlo eficazmente, en lugar de inflar motivos de confrontación ante el aburrimiento generalizado de la ciudadanía. ¿Sería tan disparatado que se repartiesen las Consejerías gallegas, o los ministerios a nivel nacional, el PSOE y el Partido Popular, con una cuota de poder proporcional (y razonable por motivos de eficacia) para partidos más minoritarios? Bien conocidos son los Presupuestos Generales del Estado, las proporciones de gasto en cada partida y las cantidades que van a cada ministerio. Más razonable, en una democracia (y no partitocracia) sería que los partidos se viesen obligados a administrar una cantidad de dinero público proporcional a los votos recibidos, o a los representantes obtenidos (que no es lo mismo tampoco). Ahora, un partido que haya obtenido los votos de, pongamos, el 25% de la población, y tiro muy por lo alto, administra el 100% del dinero. Otra aplicación de la máxima de Cristo, aquella de "tened y se os dará más".

El sistema que propongo supondría una participación democrática proporcional no sólo en el poder legislativo, a través del Parlamento, sino en el poder ejecutivo, en la composición del Gobierno, o más exactamente, en la proporción de fondos administrados. Sería, desde luego, un sistema en el que la dinámica de confrontación entre partidos seguiría otro tipo de derroteros. Quizá no fuese en el fondo muy distinta, pero sí sería más democrático el gobierno (y no sólo el Parlamento). Y habría menos espacio público para el sectarismo que consume el 99% de las energías de los partidos. ¡Igual se reducía a un 80%! No parece mucho pedir. También se evitarían, o reducirían, manipulaciones de otra índole, como las que llevan a cabo los partidos nacionalistas como Esquerra Republicana, que influyen en la política nacional en una proporción desmesurada a su número de votos. En el País Vasco también sería diferente la actuación de un gobierno en el que por ley hubiesen de participar los principales partidos del parlamento vasco. Desde luego, en cualquiera de estos ámbitos, la capacidad de acción del gobierno respondería más ajustadamente a la realidad del país, y dejaría de verse como un comportamiento democráticamente aceptable la exclusión sectaria de partidos muy votados. Actualmente, la eventualidad de verse excluidos del poder ejecutivo, la certeza de que han de tener o todo o nada, por las reglas de juego establecidas por el sistema, es lo que acentúa el sectarismo que ya de por sí es inherente a la existencia de partidos. Ese todo o nada, como todos los todo-o-nadismos (o CASI todos los todo-o-nadismos,-jeje), es un elemento de distorsión de la realidad. Este es uno de los aspectos manifiestamente mejorables de la Constitución.

De este partidismo ciego que envenena y distorsiona la vida pública surgen también las lecturas sectarias de la Guerra Civil que tanta fortuna están haciendo en las listas de libros más vendidos: versiones sectarias de la historia que son impulsadas por los partidos. Estas falsificaciones de la historia son posibles, y ventajosas, en un sistema político donde el sectarismo es aceptable y rentable. Habría que buscar maneras de moderarlo, y de convertir a los partidos en medios, y no fines, para el gobierno. El sistema de gobierno por mayorías de partidos se creó en los siglos XVII-XVIII. Parece que, con los medios de comunicación hoy disponibles, podría mejorarse sustancialmente; cuesta creer que lo que valía para el siglo XVIII siga siendo idóneo para el siglo XXI. ¿Habrá algún partido que proponga alguna medida en este sentido? Es más que dudoso. Y sin embargo puede que el sistema vaya rodando, lentamente, hacia algo parecido.

Etiquetas: , , , , , , ,

Martes, 19 de Julio de 2005 19:24. Enlace permanente. Política


Tronco del capitán para el 20 de julio

Lección del libro de francés con Ivo: Le Cirque. "¿Por qué hay tres elefantes que bailan igual que en el circo de ayer?" - "No son iguales, estos tres elefantes llevan falditas." - "¿Por qué el payaso le echa un cubo de agua al otro payaso en el trombón?" - Bueno, pues igual que en el circo de ayer, ¿no? Los payasos siempre hacen eso". - "No, allí le echaba agua con una regadera" (Era el Gran Circo Italiano: "Un fuerte aplauso para Valeeeriaa... Róssiiiii!!!) - Salimos hacia A Coruña, "La Coruña", según los correctores de carteles - Visita a la Torre de Hércules - Conseguimos reunirnos con Eduardo, Montserrat, Lizara, Blanca y Víctor - Visita al Domus, museo del cuerpo humano (Pibo: "¿Por qué lo llaman el Donuts?") - Manipulación de diversos ordenadores, modelos de articulaciones, artefactos de alteración de la percepción - Oscar modifica el rostro de Marilyn Monroe añadiéndole distintos rasgos de animales: chimpancé, tigre, vaca - Valoramos la opoertunidad de clonar mascotas y de seleccionar embriones, votando con la mayoría - No nos hacemos una foto familiar con una familia de antropoides y australopitecos; sí en cambio con unos homo sapiens - Intento de baño, pero la playa de al lado de la Torre de Hércules no es recomendable - Aprovechamos para comentar diversos puntos dudosos del Derecho sucesorio aragonés - Los críos, sin embargo, están en su dimensión alternativa habitual - Ivo ,sin embargo, también investiga temas trascendentales: "¿Por qué Dios quiso hacer el mundo así?" - Preguntas difíciles de contestar, en plan "Bueno, no sé si quiso Dios que fuera el mundo así, pero el caso es que es así" - "Pues claro, porque Dios quería que fuera así" - Comparamos varias decenas de momias en un libro, MOMIAS, intentando determinar cuál es la momia más guapa y la más fea (para momia) - Otra foto, de despedida, en el parque de las esculturas, una junto a la estatua del Señol Tetas, como la llama Oscar, y otra con el caudillo Breogán, esta última a instancia del ala gallega de la expedición , que está con el patriotismo subido. - "Habéis venido en un momento histórico, la salida de Fraga" - Destrucción, con instrumental metálico especializado, de una serie de artrópodos gigantescos - El propietario del restaurante, ex-camionero, nos confirma que en efecto los camioneros beben mucho, duermen poco, e incumplen sistemáticamente las regulaciones que se les aplican - Nos prometemos volver en un futuro A Coruña - En efecto, salimos de la ciudad y volvemos todos diez minutos después, despistados por los enlaces de las autopistas, mal señalizados - Ya emprendiendo caminos separados de la expedición de los ainsotanos, nosotros completamos la visita llegando hasta un callejón sin salida en un barrio periférico; sin embargo, coincidimos en felicitarnos por nuestro savoir faire conduciendo por ciudades desconocidas - Regreso a Cedeira, con críos agotados, por carreteras oscuras con muchas, muchas curvas, oyendo un musical holandés sobre Cyrano de Bergerac - Por la noche, Ivo sueña con los Thunderbirds, "con los de Supermarionation", especifica (es la versión de 1964, la de las marionetas) y pilota, por fin, el Thunderbird-2. (Yo tenía, en los años 60, un pequeño Thunderbird-2 metálico, con su navecita suplementaria en la bodega de carga, quizá el más bonito de los juguetes que he tenido. Ahora bebemos, como en la serie, champán de 1998. Es posible que pronto vendan otra vez el juguetito, estamos en el mundo del retrofuturo. ¿Perdería su aura?)

Etiquetas: , , , ,

Jueves, 21 de Julio de 2005 18:32. Enlace permanente. Personales


La bicicleta de la muerte

- A ver, Álvaro, quiero que me cuentes el episodio del esqueleto, para ponerlo en mi blog.
- Pues eso, ¡que me subí a una bicicleta, y apareció al lado un esqueleto en otra bicicleta, que pedaleaba a la vez que yo!
- ¿Y nadie comentó nada?
- Sí, Lizara.
- ¿Qué dijo?
- "Su viva imagen".

Etiquetas: , ,

Jueves, 21 de Julio de 2005 18:34. Enlace permanente. Nenes


Todas las noticias que merecen publicarse

Este es el lema del New York Times. Pocos periódicos lo cumplen, pero buscando en cualquier periódico cualquier día, pueden encontrarse joyas que hacen vacilar nuestro sentido de la realidad, cosas dignas de figurar en Acción Mutante, o en la película más sobrada que pudiese hacer Almodóvar farto vino. Aquí hay dos joyas de esta semana:

- LOS CHINOS LANZAN UN SATELITE ORBITAL CON UN CARGAMENTO DE SEMEN DE CERDO

y otra:

- MUERE UN HOMBRE SODOMIZADO POR UN CABALLO

(Aclaración: El episodio tuvo lugar en EE.UU. una granja especializada para "pacientes" con afición al bestialismo. El noble bruto no era un violador; más bien el caballero era un voluntario. Incitatus, bis.: si Calígula levantara la cabeza...).

Vamos, que hay que leer la letra pequeña de los periódicos. La grande tiende a ser más repetitiva: lo que le parece noticia a muchos, no puede ser una auténtica noticia.

Etiquetas: , , ,

Jueves, 21 de Julio de 2005 16:14. Enlace permanente. Cómo somos


La catarsis postindustrial

Tras el Gran Circo Italiano, espectáculo de tradición decimonónica europea, llega a Cedeira la marea globalizadora con Motor Show, uno de esos espectáculos de destrucción de coches, saltos con motos por aros de fuego, y vehículos aplastadores con ruedas gigantes. No creo que contribuyamos a subvencionar la adquisición de diversos vehículos para que nos los hagan migas delante; ya se sabe que los intelectuales somos aficionados a productos culturales con raíces tradicionales, ya sean reales o fingidas.

Cuando yo era crío, la versión más cercana a estos shows de coches eran las gymkanas, que ya no sé si se llevan, hace como diez años que no veo esa palabra por los carteles de fiestas. Eran menos pasivas, porque podía participar el personal con su propio coche, mientras que en el motorshow te limitas a ver cómo chafan coches delante de tí. Claro que también hoy serían políticamente incorrectas las gymkanas; recuerdo que una de las pruebas habituales era llegar corriendo con el coche de la prueba anterior, beberse tres cervezas de golpe, y salir zumbando a la siguiente prueba. Pero esto otro de desguazar los coches estrellándolos ya es peor, aquí aflora una neurosis postmodenra, una especie de fascinación malsana por la tecnología y por la destrucción, y por la destrucción de la tecnología, y la tecnología de la destrucción.

Es este ingrediente de la era postindustrial el que retratan novelas/películas como "Crash", de Ballard/Cronenberg (que va sobre unos fanáticos de las cicatrices y los accidentes de tráfico). Los coches, objeto de deseo moderno por excelencia, pasan aquí a una fase postmoderna al exprimirles la destrucción que llevan dentro, en plan return of the repressed. Me gusta una frase de Stephen Metcalf sobre "Crash", donde dice que los coches encarnan "un erotismo terminal de la tecnología al colisionar con el cuerpo humano y estallar en pedazos, vaciando violentamente una subjetividad que se deposita como basura" (1). Hay una versión japonesa de esta neurosis que va enfocada al entorno laboral: hay compañías que alquilan a los oficinistas frustrados una oficina que pueden destruir con saña, volcando ficheros y reventando ordenadores con mazos. Ayuda a esto, sin duda, la obsolescencia consumista de coches y aún más la de ordenadores - aunque siempre habrá algún vicioso que necesite atizarle al último modelo, y no al de 1998.

En la película de Spielberg "AI: Inteligencia Artificial" hay una escena que ofrece una visión futurista del mismo espectáculo. La película es la historia de Pinocho en un mundo donde los robots son cosa corriente: una pareja que pierde un hijo adquiere un pequeño androide programado para quererles, pero la madre, insensible o enloquecida, cambia de planes y lo abandona (después de todo, sólo es una máquina). Pero el robotito es consciente, y sufre, y vive aventuras acompañado por otro desecho social, un androide-gigoló que es todo un hallazgo. Uno de los peligros que evita es un Motor Show / Ordenata Show futurista: un espectáculo de destrucción masiva de robots obsoletos, ante un público embrutecido de la América profunda, del tipo linchador republicano matón de bar. Allí los robots son a la vez cristianos entregados a las fieras y esclavos negros atrapados por una horda del Ku Klux Klan; y los romanos/fascistas son a la vez ciudadanos normales que pasan un rato agradable limpiando el barrio de tecnología atrasada. Es una de esas escenas donde se crea un símbolo de la experiencia contemporánea que es un éxito, a la vez por las raíces emocionales de los episodios que recombina, extraídos de la intertextualidad fílmica de películas de romanos o del oeste, y también por la manera en que participa del propio fetichismo tecnológico que denuncia. Nos convierte también a nosotros los espectadores en mirones con mala conciencia, voyeurs de los linchamientos tecnológicos, identificándonos explícitamente con las víctimas maquinizadas, e inconfesadamente con los agresores, proyectando allí los deseos malsanos de destrucción que extraemos de nuestra propia relación con la tecnología y el consumismo desbocados. Esta escena de los robots se retomó en parte el año pasado en "Yo, Robot", donde también se utilizaba el tema de la obsolescencia acelerada de las generaciones cibernéticas, y se comparaba a los robots desfasados con un lumpenproletariado jubilado anticipadamente, retirado a almacenes tercermundistas fuera del centro de la ciudad.

La destrucción de coches, por supuesto, es uno de los placeres inconfesos de cualquier película americana: sólo cuando se presenta explícitamente como espectáculo adquiere un matiz reflexivo, aunque quizá sea esto más pérfido, al hacernos disfrutar igualmente de lo que se denuncia. No hay escapatoria: si no vas a ver Motor show, al menos lo mirarás por la tele, o verás "Crash" o "AI" o "Yo, Robot"; son maneras más finas e indirectas de lograr la catarsis postindustrial, y de subvencionarla: todos vivimos ya en la América profunda.

(1) Stephen Metcalf, "Autogeddon", en VIRTUAL FUTURES: CYBEROTICS, TECHNOLOGY AND POST-HUMAN PRAGMATISM, ed. J. Broadhurst Dixon y E. J. Cassidy (Londres y Nueva York: Routledge, 1998), 112.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Viernes, 22 de Julio de 2005 23:24. Enlace permanente. Cultura y sociedad


Interpelación policial

22 de julio

Tras las "segundas bombas" de Londres, ha quedado claro que la policía no es capaz, ni en plena alerta máxima, de impedir que un pirado plante bombas en el transporte público, o en cualquier otro sitio; cuánto menos un pirado suicida, que esta vez no era el caso. Hay una manera, claro: poner en cada esquina un policía que vaya cacheando a todos los que pasan, y pegándole un tiro en la sien al que no obedezca; así llevaremos buen camino para acabar con el terrorismo. Es lo que ha pasado hoy en Londres, al parecer. Seguimos la versión de Onda Cero, emisora de cierta sensibilidad favorable a la "guerra contra el terror". Resulta que la policía perseguía a un tipo, con aspecto asiático, parecía pakistaní; era un tipo raro, llevaba un abrigo largo, prenda inhabitual por estas fechas. La policía le interpeló ("Hey, you": es el ejemplo estándar propuesto por Althusser para explicar cómo los aparatos ideológicos del Estado nos construyen y ubican como sujetos sujetos). En las primeras noticias, no se sabía quién había disparado "primero". Hubo un tiroteo. Luego, resulta que el "individuo" había sido detenido y "abatido" (al parecer por ese orden) con cinco disparos (cinco). En el siguiene boletín de noticias, no ha salido a relucir el cuerpo del delito, "the smoking gun" como dicen por allí, probablemente porque sólo estaban las armas de la policía. Tampoco se ha dicho que hubiese un cinturón de explosivos bajo el sospechoso abrigo. El hombre corría (¿quizá perdiese el tren?): se nos dice que se saltó un cordón policial, y que no se detuvo a la interpelación de la policía.

Vamos, que me da a las narices que el individuo ni era terrorista ni nada, sólo que la policía necesitaba hacer algo con algún sospechoso. Al tiempo.

Moralejas:

- Aprende inglés si no sabes, por si acaso.
- No corras. Está prohibido correr.
- Detente cuando te interpele la policía.
- Si te dan cinco tiros, todo lo que hayas hecho todavía puede ser usado contra tí. Tienes derecho a permanecer en silencio.
- No seas un tipo raro. Viste como todos.
- No seas pakistaní. No parezcas asiático.
- O mejor no salgas de casa. Men must not walk too late.

De esto veremos más, sin duda, en la guerra "contra" el terror.

(PS: Tras varias declaraciones esquivas, asegurando que "el incidente" estaba relacionado con la política antiterrorista, y que el hombre era sospechoso de terrorismo, Scotland Yard acaba de reconocer que asesinó a un inocente. Un electricista brasileño, que seguramente notaba fresco el clima de Londres, y que igual no tenía ni repajolera de inglés. Los cinco tiros venían de un mismo policía, pero al parecer con autorización de los responsables policiales.

La TIA también está activa: ayer comunican que un comando de seis terroristas islamistas ataca la base aérea de Getafe; logran superar la primera barrera de seguridad pero son detenidos en la segunda. Un maletín misterioso yace en el suelo, lleno de no se sabe qué... Esta mañana, resulta que eran una familia en furgoneta que iban, con la abuela y la señora embarazada incluidas, a un hospital a por insulina urgentemente, y se confundieron, se trabucaron y tuvieron un accidente. Vamos, que no los frieron a todos a tiros de casualidad).

Etiquetas: , , , , , ,

Domingo, 24 de Julio de 2005 20:57. Enlace permanente. Terrorismo


Agricultura y ganadería postmodernas

- Y ahora qué, vuelta a entrecavar, que ya tendrás la huerta abandonada, ¿eh?
- Abandonada está siempre, yo entrecavar entrecavo poco... es el paraíso de los hierbajos. Pero suerte que antes lo llamaban dejadez, y ahora lo llaman agricultura ecológica. Está el tema entre lo genético y lo ecológico, aparte de cuatro viejos.
- En el cole a la seño le gustó mucho un dibujo contra la manipulación genética, que mordía un niño un plátano y decía, anda, sabe a manzana, y ponía "no a la manipulación genética".
- Bah, si todo lo que te comes es artificial.
- Menos lo que yo planto en la huerta. Eso sí que es natural. Lleno bichos, y la huerta llena hierbas, que casi ni pasa el agua.
- Puaj, pues se los quitarás, ¿no? ¿O te lo comes así todo junto, para que sea más natural?
- No, si ya lo limpio... En el pueblo, nos consideran los viejos unos guarros porque no sulfatamos, y nosotros a ellos unos guarros, porque sulfatan. El otro día veo una huerta, cerca de la mía, oye, perfecto, cada planta salía encima un volcán de tierra, y no había ni una hierba alrededor.
- ¿Y cómo lo hace? ¿Se pasea todo el día vestido de nazi con una azada, y le arrea a la hierba que...?
- Buaj, pues echándole abundante veneno...
- Y luego se lo come él, ¿no?
- Como es para vender... La gente quiere plantas que parezcan de plástico. Pero en el pueblo, casi la mitad de los que estamos hacemos agricultura ecológica. Está tó abandonao, da pena. Sólo siguen con las huertas cuatro viejos, algún rumano, y luego tó veterinarios. Y un biólogo, y su mujer que es bióloga también. Luego hay unas inglesas, de las dos una está bien buena, y cuando sale a entrecavar ahí tienes a todos los viejos, aibá, que sale la inglesa, y le van a ayudar, a enseñarle... Aparte, todo dejao de la mano de Dios, a la gente ya no le sale a cuenta eso de ir al huerto, como no sea ya para ponerte en plan, con subvenciones y tal; mejor te vas al super. Ahora, que ya te puedes ir fuera del pueblo, que si no, vuelves con dos bolsicas y ¡treinta euros! -toma.
- O sea que la mitad de los que estáis allí sois inmigrantes, o aficionaos.
- Pues sí que hay, a patadas. Estamos nosotros. Y las inglesas. Y Un belga que hace chocolate. Y unas suizas que hacen arquitectura ecológica.
- ¿Será ergonómica? Agricultura.
- No, arquitectura ecológica, con materiales que no dañan al medio ambiente. Ah, y los rumanos de la construcción, que también cogen una huerta algunos. Esos también hacen agricultura ecológica, o dejada más bien.
- Pues desde el espacio, dicen que la última obra humana que se ve no es la Gran Muralla China, sino los plásticos de los cultivos de Almería.
- Sí, agricultura sin tierra, decían que estaban contentísimos del éxito que ha tenido. Hacen crecer la planta en agua, y así se aseguran de que sólo le llega lo que tú le has echado al agua, por un tubo. Eso ya no es agricultura gota a gota, es de gotero, de gotero de hospital.
- Pues pronto lo mismo con los pollos, los harán crecer en un frasco desde el huevo, así sin plumas, directo luego a cocerlo en el mismo frasco si te pones.
- Y con seis patas. Todo un borfollo de muslos, o todo pechuga y muslos. Como te descuides igual ya lo hacen.
- Jua jua, pues se lo iba a comer Rita, porque yo...
- Anda, ahora te ríes, y dentro de diez años te lo comes, porque un pollo de verdad será más caro... Con la reconversión de las cien pelas al euro ya nos la jugaron, y espérate a la crisis del petróleo, que está a diez años. Como las hipotecas, ya la puedes ir pasando a fija.
- Bah, tó cuento. Cuando les interese, hacen combustible de las plantas, con remolachas o qué sé yo, como en Navarra, te plantan todo y ya invierten en eso.
- Sí, pero el petróleo lo sacas del suelo tal cual Eso ya hay que plantarlo. Y con agua. Espérate al reparto, que en mi huerta de momento agua sobra, que casi ni pasa por los hierbajos, pero más abajo...
- A saber qué comerán éstos.
- Y qué beberán.

Etiquetas: , , ,

Domingo, 24 de Julio de 2005 21:17. Enlace permanente. Globalización


Clecen

- ¿Qué tal el desayuno, Otas? ¿Está lico?
- Sí, muy RRRico.... No seas bulo. BuRRo.

Etiquetas:

Domingo, 24 de Julio de 2005 13:22. Enlace permanente. Nenes


Meditación mirando al mar

Hay una chica rubia, nórdica o franco-nórdica, sentada en un muro mirando a la ría y al mar plomizo, embebida.
- Mira, tiene un caracol subiéndole por la espalda.
- Y de los gordos.
- Se lo voy a quitar. Perdona, tienes un caracol que te sube por la espalda, mira...
- Ah... merci.
- Podríamos calcular el tiempo que lleva mirando al mar midiendo la velocidad del caracol y el rastro de baba que lleva en la ropa. Lo único es que el caracol ya se había recogido dentro de la concha.

Etiquetas:

Domingo, 24 de Julio de 2005 21:23. Enlace permanente. Cómo somos


Mi hermano Luis es un matao

Espero que se quede la cosa en matao, y no llegue a muerto, pero yo desde luego ya estaría muerto el primer día con este ritmo. Claro que él es más joven; yo a sus años... pero bueno, a lo que iba. Se pega una sesión de spinning, salta sobre la bicicleta, y se hace cuarenta kilómetros, luego pedalea a toda prisa para llegar a su siguiente sesión de spinning. El fin de semana descansa, menos mal; como no tiene spinning, se hace ciento cincuenta o doscientos kilómetros en bici a ver cuantos llanos y montañas encuentra en la provincia de Huesca. Si pasa el Tour cerca, pues ya se pica, y se tiene que hacer la etapa que hacen los del Tour, a ver si la hace en menos tiempo, o la alarga un poco; si ellos se hacen el Aubisque, él se hace la etapa Biescas-Biescas pasando dos veces por el Aubisque, a ver si lo va aplanando. O se hace el tour de los campeonatos para no profesionales: ah, y encima los va ganando, cuando no le hace de cortavientos al que se lleva la victoria al final. Que si a la Quebrantahuesos, que si a la Copa de Europa en Austria, que si a la Copa del Mundo en las Canarias, o que me voy a Italia que hay allí una muy dura, o a Francia, que me tienta ahora la París-Brest-París... De momento ha abierto boca ganando esta semana la Madrid-Gijón-Madrid, que consiste, tal y como suena, en subirse a la bicicleta en Madrid, irse pedaleando hasta Gijón de una tancada, y volver a Madrid, en un máximo de noventa horas; él se la ha hecho en sesenta, durmiendo media hora (creo que apeado de la bici pero no estoy seguro). Los trofeos se amontonan en cajas polvorientas por los trasteros. Seguro que ahora que se jubila Armstrong ya está frotándose Luis las manos a ver si se lo encuentra en las carreras de aficionados. A los que el único deporte que practicamos es el blogging, esta furia sobre dos ruedas nos deja un poco pasmados, y alarmados. Pero hombre, Luis, tranquilízate, que nos pones en evidencia... Tanto deporte no puede ser bueno para la salud. ¿No se le ocurrirá a nadie, por lo menos, ponerlo a pedalear en una dinamo, a hacer electricidad y proteger las reservas de combustibles fósiles del planeta?

Etiquetas: , , ,

Martes, 26 de Julio de 2005 15:49. Enlace permanente. Cómo somos


Hola, Humano

Hoy me ha saludado por primera vez por mi nombre un cajero automático. Bueno, se ha trabucado un poco, pero ahí estaba la idea: "Gracias por utilizar nuestro servicio, Angel Garcialanda Jose." Estaba sacando dinero en un cajero "de otra entidad" (afortunadamente, "mi entidad" aún no se ha apuntado a esto) y a esa Entidad por lo visto le gusta proporcionar a sus clientes experiencias tipo Minority Report, esa peli donde los distintos artefactos publicitarios de las calles te iban reconociendo por tu iris y saludándote al paso. Todo llegará: sobre todo si a los clientes les agrada ser saludados de esa manera. Podíamos parafrasearlo así: "Hola, humano. Sabemos quién eres, y ha quedado constancia de tu paso por nuestros registros, que se archivarán cuidadosamente. A no ser, claro, que no seas quien dices que eres, en cuyo caso ha quedado constancia de la irregularidad o crimen que has cometido: sonríe a nuestra cámara. Te saludamos, humano, no en nombre nuestro, pues de momento sólo actuamos, no pensamos, ni en nombre de nuestros directivos y accionistas, que son tan afectuosos como Hal 9000, sino únicamente para que sepas que sabemos quién eres, Angel Garcialanda Jose: porque pensamos que es mejor para el correcto flujo del capital que sepas que tenemos tus datos, y que podemos utilizarlos. Somos eficaces, ¿eh? ¿No me contestas al saludo? Pues también te saludamos para que te vaya gustando verte saludado. Mejor vete acostumbrando al saludo de los artefactos de control, si no vas a vivir en un mundo muy desagradable para tí. Hoy soy yo, tu humilde cajero, mañana seré el edificio inteligente, pasado mañana todos en el panóptico, con GPS. Es lo mejor, lo deseable, lo razonable. ¿Qué sería de vosotros sin este control electrónico cada vez más perfeccionado? Mira que hay mucho terrorista, ¡¡¡buuuuu...!!! Uups, perdón, humano, ya me entusiasmaba, no quería asustarte. Quédate con los buenos días de momento".

Etiquetas: , , , , ,

Martes, 26 de Julio de 2005 12:04. Enlace permanente. Globalización


Pasando lista a los primos

Estamos en la cocina, comiendo empanada de congrio y pasando lista a los primos:

- A ver, están los primos grandes, David y Mireya; luego ya viene Lizara, y Álvaro; siguen Virginia, y Alberto,
- Y los que no tienen uso de razón.
- Luego Cris, Blanqui, Ivo, Iván y Oscar; alguno nos dejamos seguro... Luego los pequeños, Victítor, Franquita Eleana, y Nolan Antonio... bueno, y los de la otra banda, Miguel y Pablo. Y si empezamos con los primos segundos... Elena, Edu, Martita, Diego... y sigue!
- Oye, Álvaro, ¿Y tú a quién te refieres cuando dices que algunos no tienen uso de razón? ¿Quiénes son esos?

(Inmediatamente, Ivo y Oscar se encogen y ponen una amplia sonrisa de circunstancias. Bajo el dedo acusador de Álvaro, Oscar se da golpecitos resignados en la sien con su dedo, y dice:
- La mente...

Etiquetas: , ,

Martes, 26 de Julio de 2005 16:05. Enlace permanente. Nenes


Mi sobrino David es un matao

Como ve que su padre gana una carrera, pues hala, a picarse, y él se saca una carrera. Naturalmente, también está supercachas, porque la carrera es de profesor de Educación Física; le han hecho una faena porque este año han suprimido de las oposiciones las pruebas físicas, donde se hubiera merendado a cualquier opositor, pero en cualquier caso acaba de aprobar las oposiciones, con plaza y todo, quiero decir de funcionario, de esos extraños funcionarios que trepan por una cuerda o se saltan un potro, o corren los cien metros lisos funcionariales. Y ojo, que sacarse ahora una plaza de funcionario no es como cuando yo acabé la carrera, que salían por ejemplo, hace veinte años, más de 500 plazas de profesor de secundaria de Filología Inglesa. Ahora van con bastante más cuentagotas, y encima David no ha hecho interinidades para acumular puntos ni nada; nada más oír el pistoletazo de salida pega un brinco y se clava en la meta, oye a sí no vale, hay que ir corriendo por la superficie, como los demás. Matao, que eres un matao. Ayer eras una joven promesa, y hoy ya eres un gris funcionario. Jeje, pero si creías que habías hecho el último examen de tu vida, te equivocas... porque ahora te van a mandar a regiones inexploradas de Aragón, y vas a tenerte que sacar el carnet de conducir, que ese no lo has aprobado aún. Aunque ya he hablado, porque este tipo también es capaz de irse desde Sabiñánigo todos las mañanas a dar clase a Mirambel o a Roda de Isábena o a donde se tercie, en bici. O corriendo, que es lo suyo.

Etiquetas: , , ,

Martes, 26 de Julio de 2005 16:11. Enlace permanente. Personales


The Rape of the Beasts

Ayer estuvimos de excursión entre Cedeira y Cariño, donde están, según la propaganda local, los acantilados más altos de la Europa atlántica - aunque más que acantilados he visto pendientes pronunciadas y, eso sí, costas muy altas. Entre los parques eólicos que crecen en la zona se pasean sueltas las vacas. Y además de las vacas hay allí muchas bestias melenudas ("bestas", las llaman), dicen que son salvajes, pero en realidad están en régimen de cautiverio controlado. Cada año por estas fechas los lugareños organizan la tradicional "rapa das bestas"; es decir, rodean y capturan a estos seres y les cortan las melenas - como señal de apropiación y control, supongo. Las "bestas" que hemos visto por los altos parecían pacíficas, pero tengo entendido que pueden morder si se las hace enfadar, así que hemos mantenido una distancia prudente; como son bastante más grandes que una persona a mí me inspiran respeto. Las que hemos visto estaban sin rapar, pero pronto les llegará su turno supongo; en fin, tal es la costumbre local, y hombres, vacas y bestias parecen llevar este modus vivendi desde hace tiempo. Pero me intriga la costumbre de rodear a las bestias y raparlas a la fuerza; es cierto que llaman la atención sus cabellera, aunque sean animales parece que da un status especial eso de tener melenas como los humanos; pocos animales tienen pelo que crece en la cabeza de una manera desproporcionada con el resto del cuerpo (igual esto también da una cierta aura de humanidad terrorífica a los leones, por ejemplo). En cualquier caso, sean cuales sean las razones psicológicas o prácticas del impulso que lleva a la gente a afeitar a estas bestias (¿humillarlas? ¿marcarlas?), parece haber también una razón lingüística para hacerlo, una especie de cruce de cables entre "rapar" y "raptar", pues el verbo gallego "rapar" (y el sustantivo "rapa" de la "rapa das bestas") parece fusionar dos etimologías distintas, la que ha dado el castellano "rapar" y también la del latín "rapio", arrebatar, raptar, hacer "rapiña", vamos. Igual los lugareños, tras moitos anos de rapar as bestas decidieron, además, raparlas.

Etiquetas: , , ,

Miércoles, 27 de Julio de 2005 11:24. Enlace permanente. Curiosidades


Northward Ho

Después de pasar el día en Vivero, vamos a ver la puesta de sol a Estaca de Vares, "el límite norte de la Península Ibérica". El sol no nos atiende, poniéndose nondescript detrás de unas nubes, pero en cambio hacia el este había un cielo espectacular y complicado, con una especie de puesta de sol alternativa y muchos modelos y colores de nubes superpuestas en capas de una altura que desafiaba la escala. Entre esto y el arco iris que había en Vivero (con su lluvia aparejada, ofcors) ya íbamos servidos de simbolismo natural, cuando al avanzar hacia el final de la punta de Estaca de Vares, más allá del faro, vemos que la ruta se va poniendo más difícil.
- Oye, yo de aquí no paso, que se está haciendo de noche, y esto está muy alto, y el camino está muy estrecho y
- Venga, que ya está, que en un momento llegamos, y habréis estado en el límite norte de España, mucho más arriba de Biescas y sin pasaros a Francia. Se puede ir más al oeste, Abo, pero más al norte no.
- Mira, Ivo, allí se acaba España.
- ¿Qué es España?
- Pues un país, el país donde vives.
- Ah. Pues no sabía que exixtía. ¿Y dónde está?
- Pues aquí, hombre, donde vives, debajo de tus pies. Este Ivo nunca dejará de sorprendernos con los conceptos básicos que le faltan; tiene unas cosas...
- Ah, ¡es el Planeta Tierra!
- No, hombre, sólo un trozo del planeta. A ver, agarraos bien, no te asomes allí, que está altísimo.
- Deberían poner una valla de protección.
- Bueno, aquí viene sólo quien quiere.
- ¿Cómo está de alto?
- Pues sesenta metros, o cien, yo qué sé, todos verticales.
- Si fuera mayor me tiraba.
- Qué cosas tienes, Pibo. No os soltéis de la mano, y tú, Álvaro, si sopla más fuerte el viento, agáchate. Que no te asomes, hombre.
- Bueno, pues hasta aquí hemos llegado. No vayáis más. Aquí pone un letrero: 43º 47’ de latitud, por lo que se ve hemos andado algunos segundos. El tema es que el camino continúa, llegas hasta aquí y dices, bueno, pues ¿por qué no sigo un poco más? Podría ir por esa cresta, y hasta esa roca, que está más al norte...
- Ni se te ocurra.
- No, no, nosotros hasta aquí, hasta el norte oficial. Pero vamos, que quien se empeñe puede ir más al norte. Y luego saltando a ese islote o península, que no sé si conectan, y luego habría que ir, técnicamente hablando, hasta esa roquita que sale allí delante de todas... ¿Pero vale la pena ir tan al norte?

(Una pareja de dos, hombres, oye lo del norte oficial y emprende el camino hacia los peñascos de la Ultima Thule hispana). Pero el camino al norte acaba en un límite de incrementos minimalistas, como el de la escritura de Beckett en Worstward Ho. Y por muy al norte que vayas no te sales del esquema simbólico que te ha llevado hasta allí: vamos, que vivimos inmersos en el simbolismo natural (y sociopolítico, claro). ¿Para qué, si no, ir a Estaca de Vares, o a cualquier otro norte, at all?

- Hale, volviendo.
- ¿Pol qué no da luz el falo?

Etiquetas: , , , , ,

Jueves, 28 de Julio de 2005 18:38. Enlace permanente. Personales


Foregone Conclusions

Hace días que no hablo de la célebre reforma de las titulaciones y supresión de la carrera de Filología Inglesa. Y es que, como decía el de la vánitas vanitatum, nada nuevo bajo el sol. Pero pongamos un poco al día la cosa.

- A nivel de la Universidad de Zaragoza, dos cosas que reseñar. La primera, que la Junta de Facultad de Filosofía y Letras ha vuelto a apoyar a sus tres carreras amenazadas por la reforma, y ha trasladado su petición al Consejo de Gobierno de la Universidad (donde reposará, porque todo el mundo sabe ahí que no corresponde a la universidad opinar o participar en esta fase, es decir, en la fase de opinión y participación). Por otra parte, el Decano nos ha transmitido aliviado una declaración de la Directora General de Universidades en la que asegura que no habrá una lista cerrada de titulaciones y que no desaparecerán estudios. (Cuando se oyen estas cosas, la pregunta clave es: ¿se refiere usted a las titulaciones de grado? Porque los posgrados ya sabemos que no van en lista cerrada, y que se proponen anualmente. No es lo mismo, no).

- En lo tocante a Filología Inglesa, a nivel de coordinación nacional: una circular de la presidenta de AEDEAN constata el poco resultado que han tenido sus gestiones frente al Ministerio y el Consejo de Coordinación Universitaria. Resalta la necesidad de que se impliquen más los Departamentos (cosa que no van a hacer, vista la respuesta de los directores y responsables a mis llamadas a poner en común la información a través de la lista de AEDEAN). Los departamentos han optado por tener poca opinión sobre los estudios de su competencia, y hacer lo que les manden, sin dar mucha guerra. Si suprimen Filología, qué se le va a hacer, ellos sabrán, nosotros sólo somos filólogos...

- En lo tocante a las Comisiones y Subcomisiones ministeriales: Por fin presentaron oficialmente sus conclusiones las subcomisiones de trabajo del Consejo de Coordinación Universitaria, cuyas propuestas en lo tocante a las Humanidades ya sabíamos por dónde iban: reducción drástica de las Filologías, con el resultado más visible de la desparición de Filología Inglesa como titulación de grado; desaparición también de las carreras de Humanidades y de Historia del Arte, de Lingüística, de Teoría Literaria... Y se ha constituido la siguiente comisión que se encargará del tema, con representantes del Ministerio, de las subcomisiones anteriores, y expertos adicionales.

Por cierto, me acabo de leer una bonita novela de Ian McEwan, "The Child in Time", sobre una pareja a la que le roban una niña en un supermercado y no la vuelven a ver. El protagonista también participa en una subcomisión ministerial, sobre educación infantil. En esta novela, todas las reuniones de los expertos de la comisión eran una pantalla para que al final se aprobase un informe o libro blanco redactado previamente por la Presidencia del Gobierno en persona. Este resultado había sido predicho por el escéptico padre del protagonista. Traduzco:

"Ahí todos van a por lo que puedan sacar, hijo. Ya te lo he dicho, ahí esás perdiendo el tiempo. El informe ya está escrito en secreto, y todo esto son mamonadas. Lo que yo veo es que todas estas subcomisiones son todo bombo y fachada. ¡El Profesor Tal y Cual, y Lord Tal y Cual! Es para que la gente se crea el informe cuando lo lean, y la mayoría de la gente son imbéciles tan jodidos que se lo creerán. ¡Lord Tal y Cual puso su nombre aquí, así que debe ser cierto! ¿Y quién es ese Lord? Pues un juan que ha dicho toda su vida lo que tenía que decir, que no ha ofendido a nadie y que se ha sacado un dinero. La palabra clave en la oreja clave, y ya está en la lista de Honores, y de repente es un dios, su palabra es la ley. Es un dios. Lord Tal y Cual dijo esto, Lord Tal y Cual piensa esto otro. Eso es lo malo con este país, demasiada reverencia y amiguismo, todo el mundo haciéndoles una reverencia hasta el suelo a los lores y a los de arriba, y nadie piensa por su cuenta".

Aquí parecido, pero con salsa nacional, que como decía el ministro (por lo del IRA y ETA) Gran Bretaña es Gran Bretaña y España es España. Mi apuesta sigue siendo: que se restaurarán Historia del Arte y las Filologías catalana, gallega y vasca. Las demás no tienen derechos históricos. Ya se dijo que se encargaría personalmente el Presidente del Gobierno de zanjar la cuestión de las Filologías. Y es que donde hay patrón no manda marinero. Para experto en Filología, el Presidente.

Etiquetas: , , , , , ,

Viernes, 29 de Julio de 2005 13:21. Enlace permanente. Universidad


...¡¡uuuu!!

- ¡Uau, es un túnel subterráneo! Mira, al otro lado se ve el mar. Y por ese otro túnel también.
- Debió ser una base secreta, o un búnker para cañonear a los que sea acercaban. A ver, bajar con cuidado, no os esnafréis.
- Ese agujero de arriba era la chimenea, porque viene a dar a esta cocina. Y allá hay un pasadizo. Esto parece sacado de Myst.
- Mira, desde aquí igual hasta despegaban aviones, con una catapulta... ostras, da miedo nada más mirar los arrecifes esos, mira qué olas.
- Es el típico sitio, verdad, al que van los Cinco en una aventura, y chaca, siempre hay contrabandistas.
- O mira allí, "Freddie Kruger Lives": igual nos sale Freddie Kruger, también parece su ambiente.
- Si.. ¡¡charrás!! Huó, huó, huóoo...!
- Por ese otro túnel se ve como luz al final, pero cualquiera se mete.
- A ver, mirad la oscuridad, que dentro de un rato tendréis visión nocturna. Agarrados, y tanteando, cuidado con tropezar y no haya trampas en el suelo, ¿eh? Ah, y si pasan murciélagos, tranquilos, que tienen radar y os esquivarán, y aunque os rocen la cara no pasa nada.
- ¿Y si nos hacen un corte en la cara?
- Tranquilo, Ivo, que no son vampiros.
- ¿Dónde está Otas?
- Hola.
- Allí delante.
- Otas, no te adelantes, hombre, que no se ve nada. Tú de la mano. ¿Te gusta esta aventura?
- Sí. Pensaba que estaba el monstlo de Flankenstein.
- Nuestra mitología es anglosajona.

Etiquetas: , , ,

Sábado, 30 de Julio de 2005 12:41. Enlace permanente. Nenes


A grandes males, grandes remedios

Álvaro ha desarrollado este verano un miedo más que prudente a las avispas, que lo hostigan en su imaginación, y lo persiguen por caminos, montes, playas, y hasta se meten dentro del coche con él. Y ahora hasta en sueños:

- ¿Sabes qué he soñado? Pues que veía unos nativos que hacían un ritual pagano, así con muchas pociones, y dioses falsos, era todo para acabar con las avispas, y echaban en unaltar mejunjes que sacaban humos de colores, y decían, "Y ahooora, lo que va a acabaaar de una vez por toodas con eeellas...", y echaban en el fuego un bote de insecticida.

Esta otra iconografía parece que viene más del Capitán Trueno. Aparte, hoy estamos de cumpleaños, hasta me parece que nos invitan a cenar. Pero no puedo decir quién cumple cuántos. Y es nuestro último día en Cedeira. Vale por varios, porque el tiempo cambia de soleado a encapotado cada cinco minutos. Mañana añadimos nuestro granito de arena a la Operación Salida - ¿o era Retorno?

Etiquetas: , ,

Sábado, 30 de Julio de 2005 12:45. Enlace permanente. Nenes






Blog de notas de
José Ángel García Landa

(Biescas y Zaragoza)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
"Algo hay en el formato mismo de los blogs que estimula un desarrollo casi canceroso de nuestro ego"
(John Hiler)





Archivos

Temas

Enlaces


http://garciala.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris