Facebook Twitter Google +1     Admin


Vanity Fea




Powered by Rollyo




Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2009.

Rincón de Opinión alternativo

Gracias a Google Sidewiki...


Queda inaugurado el nuevo Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza, con acceso no restringido. Por favor sean breves. Para más datos coloquen enlaces externos. Yo tengo una opinión, y una pregunta.


Opinión: Es muy extraño que salga por la prensa que al pabellón de Filología una vez reconstruido no volveremos los departamentos de Filología, sino Periodismo—y que no se pase noticia interna a los interesados. Aún más, que no haya reacciones audibles.


Pregunta: ¿Alguien sabe algo más de esto? ¿Dónde iremos a parar los de Filología?
http://vanityfea.blogspot.com/2009/09/yo-es-que-ya-no-entiendo-nada.html

con referencia a: Documento sin título (ver en Google Sidewiki)


Queda inaugurado el wiki departamental

Etiquetas: , , , , ,

Jueves, 01 de Octubre de 2009 16:04. José Ángel García Landa Enlace permanente. Universidad


Veinte volúmenes de Narratologia


miércoles 30 de septiembre de 2009

A photo on Flickr

Veinte volúmenes de Narratologia

"Hemos" publicado el volumen 20 de la serie Narratologia, en la que participo ocasionalmente como editor, autor o, esta vez, miembro del consejo de redacción. Increíble, parece ayer cuando se lanzó la idea de esta serie y ya van veinte volúmenes. Acaba de salir Narratology in the Age of Cross-Disciplinary Research, volumen 20 de la serie "Narratologia: Contributions to Narrative Theory", editado por Sandra Heinen y Roy Sommer. Lo vende (ver enlace) la editorial berlinesa-neoyorkina Walter de Gruyter, al no módico precio de cien euros. Aquí están los títulos aparecidos en la serie, y alguno futuro.

Y estos son los trabajos contenidos en este volumen 20:

Heinen, Sandra, y Roy Sommer. "Introduction: Narratology and Interdisciplinarity." 1-10.

Pettersson, Bo. (Helsinki). "Narratology and Hermeneutics: Forging the Missing Link." 11-34. (Schleiermacher, Kate Chopin).
Kindt, Tom. "Narratological Expansionism and Its Discontentes." 35-47.

Nünning, Ansgar. (Giessen). "Surveying Contextualist and Cultural Narratologies: Towards an Outline of Approaches, Concepts and Potentials." 48-70.

Herman, David. (Columbus). "Narrative Ways of Worldmaking." 71-87. (Goodman).

Sommer, Roy. (Wuppertal). "Making Narrative Worlds: A Cross-Disciplinary Approach to Literary Storytelling." 88-108.

Fludernik, Monika. (Freiburg). "The Cage Metaphor: Extending Narratology into Corpus Studies and Opening it to the Analysis of Imagery." 109-28.

Hallet, Wolfgang (Gießen). "The Multimodal Novel: The Integration of Modes and Media in Novelistic Narration." 129-53.

Verstraten, Peter. (Leiden). "Between Attraction and Story: Rethinking Narrativity in Cinema." 154-69.

Hostkotte, Silke. (Leipzig). "Seeing or Speaking: Visual Narratology and Focalization, Literature to Film." 170-92. (Kafka, Haneke, Walser, Stephen and Timothy Quay, Institute Benjamenta or This Dream People Call Human Life).

Heinen, Sandra (Wuppertal). "The Role of Narratology in Narrative Research across the Disciplines." 193-211.

Erll, Astrid (Wuppertal). "Narratology and Cultural Memory Studies." 212-27.

Lippert, Julia (Halle). "A 'Natural' Reading of Historiographical Texts: George III at Kew." 228-42.

Meelberg, Vincent. (Nijmegen). "Sounds Like a Story: Narrative Travelling from Literature to Music and Beyond." 244-60.

Mauz, Andreas. "Theology and Narration: Reflections on the 'Narrative Theology'-Debate and Beyond." 261-85. (Harald Weinrich, Jean Baptiste Metz, Dietrich Rischl and Eberhard Jüngel, Gunda Schneider-Flume, Klaus Weimar).

Weilnböck, Harald. (Zürich). "Toward a New Interdisciplinarity: Integrating Psychological and Humanities Approaches to Narrative." 286-309.


Lo último que escribí para esta serie está en el volumen Theorizing Narrativity, que edité junto con John Pier el año pasado. Se puede ver en Google Books en este enlace:

Theorizing Narrativity (Google Preview Wizard)

Etiquetas: , , ,

Viernes, 02 de Octubre de 2009 21:09. José Ángel García Landa Enlace permanente. Trabajos


Nueva refutación de la frenología


jueves 1 de octubre de 2009

Nueva refutación de la frenología


El otro día le puse un comentario a este vídeo-conferencia (o esta videoconferencia) de Raymond Tallis—un ataque de Tallis a ciertos excesos de la psicología evolucionista, o quizá más bien a la psicología evolucionista en su conjunto. Sea como sea, merece la pena, así que aquí lo inserto. No perderse tampoco, por cierto, toda la serie de intervenciones en la Autonomy Singularity Creativity Conference, que aparecen en vídeos relacionados con éste en Vimeo.


Raymond Tallis, ASC from Phillip Barron on Vimeo.

Parte de la argumentación de Tallis va dirigida contra lo que él considera una especie de nueva frenología, la neurología que pretende localizar las funciones mentales en el cerebro. Su ataque es, como toda la conferencia, demasiado contundente, pues aparte de criticar los simplismos y excesos ridículos de lo que llama la "neuro-frenología" (o el memetismo de Dawkins, o las mescolanzas de la modernidad con el paleolítico en la obra de otros psicólogos evolucionistas), no matiza mucho Tallis su posición, y no aparta suficientemente sus cañones de los elementos valiosos de la psicología evolucionista o la neurología. Y así desaparece de su argumentación todo interés por los orígenes evolutivos del comportamiento humano, o por las bases neurológicas de la consciencia.

Sea como sea, la conferencia merece la pena. Es más, lo que dice sobre la "neuro-frenología" recuerda un episodio anterior de la filosofía, hace doscientos años, cuando Hegel criticó la frenología que causaba furor en su época. Por entonces se buscaba relación entre facultades mentales y la forma del cráneo o sus abultamientos óseos.

Según lo expone J. N. Findlay, para Hegel "no hay conexión inteligible entre la fuerza o debilidad de las facultades espirituales y el tamaño abultado o contraído de zonas del cráneo". Lo que hace la frenología es simplificar las capacidades y propensiones mentales, reduciéndolas a unas pocas diferencias "osificadas", para establecer una correlación arbitraria entre ellas y los bultos y huecos del cráneo. "En semejante correlaciones, una colección de huesos secos mentales se correlaciona con una colección física igualmente seca". Y cuando el comportamiento de alguien no se corresponde con sus supuestas propensiones, entonces se acude a explicar su comportamiento en base al libre albedrío, con lo cual los huesos del cráneo son señal de todo y de nada, una especie de astrología craneal. El caso de la frenología es especialmente obtuso para Hegel, pues, en palabras de Findlay,

"Reconociendo que la relación entre exterioridad e interioridad es contingente, la observación dejó de buscar un órgano que fuese un símbolo del Espíritu, y asignó su inmediatez externa en una Cosa muerta. La realidad del Espíritu se convirtió así en una cosa, y a un ser inerte se le atribuyó el significado del espíritu. Tratar el Espíritu como una cosa meramente existente, objetiva, es ciertamente hacer de él algo parecido a un hueso" (en Hegel's Phenomenology of Spirit 540).


Pero Hegel también veía que el mismo problema de dureza de mollera que aquejaba a los frenólogos podía darse en el estudio de las partes blandas del cerebro:

"Las fibras cerebrales y similares, cuando se contemplan como el ser del Espíritu, no son sino una realidad meramente hipotética que existe únicamente en la cabeza de uno—no la auténtica realidad que tiene una existencia externa, y que se puede tocar y ver; cuando existen allí fuera, cuando se ven, son objetos muertos, y entonces ya no pasan por el ser del Espíritu. (Hegel, Fenomenología del Espíritu § 346)

No descarta Hegel que haya racionalidad en buscar correlatos orgánicos a las facultades mentales, aunque sí se centra en el peligro de las soluciones simplistas y absurdas, como la frenología que causaba furor en su época. Con respecto a las "partes blandas" del cerebro es, como no podía ser menos, menos tajante, aunque insiste en la diferencia entre el estudio del Cerebro y el estudio del Espíritu:

"El sistema nervioso, por otra parte, es la respuesta inmdiata del organismo en su movimiento. Los nervios mismos, es cierto, son de nuevo los órganos de esa consciencia que está ya inmersa en su actividad orientada al exterior; el cerebro y la médula espinal, sin embargo, pueden considerarse como la presencia inmediata de la autoconsciencia, una presencia que reside en sí misma, no es objetiva y además no mira afuera. En la medida en que el momento de ser que tiene este órgano es un ser-para-otro, es decir, una existencia externa, es una cosa muerta y ya no es la presencia de la autoconsciencia. Este ser-en-sí-mismo, sin embargo, es por su propia naturaleza un sistema fluido, en el que las ondas que en él se expanden se disuelven inmediatamente, y en el que no se expresa ninguna distinción duradera. Entretanto, ya que el Espíritu en sí no es abstractamente simple, sino que es un sistema de movimientos en el que se diferencia a sí mismo en momentos, pero en esta misma diferenciación permanece libre; y ya que el Espíritu articula su cuerpo en una gama de funciones, y asigna una parte concreta para sólo una función, así del mismo modo el ser fluido de su ser en-sí puede concebirse como algo articulado en partes. Y parece ser que hay que pensarlo de esta manera, porque el ser del Espíritu que, en el cerebro, se refleja a sí mismo, no es sino un término medio entre la pura esencia del Espíritu y su articulación corporal, un término medio que por tanto debe participar de la naturaleza de ambos; el aspecto corpóreo debe por tanto también estar presente en el término medio en la forma de un ser inmediato. (Fenomenología § 327)


De ahí pasa Hegel a dirigir su sarcasmo contra quienes, intentando dar solidez a sus intuiciones sobre la relación entre la mente y el cerebro, pasan a concentrarse sólo en las partes duras, errando totalmente el camino.

Vamos, que no conviene confundir el estudio de los huesos craneales con el del cerebro, ni tampoco desacreditar a quienes intentan buscar una relación racional entre las funciones cerebrales y los fenómenos de la consciencia.

Mucho ha avanzado la neurología desde entonces, felizmente, desde la frenología y desde Hegel, pero parece que algunas tendencias inherentes al estudio de la relación entre la mente y el cuerpo siguen ahí, abultando algunos cráneos.

El estudio de la mente

Etiquetas: , , , , , , ,

Viernes, 02 de Octubre de 2009 23:08. José Ángel García Landa Enlace permanente. Filosofía


La sentencia de la cátedra (VI)

viernes 2 de octubre de 2009

La sentencia de la cátedra (VI)



Este es un artículo de una serie que ya termina—y no el menos sustancioso, como sucede con los últimos episodios de todos los seriales. En los primeros enlaces del encabezamiento puede leerse cómo un tribunal de oposiciones dejó vacante una cátedra a la que me presenté en mi departamento de la Universidad de Zaragoza—esto a pesar de mis méritos de investigación reconocidos: los míos y los de los demás concursantes (aunque éstos no recurrieron).

Fue una actuación arbitraria, vergonzante y plagada de irregularidades, de un tribunal presidido por la Dra. Susana Onega Jaén, de la Universidad de Zaragoza, y compuesto por el Dr. Francisco Garrudo Carabias (Universidad de Sevilla) como secretario, y los Dres. Constante González Groba (Universidad de Santiago) y Montserrat Martínez Vázquez (entonces en la Universidad de Huelva) como vocales. Se ausentó de la prueba, antes de comenzar el primer ejercicio, el Dr. Bernhard Dietz (Universidad de Córdoba). El Rectorado de la Universidad de Zaragoza, a cargo entonces de Felipe Pétriz, contestó con silencio administrativo a todas las denuncias y echó tierrra al asunto con un simulacro de investigación, sin resolver jamás nada por escrito.

Tras una larga pelea administrativa y judicial protestando por las irregularidades y arbitrariedades que a mi juicio se habían cometido, elevé un recurso de apelación al Tribunal Superior de Justicia de Aragón, sin éxito. Aquí está la sentencia que dictó éste (PDF) en julio de 2009—desestimatoria. Fue redactada por el magistrado ponente Fernando García Mata, con el visto bueno de Jaime Servera Garcías (presidente) y Eugenio Ángel Esteras Iguácel (magistrado). Siendo tantas las irregularidades alegadas, la sentencia sólo da un simulacro de refutación, incurriendo en múltiples absurdos e irregularidades para llegar a su veredicto desestimatorio. Otra manera no había de hacerlo, claro.

Vengo comentando públicamente esta sentencia, expondiendo sus contradicciones e injusticias con argumentaciones detalladas, no dictaminando arbitrariamente y a la mecagüen diez como han hecho los jueces en este caso, y seguramente (se teme uno) en otros muchos, visto el estilo de la casa. Así va la justicia en España. Por mí, que se vea bien. Tienen los comentarios abiertos.

En los enlaces iniciales puede verse el comentario de la sentencia punto por punto. Hoy comento detalladamente el quinto y último punto, relativo a la irregularidad producida en las votaciones de la comisión. Al juez de primera instancia le pareció muy bien este procedimiento, y ahora también al Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Quien tenga capacidad de criterio apreciará de primera mano lo que se entiende por justicia en Aragón.

Cito el quinto punto de la sentencia del TSJA sobre mi recurso de apelación:

QUINTO – En último termino afirma que se ha producido una incongruencia omisiva en relación con la irregularidad en la votación de la primera prueba por parte de la Comisión, que concreta en el hecho de que una de las personas más críticas en su informe con el apelante le otorgara su voto favorable, sin embargo, la solución a dicha cuestión es la misma que la apuntada al contemplar la inadecuación del perfil, ya que se encuentra dentro del ámbito de la discrecionalidad técnica del Tribunal, debiendo negarse que exista incongruencia o arbitrariedad por el hecho de que un informe, a pesar de destacar aspectos negativos—con lo que se pone de manifiesto que se ha procedido críticamente al examen de los méritos del aspirante—, otorgue un voto favorable, máxime cuando la autora del mismo—Presidenta de la Comisión—otorga su voto favorable en este primer ejercicio a todos los concursantes.



Antes de examinar y comentar este pronunciamiento frase por frase, vamos a presentar, como preliminares, tres escritos previos:

1) La cuestión de las votaciones, tal como la planteé inicialmente al Rector en un recurso—que quedó sin respuesta. Y el contexto de ese silencio.

2) Mi comentario personal a la sentencia del juez de primera instancia sobre su tratamiento de este punto. Tratamiento por el método de ignorarlo, digo.

3) Qué alegaba yo (a través de mi abogada) en el recurso elevado al TSJA. Por ver si contestan los jueces o no a lo que se les pregunta, en esta resolución que acabo de citar.


1) Primer preliminar. Del recurso al Rector de la Universidad de Zaragoza.

En mi recurso de fecha 23-12-2003 al Rector (entonces Felipe Pétriz, que hoy es director general de Política Universitaria), ya aduje esta irregularidad:

SEIS. En mis recursos anteriores expresaba sorpresa por el hecho de que la Comisión use los votos como si fueran puntos, valorando primero por común acuerdo a los candidatos y procediendo luego a darles un número de votos según la puntuación obtenida. Reitero mi petición de que se determine si este modo de proceder es conforme a derecho. Pues, tras el común acuerdo de la Comisión, ¿en qué criterio racional habría de fundarse la asignación de voto a cada uno de sus miembros? ¿En preferencias personales? ¿O bien se realizaría un sorteo arbitrario? Y ruego además se determine si es racional y justo, habiendo acordado la Comisión una puntuación de suspenso para todos y cada uno de los candidatos, que a continuación alguno de los miembros de la Comisión haga figurar un voto positivo a tal o cual candidato, en flagrante contradicción con la puntuación asignada. ¿Puede votarse a favor de un candidato al cual se ha asignado por común acuerdo con los otros tres miembros de la comisión una puntuación de 1’8 sobre 10? ¿No se supone que expresan la puntuación, y la votación, la valoración que merece el candidato a cada uno de los miembros de la comisión?


(Son, claro, preguntas retóricas—pero para el Rector todo iba a tener pase. Sin argumento ni respuesta a mi recurso, eso sí). Así concluía mi recurso:

Con esta actuación, la comisión presidida por la Dra. Onega lleva sus irregularidades algo más allá, y tras atentar contra los principios de la Filología, contra la normativa legal aplicable en el concurso oposición, y contra la justicia, pasa ahora a ofender a la misma lógica y razón. Es un proceder escandaloso, al que ruego que el Rectorado ponga coto, por el bien del Departamento de Filología Inglesa y Alemana y por la dignidad que merece la Universidad de Zaragoza.


Que ya se ha visto cuál es, esa dignidad.

En fin, que con silencio administrativo contestó el Rector, a falta de mejor argumento, inaugurando así la protección a las irregularidades cometidas por la comisión. Es más, me prometió repetidamente una contestación por escrito, pero mientras, esperó a que se pasase (según creía la Universidad) el plazo que yo tenía para recurrir en contencioso administrativo.

La Universidad se resistió no sólo a dar una respuesta razonada a los recursos (algo que jamás hizo) sino también a emitir una certificación de silencio administrativo Pues está obligada la Administración a responder, y si no responde, está obligada, si se le solicita, a emitir un certificado de que ha habido silencio administrativo, para llevar el asunto a los tribunales.

Un escrito, sin embargo, sí emitió el Rector, tras una protesta que elevé a través del Defensor Universitario: un escrito en el que declaraba lo siguiente:

1) Que no cabía recurso al Rector según el RD 1888/1984, al no haber habido provisión de plazas, y que yo "debería haber continuado con el procedimiento legalmente establecido", o sea, en los tribunales. (No dice, claro, que estaba yo a la espera de su respuesta escrita prometida de palabra…).

2) Y, sobre las irregularidades de la prueba alegadas—algo que sí le correspondía investigar—cito: "En relación a los otras [sic] cuestiones que aparecían en sus escritos y que tienen la consideración de denuncia, Vd conoce que se realizó una información reservada habiendo finalizado con el oportuno informe de la instructora."

Aclararé que el Rector no quiso abrir un expediente informativo por mis denuncias, no—pues no contaba para ello con la aprobación de la Dra. Onega. Aquí todo se hace buscando "consenso", y parece que sólo se investiga a alguien si a ese alguien le parece bien. Sólo accedió el Rector a abrir un expediente informativo sobre mí—a instancias de la Dra. Onega, pues yo no me opuse a que se investigase todo lo posible, más bien lo exigí—y el Rector dijo que la única vía en esas circunstancias para investigar algo era investigarme a mí. Pues si es la única manera, le dije, que se abra el expediente. Pero que se responda a todas las cuestiones que planteo.

La instructora fue una profesora de la Facultad de Filosofía y Letras, Concepción Lomba Serrano, que supongo leería mis escritos al Rector, y se entrevistó conmigo y (por lo que sé) con la Dra. Onega. Del "oportuno informe" que produjo no tengo ninguna otra noticia; no está incluido en el expediente que la Universidad pasó al Juzgado. Aunque visto lo visto, la instructora debió aconsejar al Rector cerrar el caso. Con qué argumentos atendió a las cuestiones que yo planteaba y planteo aquí, lo ignoro. Me gustaría verlos. Tendrían que haber sido jurisprudencia fina—aunque más bien me supongo que no, y que lo que hizo fue quitarse el muerto de encima por la vía rápida del "aquí no ha pasado nada"—cerremos la investigación y echemos tierra al asunto. Como no veremos ese escrito, si es que el "informe" llegó a existir en papel, no lo podremos saber jamás. Este fue el granito de arena de otra juzgadora de este asunto. Claro que tal como había planteado el Rector la cuestión, lo que había que resolver era ante todo si yo era culpable de algo—aún tendré que estar agradecido de que no me empapelasen.

Cuando por fin llevé el caso a contencioso, la Universidad intentó que se inadimitiese el recurso por estar "fuera de plazo" (otra postura antijurídica, habiendo incumplido el Rectorado su deber de contestar). Ni hacer justicia, ni dejar hacer, vamos. Aunque no se consiguió la inadimisión, el juez de primera instancia (Javier Albar) resolvió en contra mía, con razones como la que ahora se verá. Lo que se pierde en la Universidad, difícil ganarlo en los tribunales, según reza el dicho. Y así va la Universidad, y así van los tribunales.

2) Segundo preliminar: Mi comentario personal a la sentencia del juez de primera instancia sobre su tratamiento de este punto. El juez sencillamente ignoró la cuestión en su resolución. Claro, argumento mejor que el silencio, o el "por mis huevos", no hay en este caso. Esto comenté sobre la sentencia, en su momento.

Hay otra cosa más que el juez ha resuelto por el procedimiento del ignorémosla. Otra cuestion garrafal de forma/fondo, en la que insistí detalladamente en mis recursos, por lo cual malamente se puede creer que ha pasado desapercibida. Aunque ya no sé.

Se trata del amaño de las votaciones. En el acta final, la Comisión, no contenta con ofender a la Filología y al procedimiento administrativo, pasa al asalto de la Lógica. También demuestra, de paso, desconocer qué es una votación, o más bien estar más que decidida a ignorarlo.

En primer lugar, la Comisión acuerda, sin disparidad de criterio, una puntuación. Todos, la misma puntuación dada a los candidatos. (Por ejemplo, a mí, un 1’8 sobre 10—esto con mis calificaciones máximas continuadas en la Universidad de Zaragoza y Brown University, mis premios de estudios e investigación, mis sexenios de mérito investigador que alguno de ellos no tenía, etc. etc. Sin complejos todos, ¿eh?).

Acto seguido, la Comisión procede a votar a los candidatos diferenciadamente, a pesar de la puntuación dada a todos por acuerdo unánime. O sea, que yo, con un 1’8, no crean, sí que tuve un voto, el de la Dra. Onega. Claro que eran votos rituales, una especie de minué o pas de deux de la votación, donde los votos se distribuían de manera que ningún miembro de la comisión dejase de votar a alguien, y donde nadie pudiera obtener más de dos votos. De esta manera se disimulaba (no sé por qué, por algún tipo de falso pudor administrativo quizá) el acuerdo previo y unánime de la Comisión de no proponer a ningún candidato.

Con lo cual el voto no es la valoración razonada que el candidato tiene para el miembro del tribunal. Más bien no tiene nada que ver con eso. El voto es una mera pantalla destinada a disfrazar la auténtica actuación de la Comisión (el voto detrás del voto), que ha acordado unánimemente (por la puntuación previamente concedida) no proponer a ningún candidato, es decir, no votar a ninguno.

Este uso de los votos para disimular lo sucedido en una prueba, en lugar de para enjuiciar la valía de los candidatos, es un caso clarísimo de desvío de poder. Clarísimo, por el hecho de que una misma puntuación dé lugar tanto a un voto positivo como a uno negativo por parte de la misma persona. Es, como digo, una ofensa a la lógica, puesta al servicio de una ofensa a la normativa administrativa.

Pero—¿hay algún intento del Juez por defender este procedimiento, por entenderlo con arreglo a la discrecionalidad técnica de la Comisión, o a su buen hacer en todos los terrenos, o a su demostrado conocimiento de la normativa? ¿Algún intento de rescatar este proceder, por las posibilidades y margen de maniobra que ofrece a los tribunales para un bien quedar—bien quedar para quien se lo crea? Pues no, no hay ningún intento. Sencillamente se evapora esta cuestión de la sentencia, como si no hubiese sido nombrada. ¿Igual es que el juez considera obvio que es así como hay que usar el voto en un tribunal? Ya es que uno no sabe a qué atenerse.

Por todo lo anterior, no procede aceptar la sentencia, sino recurrirla ante un juez que, esperemos, tenga mejor criterio. O mejores argumentos— por muy tentador que sea para un tribunal apoyar las resoluciones de los tribunales, aun cuando desbarran.




3) Tercer preliminar. Qué alegaba yo (a través de mi abogada) en el recurso elevado al TSJA.

SEXTA.- Incongruencia omisiva de la sentencia de instancia en relación a la irregularidad en la votación de la primera prueba por parte de la Comisión Juzgadora.

En relación a esta cuestión, la sentencia de instancia guarda silencio. No obstante, se hace necesario llamar la atención sobre la falta de conformidad de las votaciones de los miembros de la Comisión con la puntuación otorgada al candidato y con, lo que es más grave, los informes razonados de los miembros de la Comisión, [que] no se corresponden con las votaciones otorgadas.

En este sentido, la propia sentencia de instancia, en su fundamento octavo, señala que los miembros de la Comisión fueron más críticos con [el Sr. García Landa] que con el resto de candidatos, "especialmente la señora Onega y el señor Garrudo, folios 112 y 113". Sin embargo, el único voto que le fue otorgado a mi mandante fue de la Sra. Onega, precisamente uno de los miembros de la Comisión más críticos con el Sr. García Landa.

Y es que una cosa es la valoración que se realice de los méritos de los concursantes para motivar la decisión de la Comisión, y otra que, como parece desprenderse de la actuación de la Comisión, ésta haya trasladado dicha puntuación a un número determinado de votos, cuestión que resulta disconforme a derecho.

Mientras que en la primera prueba los miembros de la Comisión pueden votar a todos los candidatos o a alguno de ellos, en la segunda de las pruebas deben seleccionar a uno de los mismos, en orden a proponerlo para la provisión de la misma.

Como se ha manifestado, el hecho de que precisamente una de las personas más críticas con mi mandante en su informe razonado ha sido la que le ha otorgado el voto, resulta un comportamiento arbitrario y por lo tanto vedado en nuestro ordenamiento jurídico.

En este sentido, y tal y como señala el TSJ de Cataluña en su sentencia de 8 de marzo de 2006, dictada al recurso 673/2002:

"(...) una cosa es el voto para superar el primer ejercicio y otra diferente es la puntuación que cabe otorgar al mismo. La primera prueba del concurso tiene carácter eliminatorio, según dispone el art. 9.3 del RD 1888/1984, por lo que los miembros de la Comisión han de votar si estiman que los concursantes han "aprobado" la primera prueba, por reunir los méritos suficientes para ocupar la plaza convocada; lógicamente, en esta primera prueba, los miembros de la Comisión pueden votar a todos los concursantes según consideren que reúnen méritos suficientes para ocupar la plaza, a diferencia de la segunda prueba donde el voto sólo puede ser otorgado a uno de los concursantes, que es el finalmente elegido por cada miembro de la Comisión en el procedimiento de concurrencia competitiva".


Sobre este particular, también se puede traer a colación [la] sentencia de la sala de lo contencioso-administrativo del TSJ de Galicia de 4 de marzo de 2002, dictada al recurso 877/2000.

Esta sentencia se enmarca en un procedimiento sobre provisión de plaza de Catedrático en la Universidad de Santiago de Compostela. En la misma se procede a desestimar el recurso planteado contra la propuesta de la Comisión de Reclamaciones de la Universidad, en la cual, estimando las alegaciones de uno de los concursantes, no ratifica la propuesta de la Comisión Juzgadora.

En este sentido, precisamente uno de los argumentos de la no ratificación de la propuesta era la incoherencia entre los informes y votos emitidos por los miembros de la Comisión Juzgadora. Pronunciándose en los siguientes términos:

"(...) el Presidente tras calificar de "Brillante" y "Excelente" el currículum del aspirante Sr. E., vota sin embargo al Sr. U. cuyo currículum había calificado de "Meritorio" o "Bueno". El Vocal 3º que, por un lado, calificó la exposición y defensa del currículum y proyecto docente del Sr. E. como "Muy buena" y la exposición y defensa del proyecto de investigación como "Aceptable" y, por otro, calificó, por iguales apartados, al actor Sr. S. con las calificaciones de "Aceptable" y "Muy buena", teniendo en cuenta el valor doble o triple de la primera prueba tendría que haber votado a favor del Sr. E. y, sin embargo, lo hizo a favor del Sr. S. Al recurrente se le valora negativamente la exposición de su proyecto docente y, pese a ello, le otorgan cinco votos y una calificación global de 7,4 puntos."

Dicho lo cual, la sentencia de este Tribunal entiende que en dicho proceso selectivo se habían producido irregularidades de magnitud suficiente, para afirmar que habían alterado los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben regir en estos procedimientos de selección, razón por la cual estimaban conforme a derecho la no ratificación por parte de la Comisión de Reclamaciones de la propuesta realizada por la Comisión Juzgadora.

Por lo tanto, y aplicado al caso que nos ocupa, el hecho de que una de las personas más críticas en su informe otorgara su voto a mi mandante [J. A. García Landa], junto con el hecho de que parece que este voto responde a una traslación de la puntuación otorgada a los candidatos a un número determinado de votos, resulta una actuación disconforme a derecho y vulneradora de la normativa de aplicación a este tipo de concursos.

De todo lo anterior se infiere que la sentencia de instancia no ha interpretado correctamente la normativa de aplicación a este tipo de procesos (Ley de Reforma Universitaria y RD 1888/1984, modificado por el 1427/1986), por cuanto la actuación de la Comisión Juzgadora del concurso de referencia resultó arbitraria y vulneradora de los principios de igualdad de mérito y capacidad que deben concurrir en todo proceso selectivo.

En este sentido y teniendo en cuenta que los Tribunales jurisdiccionales pueden y deben controlar que no exista interdicción de la arbitrariedad de la Administración en el ejercicio de sus potestades discrecionales, procede la estimación del presente recurso, con la consiguiente revocación de la sentencia de instancia.




Bien, basta de preliminares—remanguémonos y al meollo del asunto: el comentario frase por frase de la sentencia de García Mata, Servera Garcías y Esteras Iguácel, en su punto 5 antes citado. Aunque supongo que ya se aprecia por dónde va la cosa.


"1) En último término afirma que se ha producido una incongruencia omisiva en relación con la irregularidad en la votación de la primera prueba por parte de la Comisión, que concreta en el hecho de que una de las personas más críticas en su informe con el apelante le otorgara su voto favorable,"


Esto que termina en coma es una oración completa. Como siempre, puntúan fatal los magistrados, y donde debería haber punto y aparte ponen coma— no sé si será por saltar inmediatamente a las conclusiones predeterminadas.

Aquí se salta la sentencia ya una cuestión importante en su mismo planteamiento, y comete así una falacia procesal. Parecería, oyéndolos, que estoy protestando porque me extraña una incoherencia en la votación de la Dra. Onega, y no por la irregularidad de todas las votaciones. Así que están falseando de entrada los magistrados lo que se alega y lo que se recurre. No es el problema de la actuación contradictoria o no de una persona en concreto (que también lo es), sino una cuestión mucho más de fondo, de procedimiento administrativo, y de lógica, si no de matemáticas. Pero ya han dado pruebas suficientes estos magistrados de no ver las matemáticas que se les ponen delante, cuando no es oportuno para el resultado a obtener.

Esta manera de escamotear las cuestiones es, por lo visto, un procedimiento habitual a todos los niveles de la actuación judicial. Hablando el otro día con un amigo abogado, me decía que, en base a su experiencia, los jueces se hacen una idea previa primero de si van a dar una sentencia favorable o desfavorable, y ello por múltiples razones, entre las cuales la argumentación presentada por las partes es sólo una, y a veces la menor. En muchos casos se olfatea el ambiente, se atiende a "la manera habitual de resolver estos casos" (sea lógica o no); otras veces se detectan los contactos y apoyos de una y otra parte, hay telefonazos de conocidos. E incluso hay casos de corrupción, de la de maletín, seguramente mucho más frecuentes de lo que imaginamos (—No creo que esto último se dé en este caso, para nada, pues desconozco por completo a qué obedece su ilógica particular, aunque ilógica sí hay, y mucha). En fin, una vez tomada la decisión previa, por las razones públicas u ocultas que resulten operativas, pasan los jueces a argumentar esa decisión por la vía rápida, creando una ficción de razonamiento que les lleva a esa decisión: o sea, estructuran una argumentación considerando sólo los aspectos de la cuestión que favorecen la decisión que ya han tomado.eyes wide shut (Esto tiene su interés desde el punto de vista de una teoría de la retroactividad). Los demás aspectos del caso, los argumentos de la parte contraria, los refutan a veces de malísima gana. Los minimizan en lo posible, y con argumentos malos si no los hay buenos. (Y en esta sentencia sí vemos un caso acabado de este proceder). De tal manera que, si la parte "contraria" —que ya lo es, parte contraria—presenta un argumento demasiado fuerte, o irrefutable, éste suele desaparecer sin más de la argumentación del juez, y de la sentencia. De tal modo que, decía este abogado, a veces es una estrategia más provechosa para un abogado presentar únicamente el argumento más incontrovertible, aunque haya muchas otras razones que aducir y muchas irregularidades de procedimiento... y fundar la apelación exclusivamente sobre este punto incontrovertible. De esta manera, el juez no puede ignorarlo, pues como no puede entregar una sentencia en blanco, no puede dar un simulacro de sentencia donde la verborrea sobre cuestiones menores disimule el pufo grande. Algo tiene que escribir el juez, y se retrata vivamente si resuelve un asunto bien visible de modo chapucero.

Pero la estrategia favorita es escamotear sin más la argumentación del apelante—sin llegar a refutarla. Se pierde por el camino, entre punto y punto, o en el rincón de una frase, y ya está.

Pues esto es lo que sucede aquí. La comisión evaluadora votó incongruentemente, otorgando unas puntuaciones que no se corresponden con los votos. De hecho, figura en sus actas, a plena luz del día, el procedimiento antijurídico seguido: los votos no son tales votos, sino que son, para esta comisión, una traducción arbitraria de una puntuación previamente acordada. Traducción incomprensible e ilógica, y que en realidad sólo se entiende interpretándola en los términos más zafios posibles, que en ningún momento buscan ocultarse. A saber: la Dra. Onega vota a todos los candidatos, porque es la "anfritriona" y presidenta del tribunal. Y es la que tiene que "quedar bien", blindando bien su posición a posibles críticas, precisamente por ser la mayor responsable del desarrollo de las pruebas.

Los demás votos se distribuyen al azar, con el minuetto por parejas que describíamos antes, pero siempre siguiendo la condición previa de que ningún candidato reciba tres votos, algo acordado previamente, según consta en acta. ¿Qué tipo de votos son éstos, pues? Nada que responda a lo que se entiende por voto en ningún contexto jurídico, político ni administrativo. Es un montaje, una fachada pública, pero presentada, no sé si diga ingenuamente, como tal fachada. Todos suspensos, todos los candidatos, por acuerdo de la comisión. Esto quiere decir, si lógica hay en el mundo, que ningún candidato recibe el voto de ningún miembro del tribunal. Es un poco fuerte, claro. Pero, también por acuerdo de la comisión, y por cubrir las apariencias (con un taparrabos raído pero que ya vemos que surte efecto suficiente) cada uno de los candidatos ya suspensos va a recibir un voto digamos de consolación, o dos. El de la presidenta del tribunal, por supuesto: aquí cuidamos a los de casa, y hasta a los de fuera, y no los dejamos maltratar, eso que se vea, y que no se vea. Y luego un voto así a voleo de otro miembro del tribunal. Supongo que a mí me tocaba el del Dr. Dietz, sólo que se había ido antes de empezar la prueba, así que me quedé con las dos valoraciones de la Dra. Onega: una, por la cual me pone en el ejercicio un 1 coma 8, por común acuerdo con todo el tribunal, otra, por la cual vota por que pase al segundo ejercicio (pero, ay, sólo habiendo acordado previamente que nadie más me fuese a votar).

Todos los votos positivos de la comisión son gratuitos e infundados. Como digo, el de la Dra. Onega, presidenta y "de la casa", se funda en una especie de favoritismo de oficio a favor de todos los candidatos, en la generosidad del poderoso o del buen anfitrión. Los demás votos positivos, ni se sabe en qué se fundan—hay que suponer que en la impresión más o menos favorable recibida, o en el candidato que sería favorito si no se hubiese decidido suspenderlos a todos, o—se echa a los dados, sin más, "¿te pongo que le votas tú?" —"Vale, a este ponme a mí". "—No, a mí no me pongas más, que ya me has puesto que votaba al otro".

En suma: no existe consistencia entre la puntuación asignada a cada candidato por la comisión, y los votos (positivos o negativos) recibidos. O, dicho de otro modo, no existe relación lógica posible entre un acuerdo previo de suspender a todos los candidatos (según consta en acta) y una supuesta atribución de votos positivos por parte de algunos miembros de la comisión.

Lo que la Comisión ha efectuado, y ha hecho constar en acta, no es una votación. O más bien sí ha efectuado otra votación (por la cual todos los candidatos eran eliminados por común acuerdo)—pero luego no la ha hecho constar en el Acta. El acta cuenta otra historia, no una historia de común acuerdo, sino una historia de valoraciones distintas, en el que unos miembros de la comisión votan una cosa y otros votan otra. Pero a la vez es una ficción transparente, pues se incluye, de modo casi ingenuo, en el expediente, el acta previa que deja claro que estos votos no son tales votos. Como si la cosa no pudiera tener consecuencias jurídicas. Y, para más inri, resulta que en efecto no las tiene. Porque el Rector lo da por bueno, el Juez de primera instancia lo da por bueno, y ahora lo da por bueno el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Pero lo dan por bueno por la vía de escamotearlo. Sería bastante más difícil justificarlo, o refutar la argumentación que he presentado. Así que es mucho más práctico ignorar la cuestión sin más, y hacer como que si estuviese sólo extrañándome por el uso del criterio de una persona (criterio que quedará bien resguardado por la discrecionalidad que blinda las actuaciones de las comisiones)—frase 2 de la sentencia:

"sin embargo, la solución a dicha cuestión es la misma que la apuntada al contemplar la inadecuación del perfil, ya que se encuentra dentro del ámbito de la discrecionalidad técnica del Tribunal,"


— e ignorando la cuestión central: que estoy denunciando una manipulación del procedimiento mismo, aún más, del concepto mismo de VOTACIÓN. Algo que evidentemente no es amparado por ninguna discrecionalidad técnica, como no sea la de especialistas en mangoneo.

Esta es una irregularidad más de las muchas que se dieron en esta prueba. Es especialmente clara porque atenta contra el procedimiento administrativo mismo, si no contra la lógica, pues ambos dicen que un funcionario en un cuerpo colegiado puede dar una única votación, y que ésta ha de responder a su valoración de la cuestión a decidir. Aquí, ni una cosa ni otra. Todos dan dos votaciones contradictorias, y ninguna de ellas responde a su criterio personal, sino a un pacto alcanzado con los otros. Pacto que por un mínimo de vergüenza debería ser secreto, pero que aquí, encima, se exhibe tranquilamente en el acta. Desde luego, el hecho de que exista prueba documental de la irregularidad, incluida en el propio expediente, no hace este proceder menos irregular.

Y todo, para que resulte la querella en una desestimación por escamoteamiento de la cuestión. La comisión evaluadora, desde luego, tuvo la suerte de ir a dar con un tribunal que trata las leyes y la lógica y los procedimientos con tanta ligereza como lo hizo ella misma. Cuando conviene, claro. Hasta aquí es hasta donde llega la jursiprudencia de estos jueces, miopes selectivos. Pero no tengan cuidado, que tendrán vista de águila en cuanto sea oportuno, y responderán bien a las alegaciones que sí estén interesados en ver. Desde luego, no cuesta mucho imaginar que, de no existir en el expediente mismo la prueba de la irregularidad, los jueces hubiesen seguido otra estrategia, y podrían haber desestimado explícitamente la cuestión, tranquilamente, por falta de pruebas del "pacto previo"—que entonces sería una mera imaginación del demandante. Qué repugnante es la administración de justicia, cuando emplea una balanza trucada.

Así que, ignorada la cuestión central, pasa el tribunal con mano experta a refutar la cuestión que según ellos estaba alegando yo:

"debiendo negarse que exista incongruencia o arbitrariedad por el hecho de que un informe, a pesar de destacar aspectos negativos—con lo que se pone de manifiesto que se ha procedido críticamente al examen de los méritos del aspirante—, otorgue un voto favorable,"


—Otra vez falseando los hechos. Porque yo no alego únicamente una contradicción entre el informe y el voto favorable, aunque la haya. Lo que alego es una contradicción entre dos votaciones y dos valoraciones. Lo que alego es la imposibilidad de que un candidato al cual otorga la Dra. Onega una puntuación de 1,8 sobre 10 pueda recibir a continuación un voto favorable, al menos con la lógica de no contradicción que suele entenderse que rige los asuntos humanos. Alego una incongruencia, o dicho de modo más claro, un amaño de las votaciones. Vamos, que no es que la Dra. Onega "destaque aspectos negativos" de mi currículum pero que en conjunto su valoración sea positiva—es que da una valoración totalmente negativa, una puntuación de 1,8, de común acuerdo con el resto del tribunal, un Suspenso con Muy Deficiente, de No Pasar... y a continuación, no se sabe por qué, vota a favor de todos los candidatos incluido éste que escribe. En la misma incongruencia incurren todos los miembros del tribunal que votan a favor de algún candidato, habiendo pactado previamente que ningún candidato superase la prueba. Los puntos no se traducen a votos, y menos a voleo, ni en la Administración española, ni en ninguna otra conocida. ¿Dónde se ha visto antes la frase repetidamente utilizada por esta comisión: "como resultado de esta puntuación, el concursante obtiene dos votos"? Yo, por lo menos en ninguna parte. Una puntuación de suspenso universal y por unanimidad nunca da lugar a un voto favorable, en ninguna parte.

Se dirá quizá que es una ficción legal, o una ocultación inocente… Para inocencias estamos, con cuatro catedráticos pactando y otro desaparecido irregularmente. La ocultación de los hechos es real, pues el expediente de la prueba es confidencial, y al público (al Departamento, por ejemplo, o a la Facultad) trasciende sólo la votación amañada que se publica en la sede de la prueba.Y en todo caso, al margen de las intenciones con que se haga esto, el defecto de forma es flagrante.

Tiene chiste esa frase de la sentencia, cuando dice que las críticas de la Dra. Onega, precediendo al voto "positivo" de pegolete que me dio, prueban que "se ha procedido críticamente al examen de los méritos". Será con el mismo criterio crítico con el que este tribunal examina críticamente las cuestiones. O sea, depositando un tupido velo administrativo que haga inaccesible la realidad de las cosas—pero ponle el sello, y a correr—¡caso resuelto y críticamente examinado!

Por lo mismo, sería inútil esperar que estos Magistrados viesen nada atípico el hecho que citan en la última frase de este punto, ni juzgasen que es indicio de nada:

"máxime cuando la autora del mismo—Presidenta de la Comisión—otorga su voto favorable en este primer ejercicio a todos los concursantes."


Más bien son los magistrados el receptor ideal de la maniobra de ocultación (o el gesto esbozado de ocultación) que hace el tribunal con esta cuestión de los votos. Poniéndose las gafas de madera, desde luego, se puede dictar sentencia bien a gusto. Parece que los jueces no recuerdan aquí el acta donde la misma presidenta firma un acta donde toda la comisión, por unanimidad, otorga puntuaciones de suspenso a todos los concursantes. ¿Es eso un voto favorable de la Presidenta? Las actas han de reflejar el contenido de las decisiones de un cuerpo colegiado, no ocultarlo, como hacen las actas de votación de esta comisión. Cierto que también anexan otra acta que refleja más exactamente lo ocurrido, el acta donde dan (por común acuerdo) puntuación de suspenso a todos los candidatos, y traducen votos a puntos. Pero ni un acta irregular, ni dos actas contradictorias superpuestas, resultan en un procedimiento administrativo conforme a derecho.

Esta es una cuestión más, menor, por ser una irregularidad de procedimiento, de las muchas que se encuentran en este caso. Lo peor fueron las irregularidades de criterio—las arbitrariedades a la hora de valorar expedientes, de dictar qué es y qué no es "lingüística" y por tanto qué va a darse por bueno y qué no en esta prueba, extendiendo abusivamente las atribuciones de juzgar que se les dan a los miembros de la Comisión evaluadora. Sobre esta cuestión, que ya no se sometía a este tribunal por ser fácilmente "solucionable" refugiándose en la supuesta discrecionalidad técnica, escribía yo al Rector en el recurso antes citado:

Deseo recalcar que conozco el concepto de la llamada “discrecionalidad técnica” de las Comisiones, y que la argumentación de mis recursos anteriores va dirigida al uso inadecuado de tal discrecionalidad. No puede entenderse la discrecionalidad técnica en el sentido de libertad para contravenir principios básicos del campo de conocimiento para el cual se nombra a los expertos; por ejemplo, determinando que “Estilística” o “Lengua y Literatura” no son materias pertenecientes a la Lingüística, a contrario de las argumentaciones de la comisión, y como se puede comprobar consultando cualquier manual o los campos de conocimiento de la UNESCO. Rogamos pues se determine si la discrecionalidad técnica significa que la comisión puede reorganizar las bases del saber humano, o si por el contrario sus miembros deben atenerse precisamente a los criterios técnicos para cuya aplicación se les ha nombrado.


Pero igual que para la comisión, todas esas cuestiones son fácilmente escamoteables para los juzgadores por la discrecionalidad técnica de la Comisión, entendida abusivamente como su contrario, la discrecionalidad y carta blanca para ignorar, si quieren, las bases mismas de la disciplina en la que supuestamente son expertos. Podrían haber entrado los jueces a valorar el falseamiento del criterio técnico, pero ya vimos que no había ninguna intención de hacerlo. Señal clara de lo que no quieren ver son las cuestiones más puramente formales y administrativas. Si una contradicción lógica, o una falsedad documental fácilmente comprobable, rebotan ante la ceguera voluntaria del tribunal, no es esperable que afinen más en otras cuestiones donde tienen la excusa fácil para no entrar.

Lo que espeluzna, realmente, es pensar que si los jueces recibiesen este caso, con todas sus irregularidades a cuestas, con los votos contradictorios, el abuso de criterio, con la composición irregular del tribunal, con las falsedades en las actas, y les diese la ventolera de resolver en otro sentido, vistas las cuestiones planteadas, por supuesto lo tenían fácil y más que facil, y eso sin tener que recurrir a falacias ni tergiversaciones de la ley ni olvidos ni omisiones ni contradicciones ni absurdos jurídicos. Ni media hostia tenía el caso.

Lo que espeluzna, siendo así las cosas, es la completa arbitrariedad de los procedimientos judiciales en este país— la capacidad de un tribunal para ignorar las partes que le convenga de lo alegado, para saltarse hechos y elementos del expediente, para ofender a la lógica, o para ignorar los asaltos al procedimiento administrativo. Ya no digo a la Filología. Sin que nada tenga consecuencias, a no ser que un elemento externo decida que (vaya, por esta vez) sí surta efecto la ley. Así han actuado los magistrados García Matas, Servera Garcías y Esteras Iguácel al tratar este caso en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Quien así actúa no es un juez justo—se parece más a un Demonio de Maxwell en su actuación selectiva.

O, por si no se me entiende: una ley que funciona o deja de funcionar de modo inexplicable; que resuelve arbitrariamente; que tan pronto considera válido un argumento como lo desestima; que ignora las partes de la demanda que no le interesa ver—una ley que así se aplica, es, como antes, como siempre, la sempiterna Ley del Embudo: la subordinación de la Justicia a criterios e intereses bastardos.

Sabíamos que la Justicia no es una ciencia. También parece claro que en este caso no es un Arte, como no sea un arte de la prestidigitación. Más bien parece, en frase que ya lleva adherida la judicatura española por sus propios méritos, un cachondeo.


(Oposición a cátedra, mangoneo y bendición)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Sábado, 03 de Octubre de 2009 07:10. José Ángel García Landa Enlace permanente. Cátedra


Estamos missing

Buscando información en la página web de la Universidad como si fuese un estudiante extranjero encuentro que estamos missing, y le escribo esto al director del Departamento de Filología Inglesa y Alemana:

Sr Director:

Al consultar la página de la Universidad de Zaragoza que ofrece información para los estudiantes extranjeros,

http://wzar.unizar.es/servicios/inter/faq_en.htm#2

veo que se les dice allí que "la lista de materias enseñadas en inglés no es muy amplia" y a continuación se les proporciona un listado que incluye solamente las asignaturas de la Facultad de Ciencias, sin mención de la licenciatura en Filología Inglesa impartida por este departamento, ni de las asignaturas de lengua inglesa de los diferentes centros (ni siquiera las de la Facultad de Ciencias). Quizá sería conveniente que el Departamento se pusiese en contacto con el webmaster para introducir los cambios oportunos y dar así una información más exacta. También sería conveniente sugerir que se introdujese información sobre las asignaturas impartidas en otros idiomas que no sean el español ni el inglés.

Atentamente,

JOSE ANGEL GARCIA LANDA



Representación e información en la Facultad

Etiquetas: , , , , ,

Domingo, 04 de Octubre de 2009 21:03. José Ángel García Landa Enlace permanente. Universidad


La Ronda de Boltaña en Aínsa








Y en Zaragoza. La del acordeón es mi cuñada Montse. Hoy han bajado los de Aínsa, que ya no sé si los llame los de Boltaña, con Eduardo trabajando ahora allí; y hemos estado en la plaza guitarreando y demás. Antes hemos ido de paseo por el soto del Ebro con los nenes y Beatriz, y he andado como cuando no estaba cojo. De hecho, a Eduardo le he pasado las muletas, por desgracia—a ver si se las pasa a otro pronto, como un mal testigo.

Más vídeos de la Ronda en Sobrarbenses.

Bajo dos tricolores

Etiquetas: , , , ,

Domingo, 04 de Octubre de 2009 21:51. José Ángel García Landa Enlace permanente. Música


Escalando Googles

Vuelvo a batir y de lejos mi record de Google. No sé si este resultado es fiable, pues viene de buscar en esta comparativa de diversos centros de datos de Google: http://www.webrankinfo.com/english/tools/google-data-centers.php

—pero por lo menos explica por qué a veces varía tanto el número de resultados que obtengo para la misma búsqueda. Debe ir unas veces a un centro de datos, y otras o otro centro. Fíese Vd. de Google. Esto parece contradecir su filosofía. En todo caso no he podido reprimirme de hacerle una foto, por si no vuelvo a subir hasta esas alturas:


google



Etiquetas: , ,

Domingo, 04 de Octubre de 2009 22:20. José Ángel García Landa Enlace permanente. Internet


Mi Verona de hoy

domingo 4 de octubre de 2009

Mi Verona de hoy

Hoy practicando hasta que se me agarrota la mano, allí por el minuto 2.05.




Creo que reestrenan este musical en París, pero hasta ahora no me ha llamado ningún agente para el papel del Príncipe.



Mon fils chant3

Etiquetas: , , , ,

Lunes, 05 de Octubre de 2009 17:22. José Ángel García Landa Enlace permanente. Música


Varapalo a la "calidad" de la Universidad de Zaragoza

Es lo que parece traslucirse de los malos resultados en el reciente concurso a las 15 universidades de "Excelencia", del que ha quedado fuera la Universidad de Zaragoza. Una noticia del Periódico de Aragón sobre esta cuestión—que parece que no da lugar a mucho comentario en la página de la Universidad.
http://firgoa.usc.es/drupal/node/44102
Parece que la calidad puede estar reñida con la excelencia: al menos en este caso salimos perjudicados por la política de investigación (que se aplica a todos los niveles) del "tened y se os dará". Estos concursos guiados por el beneficio económico, y por el nacionalismo, introducen un sesgo perverso en las actividades y el rendimiento de la Universidad. Quizá sean también erróneos los intentos de reproducir este tipo de funcionamiento que se promueve a nivel estatal, dentro de nuestra propia institución, y quemar la cantera en aras de unos pocos, con los resultados que vemos.
Por otra parte, no estará mal hacer autocrítica de cara a una mejora auténtica de la calidad. Seguro que a todos se nos ocurre pensar en cosas que funcionan mal en nuestra Universidad. A mí unas pocas: la primera, la tendencia a todos los niveles a echar balones fuera y no cuidar de aplicarse sus propias normas.

con referencia a: Documento sin título (ver en Google Sidewiki)

Etiquetas: , , ,

Martes, 06 de Octubre de 2009 20:29. José Ángel García Landa Enlace permanente. Universidad


Desarrollo cerebral

Una de Oscar. Al salir del cole, le digo:

—Oye, vamos a pasar un momento por el kiosco, por si ha salido alguna cosa que yo necesite.

(Es que me compro bastantes libros de series coleccionables...)— y me dice Oscar:

—¿Algo que necesites, o más bien algo que quieras?

—Muy bien dicho, chaval, ¡touché! A ver si siempre tienes tan buen criterio, y que te dure esta buena cabeza para distinguir las cosas como son de verdad.

—Yo creo que es cosa de tu ordenador, que me ha producido un gran desarrollo cerebral.

(Todo esto, no crean, es sólo para que le deje jugar al Spore...).


Etiquetas: ,

Martes, 06 de Octubre de 2009 20:39. José Ángel García Landa Enlace permanente. Nenes


Retrotracción? —Vade retro

No he dicho retractación, que de eso nada. Me refiero una ficción jurídica que, como sucede a veces con los cuentos y ficciones, es verdad. La define así el Diccionario de la Real Academia:

retrotracción. f. Der. Acción y efecto de retrotraer.
retrotraer. tr. Fingir que una cosa sucedió en un tiempo anterior a aquel en que realmente ocurrió, ficción que se admite en ciertos casos para efectos legales. Ú. t. c. prnl.


Otra acepción es narratológica: "2. Retroceder a un tiempo pasado para tomarlo como referencia o punto de partida de un relato. RETROTRAJO su relato a los primeros años de su estancia allí. Ú. t. c. c. prnl. SE RETROTRAJO a los tiempos de su infancia." También tiene que ver con la retroacción, un proceso físico-evolutivo del que también a veces hablamos aquí—pero la acepción que nos preocupa hoy es la legal.

El asunto es que por sentencia judicial se ha anulado la normativa propia que viene aplicando nuestro departamento desde 2007—de hecho desde 2005, pero es en 2007 cuando el caso llegó a los tribunales. Recurrimos la aplicación de esa normativa que hacía exigible pertenecer a grupos de investigación financiados para poder impartir docencia en máster o para dirigir una tesis (cosa inaudita hasta ahora en la universidad española).

Bien, la normativa era ilegal, y el POD del 2007 que se hizo de acuerdo a ella, y el del 2008, también. (Si nos pusiésemos a retrotraer más allá de lo que dice el juez, serían también ilegales todas las actuaciones en Postgrado que han seguido la misma lógica de grupos desde que a la Dra. Onega se le ocurrió esta idea en 2005). La sentencia del juez era relativa a un pleito sobre el POD de 2007, y anula la normativa que se creó para tomarlo (unos famosos puntos 2.3.2 y 2.5.2, que mencionaban el criterio de pertencia a grupos de investigación), así como sus aplicaciones y efectos. Resuelve el juez, y ordena el Rector,

- anular el acuerdo de 4-6-2007 que incorpora el criterio anterior y el de 3-7-2007 que excluyó impartir docencia a los recurrentes en Master, y todos los posteriores que se apoyen en éstos.
- Retrotraer el procedimiento para que se resuelva la petición de docencia de los recurrentes con base en los criterios de prelación no anulados de la resolución de 3-4-2007 y sin que puedan ser excluidos de la docencia en virtud del punto 2.3.2. ni por medio del ’criterio de prelación’ del 2.5.2, ambos anulados.


Indignados estaban, los catedráticos, porque vengan a "aplicarles la ley de fuera" en lugar de la que se hacen ellos, y por el tiempo que les hacemos perder, dicen, haciendo intervenir a jueces que no entienden nada de nada de la universidad, y no les dejan campar a sus anchas...

Pues bien, el Departamento ha resuelto no ejecutar esta resolución del juez, y sólo modificar la normativa para su aplicación futura. Así que a esa parte de la sentencia del juez (la retrotracción) no se obedecerá. La idea, claro, es alegar es que se obedece a todo lo que es posible obedecer, pero no a una modificación del pasado, como sería rehacer y reasignar el POD de 2007 y 2008 (planes ya impartidos).

La propuesta la ha hecho el Dr. Deleyto, que no cree en la existencia de la retrotracción: elocuentemente nos ha dicho que no vivimos en un mundo de ciencia-ficción, que ésta le gusta en el cine (no sé si estaría pensando en Inglorious Basterds) pero que en la realidad nunca se puede modificar el pasado. Algunos otros profesores también han manifestado la imposibilidad de que una sentencia judicial modifique actuaciones administrativas ya pasadas. Y como se ha sometido a votación democrática ha ganado la propuesta commonsensical del Dr Deleyto, que no se sabe si aplica la orden del juez o más bien la corrige retroactivamente.

Lástima una aplicación tan insensata de tan buen sentido común. Vaya, yo creía que no sólo los jueces, sino también los humanos de a pie, no hacemos otra cosa que modificar la historia, y que el pasado nunca volverá a ser lo que era. Me parece que tendrán que estudiar estos señores profesores un poco más de metaficción historiográfica, de la de andar por casa no más. Ah, y obedecer las sentencias judiciales, parezcan absurdas o no, como nos toca a todos. Luego, si quieren, siempre pueden comentarlas.


Servicio público

Etiquetas: , , , ,

Miércoles, 07 de Octubre de 2009 12:03. José Ángel García Landa Enlace permanente. Departamento


Me readmiten al Doctorado

Casi me olvido de comentar otro episodio del consejo de departamento de ayer. No de buena gana, me readmiten al programa de Doctorado de Filología Inglesa, del cual me expulsaron en 2006

He sido readmitido por orden judicial, contra la voluntad de la dirección del Departamento y su consejo, y sobre todo contra la de la coordinadora del programa, la Dra. Susana Onega, que es la que promovió la idea de reservar el Doctorado para los miembros de los equipos de investigación. De hecho esta misma orden la dio el Rectorado en 2006, aunque el Departamento decidió no cumplirla—y la Dra. Onega declaró inexistente esa orden, en un episodio de antología. Ante la resistencia del Departamento, que tiene alta tendencia a volverse un corronchico con leyes propias, llegó la cosa a contencioso administrativo, y hoy se me han tenido que comer con tomate.

La Dra. Onega, con todo su rostro, sugería poner detrás de mi nombre "admitido por imperativo legal", la famosa frase batasuna. Por lo menos le han recordado que por imperativo legal están ahí todos. Esta vez se ha aceptado cumplir al menos de entrada la orden del juez y del Rector... si bien con apostillas y pies de página, aludiendo a la prioridad de los grupos de investigación subvencionados—pequeños tentaculillos que empiezan a crecer para hacer esta orden inoperativa en la práctica, en cuanto sea posible. 

Soy consciente de que las victorias en este terreno son pírricas: con todo el departamento, o al menos sus Fuerzas Vivas (que muertas hay muchas), a la contra, a ver quién es el guapo del alumno  que se atreve a hacer una tesis conmigo... Mientras no haya una quiebra en la dinámica sectaria de este departamento, no hay nada que hacer. Y no sé si este tipo de choques con el riáliti prínsipol hacen reflexionar a los juramentados, o todo lo contrario. Desde luego, ayer no hubo ni asomo de desencastillamiento—y queda cada vez más claro que los que se hacen los tontos, diciendo que no saben, que en realidad no entienden las leyes, que ya hablará el Rector, que ellos no quieren perjudicar a nadie, sino garantizar la calidad del programa, etc... en realidad son bastante listillos. E interesadillos.

Pero bueno, mal que bien, se vieron obligados a incluirnos. Y todos nos pirramos por una victoria, aunque sea pírrica. Las victorias pírricas las ganó Pirro—¿no?  Pues vae victis; menos da una piedra.

Por cierto, han aprobado ya en Consejo de Gobierno el Grado de Estudios Ingleses. Veremos qué aventuras nos aguardan por allí.



PS: Votos particulares presentados al Consejo de Departamento de ayer—con tres firmas.  Muchas más optan por otras vías.

Asunto: Voto particular contra actuación de Consejo de Departamento de fecha 6/10/09 (Punto 1).


Los abajo firmantes, profesores Titulares de Universidad del Departamento de Filología Inglesa y Alemana, manifestamos nuestro voto particular contra la decisión adoptada sobre el punto 1.3 del Orden del Día del consejo extraordinario de fecha de 6/10/09.

Teniendo en cuenta que el asunto a tratar es ejecutar la orden del Rector relativa a la ejecución de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 relativa al programa de Doctorado de Filología Inglesa:

1) Emitimos voto negativo a la pregunta del Director sobre si procede o no procede tratar el punto 1.3 del Orden del Día. 

2) Emitimos voto negativo a los criterios específicos de "garantía de la Calidad" propuestos por la Dra. Onega, y aprobados por el Consejo.

El sentido de nuestro voto es que con estos "procedimientos de garantía de la calidad" el Departamento limita el alcance de la ejecución de la sentencia y de la orden de ejecución del Rector, aludiendo una vez más al carácter prioritario de la pertenencia a grupos de investigación en el Doctorado, un criterio cuyo uso abusivo dio lugar a esta sentencia.

Zaragoza, 7 de octubre de 2009


José Angel García Landa    et al.






Asunto: Voto particular contra actuación de Consejo de Departamento de fecha 6/10/09 (Punto 2).

Los abajo firmantes, profesores Titulares de Universidad del Departamento de Filología Inglesa y Alemana, manifestamos nuestro voto particular contra la decisión adoptada sobre el punto 2 del Orden del Día del consejo extraordinario de fecha de 6/10/09, y contra los mismos términos en que se ha planteado esta votación, a propuesta del Dr. Celestino Deleyto.

El sentido de nuestro voto es que el asunto a tratar era dar cumplimiento a la orden del Rector relativa a la ejecución de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2, sobre la docencia de Máster.

Sin embargo, la votación sobre el punto 2.1 se ha planteado en términos que invitan a ejecutar la sentencia parcialmente, en lugar de "ejecutar la sentencia en sus propios términos" según dicta la orden del Rector.  Es de notar que estos términos ni siquiera se quisieron conocer en la reunión, donde ofrecimos el texto de la sentencia del Juez y no se aceptó su lectura. No se ha ejecutado el punto 4 de la ejecutoria del Rector, relativo a la retrotracción del procedimiento, aplicable al POD del Máster de los años 2007 y 2008: de hecho este punto de la orden está excluido del Orden del Día de la convocatoria del Consejo, cuya copia adjuntamos. Únicamente se ha modificado la normativa para su aplicación desde el POD 2009/10. De hecho los Dres. Onega, Deleyto y Martínez desacreditaron la idea misma de que sean posibles las retrotracciones en el procedimiento administrativo.

Entendemos que no es votable por el Consejo la propuesta de no ejecutar una parte de la sentencia cuya ejecución se ha ordenado. Nos oponemos a que se someta a votación porque consideramos que el Departamento no tiene que matizar la aplicación de la sentencia, sino ejecutarla según la orden del Rector; es decir, se debe retrotraer el procedimiento a su estado en 2007, cambiar los criterios anulados porque no se ajustan a derecho y aplicar los no anulados correctamente, en todos los actos subsiguientes en que los criterios anulados se hayan aplicado/utilizado mal hasta la fecha.

Nuestro voto en contra se refiere tanto al hecho mismo de proponer una votación sobre este particular, como al acuerdo resultante de la misma.

Zaragoza, 7 de octubre de 2009


José Angel García Landa    et al.


Etiquetas: , , , , , , , , ,

Miércoles, 07 de Octubre de 2009 20:16. José Ángel García Landa Enlace permanente. Departamento


Política de comentarios

Quizá ahora que llevo los comentarios cerrados unos días (por desinfección antitroll) sea el momento de aclarar mi política de comentarios. Responderé a los comentarios que vayan firmados, y sean correctos y razonables, disientan o no de mi opinión. No responderé a los comentarios anónimos que sean malintencionados, ofensivos o estúpidos. Si son anónimos y razonables, en principio también los responderé; e incluso sin van firmados y son estúpidos o poco razonables; esto ya lo valoraré en cada caso sobre la marcha. A los que sólo busquen bronca, trolls con firma o sin ella, los borraré o, en los blogs que no administro, los ignoraré.

Mi último ataque de un troll viene de un individuo o ectoplasma poco recomendable que en alguna ocasión ha firmado con correos que señalan a C.M.S., de Zaragoza [pasado un año, lo dejo en las iniciales]. Aquí lo borraremos o ignoraremos, mayestáticamente, en cuanto aparezca. A menos que adopte la falsa identidad de una persona bien educada y razonable, algo que me parece difícil, pero que le recomiendo que intente por si algo se le pega. Para más datos, es de la cuerda aragonesa-nacionalista, de esos que se creen que deberían ser hablantes de aragonés, ellos y el vecino también. Este personaje, al que no conozco y espero no conocer, ha ido más allá de molestar, provocar o hacer el pelma en mi blog. Me ha dirigido escritos que rezuman un odio abyecto, insensato y desmedido hacia mí—hacia mi persona en concreto y todo lo que pienso y soy y hago y digo—tanto que no puedo sino constatar que con ellos se ha declarado enemigo mío.

Bien, espero no tener que hacer aquí una lista de mis enemigos, y quiera Nuestro Señor que todos sean tan faltos de talento como éste—pero lo digo por que la gente sepa a qué atenerse cuando lean comentarios de este sujeto y de sus pseudónimos, que sin duda seguirán apareciendo por aquí y por otros sitios.

__________

8 de octubre

PS: Bien, siguiendo la pista a direcciones de correo y sitios web con con nombres falsos, llego a identificar a este troll como C. M.—nacionalista aragonés y versado en informática.

Observo, buscando por la red, que tenemos a C. M. C. que se presenta como [¿antiguo?] "responsable de seguridad del Gobierno" autonómico, y tiene diversos blogs, twitters, flickers y demás. Es, según entiendo, responsable de un círculo de nuevas tecnologías en un partido nacionalista. ¿Será un caso de blanco y en botella?

Ruego a C.M.C. que, si no es el bellaco cobarde que me ha estado dirigiendo anónimos insultantes, por favor nos lo aclare. Y si lo es, que se atreva a enviarme los insultos con su nombre, y a hacerse responsable de ellos. Le estaría feo a un responsable de seguridad del gobierno ser un troll, de los de manual. Y a cualquier persona le estaría feo insultar desde el anonimato, y luego no dar la cara cuando le descubren. Un retrato público, por favor.

__________

9 de octubre

Recibo un comentario en Vanity Fea, con enlace a uno de los blogs aludidos. Muchas gracias a C.M.C. por atender a la aclaración que le solicitaba. Hablo con C.M.C. por teléfono, y me asegura, muy amablemente por cierto, que no es él ese supuesto C.M. que me ha estado enviando anónimos babosos. (Ah, y que en el partido es sólo militante de base, sin los cargos que yo había visto en alguna web atrasada). Tampoco es él el "Carlos" que firmaba comentarios en este post de Purnas en o Zierzo con un patito amarillo. Así que asunto zanjado por ese lado, pues me temo que hemos sido los dos víctimas de un troll lenguaraz. Que por cierto no ha vuelto a manifestarse después de la cuarentena, y esperemos que así siga. No sé si por Purnas seguirá tan pancho el del patito. Dice C.M.C. que no es la primera vez que un troll lo suplanta o le busca líos. Quizá lo mejor sea ignorar toda comunicación con anónimos o con perfiles no identificados, para evitar estos casos en la medida de lo posible.

Ah, y no participar en blogs con administradores que dan cobijo a los trolls.

(Dejo los nombres en iniciales por atender la petición de C.M.C., que venía encontrándose a sí mismo con demasiada frecuencia en este post en las búsquedas de Google).



Manifiesto antitroll

Etiquetas: , ,

Jueves, 08 de Octubre de 2009 13:44. José Ángel García Landa Enlace permanente. Netiqueta


Abajo el canon digital

A photo on Flickr

Es un abuso sin precedentes que no toleraría (espero) ningún gobierno que no fuese de esta cuerda. A ver quién encuentra un comentario favorable a la SGAE en este sidewiki.

con referencia a: Sociedad General de Autores y Editores (ver en Google Sidewiki)

Etiquetas: , , , ,

Viernes, 09 de Octubre de 2009 16:04. José Ángel García Landa Enlace permanente. sin tema


La red social de Hitler

Jeje, algunos, hasta que no se lo mande Hitler, no se abren un blog...




Exactamente en el centro del mundo

Etiquetas: , , ,

Viernes, 09 de Octubre de 2009 23:41. José Ángel García Landa Enlace permanente. Humor


Topsight

Cuántos sentidos ocultos pueden encontrarse en las cosas. Pero que puedan encontrarse no es garantía de que se encuentren. Ni siquiera de que estén allí: siempre podemos ser víctimas de una crisis de apofenia. Pero haberlos haylos, como hay programas de los Simpson por el aire transparente de la mañana. En realidad todo en el mundo es un mensaje secreto, pero hace falta tener la clave de la lectura, o el decodificador. Que algo esté allí, ante la vista, no es garantía de que se vaya a ver. Consúltese La Carta Robada—u otros relatos de detección. Pero si ha de poder decirse que está allí, el sentido, debe estar allí para alguien— aunque sea sólo para el narrador, o para el emisor, o para el trazador de oscuros planes. Nadie ve todo lo que hay—ni el plan detrás del plan—lo más que podemos decir, normalmente, es quién ve más, quién ve menos, en un sitio y un momento dados, sobre el tema que ocupa nuestra atención. Quién ve menos, a veces es obvio. Por las opciones que elige—cuando son previsibles, estúpidas, o controlables. Quién domina, perspectivísticamente, la parte de la situación en la que estamos... eso sólo puede saberse cuando descubrimos que hay otro que estaba viendo más que nosotros. Por ejemplo, que estaba viendo que no veíamos que veía.

En este caso, aunque no hay nada más odioso para la sabiduría que un exceso de ingenio, pensé que sería una lástima no dejar una pista.

—Un dessein si funeste, S'il n'est digne d'Atrée, est digne de Thyeste.


Todo es un código secreto

Etiquetas: , , ,



Narratology: An Introduction

A photo on Flickr

domingo 11 de octubre de 2009

Narratology: An introduction

Cada día se mueve algo que nos atañe por la rwebd, y al seguimiento de esas cosas dedicamos bastantes artículos de este blog. Hoy aparece, por gentileza o descaro de un tal "El Cuchillero", este libro coeditado con Susana Onega en 1996, Narratology: An Introduction.  Bueno, trocitos de él todo lo más, con lo que ahora hay un recorte de los recortes originales. Es una selección de textos sobre teoría narrativa de la segunda mitad del siglo XX. Con una introducción larga que escribí yo; la Dra. Onega escribió las introducciones a cada una de las selecciones—si bien todo todo se revisó conjuntamente. Es el único libro que me dio en su tiempo unos pequeños ingresos por derechos de autor, y los sigue dando, si bien son microscópicos, y a nadie recomiendo que intente ganar dinero con libros académicos (aunque siempre hay quien lo hace). Y menos ahora, puesto que cualquiera puede colgar tu libro en Scribd, como han hecho en este caso... a trozos.
Narratology- An Introduction- Onega, Susana/García Landa, José Ángel

Ya existía este libro en edición electrónica, pero no gratuita, en Questia Media. En Google Books lo tienen, pero escondido, y sólo enseñan recortitos. Y en Amazon lo venden (o no) por 210 dólares, que es una pasta. Tiene allí una reseña buena y otra mala. Me pregunto (y me contesto que no) si alguien de la editorial se molestará en pedirle al Cuchillero que descuelgue lo colgado.

The Dynamics of Narrative Form

Etiquetas: , , , , ,

Martes, 13 de Octubre de 2009 00:17. José Ángel García Landa Enlace permanente. Semiótica


Biescas y Zaragoza

lunes 12 de octubre de 2009

A photo on Flickr

Biescas y Zaragoza

Como Zaragoza está en fiestas, yo estoy en Biescas con los chavales. Igual llega a haber un millón de personas en Zaragoza con las fiestas, así que no creo que nos echen de menos. Trasteando por la red, me sorprendía ayer con el resultado de búsqueda que obtengo en el buscador éste nuevo de Microsoft, Bing. Autobuscándome así con comillas que es lo que hay que hacer, "José Angel García Landa", me salen más de un millón de resultados de búsqueda. Muchos más que en Google, donde según los días paso de cien mil. "Será que es aún Beta, jeje..." me dice Álvaro para jorobarme. Y ciertamente no entiendo esta diferencia. También es un abismo de diferencia con la cifra de resultados que obtiene un "profesor típico", un titularcillo como yo pongamos, que no esté en la jet set académica. Modestia aparte, como siempre, quiero decir que tengo muchos más resultados, pero muchos más, de los que se tienen habitualmente en mi ecosistema académico. Vamos, como la diferencia entre Biescas y Zaragoza, suponiendo que en Biescas haya hoy mil personas y en Zaragoza un millón. Por verlo gráficamente, a puntito por mil personas (o por mil resultados de búsqueda):

Esto son mil personas:

.


Y esto son un millón de resultados, a mil el puntito:

..........................................................................................

..........................................................................................

..........................................................................................

..........................................................................................

..........................................................................................

..........................................................................................

..........................................................................................

..........................................................................................

..........................................................................................

..........................................................................................

Son muchos, ciertamente. Sobre todo para una búsqueda de cuatro palabras exactas. Google, que no está en versión beta, me da menos resultados; hoy en concreto muy poquitos, a veces está tonto. Pero créanme, plantarse en cien mil resultados, o en un millón, lleva trabajo, así que, excepcionalmente, me permito la satisfacción de estas inmodestas comparativas.

Google&Me

Etiquetas: , , ,

Martes, 13 de Octubre de 2009 10:21. José Ángel García Landa Enlace permanente. Internet


Entrevista con el Rector (El Periódico)

El Rector de la Universidad de Zaragoza comenta la situación de la Universidad tras su "segundo puesto" en el concurso de aspirantes a Universidad de Excelencia. Quizá la Universidad debería colocar algunas noticias destacadas como ésta en la sección de "Novedades" de su página.
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=530725

con referencia a: Documento sin título (ver en Google Sidewiki)

Etiquetas: , ,

Martes, 13 de Octubre de 2009 17:04. José Ángel García Landa Enlace permanente. Universidad


Todos out of Africa

A photo on Flickr

Es educativa la idea de que todos los humanos procedemos de Africa, que somos descendientes de emigrantes africanos, ahora que tantos problemas se plantean a España, y a Europa, con la emigración africana. Tiene, como poco, una cierta ironía, aunque no sea labor de los paleontólogos superponer contextos de esta manera. No sabemos, ni probablemente sabremos jamás, si eran africanos y negros, pero no sería de extrañar. Y qué difícil ha sido siempre, salir de África, menos cuando se salía obligado y arrastrado.
Con referencia a: Los orígenes de nuestra especie | elmundo.es (ver en Google Sidewiki)

De todos modos, otro aspecto de esta noticia sería a destacar. Llevan los científicos mucho tiempo negando la existencia de razas humanas, posiblemente en un ejercicio de buenismo exagerado. Los análisis de parentesco genético llevarán, supongo, a una puesta en perspectiva de esta cuestión de la raza—por ejemplo, los 14 "grupos ancestrales" que menciona el artículo de Eudald Carbonell. También tiene otra traducción la idea de que "la mayor diversidad genética existe en África": a saber, la idea de que, en general y panorámicamente hablando, son las razas africanas las que, después de todo lo dicho, son más diferentes del resto de la humanidad, y están más lejanamente emparentadas con los demás grupos humanos. Ese sería el reverso de la moneda. Por tanto, es aconsejable mantener las cuestiones en perspectiva y saber que cuando hablamos de diversidad genética y de orígenes, hablamos de eso y no de otras cosas. Por muchas ironías que parezcan sugerirse.

Por otra parte, la datación del origen del Homo sapiens en 160.000-200.000 años plantea el interrogante de qué sucedió para que, después de cien mil o ciento cincuenta mil años sin rastro de cultura simbólica, apareciera ésta en unas poblaciones de esa misma especie, "ya evolucionadas" hacia la humanidad actual... ¿desliga esto un tanto la evolución cultural de la evolución biológica?

Etiquetas: , , , , , , , ,

Miércoles, 14 de Octubre de 2009 20:30. José Ángel García Landa Enlace permanente. Evolución


Casa-2 en la ría

Casa-2 en la ría

beaenb

Tras mucho estudiar el terreno, el panorama y el real estate, por las rías altas y por las rías bajas, en el último momento de las vacaciones se decidió la cosa: comprar un piso en las rías bajas, concretamente en la de Pontevedra. Ya ha tenido lugar la Transacción, y está comprado el piso, con su trocito de mar que se ve... claro que no se va a ver toda la mar sagrada.

Tiempo tendremos de ir pagándolo, esperemos. Mientras habrá que reformarlo, e ir engordando al banco, ayudándole a remontar su crisis, pobre. Es deporte occidental. Menos mal que, como me dijo un ejecutivo bancario una vez, dinero no tendré, pero tengo una gran capacidad de endeudamiento. Hoy ya menos.

Viajes largos

Etiquetas: , ,

Jueves, 15 de Octubre de 2009 07:13. José Ángel García Landa Enlace permanente. Personales


Típica Españica, típico Aragón

A photo on Flickr

Sobre el concurso de las universidades al "Campus de Excelencia". Dice el Diario Vasco: "había en la comisión vocales de las universidades de Córdoba, Autónoma de Madrid, Complutense, Zaragoza, Politécnica de Valencia y Politécnica de Madrid. Con la excepción de Zaragoza, todas ellas han resultado premiadas. Con toda justicia, eso seguro."

¿Se desprende acaso un cierto tufillo a cuento chino o a "ayuda mutua" de amigos, hoy por tí mañana por mí, en este rollete de la excelencia y la calidad?


Entrevistas con el Rector (El Periódico)

Etiquetas: , , ,

Jueves, 15 de Octubre de 2009 11:12. José Ángel García Landa Enlace permanente. Universidad


Cultura popular, literatura y traducción

Cultura popular, literatura y traducción


Segunda parte de la reseña del libro New Trends in Translation and Cultural Identity, ed. Micaela Muñoz-Calvo, Carmen Buesa-Gómez, y M. Ángeles Ruiz-Moneva (Cambridge Scholars Publishing, 2008). (I. Cultural Identity, Ideology, and Translation; II. Popular culture, literature and translation; III. Translating the Media: Translating the Culture; IV. Scientific Discourse as Cultural Translation).

Abre esta segunda parte Karen Seago (London Metropolitan U), que continúa su estudio de las traducciones de los cuentos de Grimm al inglés, en "Proto-Feminist Translation Strategies? A Case Study of 19th Century Translations of the Grimm Brothers' 'Sleeping Beauty'" (165-84). Estudia los sentidos localizados que adquieren las traducciones, con matices propios que les dan una especificidad histórica, en sus presupuestos culturales o sus actitudes genéricas. La perspectiva es feminista, siguiendo a Luise von Flotow: "Como la mujer, la traducción es un término negativo o infravalorado en un conjunto de oposiciones binarias en las que la masculinidad o el autor se asocian a la producción crativa y original, y las mujeres o los traductores a la imitación, a la reproducción" (165—traducciones mías). Frente a eso, la perspectiva feminista enfatiza el aspecto creativo de la traducción. Flotow identificaba una serie de estrategias traductológicas feministas—alguna de las cuales, por cierto, si bien pueden serlo típicamente, no lo son definitoria ni exclusivamente: el uso de prólogos y explicaciones de la intervención, la visibilización del trabajo de la traductora, el "secuestro" del texto exponiendo o saboteando sus ideas patriarcales, o transformando y corrigiendo éstas. Seago también matiza o modera las tendencias totalizantes de lo que podría ser un feminismo simplista o dicotómico, siguiendo a Massardier-Kenney, que propone también una serie de estrategias de traducción feministas, ya sea basadas en el autor o en el traductor. Con estos presupuestos teóricos se analiza un texto de la tradición "hostil" al feminismo (o viceversa), un texto patriarcal convencional como "La Bella Durmiente". Se comparan las traducciones de "La Bella Durmiente" de Matilda Louisa Davis (1855) y de Louisa Crane (1882) y sus respectivas elecciones y estrategias de traducción. Las traducciones no son declaradamente feministas, pero sí se aprecian intervenciones en el texto, y elecciones traductológicas, que refuerzan el papel de la mujer en el relato o debilitan ciertos presupuestos patriarcales del original. Crane, en particular, enfatiza la agentividad de las figuras femeninas o evita las construcciones gramaticales o elecciones léxicas que les atribuyan pasividad. La relectura de Grimm que hace Davis es menos pronunciadamente feminista, o más influida por el discurso entonces dominante sobre la mujer. Seago contempla estas opciones con referencia al debate sobre la naturaleza y el papel de la mujer, en la época victoriana, su complementariedad con respecto al hombre o su autonomía personal, y sobre cuál había de ser su papel en la esfera pública. Los detalles apreciados por Seago, y la modulación de una perspectiva y agentividad femenina, sólo se hacen visibles comparativamente, sobre la base de un estudio de diversas versiones del mismo texto.

Silvia Molina (Universidad Politécnica de of Madrid) escribe sobre "Conexiones perdidas: reescribiendo el feminismo anglonorteamericano en español ("Missed Connections: Re-Writing Anglo-American Feminism into Spanish", 185-93). Es un comentario de primera mano sobre la experiencia de la autora traducir un sustancial volumen de teoría feminista, Feminisms, A Reader (ed. Sandra Kemp y Judith Squires, Routledge, 1997), que incluye 85 textos representativos. Se comentan especialmente los conflictos inherentes al uso y traducción del género gramatical, un fenómeno que pone de manifiesto la dimensión interpretativa e ideológica de la traducción. También comienza la autora comentando las diversas estrategias de traducción relevantes desde una práctica feminista de la misma, y que se superponen al conjunto de problemas de transvase y adaptación culturales entre el original y la traducción: "las traductoras feministas repiensan no sólo la identidad cultural sino la genérica, dejando de lado las nociones 'naturales' preconcebidas" (186). A pesar del interés del tema, la orientación y redacción de este capítulo es sin embargo un tanto desorganizada e inconclusiva, y se encuentran traducciones discutibles o erratas ortográficas, como cuando se traduce una frase con estos acentos: "... nuestro deseo no-coercitivo de follar, cómo, cuándo, dónde elijamos".

La contribución de Ayse Banu Karadag (Universidad Técnica de Yildiz, Turquía) debe contemplarse en el contexto de la actual tensión entre occidentalización y tradicionalismo islámico en Turquía, y con el trasfondo de la influencia creciente del integrismo islamista. Versa sobre "La ideología religiosa y las traducciones de Robinson Crusoe al turco (otomano y moderno)" ("Religious Ideology and the Translations of Robinson Crusoe into [Ottoman and Modern] Turkish", 195-216). Aparte de ofrecer información bibliográfica al respecto, se centra en la traducción o adaptación de la obra de Defoe por el integrista Ali Çank1r1l1. Frente al Robinson heredado por la tradición turca, representante del hombre ilustrado occidental, este autor islamiza al personaje y a la obra—y comienza por presentarla como una deformación de Hayy Ibn Yaqzan de Ibn Tufail (a veces conocido en España como El Filósofo Autodidacto de Abentofail o Abubacer). La traducción reorienta el texto en múltiples aspectos, promoviendo la ideología del autor, en el seno de una casa editorial influida por el movimiento islámico Nur. Aun siendo informativo, este trabajo es muy elemental desde el punto de vista traductológico y del análisis de las ideologías, y se echa de ver que la autora no sólo escribe "con prudencia" sobre el fundamentalismo, sino que está todavía iniciándose en la redacción de trabajos académicos. Esto último sucede también con otras contribuciones de académicos jóvenes a este volumen.

Mª Isabel Herrando Rodrigo, de la Universidad de Zaragoza), escribe sobre los avatares traductológicos de otro clásico inglés del XVIII: en este caso, Los viajes de Gulliver y sus adaptaciones infantiles, en "A Reflection on Adaptations of Gulliver's Travels for Children and Teenagers in Spain During the Last Half of the 20th Century" (217-36). Es conocido el curioso destino de esta obra sarcástica e irónica, convertida en inofensivo cuento para niños. Herrando observa fenómenos como la simplificación o selección de episodios, la reutilización del mismo texto traducido, pero con distinto aparato crítico y editorial, para su orientación a diversos tipos o niveles de lectores, o las versiones simplificadas para su uso en clases de inglés: todo con atención a elementos paratextuales, como ilustraciones, notas, etc. Lo que yo subrayaría es que (todo lo característico de) Swift se pierde por el camino, y las traducciones se quedan con la anécdota o el episodio pintoresco, y queda sin traducir la auténtica aportación del autor. Son consecuencias de la muerte de éxito.

Maurice Frank O'Connor (Universidad de Cádiz) trata sobre el novelista anglo-nigeriano Ben Okri y su papel como mediador cultural ("Ben Okri as Cultural Translator", 237-47). La "traducción" se refiere aquí no literalmente a un transvase lingüístico que da lugar a un texto traducido a partir de un original, sino al elemento de mediación e interpretación cultural tan importante también en las traducciones propiamente dichas entre textos de orígenes culturales muy dispares, y que a menudo pasa desapercibido en la conceptualización de la traducción como un mero transvase de palabras y expresiones lingüísticas. Los textos de Okri son un ejemplo de los textos "multiculturales" de la segunda mitad del siglo XX, que cuestionan el etnocentrismo de las anteriores representaciones de Africa o el oriente recibido a través de una perspectiva imperialista y eurocéntrica. Suponen también una reapropiación y legitimación de la cultura nativa en sus propios términos. Se plantea, claro, la cuestión de la lengua, pues estas nuevas representaciones se articulan en el caso de Okri, Rushdie, o Achebe, en inglés—la lengua colonial. Hay un ejercicio por tanto de modelaje o reapropiación lingüística, en "un inglés nuevo, todavía en comunión plena con su hogar ancestral pero alterado para adecuarse al nuevo entorno africano", tal como lo expresa Achebe (1975). El desarrollo narrativo de The Famished Road de Okri se articula en torno al motivo del abiku, un niño-espíritu que recorre el mundo de los vivos y de los muertos. A diferencia del elemento mágico de los "hijos de medianoche" de Rushdie, en este caso el motivo se basa en una creencia con raíces en la conciencia colectiva nigeriana. A la vez Okri readapta muchos episodios de la Odisea, dándoles un correlato en la experiencia del protagonista Azaro, y efectúa así una mediación entre dos tradiciones mítico-narrativas. Es especialmente interesante este punto de encuentro en tanto que, como señala O'Connor, la obra de Homero representa un crucial punto de encuentro en Occidente entre la oralidad mítica tradicional y la nueva poesía escrita—en términos de W. Ong, "marcó el punto de la historia humana en el que interiorización profunda de la escritura alfabética se enfrentó directamente con la oralidad" (1982: 24). La escritura de Okri también asimila la oralidad africana, a la vez que entabla este diálogo con la tradición occidental—y crea así un complejo genérico para la modernidad africana, "una nueva mitopoética Afro-moderna que habla desde una inscripción migratoriamente ubicada" (O'Connor 243). También la figura de Don Quijote y su mundo paralelo de encantamientos halla su correlato, y es un influencia explícita en Okri. La obra de Okri es pues un complejo acto de intermediación postcolonial: "La reactivación del saber indígena a través de un canon occidental se vuelve así un acto de traducción cultural más que una simple re-evaluación de una determinada tradición cultural" (244), y supone una dignificación y promoción de la tradición africana nativa, frente a los presupuestos unidireccionales del colonialismo cultural europeo. Pero los efectos postcoloniales se producen en diversas direcciones: y así el artículo termina en otra nota, con unos apuntes de crítica a la promoción de los escritores "internacionales" como Okri, autores "culturalmente autotraducidos" por así decirlo para buscar un público más amplio, mientras se descuida totalmente la traducción de quienes promueven su cultural local escribiendo en las lenguas nativas minoritarias o culturalmente marginadas. Es la postura crítica asociada a Ngugi wa Thiong'o (otro "autotraducido", por cierto). Las decisiones comerciales de las grandes editoriales y la política de los premios literarios acaban modelando la recepción y el eco internacional de un tipo determinado de producción literaria "local".

# Muñoz-Basols, Javier. "Translating Sound-Based Humor in Carol Weston's With Love from Spain, Melanie Martin: A Practical Case Study." 249-66.


# Valero Garcés, Carmen. (U of Alcalá)). "Forging African Identity through Literature and Getting to Know It Through Translation." 267-87.


# Ráez Padilla, Juan. (U de Jaén). "Seating at the Head of the Literary Table: Seamus Heaney's Countercultural Redress in Beowulf: A New Translation." 289-98.


# Zarandona, Juan Miguel. (U of Valladolid). "Silver Shadow (2004): The Arthurian Poems of Antonio Enrique or the Different Reception of a Translation and a Self-Translation." 299-309.


Traduciendo los medios de comunicación: Traduciendo la cultura

Etiquetas: , , , , , , ,



Microblog de septiembre

A photo on Flickr


Casi se me pasa archivar el imprescindible microblog, que se me va destruyendo a los cien posts... lo recupero de Facebook, no sé para qué, si allí lo tengo almacenado. Será que no me fío y me parece que Facebook le pertenece a Facebook.

30 sep 09, 19:53
JoseAngel: Sobre "aragón surrealista" y las lenguas de Aragón: http://www.purnas.com/2009/09/25/aragon-surrealista-la-tristeza-de-ser-de-aqui/comment-page-1/#comment-10299
29 sep 09, 16:00
JoseAngel: Fichando el JOURNAL OF LITERARY THEORY. Algunos artículos están en versión gratuita: http://www.jltonline.de/index.php/articles/article/view/64/256
29 sep 09, 12:02
JoseAngel: Comentario a la videoconferencia de Tallis: http://vimeo.com/2828050#comment
29 sep 09, 10:40
JoseAngel: Más sobre "la foto": http://sepuedevivirmejor.blogspot.com/2009/09/la-foto-de-las-hijas-de-zapatero.html#comment-form
28 sep 09, 20:34
JoseAngel: Raymond Tallis en On the Human: http://onthehuman.org/humannature/
27 sep 09, 12:10
JoseAngel: Nuevo autorrécord: 136.000 Googles. http://www.google.es/search?hl=es&q=%22jose+angel+garcia+landa%22&as_qdr=all&btnG=Buscar&meta=
27 sep 09, 11:25
JoseAngel: Land Rover Defender de Ivo: http://ivoeldibujante.blogspot.com/2009/09/land-rover-defender.html
26 sep 09, 17:26
JoseAngel: Órdenes con retraso: http://firgoa.usc.es/drupal/node/44042
25 sep 09, 22:21
JoseAngel: Tramposos en la Universidad. Abundan: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=10905
25 sep 09, 17:22
JoseAngel: Vanity Fea en Bitácoras.com: http://bitacoras.com/bitacora/garciala.blogia.com/anotaciones
25 sep 09, 07:49
JoseAngel: Arcadi Espada contra la discriminación positiva. Inauguro, por cierto, su sidewiki: http://www.arcadiespada.es/2009/09/25/25-de-septiembre/
24 sep 09, 21:17
Gonzalo: gracias!
24 sep 09, 21:00
JoseAngel: El foro de ayuda de Google: http://www.google.com/support/forum/?hl=es
24 sep 09, 20:39
JoseAngel: Está en Libertad Digital. Mira el enlace abajo. Y supongo que sí, en ESradio.
24 sep 09, 19:21
Gonzalo: Con ESradio, ¿ahora desde qué púlpito declama el enorme Fray Josepho? ¿Sigue en la Cope?
24 sep 09, 15:56
JoseAngel: Las canciones chifladas del Ave Lira: http://www.youtube.com/watch?v=VjE0Kdfos4Y&NR=1&feature=fvwp
24 sep 09, 14:01
JoseAngel: Deja a Quevedo (que también era de derechas) sentao.
24 sep 09, 13:28
J: jajaja. no sabía de Fray Josepho
24 sep 09, 12:06
JoseAngel: Fray Josepho: http://www.libertaddigital.com/opinion/fray-josepho/
24 sep 09, 11:32
JoseAngel: La Beatriz: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/la-beatriz
24 sep 09, 10:19
JoseAngel: Sí, llámalo una obsesión, o bueno, un gusto...
24 sep 09, 00:12
J: Van varias ya de "le reste du temps" eh? jeje
23 sep 09, 17:03
JoseAngel: Podcasts from the Univesity of Oxford: http://podcasts.ox.ac.uk/
23 sep 09, 16:53
JoseAngel: A message sent to aliens: http://antwrp.gsfc.nasa.gov/apod/ap090712.html
23 sep 09, 10:23
JoseAngel: Las universidades que más alumnos aprueben recibirán más dinero. Genial. http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=8212&enlace=0909/090923/11.pdf&via=m&fecha2=2009-9-23
23 sep 09, 10:18
JoseAngel: Categorías mentales inntatas basadas en relaciones de procesamiento cerebral (en Thoughts on Thoughts): http://charbonniers.org/2009/08/30/innate-categories/#comments
23 sep 09, 10:05
JoseAngel: Taleb sobre el estado de la crisis: http://www.libertaddigital.com/economia/taleb-los-gobiernos-estan-transformando-el-tumor-en-una-metastasis-1276371143/
22 sep 09, 23:32
JoseAngel: Comment on symbols and protolanguage: http://www.babelsdawn.com/babels_dawn/2009/09/protolanguage-was-symbolic.html#more
22 sep 09, 17:12
JoseAngel: Automatic Reprint—reprinted: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/automatic-reprint
22 sep 09, 15:02
JoseAngel: Sin noticias del Rincón: http://vanityfea.blogspot.com/2009/09/restringido-restringido.html
22 sep 09, 10:29
JoseAngel: Comment on displacement at Anil Pinto: http://anilpinto.blogspot.com/2009/09/all-emotions-displaced-words-are.html
20 sep 09, 11:32
JoseAngel: Aunque sea alfabéticamente, mi bibliografía tiene un buen puesto en la Internet Public Library: http://ipl.org/div/subject/browse/hum60.20.00/
20 sep 09, 11:12
JoseAngel: Para suscribirse a mi feed en BlogCatalog: http://www.blogcatalog.com/user/JoseAngel/feed/
20 sep 09, 10:46
JoseAngel: Comment on information science and the Universe at THE TECHNIUM: http://www.kk.org/thetechnium/archives/2009/08/extropy.php
20 sep 09, 10:14
JoseAngel: El pánico narrativo: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/el-panico-narrativo
19 sep 09, 23:57
JoseAngel: Vemos Distrito 9, de aliens y apartheid. Tolerable, pero bah. De tiros.
19 sep 09, 11:40
JoseAngel: Más fotos del verano en Flickr: http://www.flickr.com/photos/garciala/
19 sep 09, 10:24
JoseAngel: Leonard Cohen se desmaya en el concierto de Valencia. Me temo que ha forzado demasiado la maquinaria, pobre.
18 sep 09, 21:42
JoseAngel: El sexo, irrelevante para el PSOE: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=525543
18 sep 09, 15:57
JoseAngel: El cuerpo de los avatares y la experiencia virtual: http://unicatt.academia.edu/AdrianoDAloia/Papers#d109565
18 sep 09, 15:49
JoseAngel: Hablando de California. Me enlazan la bibliografía en la Universidad de California: http://library.csumb.edu/site/x17122.xml
18 sep 09, 15:29
JoseAngel: Si eres ingeniero informático hacker, y quieres trabajar en ACADEMIA, en California: http://www.academia.edu/jobs/software_engineer
18 sep 09, 12:49
JoseAngel: "La Sentencia de la Cátedra, IV" en FÍRGOA: http://firgoa.usc.es/drupal/node/43961
17 sep 09, 23:04
JoseAngel: Neuroscience and the Study of Literature: http://www.jltonline.de/index.php/articles/article/view/113/390
17 sep 09, 19:14
JoseAngel: Nos dicen hoy que el valor del piso se ha triplicado en diez años.
17 sep 09, 18:47
JoseAngel: Una sentencia significativa sobre el 11-M: http://www.youtube.com/watch?v=wL1ugy49KMA
17 sep 09, 10:32
JoseAngel: Comment on tri-level selection: http://www.babelsdawn.com/babels_dawn/2009/09/three-years-on-trilevel-selection.html#more
16 sep 09, 15:48
JoseAngel: Respuesta a la Respuesta a nuestras alegaciones al Grado de Estudios ingleses: http://vanityfea.blogspot.com/2009/09/alegaciones-al-grado-de-estudios.html
16 sep 09, 14:09
JoseAngel: Recomendación de juegos, por Oscar: http://recomendaciondejuegos.blogspot.com/
16 sep 09, 12:43
JoseAngel: Noticias: Sigue la investigación del 11-M: http://www.youtube.com/watch?v=pHfEREajVFE
16 sep 09, 12:00
JoseAngel: Entrevista contra la próxima ley del aborto: http://www.youtube.com/watch?v=6FYDVre7u7c
16 sep 09, 09:45nudité
JoseAngel: Recent Literary Theory and Criticism in Spanish Anglistics: http://ssrn.com/abstract=1474182
15 sep 09, 16:57
JoseAngel: Nos vamos esta noche al concierto de Leonard Cohen. A cambio os dejo con esto: http://www.youtube.com/watch?v=XXuzeu8tCwI
15 sep 09, 14:33
JoseAngel: Contagios en las redes sociales: http://www.nytimes.com/2009/09/13/magazine/13contagion-t.html?_r=2&pagewanted=10
15 sep 09, 12:47
JoseAngel: El máster de profesorado retrasa su inicio hasta finales de octubre: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=7884&enlace=0909/090914/22.pdf&via=m
15 sep 09, 12:19
JoseAngel: Contestan a nuestras "Alegaciones al Grado de Estudios Ingleses": http://vanityfea.blogspot.com/2009/09/alegaciones-al-grado-de-estudios.html
15 sep 09, 07:52
JoseAngel: Entrevista a Albert Rivera: http://www.youtube.com/watch?v=Al2cUFeOgqU&feature=sub
14 sep 09, 21:35
JoseAngel: es.radio en directo: http://www.esradio.fm/directo.html
14 sep 09, 18:08
JoseAngel: Salen varias plazas de profesor asociado en mi departamento. http://wzar.unizar.es/personal/pdi/concursos/concuProceUrgen.htm#FILOLOGIA_INGLESA
14 sep 09, 10:37
JoseAngel: Estudiar en inglés en Europa: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=7901&enlace=0909/090914/34.pdf&via=m
13 sep 09, 11:00
JoseAngel: Take a step backwards for cognitive control: http://scienceblogs.com/developingintelligence/2009/05/cognitive_control_improves_by.php#more
12 sep 09, 23:46
JoseAngel: Un libro sobre la Guerra Civil en el Alto Aragón: "El eco de las descargas"
12 sep 09, 13:56
JoseAngel: Mark Turner, "The Scope of Human Thought": http://onthehuman.org/humannature/?p=294#comments
------ De facebook:
José Angel García Landa Philosophical babies: http://www.edge.org/3rd_culture/gopnik09/gopnik09_index.html
September 11 at 5:39pm ·
José Angel García Landa Should one tolerate creationists? http://blogs.discovermagazine.com/loom/2009/09/01/bloggingheads-and-the-old-challenges-of-new-tools/#comment-25650
September 11 at 5:24pm · Comment · Like / Unlike · Share
José Angel García Landa Avanza la independencia catalana. Entrevista con Carina Mejías: http://www.youtube.com/watch?v=51_EV__MVhU
Es la Noche de César: entrevista a Carina Mejías -10/09/09
Source: www.youtube.com
September 11 at 9:23am ·
José Angel García Landa Myriam à Biscarosse: http://www.youtube.com/watch?v=UoD3u4QEG40
Biscarosse 2oo9
Source: www.youtube.com
September 10 at 5:38pm ·
José Angel García Landa Entrevista con Rosa Díez: http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#play/uploads/2/h4t8zMFU-a4
YouTube - libertaddigitaltv's Channel
September 10 at 4:43pm ·
José Angel García Landa Federico Jiménez Losantos en esRadio: http://www.youtube.com/watch?v=Wg3j7_y5hMI
Es la Mañana de Federico: Tertulia política 09/09/09
Source: www.youtube.com
Federico Jiménez Losantos analiza la actualidad como la declaración de Garzón en el Supremo y la subida de impuestos con José Alejandro Vara, Tomás Cuesta y Carlos Cuesta.
September 10 at 12:47pm · Comment · Like / Unlike · Share
José Angel García Landa Harry Thompson, THIS THING OF DARKNESS: Anclaje narrativo - http://zaguan.unizar.es/record/4099
Registro#4099: Harry Thompson, THIS THING OF DARKNESS: Anclaje narrativo - Repositorio Digital de la
Source: zaguan.unizar.es
zaguan - repositorio universidad de zaragoza García Landa, José Ángel Harry Thompson, THIS THING OF DARKNESS: Anclaje narrativo Este artículo reseña la novela THIS THING OF DARKNESS (2005) de Harry Thompson (1960-2005), traducida al español como HACIA LOS CONFINES DEL MUNDO. ...
September 10 at 12:35pm ·
José Angel García Landa Rowan Atkinson in Hell: http://www.youtube.com/watch?v=9UbqZ_oN5do
Rowan Atkinson in Hell - WITH SUBTITLES
Source: www.youtube.com
A very funny monologue...Rowan Atkinson is the devil, and he´s greeting some new souls in Hell.
September 9 at 11:23am ·
José Angel García Landa Entrevista a Alberto Recarte: http://www.youtube.com/watch?v=R3G7YNnQQAk
Es la noche de César Vidal: entrevista a Alberto Recarte
September 9 at 11:15am ·
José Angel García Landa Origen del altruismo: http://onthehuman.org/humannature/?p=310
How Humans Became Such Other-Regarding Apes | Forum
Source: onthehuman.org
by Sarah Blaffer Hrdy I am an anthropologist and primate sociobiologist who seeks to understand, step by Darwinian step, how apes could have evolved to
September 6 at 5:23pm ·
José Angel García Landa Comment on language and attention: http://www.babelsdawn.com/babels_dawn/
Babel's Dawn
Source: www.babelsdawn.com
A blog about the origins of speech from primate vocalizations to story telling
September 6 at 10:47am ·
José Angel García Landa La película que mató al autor: http://www.elpais.com/articulo/internacional/pelicula/mato/autor/elpepuint/20090906elpepiint_5/Tes
La película que mató al autor · ELPAÍS.com
Source: www.elpais.com
Era un hombre recto, un fotoperiodista a la vieja usanza. "Creo en el compromiso social que comporta mi trabajo", aseguraba. El fotógrafo francoespañol Christian Poveda fue asesinado en El Salvador de cuatro balazos en el rostro el pasado miércoles. ...
September 6 at 10:29am ·
José Angel García Landa Prohibido muertos copulando: http://www.libertaddigital.com/sociedad/un-tribunal-aleman-prohibe-al-doctor-muerte-exhibir-cadaveres-copulando-1276369519/
Un tribunal alemán prohíbe al Doctor Muerte exhibir cadáveres copulando - Libertad Digital
Source: www.libertaddigital.com
El Tribunal Administrativo de Augsburgo, al sur de Alemania, ha prohibido al polémico médico alemán Gunther von Hagens exhibir una pareja de cadáveres "plastinados" ...
September 5 at 6:22pm ·
José Angel García Landa El Holocausto: http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#play/search/7/hZRooAj5V6A
YouTube - libertaddigitaltv's Channel
Source: www.youtube.com
Share your videos with friends, family, and the world
September 5 at 4:05pm ·
José Angel García Landa La OTAN mata, "matamos", mucho: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=642477&idseccio_PK=1007&h=
Un bombardeo de la OTAN causa otra matanza de afganos | El Periódico de Catalunya | Mundo
September 5 at 1:30pm ·
José Angel García Landa La monarquía coloca: http://www.lavanguardia.es/lv24h/20090904/53777725354.html
El Dardo
Source: www.lavanguardia.es
El Ayuntamiento de Barcelona ha creado un nuevo cargo, inexistente hasta ahora, para que lo ocupe exclusivamente Telma Ortiz. Los ciudadanos gritaban como una sola voz: "¡¡Queremos una subdirectora de Proyectos de Relaciones Internacionales!!" y aquí la tenemos. ...
September 5 at 1:30pm ·
Silvia Sanchez
Como las relaciones internacionales se le den tan bien como las relaciones con la prensa vamos dados....
September 5 at 9:02pm ·
José Angel García Landa
Sí, ¡guerra total! jaja!!
September 5 at 9:52pm ·
José Angel García Landa Saludo del Decano: http://fyl.unizar.es/saludo_dirdecano.html
Facultad de Filosofía y Letras :: Universidad de Zaragoza
September 4 at 11:31pm ·
bardadracJosé Angel García Landa Vuelvo a tener más de cien mil resultados en Google. Misterio. http://www.google.com/search?hl=es&safe=off&q=%22Jos%C3%A9+Angel+Garc%C3%ADa+Landa%22&start=0&sa=N&cts=1252079571288
"José Angel García Landa" - Buscar con Google
Source: www.google.com
September 4 at 6:01pm ·
José Angel García Landa La Caverna del Cerebro: El lenguaje como realidad virtual: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?blog=226
Ibercampus
Source: www.ibercampus.es
September 3 at 1:31pm ·
José Angel García Landa Comment "on the aboltion of English departments": http://anilpinto.blogspot.com/2007/03/on-abolition-of-english-department_28.html
Anil Pinto: On the Abolition of English Department
September 2 at 1:21pm


Microblog de agosto

Etiquetas: ,

Viernes, 16 de Octubre de 2009 16:54. José Ángel García Landa Enlace permanente. Blogs


Política de comunicación UZ

A photo on Flickr

Sugerencia dejada en la página del Vicerrectorado de Relaciones Institucionales y Comunicación de la Universidad de Zaragoza:

Creo que se aprovecharía mejor la labor del área de comunicación si se colocase un enlace a las noticias y novedades del día, por ejemplo el enlace al resumen de prensa, en la primera página de la Universidad: quizá como el primer o el último elemento de la columna de "noticias" de la derecha. También sería deseable que estas noticias fuesen de libre acceso, si bien entiendo que allí podría haber conflictos de derechos de autor. Sí debería serlo, en cambio, el Rincón de Opinión, que ha tenido siempre un funcionamiento muy deficiente, y de ahí quizá su falta de dinamismo y el desinterés de la comunidad universitaria por utilizarlo. Son pequeñas cuestiones fácilmente solucionables—cambiar un enlace de sitio, hacer un sitio accesible, usar menos la censura: pero podrían ayudar a dinamizar la comunicación en una comunidad bastante apática y desinformada.

Con respecto al Rincón de Opinión, lo deseable sería la existencia de un foro sin más, visible en Internet y con publicación instantánea de los mensajes, sin filtrado previo—con moderación a posteriori si se considera oportuno, aunque no sé por qué habría de existir, siendo que sólo se permite participar a miembros identificados de la comunidad universitaria. Se les debería conceder la palabra, como poco, y el derecho a opinar ya que trabajan y estudian aquí. La censura previa a profesores y estudiantes no sé si casa bien con los ideales de la universidad.

(Envío también este mensaje a la lista de distribución info.pdi@listas.unizar.es — aunque no creo que lo distribuyan).

PS: Me contesta atentamente la Vicerrectora, Pilar Zaragoza, agradeciéndome el interés y haciéndome notar que (oops) ya había un enlace al resumen de prensa en la página principal de la Universidad. Así que contesto batiéndome un poco en retirada...

Estimada Sra. Vicerrectora:
Muchas gracias por su respuesta tan pronta y amable, y disculpas por la sugerencia redundante que hacía yo, pues no había visto ese enlace al resumen de prensa. En cualquier caso, aún creo que estaría más adecuadamente en la sección de "Actualidad". Y, puestos a sugerir, igualmente creo que sería conveniente introducir cambios en el Rincón de Opinión, de cara a la regulación del mismo que se anunció en abril pasado. Mi sugerencia sería hacerlo accesible en Internet, e introducir una moderación de los mensajes posterior a su envío, y no previa a la publicación del mensaje—pues todos somos adultos y universitarios. Otras cuestiones serían relativas a la organización del sitio, pues los mensajes más recientes deberían aparecer primero, y no en último lugar como sucede ahora. En fin, son sugerencias que quizá deberían ir dirigidas al webmaster más bien que a la Vicerrectora, pero es que esa es otra cuestión, no figura allí ninguna persona de contacto ni responsable. Sería deseable que en el foro se especificase quién es el administrador o webmaster, y que hubiese normas claras y específicas de uso, pues ya lleva bastantes años desatendido el asunto, y hoy en día no hay que descuidar este aspecto de la comunicación por red.
Un saludo muy cordial,
Jose Angel García Landa



La opinión ¿al rincón?

Etiquetas: , , , ,

Viernes, 16 de Octubre de 2009 19:44. José Ángel García Landa Enlace permanente. Universidad


Historia, narración, literatura

viernes 16 de octubre de 2009

Historia, narración, literatura


Pedía Paul Wake información, por la lista de correo Narrative-L, sobre obras sobre el aspecto narrativo de la historia, o de la relación entre historia y literatura. Le contesto:

Dear Paul,
Here is my bibliography on "Literature and History" in case you find it useful:
http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/bibliography/Subjects/2.Lit.Theory/Specific.LT/x.Literature.and/History.&Lit.doc
And, from the same online bibliography, the section on history includes many references to narrative aspects of history:
http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/bibliography/Subjects/4.Genres/Narrative/History.doc
And, for just one suggestion, I would read
Foregone Conclusions by Michael André Bernstein. Or make it two, with Gary Saul Morson's Narrative and Freedom.
Best wishes,

Jose Angel García Landa
http://tinyurl.com/garcialanda



Etiquetas: , ,

Sábado, 17 de Octubre de 2009 15:32. José Ángel García Landa Enlace permanente. Historia


Ahora, otra de tesis

Vale la pena ir a ver Agora, la última película del ex-chileno Amenábar. Puntos a favor: una ambientación espectacular, que crea la ilusión de un auténtico viaje en el tiempo a la Alejandría del siglo IV, y excelentes actuaciones... quizá exceptuada Weisz como la protagonista, la filósofa Hypatia, pero quizá el problema es que el personaje está a medio construir y entonces no se sabe bien cómo interpretarlo. De que está a medio construir puede dar idea el hecho de que no trata con mujeres en toda la película: Hypatia es la única mujer que no es parte del telón de fondo, y queda un poco raro, tiene una vida como incompleta. Su sexualidad también es un misterio, si existe—en la medida en que se nos enseña algo de ella se limita al horror a ser violada (que quizá simbolice un horror más general a todo contacto físico). Y también se sugiere un horror o asco a su condición femenina (al desanimar a su pretendiente Orestes regalándole un paño con sangre menstrual). Pero el retrato no queda completado, se nos enseña sólo a la Hypatia filósofa, astrónoma y profesora—y a la hija que vive bajo la protección de su padre. También, claro, a la mártir—que es el motivo de la película. El martirio de Hypatia se debe a su elección de no someterse a la hegemonía del fanatismo religioso, y seguir siendo quien es, o quien era. No es un enfrentamiento buscado, sino encontrado, y es uno de los aspectos mejor llevados de la película. Otra cuestión de las que no me acaban de convencer: la caracterización o casting de los actores. La película se desarrolla a lo largo de varios años, con dos episodios cruciales: el enfrentamiento entre cristianos y paganos que terminará con la destrucción de la Biblioteca, y, años después, la matanza de los judíos y la muerte de Hypatia. En el primer episodio Hypatia es una joven profesora protegida por su padre, director de la biblioteca; su pretendiente Orestes es un joven pagano que estudia con ella. En el segundo episodio, Orestes (como muchos paganos) se ha convertido al cristianismo dominante, y tiene una íntima amistad con Hypatia desde su posición de poder como prefecto de Alejandría. El problema de casting o maquillaje es que no se aprecia mayormente el paso del tiempo para los actores, y esto detrae. También detrae de la película una cuestión narrativa muy elemental, y que creo es bien conocida: la narración en off, sobre todo con letras escritas en la pantalla, mata al cine y es contraria a su espíritu. No entiendo que elija usarla Amenábar, nada menos que al principio, en medio y al final, cuando su efecto es como un cubo de agua fría sobre la vitalidad de le película. agoraOtras intervenciones explícitas de la narración me han gustado más: los travelling que viajan desde el espacio sideral a la Tierra y a Alejandría. Tienen su justificación en dos puntos de anclaje: los estudios de Hypatia intentando desentrañar el funcionamiento del sistema solar, y (por otro lado) la puesta en perspectiva de todos los conflictos humanos a vista de pájaro, o de observador interestelar—de todo ese planeta, era el atisbo de racionalidad en Hypatia y en cuatro personas más lo que más podría contar para el observador implícito extraterrestre, o para el director. Los cristianos destruyendo la biblioteca se filman como las hormigas vistas en primer plano en otra escena: una forma de vida muy inferior a los intentos de racionalidad de Hypatia. Parte de la voluntad del director, claro, es desacreditar no sólo al fanatismo religioso sino al cristianismo en su conjunto: aquí la religión es un virus mental, una plaga que desciende sobre las mentes y las cierra y sojuzga—aunque también sugiere la película el elemento de liberación o de esperanza que podía ofrecer el cristianismo a los más míseros o sojuzgados, como el esclavo Davo. Donde el nivel es muy bajo, no es difícil subirlo. Otro de los pretendientes de Hypatia, este Davo: pero cuando se atreve a abrazarla a la fuerza, ésta, en lugar de castigarlo, lo libera—por perderlo de vista sin hacerle daño. Es una excelente escena, ésa, como otras muchas de la película: muy buena es la encerrona que prepara el obispo Cirilo al prefecto, obligándolo a elegir en público entre desacreditarse como cristiano o traicionar a Hypatia. El prefecto, negándose a someterse en público, no se arrodilla ante las Escrituras, y se forma un tumulto.... pero luego se arrodilla, y se somete, no ante Cirilo sino ante Sinesio, otro obispo, antiguo alumno de Hypatia también, y que aquí hace de "poli bueno" frente al "poli malo" de Cirilo... pero entre los dos crean una pinza que aísla a Hypatia y da lugar a la conversión forzosa de todos los notables al cristianismo. Hypatia ni se lo plantea, y es capturada por los fanáticos parabolanos, los matones del obispo Cirilo. Davo, el esclavo que la deseaba, ahora uno de los parabolanos, la asfixia (con el consentimiento por así decirlo de Hypatia) mientras los demás van a por piedras para apedrearla. (Curioso que esta escena, con Hypatia desnuda como Cristo y Davo abrazándola, es una especie de siniestro desplazamiento de una consumación sexual muy ambigua–y total que al final la matan haciéndole un favor, como a Betty Blue o a Million Dollar Baby). Como se verá, la historia, siendo una historia de martirio, tiene más de un elemento en común con la pasión de Cristo—una de las ironías sin duda buscadas por el director, con los cristianos convertidos ahora en el régimen que persigue y martiriza. El título, alusivo a la lucha por el control del espacio público, también sugiere un paralelismo con "ahora"—Amenábar apunta así con preocupación al crecimiento actual del integrismo y la intolerancia no sólo en Oriente Medio sino quizá en el mismo Occidente, visto como un espacio de racionalidad que aquí como siempre es precario, amenazado. En este sentido es una película de tesis, y claramente de buenos y malos, aunque los papeles más interesantes son los grises o ambiguos, los discípulos traidores, los Judas y los San Pedros que acompañan a esta Jesucrista laica, contemporizando, o plegándose al oportunismo político, y corrompiendo así su criterio. Hypatia, en cambio, es un sueño de pureza intelectual sin límites: en un pequeño exceso imaginativo, no sólo llega a reivindicar la teoría heliocéntrica de Aristarco, sino que anticipa a Galileo, a Kepler y casi hasta a Einstein, aunque dentro de la exageración me ha parecido muy bien llevado el tratamiento de las ideas astronómicas. Comienza en la película la filósofa enseñando una cosmología tradicional, con un mundo "a la griega", ptolomeico, y con un universo centrado como ella está centrada en su sociedad. Termina "descentrada", o con un universo flotante cuyo centro, si existe, no está donde ella creía. Tampoco está claro a dónde se dirige la Historia. Las imágenes cósmicas muestran cómo estos logros de la razón humana—no sólo los descubrimientos científicos, sino el ejercicio de la libertad de espíritu y de la tolerancia— están siempre en peligro de verse sumergidos en la marea de manipulaciones de masas, credos irracionales, conflictos de grupos, y estupidez colectiva sin más. No muy optimista parece el futuro, pues la humanidad tiene, en general, su nivel, y nivela periódicamente todo lo que destaca. Al futuro y a la razón es a lo que mira Hypatia, contemplando ese rascacielos en la lejanía, el Faro. No deja hijos, casi ni ideas, apenas un recuerdo de lo que pudo haber sido una mente privilegiada que intentaba entender el cosmos antes de ser descuartizada por hordas de fanáticos e ignorantes. Intolerancia bis, vamos, como en tiempos de Griffith, y como en tiempos de todos en realidad. Los necios, siempre conjurados. Algo fría, Hypatia... pero a ver a quién no deja frío ese panorama.


Sophie Scholl

Etiquetas: , , ,

Sábado, 17 de Octubre de 2009 19:16. José Ángel García Landa Enlace permanente. Cine




El mundo social como presentación y re-presentación

A photo on Flickr

Volvemos al tema de la dimensión teatral de la existencia humana. Lo trata de modo magistral Erving Goffman, desarrollando observaciones previas de muchos. En Kenneth Burke era importante esta dimensión dramatúrgica de la acción, y en George Santayana. Aunque para las primeras observaciones sobre la teatralidad de la existencia hay que acudir, claro, a los actores y dramaturgos.

En As You Like It (II.7) aparece una de las más conocidas reflexiones metateatrales de Shakespeare.

DUKE SENIOR

Thou seest we are not all alone unhappy:
This wide and universal theatre
Presents more woeful pageants than the scene
Wherein we play in.

JAQUES

All the world's a stage,
And all the men and women merely players:
They have their exits and their entrances;
And one man in his time plays many parts,
His acts being seven ages. At first the infant,
Mewling and puking in the nurse's arms.
And then the whining school-boy, with his satchel
And shining morning face, creeping like snail
Unwillingly to school. And then the lover,
Sighing like furnace, with a woeful ballad
Made to his mistress' eyebrow. Then a soldier,
Full of strange oaths and bearded like the pard,
Jealous in honour, sudden and quick in quarrel,
Seeking the bubble reputation
Even in the cannon's mouth. And then the justice,
In fair round belly with good capon lined,
With eyes severe and beard of formal cut,
Full of wise saws and modern instances;
And so he plays his part. The sixth age shifts
Into the lean and slipper'd pantaloon,
With spectacles on nose and pouch on side,
His youthful hose, well saved, a world too wide
For his shrunk shank; and his big manly voice,
Turning again toward childish treble, pipes
And whistles in his sound. Last scene of all,
That ends this strange eventful history,
Is second childishness and mere oblivion,
Sans teeth, sans eyes, sans taste, sans everything.



obama tio sam Aparte de la referencia explícita a la propia representación, aparece aquí una disociación y luego fusión entre la apariencia y la realidad. Por una parte parece perversa la analogía, pues juega a presentar el mundo como un teatro, cuando el mundo no lo es: no representamos el papel del bebé, o del viejo, sino que lo somos—queramos o no, y con poco margen para representar otro. Pero toda imagen tiene, claro, su parte de verdad. Aquí una parte de verdad le viene, al parlamento de Jaques, de la propia situación teatral. Para un actor, el mundo sí es teatro, más que para ninguna otra persona, y todos esos papeles sí son de quita y pon (... también hasta cierto punto). Por eso funcionan tan bien las obras de Shakespeare en escena: su hiperconsciencia de la propia teatralidad les da una energía que absorben, por así decirlo, del escenario mismo en el que están siendo representadas. La otra parte de verdad que tiene el parlamento no viene del teatro, sino del mundo mismo—y a este nivel el parlamento no es una imagen caprichosa, o un truco metateatral, sino la verdad literal de la situación. El mundo social es inherentemente teatral. Y de esa teatralidad de la vida absorbe su energía no ya el metateatro de Shakespeare, sino todo teatro—espectáculo éste que (en sus diferentes variedades) se enraíza no sobre una realidad ajena a lo dramático, sino sobre una realidad que ya tiene una dimensión de espectáculo y representación. Todo teatro es, pues, metateatro, y el de Shakespeare podríamos decir que es metateatro al cuadrado, puro teatro, o teatro sin más.

Otros en este siglo XVII fueron muy conscientes del elemento teatral en la realidad. Calderón también lo utilizó para construir su espectáculo en La Vida es Sueño o en El Gran Teatro del Mundo. Y me viene a la cabeza también este poema de Sir Walter Ralegh, "On the Life of Man":

What is our life? a play of passion;
Our mirth, the music of division:
Our mothers’ wombs the tiring houses be,
Where we are dressed for this short comedy;
Heaven the judicious sharp spectator is,
That sits and marks still who doth act amiss;
Our graves that hide us from the searching sun
Are like drawn curtains when the play is done:
Thus march we playing to our latest rest;
Only we die in earnest, that’s no jest.


Aunque Ralegh no escribe aquí una obra teatral, es evidente que la consciencia del elemento teatral de la existencia ha sido agudizada por el hecho de contemplar representaciones teatrales, "imitations of life". En el caso de Shakespeare, no es aventurado suponer que su doble papel de actor y dramaturgo (algo no muy corriente por entonces) le hizo especialmente consciente de esta dimensión de la acción humana—una experiencia que podía reelaborar y proyectar en su creación dramática, para dar lugar a una teatralidad intensificada o potenciada reflexivamente. Así, el parlamento de Jaques sobre las "edades del hombre" parece pedir a gritos, para ser adecuadamente representado, un acompañamiento gestual o vocal adecuado a cada uno de los personajes nombrados, con Jaques imitando así ya no sabe uno si a los tipos sociales descritos, o a sus versiones estereotipadas y con gestos ya ritualizados de la Commedia dell'Arte. En cualquier caso superpone al papel de Jaques una nueva lámina de actuación, o varias.

Si en Shakespeare esta consciencia de la teatralidad de lo humano da lugar a una estética o una poética, en Goffman da lugar a una sociología y a una teoría del sujeto. Del sujeto como inherentemente social, claro: es el argumento desarrollado en The Presentation of Self in Everyday Life. Ya he hablado en otro lugar sobre la concepción del sujeto, de su génesis y estructura, según la semiótica de este autor, en "Goffman: La realidad como expectativa autocumplida y el teatro de la interioridad." Allí comentaba Frame Analysis; y la idea básica es que, siendo que la realidad está organizada, esta organización se asume cognitivamente, y lo que llamamos realidad consiste en la retroalimentación que se da entre la supuesta "realidad" y sus representaciones. Vamos, que la realidad no es sólo tal realidad, sino la representación de esa realidad, y las cosas, las situaciones y la gente no son sólo tales entes, sino también los signos y símbolos de sí mismos. Objetos no sólo sólidos y materiales, sino también semióticos, informacionales, y por tanto informacionalmente manipulables y alterables. Somos, como Emerson decía, símbolos, y habitamos símbolos.

En este otro libro, The Presentation of Self in Everyday Life, Goffman está atento a la presentación del sujeto en la vida cotidiana—OK, eso dice el título. La cuestión es que para Goffman esa presentación es a la vez una representación. El sujeto no sólo actúa, en el sentido de acción, sino que actúa, en el sentido de "actuación teatral". Interpreta, subraya, o borda su papel, más allá de limitarse a llevarlo a cabo inconscientemente. Claro, todos sabemos, el sastre incluido, que el sastre es un sastre, y vamos con ciertas expectativas a la función. Esta tiene que ser creíble, aparte de que el traje esté bien o mal cosido, y así el sastre tiene que bordar el papel de sastre, y el peluquero el de peluquero. Si un peluquero se comporta como un catedrático, mal vamos, aunque corte bien el pelo. Hay margen, por supuesto, y surgen infinitas modalidades estilísticas en la dramaturgia de cada encuentro social. Lo fundamental es esta idea: que no sólo nos comportamos, sino que interpretamos un papel, y que los demás lo saben. De ahí extrae Goffman el corolario de que nuestra acción se dividirá en aspectos considerados intencionales y otros considerados espontáneos—y que a su vez esta división es susceptible de reutilizarse. Los signos "espontáneos" podrán, por tanto, fingirse o manipularse, y a su vez esta manipulación podrá ser o no detectada... y entramos en una espiral de detección que convierte la vida cotidiana en una auténtica novela de espías.

La vida social es para Goffman un panorama que invita al maquiavelismo:

"Independientemente del objetivo en concreto que tenga en mente el individuo y de los motivos que tenga para tenerlo, tendrá interés en controlar la conducta de los otros, especialmente el tratamiento que le den a él en respuesta. Este control se logra en gran medida influyendo la definición de la situación que los otros vienen a formular, y puede influir en esta definición expresándose de tal manera que les dé la clase de impresión que les lleve a actuar voluntariamente de acuerdo con los planes que él ha trazado". (4)


—claro, que los Otros no se chupan el dedo; y tienen su propio plan y su propia dramaturgia. Siempre es bueno descolocar al otro y exponer públicamente el montajillo de su teatro: de ese modo nos colocamos en la posición del que poseee la perspectiva privilegiada, topsight.

Por otra parte, esta cuestión de remodelar la situación en la que estamos parece ser el desquiciamiento que hemos aportado los humanos a una cuestión evolutiva básica, la de la adaptación. En el sentido de que es una habilidad adaptativa avanzada no sólo la de adaptarnos al medio ambiente, como hacen los infusorios y gusanos, sino la de adaptar el medio ambiente a nuestras necesidades, modificándolo. Como hacen los castores, o los agricultores, u otros organismos y sociedades más avanzados. En el seno del mundo humano, de modo análogo, no lleva ventaja únicamente quien se adapta al contexto, sino también quien logra adaptar el contexto a su propia acción—y si de paso se descoloca al contrario, mejor. En suma, que la realidad humana, cuanto más propiamente humana, no está ya predefinida, sino que está sujeta a debate, a negociación o a redefinición. El comunicador más hábil, o el actor más avezado, juega con ventaja si se apropia de la obra y organiza la distribución escénica de tal manera que se encuentre él en el centro... o en las sombras de la periferia, si le conviene más manejar la obra desde allí.

En esta dramaturgia maquiavélica, el control de lo supuestamente incontrolable es una cuestión básica. Quien controla los signos que se consideran espontáneos, o inocentes de manipulación o intervención, está controlando la fibra misma de la realidad tal como aparece a los otros. Goffman señala, por ejemplo, que grandes ventajas puede obtener el individuo del control de los aspectos de su comportamiento que los demás van a interpretar como espontáneos o no calculados. Si están calculados, es un margen de ventaja con el que cuenta quien los controla. A esta manipulación de los rasgos expresivos dedica Goffman más específicamente otros estudios, como los de Strategic Interaction—y de esto ya hablé en mi artículo sobre la "Teoría paranoica de la observación mutua".

Bien, en la interacción así planteada debe haber una negociación. Si la realidad es, por definición, lo que todos compartimos en una situación dada, habrá que suponer que todos los participantes, a un determinado nivel, aceptan determinados aspectos de la realidad, y otros los intentan manipular o redefinir, barriendo hacia su terreno, arrimando el ascua a su sardina, haciendo palanca con los presupuestos comúnmente compartidos, o utilizando las presuposiciones de los demás como apoyadero desde el cual ejercer una fuerza. Siendo que la situación, o lo que está sucediendo, o lo que está en juego en este momento, no es lo mismo para unos que para otros, y todos tienen que ganar o perder cosas distintas según cómo llegue a definirse esa situación, se requiere una ardua negociación mezclada con manipulación y persuasión de los otros.

"Normalmente las definiciones de la situación proyectadas por los diferentes participantes están en suficiente sintonía unas con otras como para que no se dé una contradicción abierta. No quiero decir que haya el tipo de consenso que surge cuando cada individuo de entre los presentes expresa sinceramente lo que realmente siente y está honestamente de acuerdo con los sentimientos expresados por los otros presentes. Este tipo de armonía es un ideal optimista y en cualquier caso no es necesario para que la sociedad funcione con suavidad. Más bien sucede que existe la expectativa de que cada participante suprima sus sentimientos sinceros inmediatos, trasladando una visión de la situación que considera que los otros puedan encontrar al menos temporalmente aceptable. El mantenimiento de esta superficie de acuerdo, este barniz de consenso, se facilita cuando cada participante esconde lo que quiere detrás de unas aseveraciones que afirman valores a los que todos los presentes están obligados a respetar aunque sea de boquilla. Además hay normalmente una especie de división del trabajo de la definición. A cada participante se le permite establecer la reglamentación oficial provisional sobre los asuntos que son vitales para él pero que no son de importancia inmediata para otros—por ejemplo, las racionalizaciones o justificaciones con las que explica su actividad pasada. A cambio de esta cortesía, mantiene silencio o no se pronuncia sobre asuntos importantes para los otros pero que no son de importancia inmediata para él. Tenemos así una especie de modus vivendi interaccional. Juntos, los participantes contribuyen a una definición única global de la situación que conlleva no tanto un acuerdo auténtico sobre lo que hay, sino más bien un acuerdo auténtico sobre qué opiniones de quién, sobre qué temas, se respetarán temporalmente. También existirá un acuerdo real sobre lo deseable de evitar un conflicto abierto en la cuestión de las definiciones de la situación". (9-10)


Es decir, que en la dramaturgia cotidiana, menos rígidamente preescrita que la teatral, no sólo se trata de encontrar y definir al propio personaje, o de orientar el argumento, sino que también hay que acordar, o dejar sentado, qué tipo de obra se está representando—si es comedia romántica, tragedia o sainete. Cada cual viene con sus propuestas, y la situación se parece a la de una compañía teatral sin director. El barullo sería imponente si no porque todos quieren a la vez hacer juego y esconder las cartas.

Es importante, observa Goffman, dejar clara la situación desde el principio, la obra en cuestión—definirla de golpe, antes de dar lugar a un conflicto sobre qué es lo que se ventila, con dudas. Los demás muchas veces se dejan guiar—por ejemplo por la camarera que organiza cómo quiere llevar la cuestión de cómo y cuándo se pide. Nada más con nuestra actuación ya sentamos una definición de quién somos y de cómo entendemos nuestro papel en la situación de que se trate en cada caso. Y subraya Goffman que "cualquier definición proyectada de la situación tiene también una clara dimensión moral" (13). Incluso estar ahí, sin más, como testigos de una situación, tiene este valor interaccional; los existencialistas ya hablaron del peso de la presencia y de la mirada de los otros, cómo nos define, limita y condiciona.

Gran parte de la literatura, seria o popular, podría analizarse como un análisis sociológico aplicado en esta línea: cómo las personas/personajes (o personajas) se definen, o buscan hacerlo, ante los demás, y cómo procuran redefinir las situaciones interactivas. Y cómo estos planes tienen éxito o (como suele suceder más bien) fracasan y dan lugar a una lección moral que posee el narrador, con su perspectiva privilegiada.

En el capítulo 1 tratará Goffman de la actuación (en el buen y en el mal sentido de la palabra) de los individuos—de sus roles y papeles.



Constitución reflexiva de la percepción

Etiquetas: , , , , , , ,

Miércoles, 21 de Octubre de 2009 08:26. José Ángel García Landa Enlace permanente. Semiótica


Momentous Events and Turning Points

martes 20 de octubre de 2009

Momentous events and turning points

A thread in the Narrative-L—"narrative question about triggers for revised life narratives". Elizabeth Stone wrote:danceme15


> In narrative theory, is there a term for a specific event in one's experience or memory--a death, a betrayal--which then becomes the prism through which earlier events or memories are then regarded and which then prompts such a mammoth reassessment of one's memories that the result is a revised narrative of one's life? I'm thinking of narratives ranging from St. Augustine's to Joan Didion's /Year of Magical Thinking /where the signal event alters the meaning of many of the earlier memories
> Thanks in advance for any suggestions here.
>
> /Elizabeth Stone/
> Professor of English, Communication and Media Studies
> Fordham College at Lincoln Center


My own answer as follows—


David Pillemer wrote a book on the subject:

Pillemer, David B. Momentous Events, Vivid Memories. Cambridge (MA): Harvard UP, 1998.

---it is written from the standpoint of narrative psychology, and on personal life histories, not fiction. The term in question, of course, would be "momentous event", although "signal event" as you suggest would do very well. In classical narrative poetics, Aristotle speaks of "turning points" which have some common elements with what you say. And of course these signal events would be among the "kernels" in a life story, using the terminology of Barthes/Chatman, but the emphasis on revision and retrospection is missing here.

Jose Angel García Landa
http://vanityfea.blogspot.com


Other proposals include the concepts of anagnorisis (Tony Jackson), reversal (Davi Richter), epiphany (James R. Fromm). And no doubt these concepts may intersect with the momentous event, which may assume the form of an anagnorisis, a reversal, or an ephiphany, but the essence of the phenomenon is in the perspectival transformation and the retroactive reworking of the past, which may or may not take the form of an epiphany or an anagnorisis. Reversal is closer. Irene Karpiac proposes "'the prototypical scene' that William Todd Schultz describes in a paper, 'The Prototypical Scene: A Method for Generating Psychobiographical Hypotheses' in the edited book, Up Close and Personal, by Josselson, Lieblich,and McAdams".

H. Porter Abbott's answer:

It may come as a dull thud, but "life-changer" is a term that is often used in the news, as in: "It was a life-changer, I wasn't the same afterward." An interesting sub-category is the life-changer that is so powerful it is only allowed to appear in fragments, like the assassination of Nabokov's father in Speak, Memory. And then there's the possible category of the trauma that goes unmentioned yet inflects the whole book -- a role some have argued the suicide of Henry Adams's wife plays in The Education. In fiction (if it counts for what you're after) two excellent but hugely painful books in which the loss of a child weighs throughout are Ian McEwan's The Child in Time and Stuart O'Nan's Songs for the Missing.


Such turning points, associated to a radical change in perspective and outlook, are what in Spanish is sometimes termed "un antes y un después"— given that temporal experience is reorganized around them; they are the fulcrum points on which narratives, especially life narratives, rest. Quite often they are seen as the point where the speaker's present self, character, outlook or perspective originated or emerged as a dominant cognitive mode. David Vanadia suggests the term "breakthrough" used in group awareness training sessions and motivational industries; Robert Scholes suggests the Pauline "revelation". The turning points, however, may be traumatic, or illuminating and life-enhancing, as they are usually linked to a positive and/or negative evaluation of the subject's preceding and subsequent life. One might specify, of course, whether we are referring to a narrator's autobiographical evaluation, or to a third party's interpretation of the subject's biography.

Studies of hindsight and hindsight bias are also of general relevance to this issue. I would recommend once again Gary Saul Morson's
Narrative and Freedom, which does not use the term "hindsight bias" but is all about it. See also my own articles about catastrophism, hindsight, retrospection and perspectival retroaction collected in Objects in the Rearview Mirror May Apppear More Solid Than They Are.


Etiquetas: , , , , , ,

Jueves, 22 de Octubre de 2009 09:19. José Ángel García Landa Enlace permanente. Semiótica


Actuaciones


miércoles 21 de octubre de 2009

Actuaciones

—notas sobre el primer capítulo de The Presentation of Self in Everyday Life, de Erving Goffman.

Creer en el papel que uno representa. Por el hecho de aparecer en sociedad ya aparecemos caracterizados como tal o cual personaje, o como sujetos que desempeñan tal o cual papel. Esto se supone que ha de tomarse en serio. Para empezar, por el propio sujeto-actor: ha de creer en su propio papel. (Como ya señalaba Santayana, no se nos da mal eso). Goffman insiste en que no sólo hacemos un papel, o somos algo—además, lo recalcamos, lo interpretamos con una retórica convencional, lo remachamos con gestos y atrezzo. Con presentación, y con representación: así se hace la realidad, que sólo al ojo crítico de Goffman aparecerá como un tanto teatral o construida. Los demás nos metemos en la obra—habría que decir que el sentimiento de inmersión, la willing suspension of disbelief que diría el otro, no sólo es esencial para disfrutar del arte, sino en primer lugar para vivir la vida.

Hay cínicos que se desentienden del teatro social o señalan cruelmente su ficcionalidad. Y hay quienes como Marco Aurelio o Hsun Tzu han visto el mundo humano como un teatro convencional, pero su estilo de sabiduría les ha llevado a seguir el juego y mantener la animación de la obra. Dice Goffman que quizá el mayor crimen de los estafadores no es llevarse nuestro dinero, sino hacernos dudar de la credibilidad de las apariencias—aunque desde otro punto de vista quizá les tuviésemos que estar agradecidos en ese sentido. En general, el público colabora de muy buena gana: el enfermo exagera sus síntomas, el médico hace como si entendiese la enfermedad, el indignado se mete en su indignación a la Stanislavski... etc. Es cosa de tacto, y de buena educación hacia los demás, el simular que vivimos realmente en el mundo que ellos quieren presuponer, y ayudar así a construirlo.

Hay toda una gama entre creer en las apariencias o manipularlas desvergonzadamente, pero los dos polos parecen ser especialmente atractivos. Nuestra vida social está hecha de roles y papeles, pero nuestra sensación de realidad y autenticidad consiste normalmente en meterse en esos papeles: en ellos conocemos no sólo a los demás sino a nosotros mismos —y así nos hacemos personas, o máscaras (R.E. Park, Race and Culture). Goffman pone el ejemplo de los modelos de respetabilidad social o comportamientos de clase, en los que nos reconocemos y con los que nos identificamos, aun siendo conscientes de su artificialidad. Otro ejemplo es el chamanismo: el chamán sabe y no sabe que estafa a sus seguidores—y si es necesario, acude a otro chamán (A. L. Kroeber, The Nature of Culture).
NR elect casey
Frente o fachada

El frente o fachada es la parte de la representación que define al sujeto y al tipo de situación de que se trate, o sea, "el equipo expresivo estándar que, de modo intencionado o no, emplea el individuo durante su actuación". Una parte es la ambientación local o escenario (setting)—lugares adecuados asociados al rol social, objetos, mobiliario, que forman parte de un tipo de identidad y actividad (la consulta del médico pongamos... un médico pasando consulta en un tenderete en el mercadillo sabrá lo mismo, pero no convence ni la mitad). También está el frente o fachada personal—insignias de profesión o rango, vestimenta, estilo personal de apariencia, raza, sexo, etc.—se verá que unos rasgos son más estables o permanentes que otros. Aparte de la apariencia está la "manera" del sujeto, que lanza señales sobre el rol que va a jugar, si está en fase oficial o no... y es de esperar una congruencia entre status social, apariencias y maneras. Aunque igualmente interesantes son los desajustes, modulaciones o contradicciones entre posición y modales.

Hay toda una gramática de las "fachadas" y "maneras" de tal modo que logramos, con sólo unas indicaciones, reutilizar esquemas de una situación para otra. Para Goffman, se ha producido una estandarización: "la tendencia a que un gran número de actos diferentes se presenten tras un número reducido de frentes es un desarrollo natural de la organización social" (26). Las fachadas ya pasan a tener entidad propia como tales, al margen de la actividad en concreto para la que se utilicen. A veces a una tarea se le cambia la fachada—se reorganiza un proceso interactivo laboral, etc—pero la nueva fachada rara vez es nueva—se utiliza alguna ya existente en otra o situación interactiva. Por ejemplo, los anestesistas pasan a ser "médicos" y se les da el ritual adecuado.

La realización dramática

Hemos dicho que en la vida social no sólo se actúa como agente, sino también como actor: "En presencia de otros, el individuo típicamente infunde su actividad de signos que resaltan dramáticamente y representan unos hechos confirmatorios que de lo contrario podrían ser poco aparentes u oscuros" (30) —así, expresamos nuestra actividad y rol a la vez que los llevamos a cabo. Laboralmente, ese teatro es bueno para que se reconozca nuestro status o el trabajo que hacemos. Así, los médicos son más teatreros que las enfermeras—pero con diferencia. Aprender a ser médico es no sólo aprender medicina, sino aprender a echarle empaque y teatro al personaje, enmarcarlo bien. Lo que no se aprecia nada no vale nada.

También el estudiante que quiere hacer valer su papel ha de representarlo: en primera fila, con los ojos bien abiertos, y diciendo sí, sí, con la cabeza. Bueno, habrá maneras más sutiles también. En la teoría de Goffman parece confirmarse eso de que hay que dedicar parte del tiempo a trabajar y otra parte a que se vea que trabajas—a la autopromoción.

"Y así los individuos se encuentran a menudo con el dilema de expresión versus acción. Los que tienen tiempo y talento para llevar a cabo adecuadamente una tarea, bien puede ser que precisamente por eso no tengan tiempo o talento para dejar claro que la están haciendo adecuadamente." (33)


A veces hasta se delega esta función dramática a un especialista, en algunas organizaciones. El show se reserva en cualquier caso para ciertos ámbitos, momentos o compañías—estaría fuera de lugar darlo continuamente. Menos en el caso de que lo que se quiera proyectar es la clase social— entonces, toda la manera del individuo expresa su distinción (esto lo observó Adam Smith de los aristócratas, que no paran de lanzar señales de que son aristócratas).

Idealización

Charles Cooley, en Human Nature and the Social Order, observa que la retórica expresiva que rodea a las profesiones y clases proyecta una versión idealizada de esas profesiones. Refuerza los valores sociales oficialmente aceptados. Esta idealización se aprecia bien en los escritos y sátiras sobre movilidad social y trepas: se describen ahí los esfuerzos realizados por proyectar y mantener la apariencia adecuada de clase, posición, respetabilidad, etc., y los desfases entre la visión proyectada al público y la que se reserva para consumo privado. Otro aspecto de idealización que observa son los roles de género: las chicas se comportan con disciplina psíquica adecuada para presentarse como chicas, y se hacen las tontas o las débiles ante los chicos, afirmando así los papeles socialmente aceptados. Lo interesante aquí es que para Goffman no es un caso especial sino un ejemplo más de idealización expresiva: otros ejemplos son los mendigos callejeros interpretando su rol ideal. Esto requiere ocultar algunas cosillas, comportamientos inadecuados, gestos, aspectos no previstos de la actuación, etc... Es divertido observar cómo muchos trabajadores se describen a sí mismos llevando una doble vida en el trabajo tras la retórica oficial y obligaciones del puesto: la gracia está en los compañeros, o en las ventajillas que puede aprovechar el que sabe, beneficios colaterales, etc:

"En todos estos casos, el lugar de trabajo y la actividad oficial vienen a ser una especie de caparazón que oculta la vida llena de energía y espíritu que lleva el actor" (43)


Los errores o fallos profesionales, las actitudes impresentables ocasionales, se tapan o borran como parte de esa idealización. También se pone un énfasis en la presentación inmaculada del producto final, y se disimula el trabajo (o la falta de trabajo) que se ha dedicado a él. Se oculta asimismo el "trabajo sucio" que haya habido que hacer para llevar a cabo la labor. También se priman las cuestiones que más se echan de ver o llaman la atención en público, y las que más se prestan a disimulación pueden pasar a segundo lugar, aun si esto requiere elegir entre ideales en conflicto (por ejemplo rapidez y exactitud...). Otro aspecto expresivo más señala Goffman de modo divertido en estas cuestiones de roles, profesiones o papeles:

"Finalmente, encontramos que los actores a menudo promueven la impresión de que tenían motivaciones idealistas para adquirir el rol que están desempeñando, que disponen de las cualificaciones ideales para llevarlo a cabo, y que no ha sido necesario que sufran indignidades, insultos o humillaciones, ni han tenido hacer ningún 'trato' tácito, para llegar a adquirir este rol" (46)


Lo cual es mucho suponer, con frecuencia—sea el rol el de novia, o el de ministro.

En general oculta el sujeto, pues, las actividades o aspectos que son incompatibles con una imagen idealizada de sí mismo y de su producto. "Además, un actor a menudo engendra en su público la creencia de que mantiene con ellos una relación más ideal de lo que suele ser el caso" (48). Vamos, que el público es siempre especial, y el actor también, cómo no. El actor se presenta como hecho de una pieza: su rol es su auténtico ser, el que lo expresa auténticamente. Frente a eso está la observación de William James sobre lo que aquí hemos llamado a veces el yo relacional. A saber, que somos distintos en cada una de nuestras relaciones y roles sociales. El sujeto "tiene tantas identidades sociales como grupos diferentes de personas hay cuyas opiniones le importen. Generalmente muestra una faceta distinta de sí mismo a cada uno de estos grupos diferentes" (William James, 48). De ahí que sea molesto en ocasiones juntar círculos—atenta contra la esencia misma del sujeto, tanto más cuanto más incompatibles sean esas facetas y círculos.

El mantenimiento del control expresivo

Al proyectarse señales expresivas sobre la naturaleza del acto social de que se trate en cada caso, está el peligro de que el público no capte suficientes señales o no las entienda o no las vea claras, o vea demasiadas señales discrepantes que confundan. La torpeza en el desempeño del papel, o la calidad de las señales expresivas, dan lugar a muchos comentarios en la crítica teatral (cotidiana). Las situaciones y actos sociales adquieren formas ideales, se desarrollan estilos, y ay si hay elementos desfasados, o fuera de tono, o que traicionen un gusto dudoso. Hay ambientes sociales refinados especializados en el escrutinio detallado del sujeto y de su número. Hay protocolos, etiquetas, estilos... y todo esto crea una tensión entre el sujeto humano, falible, y la perfección artística del estilo que se requiere de él. O de ella; ya comentaba Simone de Beauvoir en El Segundo Sexo la potencia de estos sistemas de control y de esas versiones idealizadas, para construir la feminidad. Otras se despachan con un bolsito y un pintalabios mal totoñados, y a correr. Pero un mínimo como que hace falta.

Falsas apariencias

Dado que una situación, sujeto, clase, status, profesión, etc. son representados y proyectados por una serie de signos, éstos se prestan a la falsificación o imitación. Es difícil a veces distinguir lo verdadero de lo falso, y no sólo en la práctica, a veces también en la teoría. "A veces, cuando preguntamos si una impresión alimentada es cierta o falsa en realidad queremos preguntar si el actor está autorizado o no para actuar de esa manera" (59). Casi es peor si un impostor lo hace bien (por ejemplo un falso médico que ha atendido bien a mucha gente), pues eso debilita aún más nuestro sentido de la realidad y de la autenticidad y de los mecanismos sociales de autentificación. Muchas historias aleccionadoras hay en las que se ocultan tras una identidad fraudulenta los malos, o los buenos: los malos para hacerse pasar por personajes de status superior al suyo, pero los buenos para hacerse pasar por personajes de status inferior al que en realidad ostentan. Los límites socialmente aceptables de la alteración del yo, o de su ocultación, están sujetos a perpetuo debate. (¿Es aceptable teñirse el pelo los señores? ¿Vestirse de jovenzuelo de calzón caído a los 40? ¿Vestir como catedrático si eres bedel?—Y en Internet, ya ni hablemos de apariencias auténticas y falsas. Es otro mundo de la presentación y representación.) Aparte, "la ley se entrecruza con muchos requisitos sociales, introduciendo otros que le son propios"—por ejemplo grados y tipos de ocultación de la identidad, activa o pasiva, con ambigüedad o con falsa documentación, etc.

Otra cuestión es que con toda actividad legítima se mezcla una dosis de elementos inconvenientes o irregulares que conviene ocultar. Cuanto más amplio, variado y activo sea el rol, más puntos a mantener en secreto surgirán. Por ejemplo en el matrimonio, rol variado y de muchas horas y facetas, cada sujeto ha aprendido a mantener apartados de la vista o consciencia del otro pequeños o grandes secretitos, historias, relaciones, tratos financieros, etc.—a veces la reticencia está pactada entre líneas o hay acuerdo tácito de no inmiscuirse en según qué terrenos.

Hay que obsevar que un defecto o ansiedad u ocultación en uno de los roles puede extenderse a los otros roles del sujeto (claro, es el mismo sujeto el ansioso). La coherencia expresiva en cada rol, y la de conjunto, es un bien deseable para el sujeto.

Así resume Goffman lo dicho:

In previous sections of this chapter some general characteristics of performance were suggested: activity oriented towards work-tasks tends to be converted into activity oriented towards communication; the front behind which the routine is presented is also likely to be suitable for other, somewhat different routines and so is likely not to fit completely any particular routine; sufficient self-control is exerted so as to maintain a working consensus; an idealized impression is offered by accentuating certain facts and concealing others; expressive coherence is maintained by the performer taking morre care to guard against minor disharmonies than the stated purpose of the performance might lead the audience to think was warranted. All of these general characteristics of performances can be seen as interaction constraints which play upon the individual and transform his activities into performances. Instead of merely doing his task and giving vent to his feelings, he will express the doing of his task and acceptably convey his feelings. In general, then, the representation of an activity will vary in some degree from the activity itself and therefore inevitably misrepresent it. (65)

Tanto quien quiere realizar su tarea adecuadamente, como quien quiere estafar al público, habrán de cuidar la expresión, pues en en lo que se refiere a la dimensión teatral de la acción, las apariencias son todo.

Echarle cuento

Visto que la dimensión de contacto con el "público" es esencial para cualquier rol o actividad, es esencial regular y dosificar ese contacto. Esto se ve en los rituales de mantenimiento de una distancia social—las situaciones y profesiones en que se utilizan técnicas para mantener al público a raya e impresionado por el status especial del actor del rol. La autoridad por ejemplo se rodea de empaque, ceremonia y misterio—es un error para la monarquía el cultivar el tono callejero y campechano. Y de hecho cuando el actor de alto status hincha el pecho, el público se pliega encantado a hacer su papel de humildad y respeto. Más generalmente, esta esfera de temor sagrado rodea a cada sujeto, en la medida en que se asocia a su honor o personalidad (ya Simmel y Durkheim, antes de Goffman, dicen que la persona del otro, como tal, es un objeto sagrado en sociedad). Pero en estos teatros, como en todos, hay bambalinas:

El público siente que se ocultan misterios y poderes secretos detrás de la actuación, y el actor siente que sus principales secretos son pequeñeces. Como muestran incontables cuentos populares y ritos de iniciación, a menudo el auténtico secreto oculto detrás del misterio es que en realidad no hay misterio alguno; el auténtico problema es impedir que el público también se entere de esto. (70)


Realidad y artefactos

Confundimos espontáneamente, dice Goffman, la actuación real, sincera y honesta con la falta de teatralidad o de retórica; y asociamos la teatralidad o retórica a la estafa o actuación simulada. Error. Aunque sí hay que decir que muchos individuos que confunden su actuación de buena fe con la realidad— "creen sinceramente que la definición de la situación que ellos proyectan habitualmente es la realidad real" (70). En realidad hay una relación "estadística" entre apariencias y realidades, no una conexión intrínseca ni necesaria. Y de hecho tampoco se suele llegar al extremo de creer de todo punto en la propia actuación; no es necesario ser totalmente honesto con ella para que tenga éxito "quizá ni sea teatralmente aconsejable" según Goffman. En suma, que "una actuación honesta, sincera y seria está menos firmemente conectada con el mundo sólido de lo que uno podría suponer a primera vista" (71); la interacción social se monta a la manera de una obra teatral, con papeles distribuidos previamente, acciones dramáticamente infladas, réplicas rituales, guiones preestablecidos: "los guiones, incluso en manos de actores mediocres, pueden asumir vida propia, porque la vida misma es de por sí una cosa dramáticamente representada. No es que todo el mundo sea un escenario, sin atributosclaro, pero las maneras cruciales en que no lo es no son fáciles de especificar" (72). De ahí el éxito terapéutico del psicodrama: una persona puede asumir fácilmente los papeles que se han actuado a su alrededor y recrear la actuación que le perturbaba, desde el punto de vista del otro. La gramática de los roles, guiones y papeles también permite que sepamos trasladarnos de un rol a otro y reciclar una manera de actuar, cambiarla de sitio, imitar a otro actor, ponernos en situación a partir de cuatro pistas, o cuando nos dan la entrada o el pie para ello. El papel no esta escrito—pero será que es Commedia dell'Arte lo que hacemos, y somos especialistas en improvisar, hacer variaciones y colocar morcillas.

La teatralidad todo lo invade—es especialmente evidente en la lucha libre, deporte-farsa, pero también es teatral el vudú, en el que parecen creer seriamente quienes lo practican. O los rituales de género: vemos que una chica americana de clase media se hace la tonta con su novio, y vemos que es teatro, pero nos perdemos la mayor parte de la actuación porque damos por supuesto que el actor en cuestión es, por naturaleza, una chica americana de clase media. La identidad social es el más sostenido de los papeles teatrales; no consiste sólo en tener los atributos requeridos, sino también mantener constantemente los protocolos de apariencia y comportamiento que acompañan a esa identidad. Puede hacerse sin pensar o espontáneamente pero también es (en sentido más amplio) una actuación. Actores representándose a sí mismos—como el camarero de Sartre en El ser y la nada, cuidadoso de ser un camarero con velocidad y equilibrio, hasta con ironía y chulería... —porque de lo contrario vete a saber qué podría ser. El hombre sin atributos, quizá.



Capítulo 2: Equipos

Etiquetas: , , , , , , ,

Viernes, 23 de Octubre de 2009 08:01. José Ángel García Landa Enlace permanente. Semiótica


Vender el alma y la identidad


jueves 22 de octubre de 2009

Vender el alma y la identidad

Salía estos días en los periódicos la noticia de que las productoras de Hollywood imponen, o procuran imponer, a sus actores unas condiciones comunicativas especiales, que incluyen no participar en blogs ni redes sociales. No está claro si hay alternativa (en forma de perderse un "complemento de silencio") o no; tampoco si el juramento ese sobre la biblia se refiere sólo a la participación en persona, o si también se extiende a la participación "imperson", con alias, niques, avatares, sockpuppets y móniquers.

Yo lo entiendo. Todo buen trabajador se debe a su empresa, y a sus condiciones leoninas. Y si a los famosos a veces se les imponen o sugieren noviazgos falsos y ligues para mantenerlos en el candelero informativo, pues qué menos que apoderarse de su identidad online. Total, su identidad no les pertenece—ha sido construida por los estudios, es lo que se llama el star system, y a los estudios pertenecen en cuerpo y esencia.

Supongo que los actores, como las putas, tienen un pequeño yo aparcado a un lado que es el que consideran el suyo auténtico, al margen de su trabajo. En Occidente, decía un sociólogo, la experiencia sexual y las relaciones sexuales idealizadas han ocupado en el sujeto urbano moderno el lugar que antes ocupaba el alma—en ese sentido, las putas venden el alma, y los actores seguramente también, aunque como digo tengan otra de repuesto para uso personal. También hay quien dice, creo que era Arcadi Espada, que putas son o somos todos los que vendemos el cuerpo para el trabajo, y más si vendemos las partes nobles del mismo, como el talento, la inteligencia o la consciencia. Por no hablar del tiempo. Nada, todos unos vendidos—aunque es curioso que aquí el concepto de la mayor dignidad (respetabilidad como ciudadano, seriedad profesional, etc.) roza más o menos de cerca el de la mayor indignidad. Hay que vender la vida, o el alma. Al diablo, o a la empresa.images

Hasta los genios se venden, parece. Me leía La loca de la casa, de Rosa Montero, que se vende como periodista antes de vender sus libros; bueno, pues criticaba allí a García Márquez por dejarse mimar obscenamente por el tirano habaneras. O a Cela. Pero otros aún más eminentes que García Márquez se han vendido; Montero observa que Goethe termina su autobiografía Poesía y verdad con el momento en que obtiene un codiciado puesto en la corte. Era un joven escritor famoso, y más obras eminentes que escribiría—pero se quejaría siempre de la servidumbre autoimpuesta de la corte, de cómo le robaba tiempo su cargo, aunque claro que el muy snob (y luego nob) se agarraba a él como una lapa. Hombre práctico, por otra parte—casi todos lo somos en cuanto podemos. Peor es pasar a escribir obras de encargo, como los poetas laureados ingleses, o peor aún, no de encargo pero pelotíferas, e intentar venderlas al loado. Los escritores siempre han sido vendedores de su alma, y de esas ventas están llenas algunas de las mejores páginas de la literatura. No es casual, dice Montero, que fuese Goethe el autor de Fausto, precisamente. (Marlowe, por cierto, también parece haber vendido su alma a las autoridades... y aún le fue peor).

Ahora, esto de vender la identidad pública a la empresa es sin duda ir un paso más. Al volverse ubicuas las comunicaciones en red, y vivir el sujeto moderno cibernetizado, rodeado de texto electrónico, en forma de voz, imagen y twitters, avanza sobre esta extensión de la personalidad también la sombra de la empresa. Ya comenté cómo la BBC sacó indicaciones que debían observar sus redactores en los blogs personales. Otras empresas, o la Administración, aún no están en eso, son más lentas de reflejos que los de los Mass Media, pero todo llegará.

La solución es renunciar a tu identidad oficial, porque esa ya pertenece a la empresa—oye, y al Estado, que eres un sujeto fiscal, localizado por GPS—y crearte una nueva identidad a la vez nómada, desposeída, fluida y despersonalizada, una que no se vende, y que utilices para decir en público lo que tu yo civilizado no puede decir ni se atreve, y ni siquiera quiere. Lo cierto es que una vez hecha una identidad online estable, no sólo se vuelve precaria, por identificable, sino que reproduce aunque sea en forma atenuada todos los compromisos sociales y ataduras de la identidad real. Así que también habrá que tomarse vacaciones de ella... Todos unos Dr Jekyll y Mr Hyde, o Mr Troll. Claro que hay una libertad que el troll no tiene, por definición, una vez se ha desmelenado a gusto—la de reclamar su identidad civilizada. Esa ya es de la empresa, por contrato—y va al currículum. Nos espera una buena esquizofrenia, cuando esto se generalice.


Censura a la francesa, y a la americana

Etiquetas: , , ,

Sábado, 24 de Octubre de 2009 20:30. José Ángel García Landa Enlace permanente. Blogs


Diarios y sujetos y blogs

A photo on Flickr

viernes 23 de octubre de 2009

Diarios y sujetos y blogs


Estoy de paso por una de las sesiones del simposio sobre "El diario como forma de escritura y pensamiento en el mundo contemporáneo", en una de las bibliotecas María Moliner.
deardiary
Sobre el diario de Augusto Monterroso, La letra e, habla Martha Munguía, de la Universidad Veracruzana. Es éste un diario que roza las fronteras del género, como muchos otros escritos de Monterroso. Por ejemplo es un diario para su publicación, se resiste a la confesionalidad, no data las entradas por no asentarlas en una fecha concreta... Se resiste a la confesionalidad íntima, a las observaciones sobre conocidos... y medita sobre cómo no es lo suyo un diario... pero sí está atento a los detalles de la cotidianeidad. Y a la reflexión, y al sentido de escribir sobre las cosas. Y de publicar sobre ellas, tenía terror a la publicación, a la publicidad. El diario sí era irresistible para Monterroso en cuanto que forma sin forma, donde cabe todo, que puede ir en todas direcciones. Invita a leer en cualquier punto. Este diario es toda una poética de los principales motivos de Monterroso: la fragmentariedad, la brevedad, la observación, la reflexión, el humor y la tristeza... Es sobre todo una forma que utiliza para relacionarse de otra manera con los otros, una forma distinta de relación con el público. Parte de lo que hace Monterroso es recuperar humorísticamente los episodios inseguros o ridículos del yo, los problemas con la fama o la ansiedad de la escritura... en lugar del autoendiosamiento a que invita el diario, se centra en las experiencias de ridículo social, convirtiéndolas en literatura. Una manera distinta de convertir el sufrimiento en arte, que decía Sontag: aquí se rebaja el tono del escritor como sufridor. El humor busca al otro: en Monterroso la risa es solidaria y compasiva, una comprensión ante la miseria humana. Es una escritura ética por tanto. Los diaristas están atormentados por el fracaso y la incomprensión del mundo, son egocéntricos y se recrean en el reconocimiento futuro. Pero en Monterroso esto está liberado del ensimismamiento por el humor. Establece una relación autocrítica con el personaje de sí, goza del elogio a la vez que se distancia del yo que disfruta de ellos. El elogio le produce vergüeza propia y ajena, pero escribe sobre ello y lo disfruta. Muchos fragmentos son líricos y melancólicos, por ejemplo cuando registra su incapacidad de escribir diarios de viajes, y mediante esta reflexividad consigue llegar a su objetivo. Es curioso que siendo tan irónico rechaza la ironía y escribe contra ella. Es una ironía que es enemiga del dogmatismo, "la cortesía de la desesperanza" se ha dicho de ella; Monterroso desconfiaba de que se le considerase com un escritor meramente leve o humorístico.

Debate:

Luis Beltrán comenta sobre la diferencia entre autorretrato y narcisismo. No todo autorretrato es narcisista. Hay un género literario que es el autorretrato, que puede disfrazarse de diario como de otros géneros. Y no es necesariamente un género narcisista; quizá se sitúe allí esta obra de Monterroso.

M. Munguía observa cómo las memorias se utilizan como manera de autojustificarse y autocelebrarse, especialmente en el caso de políticos y magnates ladrones—corruptos y condenados, incluso. En Méjico. Escritores como Juan Rulfo y Monterroso se resisten a que los sienten en ese trono de mármol de la autocelebración. Y si al final Monteroso escribe de sí, logra rescatar el género narcisístisco mediante la literatura, mediante una nueva relación con el público.

Fernando Romo, que ha hablado antes de Carl Schmitt, retoma este tema. En Carl Schmitt sí es obsesión la cuestión de la autocelebración. Dice que escribe para su hija y su ahijado. Pero sí se está autorretratando, y justificándose ante sí y ante ellos. (Utiliza Schmitt para describir la situación suya en la Alemania nazi como la del marinero de Benito Cereno que es secuestrado por piratas y que intenta comunicar al capitán americano que le aborda esta situación, que está secuestrado... pero es confundido él mismo con un pirata).

Es una buena analogía la del autorretrato literario con las de los pintores. Durero, Rembrandt... No son autorretratos ni narcisistas ni patéticos. Schmitt huye también del humor del instante... tiende a la objetivación. Y es un ingrediente que está muy presente en los diarios actuales, este perderse en el instante y el momento.

Sobre Ramón Ribeyro (Raúl Bueno): también utiliza el diario para "salvarse". Es una revisión del pasado, una reconstrucción de la propia historia. El paso de las notas diarísticas a la novela en La muchacha de las bragas de oro de Marsé es un ejemplo, para Bueno, casi caricatura y crítica, de esas reconstrucciones del pasado buscando reconstruir o redimir la propia imagen (en este caso la del falangista Luis Forest).

Malcolm Read observa la ambición secreta del diario, una especie de fantasía del espejo, la ambición del escritor es llegar a unir al sujeto de la enunciación y el del enunciado, pero nunca hay una coincidencia, siempre hay una distancia y una enajenación. El espejo me muestra, pero alejado. Hay una resistencia al Falo en el diario, al super-ego. Se centra en lo Imaginario lacaniano.

En Schmitt, Fernando Romo vuelve a observar esa identificación y distancia: Schmitt sólo reconoce como enemigo a quien pueda enfrentarlo contra sí mismo: y esos son sólo él mismo, y sus hermanos. Los otros, los próximos, son el enemigo entonces.


Más ponencias.

Elizabeth Corral, de la Universidad Veracruzana, habla sobre "Narrar la interioridad: El diario en la obra de Sergio Pitol" (en Trilogía de la Memoria)—aunque no ha tenido acceso al diario de Pitol, que está en la Universidad de Princeton. Ha habido una explosión de escritos sobre vida privada de los autores, a veces llegando a altura literaria. Y hoy cibernéticamente. La vida siempre se escribe, se recrea o articula mental u oralmente, o contando los sueños como dice Pitol, ficcionalizando y recreando, y extrañando. Por escrito se vuelve más rica la interpretación, al retomar la primera distancia temporal, siquiera mínima, para la autoobservación de sí mismo Narramos la experiencia aun sin darnos cuenta. En el diario esto se hace en un espacio en principio sin censura. Hannah Arendt señala la forma incierta y oscura de la vida privada antes de asumir una forma apta para su aparición en público. Gombrowicz se pregunta por el destinatario de su diario: él mismo.
Pitol narra, en fragmentos publicados, algunas ocasiones autobiográficas que dan lugar a episodios de su escritura. Comenta el origen de imágenes, dificultades encontradas. Por ejemplo en el retrato de la escritora Billie, narrado por un narrador no fiable y despreciable, que la quiere mostrar como mala escritora (pero que el lector habrá de reconocer como mejor que el narrador). Pitol comenta ese efecto buscado, casi inmediatamente, y más adelante pasa a incorporar el diario ya en su propia escritura. Amiel primero, y luego Gide, son piezas clave en la evolución del diario hacia una forma pública y luego incorporada a la obra literaria. Lo mismo Mann, con sus Orígenes del Doctor Faustus, leída por Pitol, y Gombrowicz, otro escritor cercano a Pitol. Admira en Gombrowicz su libertad de escritura, su felicidad de parodiar a los demás y a sí mismo. En El Viaje, como en otros episodios de la Trilogía, hay muchas alusiones al diario del escritor: el diario como ámbito de la verdad, de la imagen cargada de sensaciones y emociones, que desencadene la creación. El diario es cantera, almacén, alcancía. Es un diálogo, se nos dice, con uno mismo, y una manera de abandonar toxinas.
Pero dice Pitol que el elemento autobiográfico del diario se ha ido traslandando a sus novelas y ensayos, y que quizá debido a eso ha ido abandonando el diario. Tras una primera época de formas complejas y calculadas, y otra de farsa, pasa Pitol a una versión diarística, autobiográfica ficcionalizada, reelaboración explícita de la propia experiencia. Narra por ejemplo historias anómalas reescritas a partir de pesadillas narradas de su diario. En El Viaje reelabora el diario, acudiendo a él, para satirizarlo, expone la falsificación de la escritura y la pobreza de la información de su diario, que requiere reelaboración. El diario de Praga no era bastante literario y cultural, Praga se le escapa, y en su lugar narra una incursión que hizo a la URSS. Se suman los recuerdos a las entradas del diario, asociaciones, sugerencias. Había sido agregado cultural en Moscú, y retornó a la URSS (Georgia) en 1986, "tocando la historia con la mano" en los primeros momentos de la Perestroika. El diario sirve para confirmar la propia existencia mediante lo cotidiano, pero también para anotar descubrimientos, iluminaciones, epifanías; es el primer momento de la creación. Vemos allí primeros apuntes de lo que serán personajes luego novelizados. En el diario se hace evidente el espíritu carnavalesco de Pitol; abrazó la teoría de Bajtín porque encontró allí una visión del mundo conectada a la suya; conecta así con la tradición cómica de la literatura, en la que se ubica. Otros fragmentos de El Viaje constan íntegramente de citas; de Nabokov, Meyerhold... como si asumiera su palabra sin discusión, absorbiéndola sin más; esto es interpretable con la teoría de Bajtín: nuestra palabra está hecha de apropiación de enunciaciones previas, cada uno es todos los hombres; queda relativizada la individualidad en el espíritu carnavalesco.
El mago de Viena también incluye múltiples referencias a experiencias artísticas y literarias, a la vez que reflexiona la escritura sobre sí. (Con epígrafe de Forster: "only connect"). Las imágenes llevan de una a otra y el personaje ficcionalizado de Pitol atraviesa la realidad y la ficción en un entorno de puro lenguaje. Está compuesto a base de fragmentos deliberados, y con muchas referencias al propio diario y al de otros autores. Como antes en El tríptico de carnaval, la memoria es una columna sobre la que reposa la escritura de Pitol, reelaborando y asociando lo vivido.

Luisa Paz Rodríguez Suárez habla sobre "Los diarios de Ernst Jünger como forma del presente".
¿Por qué se escriben diarios sobre todo bajo el signo de la derrota? ¿Por qué se leen, incluso, desde allí? Porque somos expulsados del mundo, en expresión de Hannah Arendt. Podemos volver cuando comprendemos, pero el que vuelve ya no es el mismo. Parece requerir justificación el leer o comentar a Jünger, pero podríamos decir que es porque nos permite entender nuestra época. (Carl Schmitt sería otro caso parecido). Sería un error leerlo en clave ideológica, algo hoy bien aceptado. Eso ya lo hicieron los nazis, y sus adversarios en la postguerra. No hay que leerlo tampoco con la visión burguesa-subjetiva romántica dolida del diario del XIX.
Ernst Jünger llevó una vida solitaria y "a la altura de sí" desde los años 30, entregado al trabajo intelectual y su entomología y jardín. Para Gide era un hombre honesto. La misión de su escritura es, dice Jünger, autodidáctica. Se retiró de la sociedad totalitaria de los años 30, cuando intuye que la dinámica colectiva conduce a la ruina. Tiene diarios, narrativa, ensayos acerca de nuestra época. En "La Emboscadura" dice que la literatura menos intencionalmente literaria será la más auténtica y poderosa, la escrita desde lugares subterráneos o asociados a los lugares de sufrimientos terribles. El diario no es meramente personal, es un género de escritura, una forma privilegiada, libre, sin vínculos formales preestablecidos, ni encuadres que no le van a su obra. Desafía la filosofía y la literatura para llevar a los géneros más allá de sí. El escritor ha de hacer visible el mundo: no quiere expresarse a sí, sino a la realidad de la cual forma parte; como Carl Schmitt; es un "dichter-philosoph". Su obra es una filosofía poética, asentada en un sustrato mítico-poético, no opuesto al logos: en la línea de Nietzsche.
Escribió diarios durante la 1ª Guerra Mundial, que dieron lugar a Tempestades de acero, y más diarios durante la 2ª GM, y luego de los 60 a los 80, "Pasados los 70", publicados con otros como Radiaciones. La velocidad es esencial, la aceleración que es propia de nuestra época, es el único diálogo posible, además, en el "Estado total". Cuaderno de bitácora, emplea esa expresión, como un navegante en un mar amenazador con oleaje y con monstruos abisales, pero con un rumbo y un destino.
En una de las raras entrevistas, en los 90, se refería al título "Radiaciones" como una manera de transmitir energía. Son impresiones agrupadas prismáticamente para elevarlas a imágenes; construye mitos, no para describir la realidad sino para hacerla. No busca expresar lo personal sin más: formó parte él mismo de la lógica de la barbarie, y quiere darle expresión a ese fenómeno contemporáneo, "la imagen de la catástrofe". Ve a los grandes escritores alemanes del XIX como augures "de las profundidades a las que hemos descendido", pero los textos eran jeroglíficos: hay cosas que no hemos sabido leer hasta hoy, dice.
Intenta hallar "el significado de los hechos", es como el sismógrafo, dice, al que no hay que culpar del terremoto (se refiere a Nietzsche con esta imagen, pero me parece tener más que un elemento de autodescripción). Lapidar hoy a Nietzsche, dice (en 1939) es de buen tono. El también se presenta como el barómetro que indica el tifón. Para H. Arendt, los diarios de guerra de Jünger son la mejor expresión de qué pasa cuando un individuo intenta conservar y expresar su integridad en un ambiente opresivo. Jünger habla de su fascinación por los instrumentos de observación, y sobre la observación de lo invisible. Su mirada estereoscópica, que no reduce un acontecimiento a una sola faceta, sino que muestra muchas distintas, aspectos diferentes, la realidad de la cosa como el positivo y el negativo de una fotografía; es lo contrario de la unilateralidad de la ideología. Así se analizan los componentes que constituyen la realidad. La realidad es múltiple y variada, no sólo en sí, sino según sea leída en un contexto histórico u otro. Algunos de sus escritos, dice Sánchez Pascual, "están aún por leer"; la perspectiva que genera sólo se gana con la distancia. Es un ingrediente esencial de su mirada.
Para Hermann Hesse, la toma de distancia le permitía (a Hesse) verse, un tanto paradójicamente, dentro de la escena descrita. La misión de Jünger no es política sino "autodidáctica", y no habría que leerlos en la clave política (como se hizo ya en su momento). Reflexiona sobre el poder, pero no desde una postura política. A pesar de que se le ve como un teórico del nihilismo, siempre era optimista: buscaba oponerse al miedo y sugerir la esperanza frente al estado totalitario.

En el debate...

Yo comento sobre la prudencia y la contención en los diarios: si son escritos con vistas a publicación, si son realmente secretos o íntimos, o escritos para el futuro (aquí hay toda una gama...). Es muy distinto un diario de un blog, que es escrito directamente para un público. ¿Ejercía también Jünger la prudencia y la autocensura a que invita, y más que invita, el estado totalitario? (Supongo que lo malo de los totalitarismos es la manera en que no se pueden simplemente expulsar o considerar como un Otro, sino que se absorben y transforman al propio sujeto que se disocia de ellos, y que quiera que no se ve implicado por el hecho mismo de vivir en sociedad, en sociedad totalitaria en ese caso).
Arendt, observa. L. P. R. S., observa que hay elementos totalitarios en todas las sociedades. Arendt, o Jünger, hay una especie de metafísica de la política actual. Quiere considerar el totalitarismo no como una ideología política concreta, sino como una categoría metafísica, que se puede encarnar en distintas prácticas políticas.
Otros del público comentan sobre la "benevolencia" de la autora al redimir a Jünger; Jünger estuvo muy implicado en el régimen nazi. Y la catástrofe a la que se refiere, la que registra, no es el totalitarismo, sino la rebelión de las masas, la política de masas que ha acabado con la aristocracia. Es un aristócrata, y no se opone al totalitarismo sólo sino también a la democracia liberal.

Y siguen las ponencias:

Vicente Rubio (SUNY y Zaragoza), que actualmente trabaja con Malcolm Read, habla sobre los blogs y el sujeto moderno, "Express yourself: los blogs en la lógica cultural del capitalismo internacional" —sobre algunos aspectos del tema, por lo menos.
Su modelo teórico intentará analizar los mecanismos ideológicos que subyacen a las producciones estéticas. Ideología entendida en el sentido althusseriano, con los parámetros del marxismo estructural: la matriz que constituye a los sujetos y a las representaciones que se hacen sobre el lugar que ocupan en la realidad. (Alusión en el título a Zizek y detrás de él a Jameson). La postmodernidad y el diario burgués moderno (los blogs como forma moderna) se encuadrarán en esta lógica de una fase tardía del capitalismo.
"Los blogs" frente a "el diario": una supuesta democratización de la escritura. Con respecto a lo de "express yourself" es todo un eslógan contemporáneo, por ejemplo usado hasta hace poco por Wordpress.
Son los blogs un fenómeno nuevo, que como tal expone ciertas inercias en las teorías con las que se les intenta analizar. Se tiende a ignorar las relaciones de producción, y se pierde el debate entre tecnofilias y tecnofobias. Las técnicas jamás han cambiado un horizonte ideológico. Raymond Williams también, p. ej., proponía una relación entre los medios de comunicación y los nuevos desarrollos del capitalismo: un ensayo que ha envejecido mal, pero que abrió otras reflexiones.
Continuidad entre diario y blogs. El ejemplo de Pepys, con su diario secreto en el que conviven lo público y lo privado. A partir de 2003 pasó a Internet, con enlaces internos añadidos, datos históricos... Pepys convertido en bloguero, comunicándose ahora directamente con su público. El elemento humano se convierte en el elemento legible, el contexto aporta elementos ilegibles. Es una continuidad en buena medida producto de una ilusión; los blogs están separados del diario.
Aceleración del tiempo en los blogs. Se acelera el proceso de autoobjetivación. La aceleración de la inmediatez se acelera aún más en Facebook o Twitter. Vivir la vida y contemplarla al instante: de una autoobjetivación a una autocosificación. El yo se convierte en una mercancía, hay una mostración de atributos y cualidades personales. Un diario es una búsqueda individual de un perfeccionismo moral; una utopía que nunca se alcanza; y es un proceso que se pierde en el proceso especular de los blogs; hay un yo incuestionado, ya construido, que se adorna de atributos y cualidades, la mostración de su sensibilidad, etc.
Si el yo íntimo se convierte en una mercancía y se ofrece al otro, el otro es pensable como cliente. El capitalismo contemporáneo da la razón, perversamente, a Foucault: con la necesidad de una autoinvención constante. Por ejemplo en el ámbito laboral, exigencia constante de autorenovación. Siempre disfrazado como una opción personal. Internet permite una autoinnovación más "libre", compartiendo gustos y opiniones, e incluso la creación de una identidad ficticia para su mostración. Es la utopía que nos ofrece la ideología contemporánea.
Frente al perfeccionismo moral de los diarios de Wittgenstein, en los libros de autoayuda de hoy, y en los blogs, se da un pseudoperfeccionismo. La promesa de la ideología contemporánea es la consecución efectiva de una perfección que nunca llega; cada uno expone sus deseos pero se quedan en ilusiones.
La blogosfera como nuevo espacio público, con la supuesta democratización de la escritura (dentro de un corte previo de personas alfabetizadas con ordenador y acceso a internet). En Uses of Blogs, paso de una economía "fordista", unidireccional, a una comunicación horizontal e individualizada: el "produser", o usuario activo. Es una jerga parecida a la descrita en el volumen El nuevo espíritu del capitalismo.
Limitaciones de Internet para considerarlo como esfera pública, desde un punto de vista habermasiano: falta de unidad, carencia de un referente político concreto. Si leemos la "Declaración de independencia del Ciberespacio" frente a los intentos de multinacionales y gobiernos de controlar el ciberespacio, vemos una utopía de libertad mental basada en la desmaterialización, la supuesta inexistencia de soporte físico, pero que es una realidad espiritualizada por la supuesta ausencia de la mente sin materia. (Era el autor letrista de Grateful Dead, que ha pasado a consultor de empresas de comunicación).
Se observa una primacía de la "voz" en estas invitaciones a la autoexpresión. Podríamos contrastarlo a la expresión "voz y voto", no se atiende a lo que la voz dice, sino al mismo hecho de expresarse. Sólo tenemos voz, no acción política; una voz incapaz de producir efectos. Nada cambiará. La esfera pública, dice Habermas, puede albergar discursos de segundo orden, que cuestionan la misma esfera. Habría que ver si siguen siendo posibles. El imperativo "exprésate" como nueva formulación de la ideología althusseriana, se nos ofrece capital comunicativo a cambio de la carencia de capital simbólico. ¿De qué íntimo descontento surge esta necesidad de expresión?
Termina con una invocación al marxismo entendido como optimismo, en estas épocas de "contrarrevolución ideológica", y una invitación a ver potencialidades abiertas a través de Internet. (Un uso posible de los blogs lo deja ver Benjamin: la literatura más auténtica surgiría a través de la interacción entre acción, periodismo, y escritura. Las opiniones son necesarias en la esfera pública).


Comentario

A mi pregunta sobre la ubicación material de esta crítica, y sobre la sociedad utópica a la que tiende, VRP plantea una visión no utópica ni idealista sino abierta y crítica del marxismo.

Malcolm Read ubica el nacimiento del diario a partir de la confesión cuando se plantea el autor como un sujeto libre y auténtico, no como un pecador; la posibilidad de la autenticidad desparece, dice, en la postmodernidad. La escritura del yo en la blogosfera más bien parece significar la muerte del diario como forma de escritura.

Otros ponentes son menos negativos con el panorama bloguístico: es una herramienta, se dice, y depende de cómo se use. Concurre en ello VRP, que aclara que su crítica se dirigía a ciertos usos banales e idealizaciones de la "expresión" como un valor en sí misma. Por cierto parece que todos los presentes sí están de acuerdo en su rechazo al blog autocentrado, ombliguista y dedicado a la exhibición de la personalidad del bloguero.

Yo, sospechoso de ser autor de uno de esos, defiendo la multiplicidad de contextos para definir la existencia y posibilidad de autenticidad, posible siempre en cada contexto histórico. Quizá lo que se esté criticando no sea la forma blog sino la sociedad que los usa y su banalidad—pero la capacidad crítica, recuerdo, no ha sido nunca un bien muy ampliamente difundido. Por otra parte, insisto en que cada fenómeno es no sólo efecto sino también causa de otros, dando lugar a efectos imprevisibles. Con respecto al "antideterminismo tecnológico" cito una idea que mi padre gusta de repetir: que si la Revolución Francesa fue importante para la humanidad, más transformadoras aún han sido las mil revoluciones por minuto de los motores. Eso sí cambia las relaciones sociales y productivas de modo radical e imprevisible. Del mismo modo que el marxismo también tuvo resultados múltiples e imprevisibles en su aplicación, unos deseables y otros no. Igualmente, la globalización potenciada cibernéticamente, Internet y los blogs, tendrán efectos tanto liberadores como opresores que seguramente sólo serán analizables a posteriori. Y eso en una multiplicidad de contextos tal que se resiste a una caracterización de conjunto.

Blogueras en 1800

Etiquetas: , , , , , , , ,

Domingo, 25 de Octubre de 2009 11:01. José Ángel García Landa Enlace permanente. Blogs


Sublimación al cuadrado


sábado 24 de octubre de 2009

Sublimación al cuadrado

Vengo de la conferencia de clasura del simposio sobre "El diario como forma de escritura y pensamiento en el mundo contemporáneo". Nos ha hablado José Luis Rodríguez sobre un diario de juventud de Georg Lukács que ilumina algunos aspectos de su obra temprana. En concreto, se refiere a la colección de ensayos sobre literatura y estética, El alma y las formas—una historia que me ha parecido fascinante y muy ilustrativa a su manera; doy aquí mi versión según la he extraído de la exposición de J. L. Rodríguez.

Lukács atravesaba entonces, hace ahora cien años, una etapa esteticista, cuyas raíces psicológicas quizá queden clarificadas por las anotaciones de este diario. El libro de El alma y las formas lo dedicó Lukács, en su edición alemana, a Irma Seidler, una amada con la cual había cortado relaciones, y que se suicidó. El diario aclara los motivos de la dedicatoria. Lukács mantenía con esta joven unas relaciones de cortejo altamente idealizado y extremadamente formalista y educado. Pero cortó relaciones con ella, de una manera que ella encontró inexplicable—desde luego Lukács no se explicó suficientemente. Vete a saber qué cosas llevan a un suicidio... y quizá no haya que culpar a Lukács en absoluto, por mucho que se culpase él (Seidler tenía su propia crisis en un matrimonio desdichado). Para Lukács fue traumática la relación, y su resultado—concluye en su diario que "he perdido el derecho a vivir" y juguetea él mismo con la idea del suicidio... todo esto es antes de su descubrimiento del hegelianismo y del marxismo, y por supuesto antes de sus posteriores relaciones de pareja y matrimonios. Con eso pasaría Lukács a otra fase. Pero en este momento vivía en un mundo de esteticismo decimonónico o romanticismo tardío, que podría describirse como una sublimación de instintos eróticos en un mundo de idealización estética y aristocratizante, que incorporaba el rechazo juvenil a la cultura burguesa de la que provenía. ofelia gótica

En el diario explica Lukács que escribió los ensayos de El alma y las formas, más en concreto algunos de ellos, como expresión de sus sentimientos hacia esta muchacha a la que amaba y a la vez rechazaba—como un explicación (que no lo fue, pues ella no llegó a recibir sus cartas, ni a leer el diario, que era secreto, y estaba desconcertada). Dice Lukács que si hubiera sabido escribir poemas lo hubiera expresado con poemas—pero que como no sabía, lo hacía mediante ensayos. Es lo que podríamos llamar una sublimación de una sublimación… el deseo erótico frustrado por múltiples razones daría lugar a estos poemas hipotéticos, pero que al no poder existir quizá por la magnitud del bloqueo, encuentran su expresión sublimada en segundo grado bajo la forma de ensayos, o analogías. Porque sirva de ejemplo el ensayo sobre Kierkegaard: también él cortejó a una muchacha y la amó apasionadamente, y también la rechazó a la vez, explicándose a sí mismo que no la trataría como merecía ella, y que él se debía a su obra, una obra que seguramente no podría escribir si optaba por el matrimonio con ella. Se mezclan actitudes de sadomasoquismo emocional (dice Rodríguez), otras de machismo descarado, y otras de profunda represión erótica... junto con esa idealizada vocación intelectual. Bien, pues Lukács ve esta historia de Kierkegaard como una analogía o explicación de su propia actitud. No es extraño que la muchacha no lo captase: ninguno de los críticos de Lukács lo "captó" hasta que se descubrieron los diarios (olvidados al parecer por Lukács hace tiempo) en los años 70.

En los diaros, Lukács asocia la figura de la amada a los momentos de plenitud y de vida que le dan fuerzas; ella lo es todo, una amada divinizada (en contraste frecuente, claro, con la realidad de la muchacha que irritaba a Lukács porque "no entendía nada, absolutamente nada, de las ideas de él"). La amada se contempla como una visión de perfección y plenitud vital y estética que recuerda enormemente a la caracterización que dan Joyce y otros modernistas de las epifanías, esa especie de trascendencia mediante el arte. No es difícil adivinar una enorme carga de represión y deseo sexual dando energías a estas sublimaciones. Pero Lukács concluye que precisamente la perfección de esa visión exige que no sea vivida—la vida percibida en su plenitud exige renunciar a ella, para preservarla quizá, o evocarla con distanciamiento máximo. La propia plenitud de la vida exige renunciar a la vida... todo un programa tanático, el del joven Lukács. Coronado todo esto por el suicidio de la amada, no es difícil imaginar la empanada mental del joven Lukács. Rodríguez se inclina por interpretar que en su vida posterior no asimiló esta cuestión, mediante la comprensión y la superación intelectual, sino que la olvidó o rechazó, tomando un derrotero estético e intelectual totalmente diferente.

Quizá no haya que subestimar el papel del desbloqueo sexual, en sus posteriores relaciones de pareja, que permitió a Lukács dejar atrás, a su manera, este trauma de juventud, y terminar de convertirse en el "espeluznante intelecto" que triunfaría como polemista (intransigente) y como teorizador del marxismo. Es ya este Lukács el que retrata o caricaturiza Thomas Mann en La Montaña Mágica, como el iracundo polemista Nafta (que, al contrario que Lukács, sí se suicida).

Es muy interesante esta manera en que un sentido crucial para la interpretación de una obra permanece oculta. Los escritos pueden estar a veces llenos de mensajes secretos que el autor dirige a sí mismo. No sabemos qué otros sentidos se ocultan detrás de tantos poemas y obras de ficción... si hasta los ensayos de Lukács pueden ocultar sentidos autobiográficos deliberados, y sublimaciones al cuadrado. En este caso, al menos, el sentido era accesible para el autor, consciente y deliberado, y accesible también (gracias al diario en el que lo explica) para un público posterior. (No llegó a hacerse accesible, un tanto grotescamente, para su destinatario principal, la amada de Lukács Irma Seidler... que a saber qué hubiera pensado de esos desagradables poemas transfigurados en forma de ensayos).

Qué otros sentidos se ocultan en tantas obras (quizá en las obras posteriores de Lukács...), que las guían de modo no obvio y que no son visibles a veces ni para el propio autor. Para eso están la crítica psicoanalítica, la deconstrucción y la hermenéutica, pero aunque un intérprete formule una interpretación que ilumina secretamente la clave de una obra, no es extraño que estas interpretaciones sean debatidas, sobre todo cuando se entrecruzan las proyecciones, frustraciones y obsesiones de los propios críticos.

Wilde y el enigma de la Esfinge

Etiquetas: , , ,



Comunión del pequeño Oscar

A photo on Flickr

Comunión del pequeño Oscar


Tras pasar esta semana pasada por el trago de la la Imposición de la Cruz, por fin ha superado el pequeño Oscar el rito iniciático de su primera comunión. He puesto unas cuantas fotos en mi Flickr, empezando por esta.

Otro escáner

Etiquetas: , ,

Lunes, 26 de Octubre de 2009 09:28. José Ángel García Landa Enlace permanente. Imágenes


Estudios sobre el texto

A photo on Flickr

domingo 25 de octubre de 2009

Estudios sobre el texto

Acaba de salir, o por lo menos acabo de recibir, una publicación en la que participo, el volumen colectivo Estudios sobre el texto: Nuevos enfoques y propuestas, editado por Azucena Penas y Rosario González; Es el volumen 56 de la serie "Studien zur romanischen Sprachwissenschaft und interkulturellen Kommunikation" de la editorial Peter Lang (Frankfurt am Main, Berlín, Berna, Bruselas, Nueva York, Oxford, Viena, 2009). (ISBN 978-3-631-58310-4). Y tiene VI, 489 páginas que incluyen estos trabajos:

- Mª Azucena Penas/Rosario González: Presentación
- Mª Carmen López: La filosofía hermenéutica del texto y su verdad. H.-G. Gadamer y P. Ricoeur
- Juana Sánchez-Gey: El carácter ontológico y ético de la palabra como generadora de texto
- Óscar Loureda: «Que 30 años no es nada...». Tradición y modernidad de la Lingüística del texto de Eugenio Coseriu
- Tomás Albaladejo: La lingüística del texto y el análisis interdiscursivo en la literatura comparada
- Mª Azucena Penas: Principio sintáctico de linealidad en el hipotexto y parámetros semántico-pragmático de continuidad en el hiper(ciber) texto
- José Manuel González: Gramática y estructura textual: propuesta metodológica
- Esperanza Acín: Texto y marcadores del discurso
- Rosario González: Tipología textual y coherencia discursiva
- Manuel Casado: Solidaridades léxicas y cohésion textual
- Ramón González: Algunas notas en torno a un mecanismo de cohesión textual: la anáfora conceptual
- Joan-Tomàs Pujolà / Mª Ángeles García / Vicenta González: Textos generados en la Web 2.0
- José Ángel García Landa: Los blogs y la narratividad de la experiencia
- Benjamin García-Hernández: Estructuras clasemáticas y sentido textual en «Los Menecmos» y «Anfitrión» de Plauto
- Jairo Javier García: Las «palabras clave» y su función representativa del sentido del texto
- José Jesús De Bustos: La construcción del discurso argumentativo a principios del Renacimiento
- Francisco Javier Herrero: Cohesión lingüística en «La Celestina»: Referencias al discurso mediante sustantivos de lengua
- Ma del Mar Espejo: Ritmo y enumeración. Un estudio de dos modelos discursivos: académico (E. Benot) y político (M.I. Pérez Quintero)
- Beatriz Penas: Comprensión y traducibilidad de la diversidad (lingüística, textual y cultural): Observaciones desde la anglística
- Teresa Bordón: La evaluación de la comprensión lectora.

Más información en la página web de la editorial Peter Lang (Y si alguien quiere escribir una reseña puede pedir allí un ejemplar).


Theorizing Narrativity

Etiquetas: , , , , , , ,

Lunes, 26 de Octubre de 2009 13:18. José Ángel García Landa Enlace permanente. Trabajos


9 to 5


lunes 26 de octubre de 2009

9 to 5

Una canción apta para los lunes, pobre curranta quejándose del stress y de su trabajo. Era de Dolly Parton y la oía yo mucho en la radio hace veintimuchos años, cuando trabajaba yo de nueve a nueve... Bueno, por lo menos luego no me ha tocado hacer de cajera ni de secretaria. De momento.




Me voy a tomar un cafecico...

C'est écrit

Etiquetas: , ,

Miércoles, 28 de Octubre de 2009 00:45. José Ángel García Landa Enlace permanente. Músicas mías


Authorial spectacles

Authorial spectacles


Aquí estoy estrenando mi nuevo looking con mis gafas de Pierre Cardin. Para vista cansada y leer de cerca. Se observará que aún no me he quitado las otras. Y también me he hecho lentillas bifocales (que también las llevo allí, para que no falte nada).

Mis imágenes según Google

Etiquetas: , ,

Miércoles, 28 de Octubre de 2009 10:56. José Ángel García Landa Enlace permanente. Personales


Adam's Tongue 11: De una bellota crece un arbolito

martes 27 de octubre de 2009

Adam’s Tongue 11: De una bellota crece un arbolito

Reseña del libro de Derek Bickerton sobre el origen del lenguaje, Adam’s Tongue (2009)


Tras desarrollarse en la sociedad protohumana un puñado de señales que permitiese el reclutamiento de grupos, ¿por qué no se desarrolló rápidamente el lenguaje? Sería ventajoso adaptativamente, y no habría razón para que no se desarrrollase si ya existían conceptos previos a los que etiquetar lingüísticamente: pronto se desarrollaría un protolenguaje decente. Pero la prueba de que esos conceptos no existían, y de que la cosa no funciona así, fue el lento desarrollo del lenguaje según sugiere el registro fósil y arqueológico de los dos últimos millones de años.

Lo sorprendente es que mientras que el aumento de capacidad craneana en las especies Homo durante los últimos dos millones de años fue continuo, el desarrollo cultural sufrió un largo estancamiento durante el Paleolítico. No hubo un desarrollo sincrónico y acompasado de desarrollo cerebral y complejidad cultural, al contrario de lo que los paleoantroólogos sugieren a veces por su manera de narrar esta historia. Por ejemplo, no hay evidencia de herramientas de más de una pieza en la cultura del Homo erectus. Y desarrollos como el uso del fuego, la construcción de refugios y la invención de lanzas pertenecen al fin del periodo:

"todo en la civilización humana—el pastoreo, la agricultura, las ciudades, la industrialización, y la exploración del sistema solar—está apretujado en apenas una fracción de 1/200 del período—un 0,005.
Si el lenguaje es de hecho lo que conduce el pensamiento humano, y si el lenguaje empezó hace dos millones de años, ¿cómo puede ser esto?" (213)


No hay causa evolutiva convincente para el origen mismo del lenguaje que no sea el reclutamiento a distancia para aprovechamiento de carroña. Pero lo malo es que esto parece contradecirse con la tesis de una coevolución armoniosa del desarrollo cultural y del cerebral. La hipótesis de una larga prehistoria de cazadores-recolectores con una cultura material simple pero una cultura lingüística "moderna" como las de las tribus de cazadores-recolectores actuales no parece convincente a Bickerton: supondría que la especie, aunque era capaz de desarrollar un potencial complejo de alterar su comportamiento, no lo hizo—algo inaudito. "Así que la idea de una especie lingüística pero con tecnología casi nula es tan problemática como al idea de una especie que haya desarrollado el lenguaje a partir de cero en una fecha muy reciente" (215) (—entendiendo por "muy reciente" los últimos 100.000 años).

El reclutamiento de carroñeros no era un "arbolito" del lenguaje, ni siquiera un brote. Era sólo una bellota: algo con potencial de desarrollo, con buena suerte y alimento. Suponía romper los límites de los sistemas de comunicación animal habituales, por primera vez no con un cerebro de hormiga o de abeja, sino con el de un mamífero altamente encefalizado. Pero en ese primer paso no existía ni de lejos la noción de los usos, aplicaciones y desarrollos que podría llegar a tener el lenguaje; no sabían los homínidos lo que habían hecho.

Las señales de reclutamiento tenían una referencia funcional, similar a la de los gritos de alarma de los monos vervet, pero tenían además desplazamiento con respecto a la situación de referencia (pues se referían a un lejano cadáver por explotar); eran señales creadas y aprendidas culturalmente, no instintivas, y contenían protonombres y quizá también protoverbos (por ej. señales imperativas). Pero esto es previo a incluso a un protolenguaje. Las limitaciones que aún tenían eran que:
- Las señales seguían unidas a una situación concreta y específica (si bien desplazada),
- Iban unidas a una situación presente (un presente extendido, por así decirlo: aquí sugiere Bickerton que la capacidad narrativa no estaba desarrollada, pues no estaban desarrolladas las señales que la hiciesen posible).
- Y también iban unidas las señales a la aptitud de supervivencia competitiva.

El desarrollo de un protolenguaje requería ir más allá, rompiendo esta conexión con la aptitud, el presente y las situaciones específicas. (Es decir, y aquí le pongo palabras en la boca a Bickerton, requiere el desarrollo de un mundo lingüístico virtual, un mundo de las ideas y de otros tiempos y espacios, un mundo alternativo como el que se da en las narraciones. Obsérvese que las abejas puede que tengan lenguaje de señales con desplazamiento, y los delfines puede que tengan una rica gama de señales sociales, pero nadie ha sostenido nunca que abejas, ni delfines, ni hormigas, ni chimpancés ni monos diana se cuenten historias — por muchos sentidos y hasta referencias que intercambien. Como teorizador de la narración, un poquito habré de barrer para casa aprovechando esta teoría tan a propósito de Bickerton, y defender a la narración como un rasgo muy específico de lo humano. Por supuesto que no niego que haya otros, como por ejemplo el desarrollo de herramientas complejas, y de la sintaxis, o una teoría de la mente y de la alteridad, o la capacidad de planificar la acción. De hecho tanto la narración como la sintaxis son herramientas complejas, y requieren una capacidad mental especial de manejo y recombinación de bloques de signos tomados como unidades. Algo que también está implícito en el desarrollo de una teoría mental compleja. Estas capacidades de combinación compleja de signos pueden estar más relacionadas entre sí de lo que parecería a simple vista).

Se suele hablar de la arbitrariedad, y no tanto del desplazamiento, como la característica primordial de los signos lingüísticos. O de la capacidad de combinación (sintaxis, etc.). De la complejidad. Pero Bickerton insiste en el carácter esencial y primordial del desplazamiento, un rasgo definitorio crucial que separa a las mentes prehumanas de las humanas. Para explotar su potencial, se requeriría el desarrollo de los conceptos: "símbolos mentales de referencia ya no ligados a casos particulares de las cosas a que se refieren" (217)—(el "mundo de las ideas", podríamos decir en terminología platonizante). "Sólo con tales símbolos abstractos puede uno vagar mentalmente, libremente, por el espacio y por el tiempo, como hacemos hoy tanto con lenguaje como en pensamiento" (217) (Es esto mismo lo que en otro artículo llamábamos "el lenguaje como realidad virtual").

De la señal a la palabra: Las señales protolingüísticas de reclutamiento de aliados carroñeros no eran palabras. Eran todavía signos icónicos e indiciales. Pero la distanciación exigía representar de algún modo el animal a que se referían, y eso permitía extender su uso a otros contextos ajenos al reclutamiento, otras circunstancias relacionadas con esos animales. Quizá con la ausencia misma del animal, por el fracaso de la expedición, o con la enseñanza del término a los pequeños—la mímica es esencial para esta evolución, y quizá el ritual repetido. Así se va separando esa "palabra" de la situación que la hizo surgir; y a la vez se forma en el cerebro una representación estable del sonido de esa palabra. No son procesos que resulten de "genes" evolucionando por sí mismos: es una evolución guiada por la propia actividad deliberada de la especie, para explotar mejor su nicho ecológico de carroñeros de primer orden.homini erecti

La construcción de nichos impulsa el lenguaje. Un cambio en el comportamiento alimenticio de la especie conllevó un uso diferente del territorio (en el Homo erectus): se pasa de la explotación local intensiva de un pequeño terreno a la explotación colaborativa de un amplio territorio (posibilitada, se entiende, por cambios en el lenguaje y cambios concomitantes en la organización social. También habría que añadir a esto los cambios anatómicos del homo erectus, adaptado a la marcha de largas distancias). Y este nuevo uso del territorio conduce, a su vez, a una relación diferente con la fauna y a una intensificación de la actividad semiótica:

"Para una especie que se hubiese vuelto dependiente de la explotación carroñera de grandes cadáveres, sería cada vez más importante leer adecuadamente todas las señales que dejaba la megafauna, para determinar la identidad de la especie y la edad relativa, el número de individuos en el grupo, cosas que indicasen que un animal pudiese estar herido o enfermo. (Estas huellas naturales proporcionan, por cierto, otras tantas ocasiones hipotéticas para el uso desplazado de los protonombres o protoverbos de reclutamiento). Surgirían, inevitablemente, disputas sobre cómo habría que interpretar las señales. ¿Cómo de antiguas eran? ¿Cuántos animales las habrían dejado? ¿Deberíamos seguir al grupo A, pequeño pero con un animal en él que podría estar enfermo, o al grupo B, mucho más grande pero con todos los miembros aparentemente sanos?" (221)


De este modo las señales originalmente icónicas se van convirtiendo en símbolos a medida que se usan en contextos cada vez más diversos—incluida la enseñanza de las señales a la nueva generación. De este modo la explotación proactiva del nicho ecológico específico lleva al desarrollo de las capacidades comunicativas que mejoren esa explotación—algo que conlleva la desvinculación gradual de las señales, independizándolas de un contexto presente y de una situación concreta.

Completando la triple desvinculación— O sea, desvincular las señales de las situaciones, del momento presente, e incluso de la aptitud competitiva inmediata. Esta última es la más difícil de lograr—hasta desarrollar la capacidad de impartir información por la información misma, no inmediatamente relevante (y se abre así la puerta, a la vez que a la humanidad moderna, a la invención, a la ficción, o a la divagación poética). Según Jean-Louis Dessalles la competitividad típica de los primates se desvió en primer lugar a la competitividad social por proporcionar información relevante—anotándose puntos por ello (y en eso seguimos, podríamos decir, sólo que con unos criterios de relevancia contextual cada vez más complicados y especializados).

El desarrollo de la negación también sería un paso significativo—pues es algo ajeno a la comunicación animal y supone una "irrealidad" y desvinculación del significado de la situación inmediata. (Hace poco tiempo, sin embargo, se describía una especie de protosintaxis combinatoria de gritos de alarma en una especie concreta de monos—gritos incompatibles que combinados vienen a anularse y a significar una interrupción de la actividad en curso. ver aquí una noticia de 2006 en el Times. Sería otro dato a tener en cuenta para el origen del "como si" y de la negación).

Enfatiza Bickerton que, en base a los datos de que disponemos, esta fase de protolenguaje primitivo, a mitad de camino de la comunicación animal, debió durar cientos de miles de años. Es la ilusión de la perspectiva la que nos hace suponer la posibilidad de un desarrollo rápido. Pero el lenguaje era algo tan nuevo, tan sin precedentes, que no hay manera de presuponer sus usos ni la dirección de su evolución, antes de que esta se diese lenta y penosamente, partiendo de un principio poco más elaborado que el lenguaje de las hormigas. (Queda por explicar, entonces, qué es lo que ’hizo clic’ en la cabeza de los Homo sapiens hace menos de cien mil años, para dar lugar al desarrollo por asi decirlo súbito de una cultura simbólica. Ese clic se vuelve tan difícil de comprender como el origen primigenio de un protolenguaje, que es en lo que se centra Bickerton).

Los pidgins al rescate—esta vez de verdad.
La solución al estancamiento, y al desarrollo posterior, es el surgimiento de la sintaxis—que hizo posible la organización del pensamiento innovador. Bickerton ha sido un teorizador de los pidgins enormemente influyente. Y sostiene ahora que hay una cierta similaridad entre el pidgin y el protolenguaje. (Ver también a este respecto mi artículo sobre "Integrationalism, Hinsight bias and the Pidgin Primordial Soup"). Hoy están desapareciendo los auténticos pidgin, dice Bickerton: "El inglés está matando a los pidgins aún quizá más deprisa de lo que está matando a los idiomas establecidos. ¿Para qué intentar emprender un nuevo lenguaje si ya hay uno ya prefabricado que se extiende por todo el planeta como la mala hierba?" (224)

Con el pidgin, sin apenas sintaxis, se pueden pensar y expresar ideas complejas, si bien de forma vaga. Claro que los hablantes de pidgin se basan para eso en otro idioma que dominan. Pero ¿podría un pseudo-pidgin protolingüístico haber persistido durante todo el paleolítico sin desarrollo aparente? La hipótesis de Bickerton es que esto indica que en efecto el protolenguaje paleolítico no llegaba ni siquiera al nivel de complejidad de un pidgin, hasta el surgimiento de nuestra propia especie... o que, por alguna razón aún desconocida, la capacidad de conectar palabras a nivel elemental para mensajes simples no conllevó, durante mucho tiempo, la capacidad de combinar conceptos en secuencias de pensamiento coherentes. Una cuestión indecisa.

Cosas que se pueden hacer con palabras: Como Terrence Deacon, Bickerton cree ahora que es el simbolismo, y no la sintaxis, la que marca el límite entre humanos y no humanos. (La cuestión, me temo, es que no hay, o mejor dicho, no había, un límite definido—¡es lo que se llama evolución!). El simbolismo es previo a, y requisito necesario, para la sintaxis. Habría ahora que estudiar, dice Bickerton, la relación entre vocabulario básico y las actividades y necesidades de una sociedad protohumana. Un aspecto descuidado—nadie se ha preocupado de especificar cuáles podrían haber sido las primeras palabras del vocabulario básico ni su relación con las presiones selectivas concretas de esa sociedad (Esto es mucho decir, me parece. El terreno está mucho más ocupado de lo que sugiere Bickerton. Desde luego todos los estudios de vocabulario comparado del indoeuropeo, por ejemplo, van en direcciones no muy diferentes a ésta. O véase sin más este artículo mío sobre protolenguaje infantil: "Pop & pap: Mamá y mamar / Papá y papilla"). Y aboga el autor por estudios experimentales de uso de vocabularios básicos.

Conexión nuevamente:
Aquí arguye Bickerton que la conectividad entre palabras es posible cuando hay palabras, pero imposible entre señales de ACS, pues éstas no tienen sentido combinadas, y además son completas en sí mismas. (En este punto hay una cierta petición de principio en el razonamiento de Bickerton, pues en cuanto las señales se combinan... ya ni son completas en sí, ni tienen su sentido aislado. Así que habría que matizar esto con los recientes hallazgos sobre la combinatoria de gritos de alarma "virtualizados" en al menos una especie de monos, a lo que antes me refería).

Con la evolución del protolenguaje incipiente al "pidgin primigenio", se produciría gradualmente el crecimiento y la organización del vocabulario y de la fonología, dos procesos interconectados:

"En otras palabras, cualquier aumento del vocabulario habría supuesto una fuerte presión selectiva para un aumento en la complejidad fonética. Y esto, en la fase avanzada del protolenguaje, habría dado comienzo a uno de los procesos que con el tiempo serían distintivos del auténtico lenguaje: la doble articulación de sonidos y palabras" (231)


El protolenguaje sería inicialmente tanto manual como gestual y hablado, pero las "palabras" serían sonidos no combinados ordenadamente, y desorganizados. Esto tendría que dar lugar con el tiempo a una estructura organizada basada en una fonología estandarizada.

"Pero el punto que realmente quiero enfatizar es que el lenguaje, como la construcción de nichos, es un proceso autocatalítico. Una vez ha comenzado, se impulsa a sí mismo: crea y satisface sus propias demandas" (231)


—(En esta noción de la autonomía lingüística hay parte de la herencia chomskiana en esta fase tardía del pensamiento de Bickerton. También me recuerda mucho a una noción que mi padre gusta de repetir sobre el desarrollo y evolución del lenguaje: que el lenguaje se selecciona a sí mismo, que se organiza como un proceso autónomo sobre la base de múltiples contextos de uso repetidos en muchos hablantes. Por ejemplo, en la selección de vocabulario, cuál permanece y cual no—pero también a muchos otros niveles). Las capacidades genéticamente codificadas de la especie tienen una flexibilidad, según el comportamiento: interactúan con las experiencias y comportamiento de los individuos para generar comportamiento nuevo y más específicamente orientado: "Así funciona la evolución" (231). Y así surgiría la primera sintaxis incipiente, basada en el principio de "el sujeto primero": la combinación de una información conocida con una modificación de la misma—algo que se predica sobre ella. Pero para mayor complejidad hace falta pasar a otra fase ya no protolingüística...


Adam’s Tongue 12: El arbolito se convierte en un roble

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Miércoles, 28 de Octubre de 2009 18:35. José Ángel García Landa Enlace permanente. Evolución


Neurología glial

A photo on Flickr

miércoles 28 de octubre de 2009

Neurología glial

Una noticia que nos pasa Norman Holland: Andrew Koob propone (o resucita y desarrolla) una teoría neurológica contra la preponderancia de la neurona. Las células gliales, que constituyen la gran mayoría de las células del cerebro, serían mucho más importantes de lo que hasta ahora se suponía—y que tendrían un papel especialmente destacado en la creatividad. Ver este artículo en Scientific American. La teoría de que las células gliales eran una especie de "argamasa aislante" para las neuronas, sin funciones neurológicas avanzadas, fue desarrollada por Pedro Ramón y Cajal (en cuya casa vivo yo, por cierto) y fue adoptada por su hermano Santiago "Nobel" Ramón y Cajal como uno de los elementos centrales de su teoría neurológica. El propio nombre de las gliales las caracteriza como un simple "pegamento". Supongo que fue la conjunción del desarrollo de la tecnología eléctrica y la conductividad de las neuronas la que atrajo la atención sobre ellas de modo espectacular y ha llevado al descuido no menos espectacular de las gliales. Seguiremos el tema.

Especulaciones neuronales

Etiquetas: , , , , ,



Einstein el mutante

A cuenta de las noticias en la lista PsyArt sobre las células gliales y su papel en la imaginación, pasa Carole Brooks Platt este mensaje:

Oddly, I had just found a copy of an old NYT article on Einstein's brain yesterday. Yes, he did have "an unusual preponderance" of glial cells, but also he was missing the parietal operculum and the Sylvain fissure which means his inferior parietal lobe was unusually large (15% wider than normal according to the Canadian researchers who actually handled his brain). His temporal lobes were actually smaller than normal. The fact that the parietal lobe, responsible for mathematical thought, three-dimensional visualization, and spatial relationships (see article) was so large and the temporal lobes (responsible for language processing) were small, would give him an enormous advantage for the kind of work he did, while disadvantaging his language ability. The article reports Einstein did not speak until he was 3 years old and later had trouble forming sentences.

Carole
www.carolebrooksplatt.com

Aquí hay un par de artículos sobre el tema: sobre la estructura cerebral atípica y sobre la preponderancia de gliales en una de las áreas.

Parecería que, como otros, Einstein era un mutante. Y quizá un mutante múltiple, pues en principio no parece que esa estructura cerebral anómala en diversos parámetros, estructuras y dimensiones vaya a resultar de una única mutación. Debió ser Einstein, y quizá sea el caso de otros genios, una conjunción única de singularidades genéticas. Genios genéticos podríamos llamarlos... Otros genios hay no genéticos—menos geniales quizá—los que resultan sólo de estar en el punto donde se encuentran dos ramas del conocimiento que van creciendo y creciendo hasta que chocan...

Del cerebro de Lenin, otro cerebro legendario, he oído que era extraordinariamente pequeño. Malas noticias para el comunismo. No tengo noticias de que se exhibiese en un frasco de formol, al lado de la momia, el prodigioso órgano. Estaba menos mitificado, eso sí, que el de Einstein.

Sobre el cerebro de Einstein entendido como un objeto mitológico contemporáneo escribió Roland Barthes uno de los ensayos de Mythologies. Divertido e iluminador, cómo no... se centraba en la imagen de Einstein como genio puramente material, pura materia gris productora de ecuaciones; un superhombre de la cogitación sin misterio, todo él resumido en un órgano calculador, contrastado con los misterios que intentaba desentrañar, o superpuesto en su materialidad humana a los límites del secreto del Universo, un secreto siempre por desentrañar, y que dejaría incompletamente resuelto...

Parece que no paramos de darle vueltas a Einstein entendido como cerebro. Pero hay una ironía en esto. En su análisis del Cerebro de Einstein, Barthes presupone en todo momento que es un cerebro como los demás, y que de hecho no hay misterio en su sustancia: que todo el añadido es mitología, y que Einstein no es, en tanto que cerebro, distinto de cualquier otro cerebro. Todo es construcción—la ciencia de Einstein y la imagen de Einstein; nada es naturaleza en Barthes, y la naturaleza de Einstein es la simple naturaleza humana, sólo que magnificada discursivamente. Einstein es como todos nosotros.

Ahora podemos sospechar que Einstein era un mutante; y que en su cerebro había algo analizable aparte de las mitologías que lo rodeaban. O, quizá para literalizar la ironía... que las mitologías no eran gratuitas, y estaban allí por algo.


Procesador cíborg

Etiquetas: , , , , ,

Viernes, 30 de Octubre de 2009 17:02. José Ángel García Landa Enlace permanente. Curiosidades


On not travelling

A photo on Flickr

 

From my Turkish correspondence...

Hi Selmin, I was turning thoughts around in my mind about traveling and not traveling.... you know, "and far ahead there's Istambul...!" and now I find that's the subject of the poem by Benedetti you were asking about! So here goes:

The Notion of Motherland

When I live in this country which does not dream
When I live in this city without eyelids
Where nonetheless my wife understands me
And where my childhood stayed and where my parents get old
And I call my friends from one lane to the next
And I can see the trees from my window
Forgotten and torpid at three'oclock in the afternoon
I feel something that encircles me and oppresses me
As if a thick and decisive shadow
Fell on me and on us
To hide some person who always disconnects
The old detonator of hope

When I live in this city without tears
Which has become selfish out of sheer generosity
Which has lost its verve without spending it
I think that the moment has come at last
To say good-bye to some assumptions
To take some distance perhaps and speak other languages
In which indifference is an obscene word

I admit that I have escaped some times
I will say first of all that I looked on the Arno
That I found in the Charing Cross booksellers
One Byron signed by Bull a vicar
One Christmas seventy years ago.
I marched among the drunkards at the Bowery
And the Brueghels at the Gallery
I noted how the sound system ath the Château de Langeais
Can go awry explaining medals and incensaries
When actually there were only suits of armour in sight.

I sweated in Darkar for the sake of solidarity
I saw mobs galloping to the Monna Lisa
And fleeing without a look at Botticelli
I saw priests from Madrid accosting prostitutes
And in Rembrandt's house tourists from Dallas
Asking about the dining room
Heaps of Swedes in two yards of sunlight
And in Copenhaguen the Russian embassy
And the American embassy
Separated by a pretty cemetery.

I saw Lidice's corpse covered in snow
And the carnival at Rio covered by the samba
And in Tuskegee the rabid optimism of black men
I tasted in Santiago conger eel soup
And welcomed the New Year in Times Square
Getting kites out of my ear.

I saw Ingrid Bergman running in the Rue Blanche
And although the differences are obvious
I saw Adenauer among weal Viennese applause
I saw Khruschev coming out of Pennsylvania Station
And although again the differences are obvious
I saw a bull with a peaceful pedigree
That did not want to kill his bullfighter.
I saw Henry Miller far from his tropics
With a Mediterranean sunstroke
And I had a photograph of me taken at Jan Neruda's
I slept listening to Wagner in Florence
And hearing a Swiss man between Geneva and Tarascon
I saw fat and humble artisans from Pomaire
And three young little nuns at the Carnegie Hall
Beating the jazz rhythm with their thick black shoes
I saw the prettiest women in the planet
Walking without me along the Via Nazionale

I looked
I admired
I tried to understand
I think to a fair extent I understood
And it's great
Everything is great
One can know that only there, far away,
And it's a nice vacation
It is a ravishment of images
It is a merry dictionary
It is an easy trip
It is a relief.

But now I have no more excuses left
Because one returns here
One always returns.
Nostalgia oozes from the books
Gets under the skin
And this city without eyelids
This country that never dreams
Suddenly becomes the only place
Where the air is my air
And the guilt is my guilt
And in my bed there is a pit which is my pit
And when I stretch my arm I feel certain
About the wall I touch or about the void
And when I look at the sky
I see here my clouds and my Southern Cross
My surroundings are everyone's eyes
And I do not feel I am aside
Now I know I do not feel I am aside.

Maybe my sole notion of motherland
Is this urge to say We
Maybe my sole notion of motherland
Is this return to one's own disarray.


---So far Benedetti. As for me, just the idea of going to see the Mona Lisa makes her feel superfluous, or makes me feel superfluous; one of us shouldn't be there. Well, I'm not going to say those are my feelings in the poem, not quite... but it does make me feel as if I were already back from all those trips, even before I set out! So you see perhaps I am past cure. Anyway... Ein Kuss.



Meditación mirando al mar

Etiquetas: , ,

Viernes, 30 de Octubre de 2009 19:54. José Ángel García Landa Enlace permanente. Cómo somos


Género sexual y adicción - a Academia


jueves 29 de octubre de 2009

Género sexual y adicción-a Academia


Imágenes repetidas de los géneros sexuales y comportamientos genéricos reglamentados como algo que tiene un elementgirlo de adicción... Esta era la idea central de este capítulo de libro de los 90, que apareció en el libro Gender, I-deology, del que yo era coeditor, en Rodopi. También habla, claro, de la ideología del yo, lo que llamaba en el título "I-deology", de la sexualidad, la crítica feminista, etc.

Ahora lo republico, junto con otros artículos nuevos y viejos, en mi página de Academia, ese facebook para universitarios. Facebook de baja intensidad, y sin galletas de la suerte, de momento. Pero casi todos los días alguien localiza una publicación mía o dos en Academia: y siempre les da eso más difusión que el Reposo en el Estante.

En Academia puedes poner las publicaciones como resumen o poniéndoles un enlace a su edición en red; o puede subir un PDF "bajable", o publicarlas con un procedimiento de conversión rapidísimo como un "iPaper". Aquí está, entonces, el iPaper de mi artículo "Gender, I-deology and Addictive Representation: The Film of Familiarity".

Lo mejor del artículo, quizá, los epígrafes. El de Bathsua Makin: "la Costumbre tiene una potente influencia: tiene la fuerza de la misma Naturaleza". Y el de Sartre: "El hombre es serio cuando se toma por un objeto". La mujer objeto creo que es un caso más complicado.


A photo on Flickr


m/f / s/z: transexualas y hermafroditos, monstruas y prodigios

Etiquetas: , , , , , ,

Sábado, 31 de Octubre de 2009 00:24. José Ángel García Landa Enlace permanente. Ideología


Judith Butler: Lenguaje, sexismo y resignificación


Judith Butler, lenguaje, sexismo y resignificación

El poder del lenguaje en la teoría feminista de Judith Butler —Notas sobre la conferencia de la Dra. Elvira Burgos Díaz (Universidad de Zaragoza) en las jornadas sobre LENGUA Y GÉNERO: ACTUALIDAD Y PERSPECTIVAS (Organizadas por la Universidad de Zaragoza, el Instituto Aragónés de la mujer y el grupo Sylex/Zaragoza Lingüística). Salón de Actos del Instituto de Ciencias de la Educación, Universidad de Zaragoza, 30 de octubre de 2009


El poder del lenguaje en la teoría feminista de Judith Butler

Butler no es lingüista propiamente, pero formula una filosofía del uso del lenguaje desde la crítica al sexismo y desde la teoría del sujeto.

Se parte de la crítica de Hamann a la teoría del sujeto de Descartes o de Kant: contra el pensamiento como una entidad aislada, se pasa a una centralidad del lenguaje, como algo que posibilita el pensamiento. En el XIX Nietzsche aporta una dimensión novedosa sobre el lenguaje. El lenguaje crea mundo, abre mundo, no sólo comunica algo preexistente, y allí emerge el individuo, que es imposible de pensar fuera del lenguaje. Es el "giro lingüístico" de la filosofía. Dentro de este giro lingüístico, la teoría de Judith Butler se encuentra dentro de la corriente del "giro performativo". ¿Qué es la concepción performativa del lenguaje? Que, además, tiene que ver con toda una concepción del mundo, una nueva concepción de lo que son las mujeres y los hombres. Y también con una teoría del lenguaje agresivo, de la lucha contra las palabras que pueden causar un daño.

El giro performativo es característico del postestructuralismo. No se concibe al individuo como un ente aislado de su mundo; esta concepción del sujeto, y de la libertad del mismo, queda quebrada. El sujeto no nace, sino que se hace (como decía Beauvoir); es la línea clave del pensamiento postestructuralista en la que se ubica Butler. El contexto hace al individuo; nace en un contexto preexistente que le configurará como ser humano. Parte esencial de ese contexto es el lenguaje: así se nos nombra (no nos autonombramos), y con ese signo lingüístico se nos comienza a configurar como sujetos. El cuerpo no es suficiente de por sí para la vida social: hay que constituir una presencia social y un nombre. Y así nos volvemos "vulnerables lingüisticamente"—estamos en relación de dependencia constitutiva con respecto al lenguaje.in the cut

¿Es niña o es niño? La pregunta ya condiciona la presencia de la criatura en el mundo. No tiene que ver sólo con la anatomía o la biología, sino con la interpretación social y lingüística que se hace de ese cuerpo. El lenguaje nos preexiste, y lo aprendemos, juntamente con una carga valorativa constituida socialmente. Y así el lenguaje nos constitutye por el método de la repetición y la imitación. Adquirimos el instrumento junto con todos los valores que van asociados a él y se transmiten con él. El contexto nos configura, nos otorga una identidad, mediante la repetición y la imitación de los usos sociales. Yo hago mío el lenguaje, pero antes él me ha hecho a mí—hay aquí un doble movimiento.

La teoría performativa del lenguaje se remonta a John Austin, Cómo hacer cosas con palabras. Los enunciados no son únicamente constatativos, con valor de verdad o de mentira; hay enunciados realizativos o performativos, expresiones que hacen cosas, que tienen efectos sociales—por ejemplo una promesa, un insulto, una fórmula ritual…. La formulación inicial de Austin era un tanto confusa pero abrió caminos al pensamiento. Estas acciones lingüísticas no se analizan bajo el prisma de la verdad o la mentira, sino del éxito o el fracaso. Ahora bien, Austin seguía concebiendo al individuo cartesianamente, un sujeto no socialmente consitutido. Así estas expresiones las concebía Austin como una expresión del poder y autonomía del sujeto hablante.

Derrida revisará estas tesis de Austin desde una perspectiva postestructuralista, y será la perspectiva performativa de Derrida la que resultará esencial para la teoría de Judith Butler. Lo que para Austin era accidental, los "fallos" performativos, se convertirá en esencial para Derrida. No hay posibilidad de éxito sin posibilidad de fallo. Para Austin, los performativos eran aquellos actos de habla en los que no hay diferencia entre decir y hacer, pero hay algunas situaciones en las que esto se quiebra: la ficción teatral, la literatura o poesía, o los monólogos privados, las citas… para Austin no se daban entonces las condiciones para el éxito performativo: el sujeto no está "autorizado". Para Derrida, la cita no es una excepción: la citacionalidad es la esencia misma del uso del lenguaje. Es una concepción totalmente diferente: el uso del lenguaje es una secuencia de citas y repeticiones. Todo tipo de lenguaje constituye su orden mediante la citacionalidad—y en esto Derrida va, claro, mucho más lejos que Austin.

Así pues, nazco y aprendo un lenguaje a partir de la repetición y la imitación: reconocemos las palabras porque ya están oídas antes; si el lenguaje fuese completamente creativo no habría posibilidad de entendimiento. El sujeto es sólo un elemento de la cadena de significación; un elemento crucial, pero que es constituido por esa misma linguisticidad. El sujeto es un sujeto vulnerable, constituido lingüísticamente. Su acción puede tener éxito o puede no tener éxito. El éxito o el fracaso de una acción lingüística es un riesgo: nada asegura el éxito de los usos lingüísticos. Se abre también la posibilidad así de que las palabras sexistas, racistas, homófobas, las palabras destinadas a herir, no causen el efecto que buscan.

En Estados Unidos hay mayor tendencia al control del lenguaje, a la intervención mediante la censura o la prohibición del lenguaje sexista, racista, pornográfico, etc. —o el control de las imágenes, pues no hablamos sólo de palabras sino de otros tipos de materialidades que transmiten significados y valores, las imágenes, que también transmiten sentidos y valores. El debate sobre los límites y de la prohibición y la censura es problemático. Sobre el lenguaje agresivo, Butler tiene una perspectiva propia: critica la presuposición de que el lenguaje siempre hace lo que dice—que el sujeto controla los efectos que va a provocar su lenguaje. Es una concepción desfasada, se pierde de vista lo colectivo, según Butler. La censura presupone esa concepción tradicional del lenguaje y del sujeto. Butler es crítica con esto, poniendo en escena su concepción del lenguaje siempre abierto al fracaso, y del sujeto constitutivamente vulnerable; y precisamente por eso capaz de actuar y responder. El sujeto es capaz de contestar, de resignificar de modos imprevisibles el mensaje recibido: el lenguaje está fuera de control para el sujeto; no podemos controlar su recepción.

Tampoco nuestro ser entero está bajo nuestro control: se nos escapan sus efectos. El sujeto habla no sólo su discurso, también habla con su cuerpo, y allí el inconsciente se hace cargo. Por ejemplo, en el caso de los insultos pueden verse desactivados por el lenguaje corporal, o viceversa, un lenguaje educado puede ser desautorizado por el cuerpo que habla. De ahí hablaba Felman del "escándalo del cuerpo que habla", de la siempre posible desacompasación de esos mensajes.

Butler no cree que se pueda vivir en una sociedad sin normas. Pero la censura (o sólo la censura) no es el camino adecuado para cambiar el lenguaje agresivo. En la propia lógica del lenguaje, en la repetición y la imitación, y en la resignificación, está la solución al problema. El lenguaje agresivo, o el lenguaje que hiere, hay que hacerlo circular, verbalizarlo y darle otro sentido. (Es la herencia de la teoría psicoanalítica, la teoría de la reelaboración de los traumas). Por ejemplo la revalorización de lo femenino, de la mujer, tal como se ha hecho desde el feminismo, mientras que siempre había ido asociado a términos negativos.

La apuesta de Butler es, pues, la repetición y la reelaboración, pero siempre abierta a la posibilidad del fracaso, y siendo conscientes de que la palabra nunca está bajo control, y siempre está sujeta a debate.

Turno de preguntas tras la conferencia:

Se habla del reciclaje de palabras ofensivas como "bollera", "mujer pública", "individua" y de su reutilización—por supuesto también sobre los límites de la misma, según quien intente "reapropiarse" de las palabras reapropiadas, en un contexto nuevamente ofensivo…

También se preguna por "hacer cosas con cosas", por el uso simbólico de las acciones e imágenes, y no sólo con las palabras. En un sentido amplio podíamos entenderlo como un lenguaje, dice Burgos, porque todo es lenguaje en el sentido de que organiza sentidos, transmite valores, permite actuar y desear, etc. Lenguaje en sentido amplio, el mundo social que nos rodea (insiste Burgos en la primacía del lenguaje). El lenguaje abre espacios de inteligibilidad pero cierra otros espacios. En ese sentido vivimos en un universo lingüístico, pero eso no quiere decir que controle todo, porque está sujeto al exceso. Hasta lo que se calla forma parte del lenguaje, lo que no se puede decir, lo que se censura ya de modo implícito e inadvertido. Lo excluido como elemento subversivo también procede de la teoría de Derrida, o lo prohibido para determinado grupo, lo impropio de los hombres, etc. En la teorización de la nueva masculinidad, por ejemplo, tendría mucho que decir esta aproximación.

Yo pregunto a Elvira Burgos si tiene una actitud crítica o expositiva frente a la filosofía de Butler: si cree que hay elementos de la misma que podrían prestarse a matización o reformulación. Y más en concreto: ¿cuál sería la aplicación que se hace, o que se debería hacer, de la filosofía de Butler en el actual contexto político español?

Me contesta Burgos que se suele interpretar que ella es una gran "forofa" de Butler, y que en efecto lo es, pero que sí considera aspectos de su pensamiento matizables, aunque no entra a especificarlos por no estar directamente relacionados con las cuestiones hoy debatidas (se referirían más, al parecer, a la teoría de lo queer). Sea como sea, considera que está teniendo un gran eco hoy el pensamiento de Butler, no tanto en lo institucional, sino más bien en los movimientos sociales que es donde se hace (según la teoría misma de Butler) la acción política a muchos niveles. En ese sentido sí está siendo un pensamiento muy influyente en España.


Me quedo con ganas de preguntar más cosas—por ejemplo esos aspectos de la doctrina queer que se prestan a desacuerdo—o cuál habría de ser la política butleriana al parecer basada en la "no prohibición" aplicada en un contexto institucional... cosa que parece algo problemático, pues censura siempre la hay y la habrá, en unos sitios más que en otros, y en las instituciones desde luego, y no parece universalmente deseable, ni de hecho posible, que se suprima.

Y más en concreto, me gustaría preguntar sobre un aspecto polémico del pensamiento de Judith Butler. Pasa por ser ésta una "constructivista radical" en materia de identidad sexual; ahora bien, ahora hay un interesante debate sobre los límites del constructivismo llevado desde teorías como la crítica evolucionista o el cognitivismo. Sería interesante ver en qué medida los presupuestos de estas teorías contradicen el tipo de constructivismo sostenido por Judith Butler. Sin estar, por supuesto, cerradas a la influencia de la construcción social en la naturaleza humana—pero sí defendiendo la existencia de una naturaleza humana que es la que puede modelarse o resignificarse dentro de unos límites.


Producción y reproducción

Etiquetas: , , , , ,

Sábado, 31 de Octubre de 2009 14:58. José Ángel García Landa Enlace permanente. Ideología


Sexo *gramatical*, juicio social

viernes 30 de octubre de 2009

Sexo "gramatical", juicio social

Notas sobre la conferencia "Nombrar en femenino: sexo "gramatical", juicio social", de la Dra. Ana María Vigara Tauste ( Universidad Complutense de Madrid, Facultad de Ciencias de la Información). Conferencia en las jornadas sobre LENGUA Y GÉNERO: ACTUALIDAD Y PERSPECTIVAS (Salón de Actos del Instituto de Ciencias de la Educación, Universidad de Zaragoza, 30 de octubre de 2009).

(Jornadas organizadas por la Universidad de Zaragoza, el Instituto Aragónés de la mujer y el grupo Sylex/Zaragoza Lingüística)

Nombrar en femenino: sexo "gramatical", juicio social

Se queja la conferenciante de la crítica de la prensa a las feministas, la recepción que a veces se hace de jornadas feministas: se les empareja con "machistas", se asocian con "lesbianas y furor uterino", etc. Hay también críticas de la prensa al "mujerío" de Zapatero… etc. Y está especialmente enconada la cuestión en lo referente al feminismo en el uso del lenguaje. Es un tema sensible en el que la gente tiene criterios estables y no le gusta modificarlos. En lenguaje se utiliza la propia autoridad, y la de otros sólo cuando apoya la nuestra. El "feminismo lingüístico" se rechaza argumentando que es "tontería", no supuestamente porque quien lo rechace esté defendiendo una postura machista. Toda respuesta a esto es una toma de partido, y lleva a más tomas de partido.

En España la cuestión se encona, y se discute con auténtica inquina. La conferenciante pide sin más "que se deje correr al lenguaje"—que no se impongan cosas, y que luego cuajen o no cuajen los usos feminizados —en los términos de profesiones, por ejemplo, que es el tema de la conferencia. Estas peleas llegan a extremos ridículos por las iras que despiertan.

Los argumentos "exclusivamente lingüísticos" no existen, por las razones que ha expuesto Elvira Burgos en su conferencia sobre el lenguaje y la ideología social. Lo lingüístico está plenamente imbricado e implicado en lo social. En español no hay sustantivos neutros: sólo masculinos y femeninos. Hay pequeños restos de neutro en los artículos y determinantes… pero el determinante neutro pide una concordancia que enseguida se hace masculina. Por otra parte, es imposible hacer un uso neutro del lenguaje.

Los sustantivos pueden tener flexión de género o no. Presenta un cuadro-resumen del género de los sustantivos en español, distinguiendo entre nombres de cosas (concretas o abstractas), animales, y personas. Las cosas tienen género gramatical, independientemente de su terminación (por ej.: el dedo, la mano).

Los animales que más nos importan tienen flexión de género con masculino y femenino; otros tienen sólo género gramatical. El procedimiento general son los epicenos: con un solo género gramatical (delfín macho o hembra; ardilla macho o hembra— aunque sí se ha utilizado "delfina" en un contexto que hablaba de las emociones de un delfín hembra concreto).

Con las personas hay variación genérica -o/-a, o bien se marca la diferencia genérica con heterónimos (yerno/nuera) o bien se usan otras palabras que no tienen flexión de género— o sea, en estos casos hay género común (cantante, internauta). Con o sin flexión, siempre se indica el género. El debate está ante todo en los nombres personales. Y en los sustantivos: no los adjetivos, conjunciones, etc…. Únicamente los sustantivos personales son objeto de debate.

(A mí se me ocurren aquí otros usos debatibles del masculino genérico con adjetivos o participios—por ejemplo, a la hora de calificar a estudiantes como "Suspenso" o "Aprobado" sean hombres o mujeres—¿sería políticamente correcto poner en un acta "suspensa"? Cuando lo pregunto en la sesión de la tarde, se me dicen dos cosas, 1) que ahora las actas ya son sólo numéricas,  2) Una profesora feminista sí lo venía haciendo antes, poniendo "aprobada" o "suspensa" sin mayores problemas)

Se presenta una clasificación de M. L. Calero, M. Lliteras y M. A. Sastre:

Género masculino ambisexual: para expresar la identidad sexual desconocida ("cuando el solicitante es mujer") los anónimos ("el usuario de Internet") las estadísticas ("los zaragozanos, los católicos") la prototipicidad ("un abogado por cada cien mil habitantes")...

O bien género no ambisexual, clasificado en diversos tipos:

Intrasex: niño,a; abogado,a
Extrasex: El/la espía, periodista, joven, cantante, guardaespaldas...
Heterosex: padre/madre, yerno/nuera, hombre/mujer
Ortosex: el cura, el tenor, la monja, la soprano (cuando "no hay" del otro sexo).
Unisex: el prójimo, la persona, la gente, la tribu, el clero...

(y "el mujerío"? Yo no lo veo como "unisex", más bien como "heterosex").

"Jueza" es un caso favorito de Vigara, muy debatido en sociedad seguramente por el poder que detentan los jueces y las juezas. (Y las jueces también...).

En la entrada "juez" del Diccionario Panhispánico, se ha especificado que es terminación común a masculino y femenino: es atípica esta especificación, y seguramente se vio influida por el argumento popular. (El contraejemplo viene pronto: andaluz/andaluza).

(Estos debates basados en opiniones de autoridad se dan en otros casos debatidos. Por ej. El caso de "más mayor" usado para personas, también supuestamente antigramatical. Se dice que "la gente culta no lo usa así". Pero el argumento de "la gente culta" se utiliza de manera subjetiva. Este uso concreto lo ha amnistiado el Panhispánico, pero es por casualidad. Con "jueza" aún no hay amnistía popular).

Los argumentos más elaborados lingüísticamente obligan a buscar contraargumentos, aparte de contextos efectivos de uso, recogida de datos, etc.

Curiosamente la oposición a "jueza" viene mayormente de varones en principio progresistas, aunque también se encuentra en mujeres. Por ejemplo, se argumenta que "la lengua no es sexista sino lo que hacemos con ella", algo que se podría decir de cualquier cosa. Todo es "lo que hacemos con ello".

(Aunque de aquí sí parece desprenderse que los usos establecidos del género en la lengua sí le parecen a la autora sexistas- o sea, que el masculino genérico sí es sexista siempre. Aunque quizá interpreto yo demasiado su postura. En la sesión de la tarde, abogará la conferenciante por el uso no marcado del lenguaje cuando tenga valor genérico).


Otras veces se usa el argumento de que los razonamientos feministas sobre el lenguaje adecuado son "propuestas forzadas" para influir en la realidad a través del lenguaje. Se dice que el lenguaje debería seguir un cambio previo en la realidad. Argumenta Vigara que la realidad ya ha cambiado, o sea que la realidad ha cambiado pero seguimos aferrados a estos femeninos. (Yo aún diría más: que el lenguaje es parte de la realidad, y que cambiar el lenguaje es cambiar parte de la realidad).

El caso de Arturo Pérez Reverte, como gran enemigo de la corrección política feminista en el lenguaje y de cosas como "juezas": proporciona Pérez Reverte muchos ejemplos de argumentación irritada contra la variación femenina en el lenguaje. Dani Martín también.

(Aquí se está contraatacando al artículo aquel de Pérez Reverte contra la política de lenguaje no sexista de la Universidad de Zaragoza).

También está la idea propuesta a veces de que lo sexista es marcar la diferencia de sexos y no lo contrario. El argumento a "las personas cultas e inteligentes" es subjetivo, como hemos visto. A veces se dice que se usa el femenino para discriminar a las propias mujeres. Y de hecho hay veces esto es rigurosamente cierto, otras veces lo contrario.out of the frame

El caso de "el médico", uso buscado por las mujeres médico. Especifican ellas que es "el médico" pero "la doctora". Por extraño que parezca… Estiman al parecer que "la médico" no está todavía socialmente valorado. (Pues ellas sabrán, porque lo de valorarse socialmente las médicos lo tienen bien estudiado, aunque ni la mitad de bien que los médicos). La conferenciante aboga por respetar la manera en que las personas quieren que las llamen, a pesar de la extrañeza personal que pueda producir.

Contra la idea de que sea una reivindicación excesiva y que sólo funciona en una dirección. Si lo que está lleno es el masculino, ¿cómo vamos a reivindicar el masculino? Por eso se reivindica el uso del femenino. Hay algunos casos de reivindicación del femenino correspondiente por los hombres, pero es que el femenino suele estar menospreciado y no invita a la reivindicación en sentido contrario.

Otro argumento usado con frecuencia es la autoridad de la RAE. Por eso es importante que se incorporen estos femeninos de profesiones al diccionario de la RAE.

Otras veces se argumenta que el género es puramente lingüístico, que no tiene motivación social—lo cual es obviamente falso. Se dice que es un valor puramente gramatical, que no significa nada… aunque hay argumentos para rebatirlo. Muchas veces se usan para defender el masculino genérico unos argumentos pseudo-lingüísticos, basados en falsas analogías y usos ridículos inventados (las miembras y les miembres y demás...). Pero son argumentos basados en posiciones sociales, nunca neutros.

Se han hecho abundantes pruebas (había escrito yo pruebos) que indican la manera en que los supuestos "neutros" masculinos genéricos sí tienen consecuencias directas en la conceptualización, las presuposiciones y la atención. El masculino genérico no es un neutro, y favorece la percepción de los hombres como la persona que desempeña la función de modo natural.

El test de las tres íes para determinar si un término es adecuado: ¿incorrección, inadecuación social, innecesariedad? La primera, incorrección, atiende a cuestiones como lo de "forzar la gramática", la ya existencia de un género común con forma no masculina, el criterio de la RAE... La inadecuación social se refiere a los casos en que no hay mujeres desempeñando esa actividad en nuestra sociedad. En cuanto a lo innecesario... el femenino puede ser necesario aun si existe un término común precisamente para hacer visibles a las mujeres. En los términos para profesiones en femenino, la ley de primacía cognitiva nos lleva a primar la activación más accesible, o sea la más frecuente. Si hablamos siempre de femenino, activamos el femenino. Si no, el masculino: esto provoca la invisibilidad de las mujeres. El lenguaje orienta así la percepción.

¿Cómo se va a generalizar el uso de estos términos de profesiones feminizados si las propias normas orientadoras de las instituciones dicen que no se usen hasta que se generalice el uso?

Yo me quedo con ganas de preguntar si considera la conferenciante que es adecuado oponerse al masculino genérico en todo contexto, desde el punto de vista de una política feminista—y si está a favor no ya de aceptar los usos que van ganando terreno (jueza, etc.) sino de iniciar usos experimentales de una manera un tanto combativa, o por picar al macho ibérico, etc. Provocar debate en estas cuestiones puede ser divertido y productivo; otras puede hacer perder el tiempo, claro, y seguramente no hay una política adecuada para todo momento. Hay que ser estrategas.

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Sábado, 31 de Octubre de 2009 22:36. José Ángel García Landa Enlace permanente. Ideología






Blog de notas de
José Ángel García Landa

(Biescas y Zaragoza)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
"Algo hay en el formato mismo de los blogs que estimula un desarrollo casi canceroso de nuestro ego"
(John Hiler)





Archivos

Temas

Enlaces


http://garciala.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris